¿De donde vienes?

¿De donde vienes?
¿De dónde venimos y adónde vamos? Muchos hemos practicado otras modalidades de esquí ¿Cuál de ellas es la que realmente ha marcado la memoria de nuestros músculos? ¿En cuál hemos encontrado las mejores sensaciones?

¿De dónde vienes?

Si comienzas de cero.

Podemos comenzar de cero, aunque no es lo habitual en esta modalidad. Si quieres puedes comenzar, incluso con el mismo material de Telemark, intentando dominar un poco la técnica alpina, al menos hasta los giros en cuña suficientemente enlazados. Una vez que domines un poco esta técnica comenzarás realmente con el Telemark. Por ello has de comenzar muy despacio. Mi consejo es que te inicies en la progresión alpina hasta el llamado viraje básico o fundamental.

 

Si provienes del esquí nórdico.

 

 

Adaptación a tu nuevo material.

El material para el esquí de fondo ha evolucionado mucho y cada vez es más cómodo y ligero. El único parecido con el material de Telemark es que podrás levantar los talones de los esquíes cuando ya estén puestos. El resto es bien diferente, más pesados los esquíes y sobre todo más incomodas las botas, pero ya te acostumbrarás.

 

Tu fuerte es patinar.

Como provienes del esquí de fondo tu fuerte es patinar con los esquíes. Con el Telemark también puedes hacerlo, aunque un poco más limitado ya que no podrás despegar todo el pie del esquí, sólo el talón. Ya que este será tu fuerte, ¡Aprovéchalo!

Comienza el descenso.

Una de las ventajas del esquí de Telemark respecto al de fondo es que puedes descender sin miedo ya que al tener cantos vas a poder dirigir mejor los esquíes. No te preocupes, poco a poco te enganchará el descenso.

Tú tienes equilibrio y sabes deslizar, lo único que te falta es dirigirte cuesta abajo. Te proponemos que sigas las instrucciones igual que si empezases de cero pero un poco más rápido, incluso puedes saltarte algún paso si estás seguro. Lo importante es acostumbrarte a dirigir tus nuevas armas.

Si provienes del esquí alpino.

¿Qué nivel tienes de alpino?.

Tú eres tu propio profesor y tienes que saber evaluarte objetivamente. Esto es muy difícil, a veces no queremos ver, otras veces somos demasiado exigentes con nosotros mismos. Si dominas el movimiento bien coordinado de un viraje fundamental alpino, es suficiente para avanzar desde este punto hacia un Telemark que a los pocos días percibirás como “No es tan difícil”.

Progresión desde el esquí alpino.

Para progresar hacia el viraje Telemark desde el alpino, vamos poco a poco, adoptando la genuflexión cada vez un poco antes, hasta adoptar dicha posición nada más cruzar la línea de la pendiente. Pero primero lee los siguientes consejos y practica.

Extraido del libro "EL Telemark" de Dani Cruz

1 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    02/10/2009 11:58
    #1
    Esperamos ansiosos tu libro

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0


Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Telemark por Dani Cruz. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Lo más leído:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x