Noticias La actualidad más blanca de la red
Última actualización: 24/04/2024 a las 18:29:00 (CET)

Qué ofrece el Pirineo de Lleida en tus vacaciones de esquí y montaña

Qué ofrece el Pirineo de Lleida en tus vacaciones de esquí y montaña
Centro de esquí de Lles de Cerdanya. Foto: Lles de Cerdanya
Estas montañas combinan esquí, naturaleza y cultura con todo tipo de servicios y facilidades para vivir una experiencia plena con amigos y familiares, que seguro cumplen todas las expectativas en un entorno mágico.

Desde que se empezó a descubrir por forasteros a finales del siglo XIX, el Pirineo se ha convertido en un polo de atracción y experiencias. Como hoy en día, para conocer sus secretos había que calzarse unos esquís en los pies. Se trata de un escenario rodeado de nieve en invierno que con el paso del tiempo se ha convertido en un destino de referencia para disfrutar con familia y amigos.

La fórmula del éxito de esta sociedad de montaña se basa en un modelo de vida con toda clase de servicios y facilidades, que gira en torno a la nieve y sus paisajes de cuento. La Alta Ribagorça, el Pallars Jussà, el Pallars Sobirà, el Alt Urgell, el Solsonès, la Cerdanya y la Val d'Aran configuran este territorio con un potencial que luce su máximo brillo en los meses de invierno.

Esquí para todos los gustos

Tanto si eres de esquí alpino, nórdico o de montaña, el Pirineo de Lleida es tu sitio. Sus 11 estaciones de esquí suman más de 500 kilómetros esquiables equipados con todos los servicios para vivir una experiencia en la nieve con máxima seguridad e información. La digitalización en todos estos complejos facilita el aprendizaje, así como el conocimiento del estado de las pistas y del tiempo u otros servicios, sean de alquiler o restauración.

Las seis estaciones de esquí alpino son Baqueira Beret, Boí Taüll, Port del Comte, Espot Esquí, Tavascan y Port Ainé. Ofrecen más de 350 kilómetros esquiables, haciendo de esta demarcación una de las más atractivas de Europa y pionera en el Estado, con una oferta y tradición de nieve muy arraigadas.

Los complejos de esquí nórdico conviven en medio del paisaje a través de refugios de montaña. A lo largo de cinco estaciones de nórdico, los visitantes pueden aventurarse en el bosque pirenaico e incluso observar algún corzo o el famoso urogallo. Los itinerarios, ideados para realizar con esquís de fondo o raquetas, se han diseñado para dar a conocer la flora y fauna de este escenario. Es así como Sant Joan de l’Erm, Tuixent-La Vansa, Virós-Vallferrera, Lles de Cerdanya y Aransa suman 150 kilómetros de esquí nórdico y también hay circuitos de raquetas que suman un total de 140 kilómetros.

Esta modalidad nórdica de esquí, además de ser un deporte muy completo, es una forma muy popular para realizar los primeros deslizamientos sobre la nieve para los más pequeños. Es una modalidad que entre los usuarios más experimentados suele evolucionar en el skimo, que permite enlazar cimas y refugios cruzando parajes naturales pintados de blanco.

El esquí de montaña ha crecido en el Pirineo en los últimos años sobre todo con la celebración del campeonato de Europa y los Mundiales en la estación de Boi Taüll. Se trata de una cita mundial que el pasado invierno llevó a la Alta Ribagorça a los mejores esquiadores de la disciplina de todo el orbe y que este año tiene continuidad con la celebración de dos pruebas de la Copa del Mundo, sprint y relevos mixtos, en la estación ribagorzana.

Otra variante del esquí convencional que ha vivido un crecimiento es el freeride. Esta es una modalidad que sale de las pistas en busca de nieve polvo y bajadas solo aptas para los más experimentados. Como el esquí de montaña, implica tener unos conocimientos amplios del entorno, la meteorología, el estado de la nieve y el diseño de rutas, o, en su caso, ir acompañado de guías profesionales. Este año y por tercero consecutivo, Baqueira Beret se convierte en sede del Freeride World Tour, el campeonato mundial de esta disciplina, que transforma la estación de Aran y las Valls d'Àneu en un espectáculo deportivo de primer nivel.

Freeride en Baqueira Beret

Baqueira Beret se ha convertido en meca del freeride en el Pirineo. @Davide Camesasca

Las estaciones de esquí enfocan su viabilidad futura pensando también en el verano. Es así como la mayoría diversifican sus servicios y cuando la nieve se derrite ofrecen otras opciones como circuitos de bicicleta de montaña, itinerarios para senderistas, carreras de orientación o incluso rutas a caballo. Los complejos trabajan para ofrecer el máximo de posibilidades a los visitantes con el cambio climático siempre presente. Así, respetando la sostenibilidad, garantizan gracias a la innovación y la inversión que, pese a haber nevadas más discontinuas, la nieve se mantenga con la mejor calidad.

Un legado cultural lleno de historia

La cultura es otro de los rasgos característicos del Pirineo. Su herencia medieval permite ver iglesias a lo largo de estas montañas con un claro carácter románico y también más tardías, del gótico. Pero si hay algunas que destacan por encima de todas son las que encontramos en el románico de la Vall de Boí. Su excepcionalidad se da por la concentración de ocho iglesias y una ermita, de un mismo estilo arquitectónico, en un espacio muy reducido.

Desde que en 2000 entró a formar parte de la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, más de dos millones de visitantes han conocido este pequeño tesoro del Pirineo. El templo más visitado de este legado de la familia feudal de los señores de Erill es Sant Climent de Taüll, con el mapping de su pantocrátor original. Este año se celebran los 900 años de la consagración de las iglesias de Sant Climent y Santa Maria de Taüll, con un programa de actividades que comienza el fin de semana del 9 y 10 de diciembre, coincidiendo con la fecha de consagración de los templos.

Otro rasgo destacable del Pirineo es su tradición termal. Es una herencia directa de la época romana que los franceses explotaron a finales del siglo XIX por las propiedades curativas y saludables de estas aguas. Son aguas sulfurosas que provienen de las profundidades de las placas tectónicas llenas de minerales. La oferta es amplia y con todos los servicios y tratamientos imaginables, sobre todo para el cuidado de la piel. Así, encontramos el balneario de Caldes de Boí, los Banhs de Tredòs, las termas Baronía de Les, el balneario de Sant Vicenç o el hotel balneario Iberik Rocallaura, en el Urgell, que pese a no estar en el Pirineo se encuentra dentro de la oferta termal de la demarcación.

El románico de la Vall de Boí. @Oriol Riart

Museos de la vida pirenaica

Los museos permiten contemplar la vida en el Pirineo tiempo atrás. Escondidos entre estas montañas encontramos cerca de cincuenta espacios museísticos, muchos de ellos integrados en la Red de Museos del Pirineo y Aran.

En la Val d'Aran el ecomuseo Çò de Joanchiquet muestra las costumbres y formas de vivir basadas en la agricultura y ganadería de los araneses antes de la llegada de la electricidad. También en Aran, en el pueblo de Unha se encuentra el Musèu dera Nhèu, con una exposición permanente para entender la importancia de la nieve en estas montañas con material interactivo y documentos históricos. El ecomuseo de las Valls d'Àneu, en Esterri, sigue un estilo parecido, mostrando cómo era la típica casa pallaresa y la vida de sus vecinos.

Museu dera Nheu
Museu dera Nheu
Museu dera Nheu

Museu dera Nhèu

Situado en el conjunto catedralicio de La Seu d'Urgell, el Museo Diocesano de Urgell agrupa un interesantísimo conjunto artístico procedente de las diferentes parroquias del obispado de Urgel con una colección de objetos de arte litúrgico y religioso que abarcan desde el siglo X hasta el XVIII. Con más de cien años de vida y situado en el palacio episcopal de la capital del Solsonès, el Museo Diocesano y Comarcal de Solsona reúne colecciones de patrimonio histórico y artístico desde el neolítico hasta el siglo XX de los territorios que integran el obispado de Solsona.

En Coll de Nargó (el Alt Urgell) y La Pobla de Segur (el Pallars Jussà) hay dos espacios que hablan de los almadieros y permiten conocer esta tradición fluvial de navegar por los ríos sobre barcas hechas de troncos. El Museo de Caminos de Vall de Siarb (el Pallars Sobirà) es la reserva viva de senderos del Pirineo: un entramado de caminos, senderos, cruces, márgenes y construcciones que se han mantenido y recuperado de forma comunitaria para convertirlo en un museo al aire libre.

A lo largo de todo el Pirineo encontramos centrales hidroeléctricas, testimonio de una revolución industrial que llevó a mucha gente a trabajar en estas montañas. En este sentido, el Museo Hidroeléctrico de Capdella es un equipamiento que muestra el trabajo y la función de las centrales en la primera mitad del siglo XX para generar una reflexión sobre el territorio y el patrimonio industrial y cultural de la Vall Fosca.

El Museo de las Trementineras, en Tuixent (el Alt Urgell), explica la tradición de estas mujeres que se dedicaban a recolectar hierbas y aceites de esta zona pirenaica para hacer remedios medicinales y comercializarlos por toda Cataluña con la finalidad de tratar y curar todos los males. Por otra parte, el Parque de los Búnkeres de Martinet i Montellà de Cerdanya permite experimentar y entender un tiempo de guerras a través de un montaje innovador, basado en diferentes audiovisuales, y actividades para conocer unos setenta búnkeres.

Museu

Museo de la vida tradicional en el Pirineo de Lleida

 

Privilegio natural

El techo de esta cordillera supera los tres mil metros de altura. Esto hace que amantes de la montaña de todo el mundo suban este muro, no solo como practicantes de alpinismo o esquí de montaña, sino también para respirar y admirar su naturaleza. El Pirineo permite observar abetos y pinos negros muy cerca de chopos, hayas y robles.

Este paraíso natural se basa en la diferencia de altura en un lugar en el que hacen frontera los climas mediterráneo y atlántico. Así pues, el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, el Parque Natural del Alt Pirineu y el Parque Natural del Cadí-Moixeró son el mejor ejemplo de estas montañas donde convive también una fauna diversa y particular. Además, uno de los territorios más icónicos del Pirineo como la Val d'Aran está a punto de convertirse en Reserva de la Biosfera, tras ser aceptada su candidatura por la UNESCO.

Rebecos, osos, ciervos, jabalíes, ardillas, pájaros carpinteros, águilas, carrascos espinosos o truchas son algunos de los animales que se pueden ver en el Pirineo. La berrea del ciervo, la búsqueda de pájaros o el fin de la hibernación de los osos atraen a un gran número de curiosos. Por suerte los amantes de los animales también pueden conocerlos de cerca en lugares donde viven en semilibertad como el Aran Park (Bossòst), el Zoo del Pirineo (Odèn) o MónNatura Pirineus (Alt Àneu).

Isard al Pirineu de Lleida

Puig de les Morreres. Port del Comte - La Vall de Lord. @Ricard Badia

Con altitudes entre los 1.200 y los 3.000 metros, el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici está formado por un conjunto espectacular de picos, crestas, bosques, lagos y saltos de agua. Se trata de un pequeño edén en la tierra que es el único Parque Nacional en Cataluña y se extiende por hasta cuatro comarcas: la Alta Ribagorça, el Pallars Sobirà, el Pallars Jussà y la Val d'Aran. Cada vez son más los curiosos que realizan rutas con guías de montaña por este lugar, sea con esquís de montaña o con raquetas.

Los dos Parques Naturales del Pirineo leridano han obtenido recientemente la acreditación de la Carta Europea de Turismo Sostenible en espacios protegidos (CETS), comprometiéndose a aplicar los principios del turismo sostenible. Uno es el Parque Natural del Alt Pirineu, situado en el Pallars Sobirà y el Alt Urgell, y es el espacio natural protegido más extenso de Cataluña. Con una superficie de casi 80.000 hectáreas, en él se encuentra la cima más alta de todo el territorio catalán, la Pica d'Estats (3.143 m), y otras emblemáticas como el Monteixo (2.905 m), así como un sinfín de senderos por recorrer tanto en invierno como en verano. Es un territorio que destaca por los extensos pastos mantenidos para el ganado y animales emblemáticos como el urogallo, el quebrantahuesos o el oso pardo.

El otro es el Parque Natural Cadí-Moixeró, que tiene en el Vulturó (2.648 m) su cima más alta, en el Alt Urgell, y es una zona llena de aficionados al alpinismo. Este lugar es un espacio natural ideal para la observación de aves como los pájaros carpinteros, los treparriscos o el verderón serrano, así como los famosos urogallos, el rebeco y la perdiz pardilla, entre otros muchos animales.

Pirineo de Lleida
Pirineo de Lleida
Pirineo de Lleida

El Pirineo de Lleida da cabida a un Parque Nacional y dos Parques Naturales. @Davide Camesasca

 

Gastronomía y après-ski

La gastronomía atrae a visitantes de todas partes y en el Pirineo lo saben bien. La oferta de restauración es extensa, con comidas propias de la cultura de montaña. A su cocina tradicional hecha a base de carnes potentes para tener energía frente al frío, hay que sumarle la innovación culinaria para disfrutar de auténticas delicias. Carne de caza y de campo, con legumbres, setas, quesos, embutidos y verduras de la zona, hacen que no quieras levantarte de la mesa. Para elegir, ternera de los Pirineos Catalanes, con denominación de origen, pollo de campo, trucha, patés, olla aranesa o el trinxat.

Los amantes del vino pueden degustar la calidad y personalidad de los caldos de la DO Costers del Segre. Esta denominación de origen está formada por siete territorios situados a lo largo de la cuenca del río Segre y el Pirineo. Se trata de una región vinícola con una tradición de años a la espalda que casa con la innovación para conseguir un producto sostenible. Es habitual encontrarlos en las cartas de los restaurantes y bares del Pirineo leridano.

Más allá del amplio abanico de productos de kilómetro cero que se pueden descubrir en la gran variedad de ferias que hay durante todo el año, en el Pirineo leridano han proliferado negocios que apuestan por la cultura de tapas con productos locales. Esto no solo da pie a que gente de la zona salga al anochecer con amigos y familiares para 'tapear', sino que también alimenta las actividades de après-ski entre los visitantes, es decir, el ocio después de esquiar, haciendo que la experiencia en la nieve y la montaña no se termine hasta la noche.

Gastronomía del Pirineo
Gastronomía del Pirineo
Gastronomía del Pirineo

El Pirineu de Lleida ofrece una variada gastronomía. @Iolanda Sebé


La admiración del cielo nocturno

Uno de los valores que cobran cada vez más importancia en nuestra sociedad es la calidad del cielo. En este sentido, la observación astronómica atrae a curiosos.

La sierra del Montsec, en el Prepirineo, ha sido reconocida por la Fundación Starlight como un lugar con excepcionales condiciones de observación astronómica. Por eso el Parque Astronómico Montsec se ha renovado recientemente y cuenta con el Ojo del Montsec. Se trata de una instalación equipada con un sistema de proyección 3D full dome-360, el mayor formato audiovisual del mundo, donde ver los astros muy de cerca.

El Pirineo dispone de otros lugares para los seguidores de la astronomía, como son los miradores astronómicos de Espot, Vilaller y la Vall de Boí, así como el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, reconocido internacionalmente como Destino Turístico y Reserva Starlight (UNESCO). A todos estos hay que sumar dos nuevos, uno en Port Ainé dentro de las acciones que lleva a cabo el Parque Natural del Alt Pirineu para ser declarado como Punto de Referencia de la Calidad Lumínica, certificación otorgada por la Generalitat de Catalunya, y el otro en el castillo de Lladurs para convertirse en uno de los puntos de referencia turística del Solsonès.

Cielos nocturnos en el Pirineo de Lleida
Cielos nocturnos en el Pirineo de Lleida

El Pirineo de Lleida se disfruta también por la noche. @Ricard Badia

Pueblos premiados

La entidad 'Los pueblos más bonitos de España' ha sumado recientemente otros tres pueblos del Pirineo de Lleida a su lista privilegiada. Si hasta ahora solo figuraba en ella la villa aranesa de Bagergue, ahora se incluyen las vecinas Arties y Garòs y la ribagorzana Durro. Con este reconocimiento potencian su promoción turística con una distinción que solo ostentan cinco pueblos de toda Cataluña, cuatro de ellos en la demarcación de Lleida.

En Arties, el templo de Santa Maria es uno de sus grandes atractivos, así como la torre y capilla de la Casa de los Portolà y los baños termales. Garòs también destaca por su iglesia, con un Cristo de madera, el adoquinado de sus calles y una tranquilidad envidiable. Con su iglesia de la Nativitat y la ermita de Sant Quirc de Durro, este pueblo se caracteriza por su espíritu medieval del románico. Todos se suman a Bagergue, el núcleo más alto de Aran a 1.419 metros, que cuenta con una quesería, casas y calles de cuento hechas a base de piedra pirenaica y montañas llenas de colores.

Por otro lado, en la zona del Pirineo leridano, también el pueblo de Arties en la Val d'Aran, así como el de Taüll en la Alta Ribagorça, forman parte de la marca ‘Pobles amb Encant’, una distinción otorgada por la Agencia Catalana de Turismo (ACT) dirigida a núcleos de menos de 2.500 habitantes con una conjunción de aspectos y elementos arquitectónicos, urbanísticos, patrimoniales, medioambientales y turísticos. Fuera de la zona del Pirineo, el pueblo de Montsonís, en la Noguera, también cuenta con el sello de ‘Pobles amb Encant’ en la demarcación de Lleida.

Es por eso que todas aquellas personas amantes de la montaña y del deporte blanco, así como aquellas otras que buscan la tranquilidad que les ofrece la naturaleza disfrutando de la cultura y el patrimonio, de los pueblos con encanto, así como de una gastronomía de calidad, lo encontrarán todo en estas montañas del Pirineo. "Acércate a Lleida. Vive el Momento". No encontraréis un sitio mejor para hacerlo.

Fotos de pueblos en el Pirineo de Lleida
Fotos de pueblos en el Pirineo de Lleida
Fotos de pueblos en el Pirineo de Lleida
El Pirineo de Lleida tiene algunos de los 'Pueblos más bonitos de España'. @Oriol Rialt

Más información en https://www.aralleida.cat/es/

2 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    15/01/2024 14:10
    #1
    Recorrido completo por las maravillas del Pirineo Leridano. Dan ganas de ir a vivir alli ¡
    Gracias por el artículo

    karma del mensaje: 30 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • Ax
    Ax
    #2
    Fecha comentario:
    15/01/2024 15:24
    #2
    Sería un lugar ideal para pasar unas vacaciones y desconectar como explica el publirreportaje si no fuera por la propaganda nacionalista y política que ensucia determinados pueblos. De camino a Baqueira desde Barcelona paso cada fin de semana por Tremp, La Pobla de Segur, Gerri de la Sal -que parece un pueblo del Tercer Reich-, Sort… Mientras expongan en el espacio público pintadas de odio, postes con esteladas, lazos amarillos, “Som República” y demás proclamas políticas, no paro ni a echar gasolina. Muchos somos los que no hacemos turismo ahí y no paramos por eso. El que simpatice, que vaya. Los demás tenemos muchos destinos alternativos donde no tener que soportar ese ambiente.

    karma del mensaje: 4 - Votos positivos: 4 - Votos negativos: 4


Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de nevasport.com. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Lo más leído: