Diagonales excesivas

Diagonales excesivas
El mejor regalo que se le puede dar a un principiante es hacerle ver que, por medio de la presión, puede aumentar la fricción y controlar la velocidad.
10291
1

La diagonal es uno de los recursos para enseñar a esquiar aparte de, obviamente, una manera de atravesar la pendiente de un lado al otro. Para trabajar de forma analítica con los alumnos, puede ser bastante útil si queremos reforzar el apoyo en el esquí exterior con todos sus ejercicios asociados (levantar el interior, reunir, angular la cadera, etc.). Con todo, abusar de las diagonales es bastante contraproducente y hasta peligroso, sin embargo, veo con preocupación cómo en plena segunda década del siglo XXI, decenas de profesores esquían con grupos enormes en interminables y peligrosas diagonales, que roban tiempo de esquí y diversión a sus alumnos.

No decimos que no haya que hacerlas; decimos que no hay que abusar de ellas, ni mucho menos de su longitud. Por una parte, está el peligro patente en las pistas saturadas. Mucha gente puede tener la sensación falsa de que sus alumnos van más seguros a dos por hora en una enorme diagonal, pero, en realidad, los están exponiendo durante mucho tiempo a que cualquiera que venga de arriba arrase con alguno de ellos. Por mucha razón que se pudiera tener en un eventual accidente, nuestra obligación es evitarlos, en la medida de lo posible, favoreciendo el flujo normal de la pista.

diagonal larga

Las estaciones en la actualidad, por su masificación, no suelen presentar las condiciones ideales que apreciamos en esta foto, para hacer curvas largas o diagonales con los grupos numerosos

Pero aparte está la cuestión educativa: abusar de la diagonal perjudica a los alumnos, como ya argumenté ampliamente en Esquiar con los pies hace ahora catorce años. Al hacer sistemáticamente diagonales, los alumnos pierden la oportunidad de encadenar el final de un viraje con el siguiente, con lo que se les está habituando a un recurso parásito que, además, en el plano, mental, les hace esquiar a la defensiva. Cuando un alumno principiante termina una curva flexionado sus tobillos, está en una posición ideal para extenderse e iniciar la siguiente. Si en ese momento le obligamos a seguirnos en diagonal, inconscientemente se desdoblará y desperdiciará esa extensión para desencadenar otro viraje. Así, cuando tenga que empezar la otra vuelta, probablemente se verá confundido y no encontrará el momento de iniciarla. Le habremos robado la magia del ritmo, de cuyos beneficios también hemos hablado en muchas ocasiones.

El mejor regalo que se le puede dar a un alumno principiante es hacerle ver que, por medio de la presión, puede aumentar la fricción bajo sus esquís y controlar la velocidad. Si les enseñamos a matar la velocidad haciendo diagonales, también le robamos esa percepción de autocontrol por medio de la presión, y lo condenamos a evitar la pendiente, atravesándola peligrosa y erráticamente de un lado al otro. Si queremos que nuestros alumnos se sientan seguros sin enfrentarse a una ladera empinada, o queremos reforzar analíticamente alguna habilidad concreta, no hay problema en hacer como ejercicio diagonales o utilísimas guirnaldas; pero si las evitamos como forma final de esquiar, yendo con ritmo, enlazando una curva tras otra con una transición lo menor posible, el nivel técnico, el de diversión y la seguridad de nuestros alumnos – tal vez también la seguridad del resto de la estación - lo agradecerá.

¡Buenas huellas!

Carolo 2017

10291
1

23 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    03/03/2017 16:07
    #1
    La magia del ritmo !!! :-: :+: :+:

    karma del mensaje: 46 - Votos positivos: 3 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    03/03/2017 16:32
    #2
    #1

    Iba a poner lo mismo:

    " Le habremos robado la magia del ritmo ".

    La mejor frase de la semana para terminarla.

    Muchas gracias Carolo.

    :+: :+:

    karma del mensaje: 50 - Votos positivos: 3 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    03/03/2017 16:38
    #3
    #2 :lol2: :lol2: Es verdad Alvaro, sin ritmo y sin cambios de él, el esquí no sería lo mismo. Espero también adelantarme mañana y ponerme primero las botas :lol2: . Perdón por el troleo :lol2:

    karma del mensaje: 36 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    03/03/2017 16:41
    #4
    #3 Si no te das prisa casi seguro me las pongo yo primero, porque me esperan a las 9 en punto. ;) (Aunque me parece que tú eres de los que están a menos cuarto, jejeje)

    :+:

    karma del mensaje: 29 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #5
    Fecha comentario:
    03/03/2017 16:55
    #5
    Perdón si no viene a cuento por lo de la diagonal ( que también) pero si por lo del robo del ritmo. Llevo años utilizando mas o menos esa expresión para comparar el dinamismo y el ritmo, no carente de esfuerzo y coordinación del bedel frente al esquí "estático" del carving donde una vez se interioriza el movimiento de "posarse" encima de los esquís y meter el canto en la nieve, se pierde el "juego de ritmo continuo" que exige el bedel en el plano horizontal pero también en el vertical. Si a esto le sumamos la " necesidad" de ir obligados por el radio de giro del esquí, pues me atrevo a decir que la diagonal del artículo de Carolo es al esquí como el carving es al bedel.

    karma del mensaje: 34 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

  • #6
    Fecha comentario:
    03/03/2017 17:05
    #6
    #5 Creo que la comparación es bastante buena :+:

    No obstante, en el carving bien hecho se puede hacer una curva larga y progresiva sin quedarse "dormido" en el canto, jaja... En mi artículillo me refiero, sobre todo a esos profesores ausentes y aburridos en la diagonal interminable, mientras los pobres alumnos se dan bastones detrás, para intentar seguirlos

    karma del mensaje: 16 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #7
    Fecha comentario:
    03/03/2017 17:14
    #7
    Pues yo estoy consiguiendo bajar pistas rojas de cara a la pendiente en un espacio relativamente reducido sin ocupar toda la pista como hacia antes, con mayor o menor dignidad, de lo cual estoy orgulloso, decir que si no hubiera dado unas clases no creo que lo hubiera conseguido. SL2.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #8
    Fecha comentario:
    03/03/2017 18:41
    #8
    Qué nivel Maribel! :)

    Así se va uno contento al finde!

    Gracias Carolo!!

    Pepe

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #9
    Fecha comentario:
    03/03/2017 18:59
    #9
    ¡Que bueno leerte de nuevo por aquí!

    :)

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #10
    Fecha comentario:
    03/03/2017 19:06
    #10
    #9 ¡Gracias Sam! Este año estoy que no me llega la camisa al cuello, jaja

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #11
    Fecha comentario:
    03/03/2017 19:16
    #11
    Una aportación plena de verdades. La expresión "la magia del ritmo" es insuperable. :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 10 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #12
    Fecha comentario:
    03/03/2017 21:41
    #12
    #11 ¡Gracias abuelo! ¡Es un halago!

    karma del mensaje: 16 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #13
    Fecha comentario:
    04/03/2017 13:03
    #13
    Como dice el Gran Abuelo, una verdad como un templo

    karma del mensaje: 34 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #14
    Fecha comentario:
    04/03/2017 13:42
    #14
    Suscribo todo y respecto al segundo párrafo pensaba en ello hace un par de fines de semana en Cerler. Algunos profesores llevando grupos en diagonal de extremo a extremo de la pista, formando filas de 8 o 10 alumnos que ocupaban todo el ancho. Apenas facilitando el adelantamiento por los laterales y si uno no debe atravesar por medio del grupo está exponiendo en mucho a quienes van con él y al resto de esquiadores.

    Gran artículo. Un saludo

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #15
    Fecha comentario:
    04/03/2017 14:39
    #15

    Hay personas que tienen habilidades especiales y algunas además, las cultivan con mimo.

    Por eso despiertan la admiración y el respeto ajeno.

    El Maestro Carolo es una de ellas. Lleva muchos años demostrando con humildad y simpatía que se puede hacer fácil lo difícil; que se puede ser didáctico sin ser pedante; que lo complicado puede ser explicado de forma brillante, si, pero amena y asequible.

    Tenía que decirlo, porque nunca podremos pagarle estos artículos que nos regala cada poco.

    Gracias Maestro.

    karma del mensaje: 34 - Votos positivos: 3 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #16
    Fecha comentario:
    04/03/2017 14:55
    #16
    Magnifico Carolo, tengo unas ganas enormes de que podamos coincidir y poder felicitarte en persona. Fiel seguidor de tus artículos que tantísimo ilustran, entretienen y aportan. Infinitas gracias.
    Uno de Graná y residente en Bcn. Un saludo.

    karma del mensaje: 34 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #17
    Fecha comentario:
    04/03/2017 17:04
    #17
    #15 Todo eso sin exagerar paquetiyo, jajaja ¡Gracias amigo!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #18
    Fecha comentario:
    04/03/2017 19:33
    #18
    Genial artículo, con dos vertientes:

    La didáctica y necesaria para disfrutar encima de las tablas, soy incapaz de añadir nada a la excelente exposición de Carolo.

    La de la seguridad en pistas; los grupos siempre han sido un pequeño obstáculo, y todos comprendemos las necesidades de los que están aprendiendo, pero en ocasiones al ocupar toda la pista hay que pararse para no tener un tortazo casi seguro. Con los años casi todos aprendemos a ser pacientes con las circunstancias ajenas que nos hacen cambiar el ritmo, incluso los que de chavales estábamos como las maracas de Machín. Pero en ocasiones hay gente que no es capaz de adaptarse y con estos grupos diagonalizados la galleta está asegurada.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #19
    Fecha comentario:
    04/03/2017 20:48
    #19
    Un artículo lleno de sabios consejos. Y de sentido común, que no es poca cosa. :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #20
    Fecha comentario:
    06/03/2017 00:00
    #20
    :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • JAO
    JAO
    #21
    Fecha comentario:
    06/03/2017 13:28
    #21
    Buen artículo Maestro.
    Da gusto leerte
    Muchas gracias :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #22
    Fecha comentario:
    11/03/2017 18:44
    #22
    Coincido: lo de la magia del ritmo ha sido el pelotazo, la frase, no de la semana, del siglo!!
    :+: A las kilométricas pistas de los Alpes le debo haber abandonado las diagonales y haber vislumbrado dicha magia. Y no hace tanto...

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #23
    Fecha comentario:
    11/03/2017 20:12
    #23
    #22 ¡Gracias! jaja, me alegro del hallazgo :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de El rincón de Carolo. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x