Reportajes Viajes y aventuras en la nieve de nuestros visitantes
Última actualización: 02/02/2023 a las 19:41:02 (CET)

Pirineo de Lleida, 11 estaciones para esquiar

Pirineo de Lleida, 11 estaciones para esquiar
Esquí en Baqueira Beret. Foto: Javier Alonso
La cordillera dispone de un conjunto de servicios extenso, pensado para la actividad en la montaña, perfecto para vivir con familia y amigos. Entre cimas, valles y paisajes de ensueño, estos lugares abren sus puertas más allá de la oferta de nieve.

CONTENIDO PATROCINADO

 

El Pirineo de Lleida es un territorio para descubrir en familia. Gracias a la nieve, ha desarrollado un modelo de vida y ocio con multitud de servicios en torno a las actividades de invierno que practican y de las que disfrutan pequeños y mayores.

Desde los que se calzan unos esquís por primera vez hasta los más experimentados, el esquí permite vivir experiencias juntos. La nieve ha estado siempre presente en estas montañas y hace más de un siglo los primeros pirineistas empezaron a cruzarlas. Así se sembró la semilla de lo que hoy en día es una sociedad que vive en torno a la montaña y la nieve como motor económico hasta convertir al Pirineo en un destino de referencia.

La cordillera fronteriza, con cimas que superan los tres mil metros, está formada en la parte del Pirineo de Lleida por las comarcas de la Alta Ribagorça, el Pallars Jussà, el Pallars Sobirà, el Alt Urgell, el Solsonès, la Cerdanya y el territorio de la Val d'Aran.

Alejada de grandes focos urbanos, tiene en el paisaje y la tradición sus principales valores. Y es que sus bosques, ríos, caminos y gente mantiene un carácter rural. Una forma de hacer que se ha adecuado a la nieve y el frío, sobre todo en invierno, para evolucionar a lo largo de los siglos de la subsistencia a un modelo de vida pensado para disfrutarlo en primera persona.

La biodiversidad del Pirineo permite vislumbrar una panorámica de montañas con vegetación eurosiberiana, con robledales, hayedos y bosques de ribera, y una flora boreoalpina, con abetares y pinares. La diferencia de altura del terreno junto al clima atlántico y el mediterráneo continental dibujan una postal cambiante, un reclamo para los amantes de la naturaleza, los paisajes y los espacios abiertos.

Dos de los principales atractivos en este sentido son el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, el único Parque Nacional de Catalunya, y el Parque Natural del Alt Pirineu. Sin duda, lugares fantásticos para todo tipo de público, pero sobre todo para el turismo familiar.

Once razones para esquiar

Hasta once estaciones de esquí forman la radiografía del Pirineo de Lleida. Más de 500 kilómetros esquiables se distribuyen en seis estaciones de esquí alpino y cinco nórdico. Esta variedad permite disfrutar del esquí como deporte rey del invierno con la máxima seguridad, atención y todos los servicios necesarios.

El esquí alpino se constituye a través de Baqueira Beret, Boí Taüll, Port del Comte, Tavascan, Espot Esquí y Port Ainé. Entre todas ellas suman más de 350 kilómetros de dominio esquiable, una de las ofertas más atractivas de Europa.

Los refugios del Pirineo se esconden entre bosques y montañas como lugar de bienvenida para los amantes del esquí nórdico: Sant Joan de l'Erm, Tuixent-la Vansa, Virós-Vallferrera, Lles de Cerdanya y Aransa suman cerca de 150 kilómetros de circuitos de esquí de fondo, a los que hay que añadir los más de veinte que aportan Beret y Tavascan.

Además, para pasear en raquetas de nieve hay un total de 180 kilómetros marcados para esta modalidad.

La comunión con la naturaleza siempre está presente en el Pirineo. Este año, las cinco estaciones de esquí nórdico de la demarcación de Lleida estrenan cinco itinerarios ecoturísticos. Estas rutas, que durante el invierno se pueden realizar con raquetas y en verano practicando senderismo, amplían la oferta complementaria del esquí. Algunas están concebidas para divulgar la fauna y la flora y otras dan a conocer la vida y tradiciones de la zona como los pastos, los aprovechamientos silvícolas, las antiguas rutas de comunicación o el encanto de sus pueblos.

esquí de montaña en el Pirineo de Lleida
esquí de montaña en el Pirineo de Lleida

Boí Taull. Foto: Iolanda Sebé

Esquí en el Port del Comte. Foto: Ricard Badia

 

 

Conocer la montaña con esquís

Sin embargo, en los últimos tiempos hay que hablar de una nueva modalidad de deporte de invierno, el esquí de montaña. Se trata de una disciplina que tiene sus orígenes en los países nórdicos, como una forma de relacionarse con la naturaleza en invierno, basada en travesías para coronar cimas o enlazar refugios.

Hoy en día se ha potenciado como deporte y vive un boom entre deportistas experimentados, ya sea porque han esquiado toda su vida o porque lo combinan con la bici y el trailrunning en verano. Este crecimiento ha llegado al Pirineo leridano; si el pasado año la estación de Boí Taüll ya acogió los Campeonatos de Europa, este año lo hará con los Mundiales de esquí de montaña.

También llamado skimo, comporta un conocimiento del medio y del material clave para la práctica deportiva. Hay que saber utilizar un dispositivo de detección de víctimas de aludes, realizar una cata de nieve, utilizar una sonda o una pala y estudiar las rutas. Es decir, una formación que implica por encima de todo la gestión de riesgos.

Y es que entre los amantes del esquí de montaña no solo están los que salen fuera de los complejos deportivos. También ha surgido un nuevo usuario que entrena dentro de la estación para aprovechar la nieve pisada para prepararse con condiciones duras de cara a competiciones. Para evitar conflictos con los esquiadores de alpino, es habitual verlos subir por los laterales de las pistas.

esquí de montaña en el Pirineo de Lleida
El esquí de travesia permite conocer la montaña en invierno. / Patronat Turisme de Lleida

 

Cultura y carácter rural

La cultura del Pirineo es un espejo de sus gentes y tradiciones. Desde la época romana con los baños termales, el patrimonio medieval o la gastronomía, museos y la observación de animales o astronómica, todo está ideado para convivir con la montaña y un hambre insaciable de subir cumbres.

A través de sus baños termales, el Pirineo es uno de los mejores testigos de la época romana. Diferentes municipios disponen de centros termales aprovechando aguas sulfurosas y de la montaña tal y como se hacía dos mil años atrás. Los romanos fueron los primeros en aprovechar las propiedades saludables y revitalizantes de las aguas minerales procedentes de las profundidades de las placas tectónicas.

Algunos ejemplos se encuentran en los balnearios de Caldes de Boí, los Banhs de Tredòs, las aguas termales de Arties, las termas de Les, el balneario de Sant Vicenç o también fuera del Pirineo el balneario Iberik Rocallaura en Vallbona de les Monges, en la comarca del Urgell.

Más de dos millones de personas han visitado las iglesias románicas del Valle de Boí desde que se incluyeron en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO hace 22 años. Este conjunto medieval de los siglos XI-XII deslumbra por su excelente estado de conservación.

Está formado por ocho iglesias y una ermita, entre las que destaca Sant Climent de Taüll con el mapping de su pantocrátor. Santa María de Taüll, Sant Joan de Boí, Santa Eulalia de Erill el Valle, San Feliu de Barruera, la Natividad de Durro, Santa María de Cardet, la Assumpció de Cóll y la ermita de Sant Quirc de Durro completan este tesoro pirenaico.

Románico de la Vall de Boí
Montgarri. Naut Aran. Val d'Aran. Foto: Davide Camesasca
Románico de la Vall de Boí
Románico de la Vall de Boí
Románico de la Vall de Boí

Iglésia de Sant Climent de Taull. Fotos: Marisa Tartera y Francesc Tur

Románico de la Vall de Boí
Iglesia de Sant Just i Sant Pastor de Son. Al fondo, en primer plano la montaña del Sequer y detrás la Serra de Campirme. Foto: Oriol Riart


La cocina del Pirineo se elabora con paciencia, a fuego lento. Recetas milenarias, que combinan gustos con personalidad y aromas potentes, son la base de la gastronomía de montaña. A lo largo de la historia, la gente de estas alturas ha necesitado mucha energía para trabajar en la nieve y en los bosques. Una tradición que hoy se mantiene presente con las últimas innovaciones culinarias.

Además, la amplia oferta de bares y restauración también es un espejo de la vida rural a través de sus platos y cartas. Asimismo, cada vez proliferan más negocios que apuestan por la cultura de tapas con productos de la tierra. Caza, setas, quesos y embutidos son algunas catas. Pero también destacan la ternera de los Pirineos Catalanes, con denominación de origen, el pollo de payés, la tortilla de río, los patés, la escudella y carne de olla, la olla aranesa y el trinchado. Un amplio abanico de delicias que pueden degustarse en una gran variedad de ferias y muestras durante todo el año.

Quienes tienen el paladar entrenado para los aromas sabrán valorar la calidad y personalidad de un vino de la DO Costers del Segre. Esta denominación de origen está formada por siete territorios situados a lo largo de la cuenca del río Segre y el Pirineo. Esta región vinícola tiene una tradición de años en la espalda que casa con la innovación para conseguir un producto sostenible de primer nivel. Es habitual que los restaurantes y bares del Pirineo leridano ofrezcan y promocionen vinos de estas tierras.

Pueblo del Pirineo de Lleida
Pueblo de Llessui. Foto: Rafael López-Monné

 

Admiración de la naturaleza silvestre

Otro de los principales valores del Pirineo es su fauna. En primavera es habitual ver amantes de la naturaleza en algunos espacios clave de estos territorios, sobre todo Val d'Aran, para ver y fotografiar osos que salen de las cuevas después de hibernar durante meses.

También es propio de estas alturas que los aficionados a la ornitología hagan rutas por la montaña para observar un sinfín de aves, entre las cuales especies tan atractivas como el quebrantahuesos, el buitre leonado, el buitre negro, el alimoche, el quebradillas o la llucareta.

Por otro lado, la berrea del ciervo es otro de los espectáculos que atraen más curiosos al Pirineo leridano. Típico del otoño, este cántico animal es el reclamo de los machos frente a un grupo de hembras para reproducirse.

Otra observación destacable en el Pirineo es la de las estrellas. El Parque Astronómico Montsec, situado en las afueras de Àger, en el Prepirineo entre las comarcas de la Noguera y el Pallars Jussà, es uno de los mejores miradores para ver los astros y el cielo nocturno. Y es que la sierra del Montsec está reconocida por la Fundación Starlight como uno de los lugares del mundo con condiciones excepcionales para la observación astronómica, por su meteorología y la baja contaminación lumínica.

También el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, uno de los espacios naturales protegidos mejor conservados del sur de Europa, ostenta la misma certificación de Destino Turístico y Reserva Starlight. Otros lugares para los amantes de las constelaciones y el universo son los miradores astronómicos de Espot, Vilaller y Vall de Boí.

Reserva Starlight
La observación de las estrellas en el Pirineo. Foto: Ricard Badia

Los valores naturales y la etnología pirenaica son todo un orgullo para su sociedad. Así lo muestran a través de cincuenta museos repartidos por las comarcas.

El Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici es el espacio natural más importante de la geografía catalana y tiene espacios didácticos para divulgar su riqueza natural. Hay dos museos que nos hablan de la tradición fluvial de navegar por los ríos de los almadieros: el de Coll de Nargó, en el Alt Urgell, y el de La Pobla de Segur, en el Pallars Jussà.

O incluso para los amantes de la fauna, el Museo de las Mariposas de Cataluña, en el Pallars Sobirà, les parecerá un espacio magnífico. En el Pallars Sobirà destacan la Casa del Oso Moreno de los Pirineos, situada en Isil, y el Ecomuseo de los Valles de Àneu, en Esterri, que muestra cómo era la casa típica pallaresa.

En Solsona, se ubica el Museo Diocesano, que custodia una valiosa colección de arqueología y arte sacro. Y en la Cerdanya, en Bellver de Cerdanya, se puede visitar la antigua acequia, el equipamiento industrial destinado al secado de piñas prácticamente único en el estado, ha reabierto sus puertas como espacio cultural con el Museo del Bosque. El espacio museístico estrella de la Val d'Aran es el ecomuseo Çò de Joanchiquet, en el pueblo de Vilamòs, ya que refleja cómo vivían los araneses antes de la llegada de la electricidad o del turismo. En el pueblo de Unha destaca el Museo de la Nieve, para conocer la importancia de la nieve como oro blanco.

Pueblos de cuento

A pesar del despoblamiento que se ha vivido en las últimas décadas en los espacios de montaña, los pueblos del Pirineo han sabido mantener su carácter rural, como modo de vida y atractivo para visitantes. La mayoría de municipios no superan el millar de habitantes y andar por ellos es la mejor manera de probar su historia.

La esencia del románico se respira a lo largo de la Alta Ribagorça, pero Taüll tiene un significado especial, ya que fue el primer núcleo en ser catalogado como 'Pueblo con Encanto' por la Agència Catalana de Turisme.

En la Val d'Aran, también encontramos con la misma certificación el pueblo de Arties. Otro de los pueblos más visitantes de la Val d'Aran es Bagergue, considerado uno de los pueblos más bonitos del Pirineo catalán y de toda Cataluña. con nuevas construcciones que conservan la esencia local y se combinan con casas más antiguas, y en la parte más baja del valle, Canejan y Bausen son un ejemplo de la vida de antes con la piedra como protagonista.

Farrera se encuentra en el Pallars Sobirà ya través de sus iglesias y casas desprende un aroma tradicional.

En el Pallars Jussà, el agua es protagonista tanto en Llimiana, situado sobre una colina, con el pantano de Terradets de fondo, como en Salàs de Pallars, con el embalse de Sant Antoni.

En el Alt Urgell, Os de Civís se encuentra junto a Andorra y tiene un encanto único, así como otros pequeños núcleos llenos de encanto y vistas edénicas: Aristot, Ansovell y Bescaran.

En la Cerdanya leridana, el paisaje de alta montaña adquiere un significado especial en Bellver de Cerdanya y Prullans.

El Port del Comte y el pantano de la Llosa del Cavall forman el entorno natural de Sant Llorenç de Morunys, en el Solsonès, donde también se encuentra el antiguo pueblo de Riner, con diez casas abandonadas a orillas del río Negre y una torre medieval del siglo XII, de dieciséis metros de altura.

La gente del Pirineo ha sabido sacarle partido a la montaña a través de sus tradiciones y forma de vivir. Un territorio que mantiene su carácter a través de sus pueblos y su entorno natural. Se trata de una sociedad que convive con el frío del invierno y la calidez del verano. Todo para crear un tejido potente de servicios y ocio hacia la nieve, los paisajes y caminos para convertirse en montañas de referencia.

Autor: Iñaki Delaurens

Actividades en el Pirineo de Lleid

Actividatdde raquetas en la Vall de Cabanes. Pallars Sobirà. Foto: Josep Barbero

Actividades en el Pirineo de Lleid
Actividades en el Pirineo de Lleid

Refugio de l’Arp. Estación de esqui Tuixent – La Vansa y Cau de Llops. Estación de esquí Port del Comte - La Vall de Lord. Fotos: Ricard Badia

 

 

 

CONTENIDO PATROCINADO

Artículos relacionados:


3 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    09/01/2023 14:50
    #1
    Gracias por el artículo. Yo soy muy hooligan de les Valls d'Àneu, sigo pensando su toque decadente es único en todo el pirineo!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    09/01/2023 17:13
    #2
    El Pirineu de Lleida es fantástico en cualquier época del año :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    11/01/2023 17:10
    #3
    es un sitiazo, sea contenido patrocinado o no! :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de nevasport.com. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Lo más leído:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x