Reportajes Viajes y aventuras en la nieve de nuestros visitantes
Última actualización: 17/04/2024 a las 20:07:00 (CET)

El Retorno del Ludus

El Retorno del Ludus
Ludus probando sensaciones en Navacerrada
Un retorno al país de las maravillas, Austria, que no visitaba desde el 2010, 14 años, que se dice pronto. Además, este ha sido un reencuentro muy especial porque hacía seis años que no pisaba los Alpes.

Todo este preámbulo que os voy a contar pretende únicamente mostrar la importancia que ha tenido este viaje para mí, no ha sido otro viaje más, sino algo que significa mucho y es muy especial para mí. Espero transmitiros esta sensación, aunque no estoy muy seguro de poder conseguirlo.

Os pido de antemano disculpas si lo que os cuento os parece un rollo u os resulta muy pesado. Este no es un report al uso, hacía mucho tiempo que no escribía uno, por lo que voy a mezclar varias experiencias y varios viajes y voy a tratar de condensarlo lo máximo posible, aunque es difícil hacerlo, seis años no es fácil condensarlos en unas pocas líneas.

El accidente

Seis años que no pisaba los Alpes debido a que, como algunos de vosotros ya sabéis, hace seis años sufrí un accidente de parapente que casi acaba con mi vida y del que he tardado unos cuantos años en recuperarme.

Todo pasó en el entorno de una competición en la que participaba. Todo iba muy bien, las condiciones de vuelo eran buenas, con mucho movimiento como es normal en los vuelos de medio día, pero no representaba ningún problema importante. Llegó el momento en el que la condiciones de vuelo se acababan y llegaba el momento de aterrizar. Este, normalmente, es un momento de relativa relajación, siempre hay que estar atentos, porque en esas condiciones el vuelo es como flotar en una balsa de aceite.

Y fue a la hora de aterrizar cuando, en lo que en nuestra jerga llamamos un “diablillo”, que no es más que una tolvanera o remolino que se inicia a nivel del suelo, atrapó mi vela, la arrugó con rabia y la dejó en configuración de autorrotación, es decir, que la vela gira sobre si misma como si fuese una peonza, enviándome al suelo con furia desde unos 15 metros de altura.

Caí de pie, lo que me provocó la rotura de los dos calcáneos (las plantas de los pies, sobre todo la parte del talón), el astrágalo del pie derecho (la parte del tobillo), un aplastamiento de columna (he perdido un centímetro de altura) y me partió la pelvis por la mitad, provocándome una hemorragia interna.

No conforme con eso, una vez en el suelo, la vela me volvió a levantar del suelo y al bajar caí de boca lo que me provocó un neurotórax.

Salvé la vida gracias a que un paisano vio todo y llamó inmediatamente a emergencias, que acudieron muy rápido a rescatarme desde Ávila (estaba a unos 10 km) y gracias a esa intervención pudieron hacerme las transfusiones de sangre que necesitaba por la pérdida provocada por la hemorragia interna. Según me dijeron, me transfundieron 5 bolsas.

Perdí el conocimiento cuando la ambulancia entraba en el hospital. Entré en coma y desperté 10 días después en el Gregorio Marañón, en Madrid.

Por lo que me contaron, debido al neumotórax, era necesario implantarme respiración artificial y esa maquinaria no estaba disponible en Ávila por lo que, aunque era muy desaconsejable un traslado en las condiciones en las que yo me encontraba, aún así se vieron obligados a trasladarme a Madrid a pesar de que mi vida corriera peligro. Quedarse en Ávila significaría la muerte segura. Era un riesgo que había que asumir sí o sí. El riesgo del traslado se evidenció cuando a mitad de camino tuvieron que reanimarme pues sufrí una parada cardiorrespiratoria.

Afortunadamente, consiguieron llevarme a Madrid con vida y los médicos del Gregorio Marañón obraron el milagro, me mantuvieron con vida.

12 días en la UCI y a planta.

La recuperación

Una vez en planta, pues a esperar, primero a que me operaran la pelvis, pues parece ser que una vez que se parte, no suelda nunca, no es como otro tipo de huesos.

Me pusieron una placa que me la deja las partes fracturadas unidas de nuevo. Una operación delicada que, afortunadamente, salió muy bien. Una placa que hay que revisar anualmente por si se moviese o sufriera algún desajuste, pero de momento no me impide hacer una vida relativamente normal, aunque con secuelas, como que no puedo permanecer mucho tiempo de pie en parado, ya que cuando lo hago se me carga la pierna izquierda y entonces sufro mucho dolor.

Los calcáneos se me han quedado rotos y sería necesaria una operación pero como de momento no me duele, el médico ha optado por el tratamiento conservador y no se operan, al menos hasta que me lo indique el dolor. Según me dijo el propio doctor, ya pasados unos meses, estuvieron a punto de amputarme el pie izquierdo, pero visto que sufro molestias moderadas, de momento, me quedo con mi pie :D

Otra operación en la que me intervinieron fue la de una inserción subastragalina, que me une el pie derecho a la pierna para descargar el astrágalo. La consecuencia de esto es que tengo el pie derecho inmovilizado, puedo flexionarlo levemente pero está rígido. Como resultado, no puedo correr o saltar, lo que me impide retomar el parapente, mi gran pasión junto con el esquí.

Estuve seis meses en una cama sin poder levantarme por la operación de la pelvis lo que me hizo perder toda la masa muscular, sobre todo de las piernas. Esto se tradujo en que no podía estar sentado durante mucho tiempo, tenía que tumbarme al poco de sentarme. Parece mentira, pero el culo tiene músculos cuya masa se pierde al estar tanto tiempo tumbado y por tanto, no son capaces de mantenerme sentado durante mucho tiempo. Había que ejercitarlos.

Cuando llegó el momento de ponerme de pie, tuve que aprender a caminar de nuevo. Parece mentira, pero era incapaz de andar incluso con la ayuda de unas barras.

Hasta poder caminar con relativa normalidad pasaron otros seis meses, y aún así necesitaba apoyarme en las muletas, que no pude soltar hasta el año y medio, que es cuando me hicieron la operación de la inserción subastragalina.

Una vez recuperado de la operación del pie pude empezar a realizar paseos cada vez más largos, de hasta 4 km. y luego pude retomar la bici que, curiosamente, puedo practicarla sin que me duela nada a excepción de la pelvis, que al cabo de una hora más o menos de darle a los pedales, dice basta y tengo que parar, ponerme de pie, estirar para que al cabo de unos minutos pueda retomar la marcha de nuevo.

También empecé ha realizar una rehabilitación en piscina, debido a que el agua alivia la carga del peso del cuerpo en los pies y me permitía ejercitar y fortalecer las piernas.

Aún no había terminado la rehabilitación cuando llegó la pandemia y tuve que parar todas estas actividades.

Pero una vez acabados los confinamientos y demás ilegalidades, volví a retomar las actividades de rehabilitación y empecé a practicar la natación por recomendación médica. Un deporte que creía que odiaba y resulta que me ha gustado tanto que sigo practicándolo y gracias al cual ahora puedo estar esquiando.

La vuelta a las pistas

Practicando natación me di cuenta que cada vez tenía las piernas mas fuertes, además de los brazos, y que la bici cada vez me costaba menos, aunque caminar me seguía costando mucho, y aún sigue costándome, esto es una secuela que me queda de por vida.

Así que, poco a poco le fui dando vueltas al tema del retorno a pistas y un día decidí probar y me fui con mi mujer al Xandadú. En mente, calzarme los esquís y ver que tal me sentía. La idea es que si al final veo que he sobreestimado mis capacidades, al fin y al cabo, abandonar las pistas sería muy sencillo y seguro y, además, la inversión era mínima, no conlleva tantos gastos como el ir a una estación de montaña.

Mi primer temor al llegar, era el de como me sentiría al ponerme las botas de esquí. Curiosamente me las calcé sin apenas problemas y los pies y tobillos apenas me molestaban, al menos, no más que a cualquiera de los mortales. Me costó algo más calzarme el pie derecho pues tengo una parte sin sensibilidad que incluso a veces me hace perder el equilibrio; entiendo que las lesiones de columna han afectado a algunos de los nervios.

Bueno, pues primera prueba superada. La verdad es que ya había hecho una prueba en casa, así que no fue una gran sorpresa.

Así que, esquís al hombro y a pistas. Sin problemas. Al menos, no más problemas que cualquiera de los mortales 😆

Probé como si fuera un principiante de libro a ponerme los esquís en la parte llana de abajo y deslizar un poco, hacer un poco de escalera, subir por un poco de pendiente y dejarme caer, como cuando daba clases de esquí. Todo bien. Sin problemas, al menos, no más problemas que cualquiera de los mortales 😆 .

Subimos a la silla y, para mi sorpresa, bajé sin grandes dificultades. Al menos, no más problemas que cualquiera de los mortales.

Si que noto que el giro con el pie derecho me cuesta mucho, aunque consigo realizar el giro. Esto se debe a que el tobillo derecho, el que tiene la artrodesis subastragalina, no puedo flexionarlo, aunque sí puedo meter la rodilla; las rodillas, curiosamente, no sufrieron ningún daño tras el accidente.

El caso es que estuve dos horas esquiando hasta que la pelvis me dijo basta, y la pierna se me cargaba tanto que ya no podía mantenerme en pie.

Todo un triunfo, un subidón de adrenalina y una proyección a futuro muy optimista. Esto ocurrió en la primavera de 2021.

Así que al invierno siguiente, decidí ir a unas pistas de verdad y después de muchos, muchos años, volví a Navacerrada. Cerca de casa, un forfait, que aunque es caro para lo que ofrece, no supone mucho dinero y pocos gastos más, por lo que resultaba ideal para realizar la prueba.

De esta forma, podría ver cómo me desenvolvía en el entorno de una pista de esquí, caminar con las botas por el parking, hacer cola para el forfait, llegar a pistas, colocarme los esquís, coger remontes, bajar por pistas “mas salvajes”.

Pues fue todo un éxito, llegué a esquiar durante unas cuatro horas, bajando tanto por las pistas verde-azules de El Telégrafo y El Escaparate como por la pista de El Bosque sin problemas. Adquirí una rutina que consistía en bajar por El Bosque seguido de las dos azules para descansar las piernas y de nuevo a la pista roja y así continuamente.

Posteriormente, ese mismo invierno, visité en un par de ocasiones La Pinilla, con el mismo resultado, esquí de unas cuatro horas, bajando por el Retorno, Mirador, Testero; en una ocasión bajé por La Pinilla I, aunque estaba cerrada por no estar pisada, por lo que realicé un conato de fuera pista. En definitiva, vi que era capaz de practicar el esquí con relativa normalidad, por supuesto, con límites.

También empecé a vislumbrar cuales son mis límites en este deporte. Estimé que puedo aguantar esquiando entre cuatro y cinco horas, siempre que los remontes no sean telearrastres. Los baches o fuera pistas tengo que limitarlos al máximo pues veo las estrellas cada vez que realizo un salto, un cambio brusco o fuerzo en nieve no tratada.

Después de estas incursiones quedó claro que ya estaba la semilla plantada para retomar el esquí en condiciones, aunque con menos pretensiones que cuando estaba en forma. El límite me lo pone la pelvis o el pie (tobillo) derecho. También notaba que después de un día de esquí, apenas podía caminar y el dolor duraba un par de días, por lo que parecía que esto me iba a impedir realizar viajes de esquí y sólo podría esquiar días sueltos.

El siguiente reto, por tanto, parecía claro: realizar un viaje de esquí a ver que tal se me daba.

Mientras tanto, seguía dándole fuerte a la natación.

Les Neiges Catalanes

Y llegó el invierno siguiente, el año pasado (2023), y en la segunda semana de enero, visité Les Neiges Catalanes, haciendo base en Les Angles.

^^Vistas desde el alojamiento.
^^Vistas desde el alojamiento.

El reto estaba, ya no en poder esquiar, que ya sabía que era capaz, sino en averiguar si podría practicarlo durante varios días seguidos y hasta donde era capaz de llegar. Además, las pistas de Los Pirineos no son como las del Sistema Central. Tendría que comprobar si era capaz de bajarlas enteras.

LES ANGLES

Y el primer día esquiamos en Les Angles.

^^Parte intermedia de la estación
^^Parte intermedia de la estación

En un año malo de nieve tuvimos la gran suerte que la misma noche que llegamos a la estación nos nevó y disfrutamos de una deliciosa capa de nieve recién caída haciéndonos gozar de lo lindo. Fue un gran día de esquí y, además, es una estación a la que sin duda volveré. Me gustó mucho.

^^Nevando en pistas
^^Nevando en pistas

Cualquier turista del esquí odiaría un día como el que tuvimos, pero yo, todo lo contrario, lo disfrutaba muchísimo. Que estuviera nevando y que lo hiciera en un año tan malo como este, creo que fue una gran suerte.

Y bajé deliciosamente bien, al menos, tan bien como el resto de los mortales 😆 .

Me encantó, sobre todo, el sector Balcère, una zona soleada y con poca gente, aunque a decir verdad, no hubo apenas gente durante toda esa semana. Un sector que no pude disfrutar mucho pues los remontes son arrastres y eso acaba conmigo, para mí es fundamental poder descansar entre bajada y bajada, por lo que anduvimos más por el sector de Jassettes.

^^Sector Balcère. Pista de Fountanals.
^^Sector Balcère. Pista de Fountanals.
^^Sector Balcère.
^^Sector Balcère.
^^Sector Jassettes. Pista Grand Tétras
^^Sector Jassettes. Pista Grand Tétras
^Înicio de Grand Tétras
^Înicio de Grand Tétras
^^Bajada por el Sourcarade.
^^Bajada por el Sourcarade.
^^Courbas
^^Courbas

Buen día de esquí. Como esperaba, no esperaba tener problemas el primer día, pero aún quedaban más días por disfrutar.

FONT ROMEU - PYRENÉES 2000

Y el segundo día, fuimos a Font Romeu-Pyrenées 2000, que tenía muchas ganas de conocer.

Seguimos con esa capa de nieve y la disfrutamos. Vaya que si la disfrutamos. Es verdad que la estación tiene una parte muy plana, pero es la conexión entre sectores. Se trata del sector Gallinera, que en tres de sus vertientes sólo sirve para llegar a otros sectores y por los cuales sólo se puede acceder a través de pistas verdes. Esto lo hace ideal para iniciar al esquí a nuevos adeptos. Es perfecto para aprender, pero para los que ya sabemos algo de esto, pues puede resultar aburrido.

También vimos a mucha gente practicando el esquí de fondo y estas pistas son ideales para esto.

Pero desde ese mismo sector, se puede acceder a una pista, perdón, a un pistón con algunas variantes que da a la zona de Pla des Aveillans.

^^Pista de Tétras hacia Col Rouge
^^Pista de Tétras hacia Col Rouge

 

^^Entrada al telesilla Col Rouge.
^^Entrada al telesilla Col Rouge.

Es muy divertida, muy vertical y se encuentra emboscada de pinos que lo hace muy especial.

^^Pla des Aveillans
^^Pla des Aveillans

Otra pista, aunque más corta, pero que tiene muy buena pinta, es la pista Bouton d’Or. Por desgracia, nosotros nos la encontramos cerrada.

^^Bouton d’Or
^^Bouton d’Or

Pero no es un problema, porque se puede llegar alternativamente al mismo valle por la pista Perce Neige, otra pista increíble.

^^Entrada a Perce Neige
^^Entrada a Perce Neige
^^Perce Neige.
^^Perce Neige.

Y por último, otra zona que me gustó mucho es la que da a Pradeilles, con vistas a un lago que nos alegraba la vista.

^^Vistas al Lac de Bouillouses
^^Vistas al Lac de Bouillouses

Tanto la pista roja como la negra son impresionantes. La verdad es que no supe el por qué la diferencia en la clasificación de pistas, ambas me parecieron de una dificultad similar.

^^Llegada a Pradeilles.
^^Llegada a Pradeilles.
^^Pradeilles.
^^Pradeilles.

Todos estos sectores me encantaron e hizo que disfrutara de lo lindo y que no me acordara de mis lesiones.

Lo mejor de todo, dos días de esquí seguidos. Parece que se va pudiendo.

Cuando planifiqué este viaje, una de las estaciones que quise visitar es a la difunta Puigmal 2900, que aún estaba abierta en ese año, pero no había nieve suficiente así que me quedé con las ganas.

^^Vistas a Puigmal 2900 desde Font Romeu.
^^Vistas a Puigmal 2900 desde Font Romeu.

No pasa nada, la siguiente estación también mereció y mucho, la pena.

FORMIGUÉRES

Aunque alquilamos un apartamento, decidimos ir a cenar fuera todos los días y esto me forzaba a salir de casa a pesar de casi no poder andar. Lo que noté es que al principio me costaba mucho moverme, incluso mantenerme de pie, pero una vez calientas un poco, los músculos se van “anestesiando” y aunque me costaba, veía que era capaz de ir de un sitio para otro. Esto significaba que podía continuar mi tour de esquí, por lo que al día siguiente pudimos visitar una de esas joyas desconocidas por la gran mayoría como es Formiguéres.

^^Base de la estación.
^^Base de la estación.

Mira que me gustó la estación, a pesar de su tamaño. Es de esas estaciones en la que no importa el tamaño, sino el entorno en el que están, la poca masificación que sufren, el encanto que tienen. Supongo que también había poca gente pues la carretera tenía nieve, quizás eso echó a muchos para atrás. El caso que la disfrutamos en un día soleado con la nieve recién caída ¿se puede pedir más?

^^Buscando a la gente.
^^Buscando a la gente.

Si señor, me recordaba mucho a los Alpes, a esas estaciones desconocidas para el gran público y que son auténticas joyas en la que disfrutar de la esencia más pura de nuestro deporte. Sobre todo, la parte más alta de la estación, Serre de Maury tenía muy buena nieve, muy poca gente, un gran paisaje y pistas sin especial dificultad. Recorrimos todas sus variantes.

^^Les Papillons a la salida del primer telesilla.
^^Les Papillons a la salida del primer telesilla.
^^Vista panorámica desde Les Lacs.
^^Vista panorámica desde Les Lacs.
^^Les Lacs
^^Les Lacs
^^Le Berger
^^Le Berger
^^Inicio de las bajadas desde la salida de Serre de Maury
^^Inicio de las bajadas desde la salida de Serre de Maury
^^L’Aigle
^^L’Aigle
^^Estas nevadas son mano de santo.
^^Estas nevadas son mano de santo.
^^Bonita estampa con la silla Serre de Maury como protagonista.
^^Bonita estampa con la silla Serre de Maury como protagonista.

En cambio, la parte más baja era otra historia. Ahí la nieve se transformaba, y eso que nos nevó ese mismo día y costaba más bajarla, pero desde un punto de vista positivo, esto me daba la posibilidad de probarme en nieve algo más enganchona y, sorprendentemente, la bajé sin dificultad. De hecho, la bajamos varias veces.

^^Bajada por Le Faon
^^Bajada por Le Faon

Que buena estación. Se la recomiendo a todo aquel que no esté enfermo de kilometritis.

Tres días seguidos. Reto conseguido. Vi que era capaz de esquiar varios días seguidos, si bien cada día me cuesta más, también es verdad que calentando un poco era capaz de aguantar cada una de las jornadas de esquí.

Esquiamos dos días más, repitiendo en Font-Romeu y Les Angles. Perfecto, cinco días de esquí seguidos.

Ya no hay excusas. Y por fin, volví a …

La Tierra Prometida: Austria

Y la premiada, St. Johann in Tirol.

Ya tenía desde hace tiempo echado el ojo a esta estación. Una pequeña entre gigantes. Una tapada. Y situado en un punto estratégico con tres grandes dominios a su alrededor a menos de 15 minutos, lo que lo hacía perfecta para un esquí-safari.

Nos alojamos en un pequeño garni, el Theresia, cuya anfitriona nos hizo sentir como si estuviéramos en casa. Situado estratégicamente en el mismo pueblo, teníamos el remonte de Harschbichl a unos 150 metros, casi un pie de pista, el centro del pueblo a unos 500 metros y el alquiler de esquís a unos 100 metros.

^^[www.hotel-theresia.at]
^^[www.hotel-theresia.at]

Además, al enterarme que disponía de cargador para coches eléctricos, ni lo dudé, alquilé en Múnich un coche eléctrico, pues el pueblo dista del aeropuerto unos 160 kilómetros, lo que lo hace viable para el rango de autonomía de la mayoría de estos coches que se mueven a base de electrones. Claro, que esto es cierto si te lo entregan con un 100% de carga, con una batería decente, no una pequeña como la que nos dieron a nosotros y sobre todo si no te encuentras un monumental atasco de más de dos horas que tuvimos que sufrir a la ida.

^^Dos horitas haciendo amigos.
^^Dos horitas haciendo amigos.

Nos entregaron el coche con un 75% de batería, la batería de 42 KWh y, según la estimación del coche, teníamos una autonomía de 240 km., por lo que en principio estaba tranquilo, ya que llegábamos de sobra. Cuando sufrimos el atasco, ya no estaba tan seguro. El atasco se debió a un accidente con incendio incluido que obligó a cortar la carretera al completo y tuvimos que desviarnos por las carreteras que atraviesan lo más profundo del Bayern, por lo que no teníamos ni idea de si llegaríamos al destino. Nos entró la conocida ansiedad de la autonomía, aunque al final conseguimos llegar con un 8% de batería.

Debido a que llegamos muy tarde, ya no pudimos cargar el coche por la noche, pues había que pedir a la dueña que nos habilitara el punto de carga, que es la comodidad que tienen estos coches, que se cargan mientras duermes y tuvimos que hacerlo al día siguiente. Tampoco nos importó mucho. Lo dejamos cargando mientras nos fuimos a esquiar. Una vez volvimos, el coche ya estaba a tope.

^^Ahí te quedas, nos vamos a esquiar.
^^Ahí te quedas, nos vamos a esquiar.

Tuvimos que cargar el coche ese día y el día de vuelta para tener suficiente autonomía y las cargas nos costaron un total de 17€ para unos 440 km que recorrimos en total mas el atasco monumental, por lo que entiendo que mereció y mucho la pena, sobre todo porque el coche de alquiler cuesta lo mismo que un térmico de la misma categoría. Tampoco nos exigían recargar la batería a la vuelta, lo cual es un alivio, sino tendríamos que contar con una hora extra, mas o menos, para recargar el coche en un punto de recarga rápida.

Si no tenéis que hacer un desplazamiento de más de 200 km desde el aeropuerto a vuestra estación de destino, os lo recomiendo totalmente, pues se ahorra dinero en gasolina.

En cuanto al esquí, tuvimos la gran suerte de que los días anteriores estuvo nevando y nos encontramos unos días soleados y con temperaturas bajas, rondando los -14 ºC a primera hora, lo que redundaba en una nieve fantástica. Nada que objetar. Menuda potra tuvimos.

SANKT JOHANN IN TIROL

Dando la espalda al dominio de Kitzbühel, la estación me sorprendió. Es una estación pequeña, entendiendo el concepto de pequeña en los Alpes, pues ronda los 40 km. esquiables con un buen desnivel. Dispone de varios pistones en un entorno espectacular.

^^El pueblo al fondo
^^El pueblo al fondo
^^Montañas del Wilder Kaiser
^^Montañas del Wilder Kaiser

La estación se divide en tres zonas bien diferenciadas.

La zona de Harschbichl, la más cercana a nuestro garni y la que está más centrada, cuyo telecabina llega a la parte más alta de la estación, casi 1600 metros, y desde la que se puede bajar esquiando sin parar hasta la misma base, a 700 metros, lo que nos da un desnivel de 900 metros que se descienden a través de una serie de pistas que se pueden ir enlazando y hacen de ella una de las mejores bajadas de la estación.

El recorrido discurre por las pistas 4, 4a, 4b y 4c. La pista 4b nos encantó, una zona de la estación que apenas bajaba gente y envuelta en un paisaje espectacular.

^^Pista 5
^^Pista 5
^^Un amiguito
^^Un amiguito
^^Pista 4 en la salida del enlace de la pista 5
^^Pista 4 en la salida del enlace de la pista 5

La segunda de las zonas en la que se divide esta estación es la de Wiesenschwang - Penzinghof.

Esta parte de la estación está más orientada al oeste, por lo que yo recomiendo visitar esta zona a primera hora y luego ir haciendo el recorrido de oeste a este.

Para llegar aquí desde Harschbichl, que es desde donde partíamos, hay que coger la pista número 5, para luego continuar por la 6. Al mitad de esta última pista hay dos alternativas. Se puede ir por la pista 7a un pistón que me encantó de casi 3 km. o seguir por la pista 6, otra buena pista y no os fiéis del color, pues yo creo que debería haberse marcado como roja porque tenía un buen desnivel. No se quién se encargó de marcar las pistas, pero para mí que el día que lo hizo llevaba en el cuerpo algún que otro schnap de sobra.

^^Pista 5
^^Pista 5
^^El vapor de agua que despide la fábrica de cerveza Egger se ve por todo el valle. Vista desde la pista 6.
^^El vapor de agua que despide la fábrica de cerveza Egger se ve por todo el valle. Vista desde la pista 6.

Si bajáis por la pista 6, al final de la misma podéis coger la silla de Penzing o podéis seguir por la 6a, esta sí que es una azul de verdad, que os dejará en Tauwiesen, en la que se encuentra una tranquila zona para iniciación. Ahí hay que coger un pequeño arrastre, que da acceso a una pista verde y también a la pista 8 que llega al telecabina Bauernalm.

^^Pista 6a
^^Pista 6a

Nosotros hicimos varias bajadas por la pista 7a el segundo día, pues el primero la cerraron para fabricar nieve, ya que hacía mucho frío, muy poca humedad y quisieron aprovechar la oportunidad para aumentar espesores y no sufrir tanto en momentos menos propicios.

La tercera de las zonas de la estación es la que está justo al otro lado, es decir, la que da más al este, la zona de Eichenhof. Esta es la zona más comercial de la estación y en la que más gente había.

De esta zona no os recomiendo la parte final, la que da al telecabina, pues las pistas, la 1a en sus dos variantes, además de masificadas, no tienen nada de especial, entendiendo lo que es la masificación austriaca, aquí lo llamaríamos temporada baja. En cambio si merecen una oportunidad las pistas 1, 2 y 3.

En resumen, es una estación poco masificada, al menos en comparación con los otros dominios que visitamos, parece muy enfocada a familias y las pistas no presentan especial dificultad. Las vistas son espectaculares y las bajadas interminables.

Y si eres de los que se para a comer y quiere pasar una jornada relajada de esquí, no podéis dejar de visitar el Hütte de Harschbichl, en lo más alto de la estación, donde por poco dinero se puede meter uno unos tentempiés como estos.

^^Tiroler Gröstl
^^Tiroler Gröstl
^^Gulaschsoup
^^Gulaschsoup

KITZBÜHEL

El segundo día visitamos esta estación que, aunque ya la conocíamos, cuando lo hicimos, lo hicimos de forma muy rápida, en un día de niebla y mal tiempo y quería darle otra oportunidad pues la vez anterior me pareció que debía ser una gran estación, como así lo corroboré en este viaje.

Es verdad que hacía muchos años que no visitaba Austria, pero los precios de los forfaits me parecieron excesivos. Si, es verdad que los remontes son un verdadero lujo, telecabinas con asientos acolchados, calefactados, remotes con capotas automáticas, etc,, pero yo prefiero menos comodidades en los remontes a cambio de rebajar ese precio por el uso de los mismos.

^^Telecabina de Fleckalm
^^Telecabina de Fleckalm

La estación dista de Sankt Johann a unos 10-15 km., según donde quieras aparcar (o ir con el ski-bus) por lo que en un cuarto de hora nos plantamos ahí. Por recomendación del forero Bender, fuimos al parking de Fleckalmbahn, un parking gratuito y en parte cubierto, todo un lujo, tanto por el parking, como por la zona esquiable a la que daba.

El dominio de Kitzbühel (Kitzski) se compone, por así decirlo, de tres dominios bien diferenciados, que a su vez se dividen en varias partes cada uno de ellos a los que se puede acceder por varios pueblos y que en total suman unos 233 km. esquiables. Nosotros quisimos esquiar en la zona de Kitzbühel-Kirchberg. No daríamos más de sí, sobre todo yo, que ya no estoy para ir con la lengua fuera de un sitio para otro, así que, esquí-relax por esta parte del Kitzski.

Fleckalm pertenece a Kirchberg y nuestra idea era ir hasta Kitzbühel esquiando y volver, pasando por la mítica Streif, que ya sabíamos que estaría cerrada pues a la semana siguiente se disputaría el más complicado de los descensos y el más mítico y peligroso de todos ellos. Las pruebas que se disputaron dieron como resultado una sorprendente victoria en ambos descensos para el francés Sarrazin superando al rey del momento, Odermatt.

La primera bajada, para calentar, por la azul número 26, porque uno que es un gañán, se equivocó de cruce y acabamos ahí. Bueno, no está mal porque también está bonito y con unos paisajes espectaculares.

^^La 36 es a la izquierda!!!
^^La 36 es a la izquierda!!!

Una vez hecha la bajada, ya sí, cogimos la pista correcta y fuimos bajando por la pista 36, la Hahnenkamm, un nombre que me hace mucha gracia porque literalmente, en alemán, significa la cresta del gallo. Esta pista discurre en paralelo por la Streif, seguida por la pista 21, llamada también Streif, pero con la variante llamada Familien Abfahrt o lo que es lo mismo, bajada para las familias.

^^Esquema de la Streif
^^Esquema de la Streif
^^Inicio de la Streif.
^^Inicio de la Streif.

Estuvimos disfrutando de la bajada y viendo y alucinando con la preparación y el desnivel de la pista por la que unos locos con más cojones que cabeza, se “tiran” a “huevo” por esas rampas, casi barrancos a velocidades de vértigo.

^^Final de Steilhang
^^Final de Steilhang
^^Brückenschuss
^^Brückenschuss

Especialmente difícil se me antoja la curva que tienen que dar al final de Steilhang, pues parece imposible que los esquís agarren para tomar la curva que lleva al semiplano del Brückenschuss, tanto por la velocidad que llevan al momento de la entrada, aproximadamente a unos 110 km/h después de tomar la curva, como por la forma convexa de la pista con una inclinación del 60%. Niños, no probéis esto por vuestra cuenta!!!!

En mi opinión personal, esta es la parte más difícil y dura de todo el descenso, ni el Mausefalle, ni el Seidalm, ni ningún otro tramo.

^^Gschösswiese
^^Gschösswiese
^^Oberhausberg
^^Oberhausberg
^^Final de pistas
^^Final de pistas


Y, creo yo, que los que son capaces de finalizar, llegan tan reventados, que no son capaces de apreciar la belleza que les rodea.

^^El Wilder Kaiser omnipresente.
^^El Wilder Kaiser omnipresente.
^^Vistas de Kitzbühel desde la Streif
^^Vistas de Kitzbühel desde la Streif
^^Final de pistas
^^Final de pistas

Mi mujer estaba realmente emocionada de poder ver en primera persona esta pista, de poder apreciar la especial dificultad que entraña y de poder disfrutar del magnífico entorno en el que está rodeada la estación. Creo que para poder apreciar bien el milagro que hacen estos dioses del deporte blanco, no queda otra que venir y verlo con tus propios ojos.

Cualquier esquiador profesional que baje esta pista, del primero al último, creo que es un auténtico héroe. El resto de mortales, sólo podemos babear ante la gran técnica que despliegan cualquiera de ellos. Un nivel con el que sólo podemos soñar pero que probablemente nunca llegaremos alcanzar.

Inspeccionada la pista, como no, cogimos el telecabina Hahnenkammbahn, en la que cada una de las cabinas, haciendo un merecido homenaje, contenía el nombre de muchos de los esquiadores que han participado en el mítico descenso.

^^Hahnenkannbahn. Fuente Skiresort.at
^^Hahnenkannbahn. Fuente Skiresort.at
^^Pista 40 en dirección Kirchberg
^^Pista 40 en dirección Kirchberg
^^Pista 40
^^Pista 40
^^Pista 26a
^^Pista 26a
^^Cuidaoooo, be careful, achtung
^^Cuidaoooo, be careful, achtung

Pues no, no me equivocaba, una gran estación, un gran entorno, un gran disfrute y, si, aguanté muy bien.

ELLMAU

Cuando planifiqué este viaje, mi idea inicial era dedicarle entre dos y tres días al Kitzski, pues me llamaba mucho la atención la zona del Hornbahn, la montaña que se encuentra enfrente a la Streif al otro lado de Kitzbühel. También quería dedicarle otro día a la zona de Jochberg, Aschau y Mittersill. Pero al final cambié los planes para dedicarle tiempo a otros dos grandes dominios que están en ese radio de 10-15 km. de Sankt Johann y fuimos a Ellmau.

Ellmau pertenece al Wilder Kaiser y al Ski-Welt. La estación en sí tiene 84 km. esquiables, pero el dominio de Ski-Welt dispone de más de 270 km. esquiables. Sólo este dominio da para una semana de esquí.

El objetivo del día era visitar Ellmau y, si daba tiempo, pisar algo de Going.

Para ello, decidí aparcar en el parking Wilder Kaiser pues estaba situado justo en el límite entre ambas estaciones, con la idea de coger el Hartkaiserbahn.

^^Situación del parking al que fuimos.
^^Situación del parking al que fuimos.

Elegí esta estación y no otra porque a la vista de la aplicación Fatmap (que os la recomiendo) tenía pinta de estar en un entorno espectacular. Y, efectivamente, así era.

Otra “hostia” de forfait, madre mía como han subido los precios y para arriba.

^^Telecabina Hartkaiserbahn y su curioso sistema de llevar los esquís
^^Telecabina Hartkaiserbahn y su curioso sistema de llevar los esquís

Según llegamos, ya comprobamos que solos no íbamos a estar. La probabilidad de tener “encuentros amistosos” es más alta que en las estaciones que hasta ahora habíamos visitado.

^^Mucha gente en pistas.
^^Mucha gente en pistas.

Iniciamos la marcha ilusionados y más cuando me encontré a estos colegas de afición desplegando su profesionalidad a unos estupefactos, ilusionados, algo temerosos y maravillados pasajeros a los que le iban a dar un paseo por los aires en este entorno espectacular.

Al cabo de un rato esquiando, de lo que me di cuenta es que esta estación está muy mal señalizada y es muy fácil perderse. Querer ir a una pista y no saber por donde, las señalizaciones te las ponían a las entradas de algunas pistas y, si resulta que querías ir a otro lado, tocaba remar un rato para coger otra pista, bajando por alguna de las pistas, de repente cambiaba la señalización y ya estabas en otra, en definitiva, un lío. Creo que deben mejorar este aspecto.

^^Bajada por la 98 - Almbahn
^^Bajada por la 98 - Almbahn
^^Bajada por la 98 - Almbahn
^^Bajada por la 98 - Almbahn

Además, a uno que ya va para mayor, le ponen los “dibujitos” del plano de pista muy pequeños y no es capaz muchas veces de identificar el número de pista en el plano. Esta bien tener un plano de pistas general, pero se agradecerían planos más detallados de cada una de las zonas o estaciones de esquí de las que se compone el dominio.

Nuestro objetivo del día era llegar a Scheffau, volver, ir a Going y finalizar el día. Bueno, pues sólo se cumplió la primera parte. Me dio la sensación de estar en un laberinto y no había forma de llegar a Scheffau. Además, las pistas de la parte de atrás de Ellmau son bastante cortas para lo que son unos Alpes y, si bien son bonitas, no harán las delicias de los amantes de las bajadas interminables.

^^Pista 97b - Köglbahn
^^Pista 97b - Köglbahn
^^Pista 97b - Köglbahn
^^Pista 97b - Köglbahn
^^Detalle del Wilder Kaiser
^^Detalle del Wilder Kaiser

De todas formas, merece y mucho la pena, la bajada por la pista 99 - Tanzboden en todas sus variantes por el entorno en el que se encuentra y porque, probablemente, hasta que no te das cuenta como salir, bajarás por ahí varias veces.

^^Pista 98a - Almbahn
^^Pista 98a - Almbahn
^^Vista desde la Almbahn
^^Vista desde la Almbahn

Al final conseguimos nuestro primer objetivo. La bajada a Scheffau creo que merece mucho la pena. La pista 60 negra es muy chula, no presenta especial dificultad y, si se esquía con amigos o familiares de menor nivel, no es problema pues se junta más abajo con la pista 61 y 60, azul y roja respectivamente partiendo desde el mismo sitio.

^^Cima del Brandstadl
^^Cima del Brandstadl
^^Entrada a la 61a - Bajada a Brandstadl
^^Entrada a la 61a - Bajada a Brandstadl
^^Pista 61a
^^Pista 61a

De vuelta, por el telecabina, nos deja de nuevo en la cima para realizar una corta bajada que nos dejaba en este curioso remonte doble con sillas de 4 personas cada uno que necesitábamos coger para volver a Ellmau. Se trataba del remonte 67 y cuya bajada, aunque muy corta, es muy divertida.

^^Vistas al telesilla doble Eiberg I y II
^^Vistas al telesilla doble Eiberg I y II
^^Mas en detalle la montaña del huevo (Eiberg)
^^Mas en detalle la montaña del huevo (Eiberg)

Desde este punto, la vuelta era más sencilla, parece que llegar a Ellmau no representa tanto problema como en dirección contraria y no nos costó mucho llegar a la cima del laberinto.

^^De vuelta por la pista 97 y 99
^^De vuelta por la pista 97 y 99

La bajada a Ellmau, esa sí, interminable, pasa por varios Hüttes en los que algunos y no son pocos, se paraban hasta que la noche salía a su encuentro, pues ya te deja directamente a las puertas del parking.

^^Inicio de la bajada del Hartkaiserbahn
^^Inicio de la bajada del Hartkaiserbahn
^^Bajada del Hartkaiserbahn
^^Bajada del Hartkaiserbahn

Al final no nos dio tiempo a explorar Going, entre otras cosas, porque mi cuerpo decía basta y tuvimos que parar.

De esta estación me gustó el entorno en el que se encuentra, pero la deficiente señalización y esas pistas tan cortas me decepcionaron y enturbiaron la experiencia.

También me dio la sensación de que estaba algo masificada, me encontré más esquiadores que en las otras dos estaciones visitadas y esto también empeora la experiencia. No se si es por la configuración de pistas, que ese día en concreto había más gente de lo normal o que es lo habitual, pero esa es mi experiencia.

Me llamó mucho la atención y no sé si es que en anteriores viajes no me había fijado, pero vi mucha gente que cuando reiniciaba la marcha, ni miraba por si venía alguien, ni respetaban al que ya estaba bajando y creaban algún que otro problema. Muchas veces se ponían en paralelo conmigo y eso puede ser un problema, porque cuando se va en paralelo con alguien, en los giros no ves al que está al lado y puedes ir directamente hacia él sin darte cuenta y el encuentro está asegurado, no da tiempo a rectificar. Claro que las pistas son anchas y el riesgo es mínimo, pero aún así, me sorprendió mucho esta actitud tan generalizada.

Bueno, pues otro día más y mis pies aguantan perfectamente.

^^Este también se despide de nosotros.
^^Este también se despide de nosotros.

FIEBERBRUNN

Enclavada en el dominio del Ski-Circus con Saalbach a la cabeza, tenía ganas de conocerla pues es la única estación de este dominio que aún no conocía. Está un poquito aislada del resto del dominio, por lo que me llamaba poderosamente la atención.

Y, efectivamente, no me equivoqué. La estación estaba poco masificada, con desniveles esquiables de más de 800 metros y una nieve magnífica, como la de todos estos días de atrás.

El forfait, pues ya sabemos, otra “hostia”. Pero luego, a disfrutar.

^^Telecabina Streuböden
^^Telecabina Streuböden

Nos recibió este curioso remonte reivindicativo. Compuesto por cuatro grupos de cinco telecabinas cada uno, no quedaba más remedio que parar a dos de estos grupos a mitad de trayecto para permitir la subida de viajeros al grupo de telecabinas que estaba en la base y permitir el desembarco de los otros viajeros que llegan a la cima.

^^Parado a mitad de pistas
^^Parado a mitad de pistas
^^Bajada por la 102
^^Bajada por la 102
^^Lenticular que nos indica viento en altura
^^Lenticular que nos indica viento en altura

Desde la cima de este remonte hay que enlazar con otro que tiene la misma configuración y que te deja en lo que es la cima del Lärchfilzkogel a unos 1.645 metros.

^^Vistas desde Lärchfilzkogel
^^Vistas desde Lärchfilzkogel
^^Vistas al otro lado del Lärchfilzkogel
^^Vistas al otro lado del Lärchfilzkogel

Desde ahí recomiendo realizar una bajada por la 110 enlazando con la 110a pues es una bajada impresionante de al menos 4 km. de longitud.

^^Bajada por la 110
^^Bajada por la 110
^^Bajada por la 110a
^^Bajada por la 110a

Al final de pistas hay que coger el remonte de Reckmoos Nord, que nos dejará en la cima del Reckmoos, donde nos encontramos un curioso y, supongo, famoso punto de encuentro.

De ahí, se puede bajar al valle de Grundalmen a través de la pista 122, la Reckmoos Süd en una interminable bajada a la que al final de la misma se llega a una pista azul que se enclava en un entorno inigualable, con pinos que parecen cerrarte el paso, ríos helados y, eso sí, será necesario tener algo de nivel de esquí pues las pistas me dio la sensación que tienen la nieve muy dura a lo largo de todo el año al ser una zona sombría y muy húmeda y fría. Además, hay tramos muy estrechos que presentarán cierta dificultades a esquiadores nóveles que piensan que ya pueden bajar rojas y si lo hacen, lo hacen con cierta dificultad. Una zona en umbría que también dificulta la visibilidad.

Si no se quiere bajar por este tramito azul, que además es un camino, se puede coger directamente el remonte TirolS I que te deja en la misma cima del Reiterkogel.

Este valle ya lo conocía de un viaje anterior, pues sobre todo, en la parte inferior, y viniendo desde la pista 123, se pueden realizar una serie de fuera pistas bastante divertidos que al final acaban en el camino de vuelta a los telecabinas TirolS I y II. Qué pena no poder estar físicamente en condiciones para poder bajarlas de nuevo.

^^Cima del Reiterkogel. Se ven más lenticulares.
^^Cima del Reiterkogel. Se ven más lenticulares.

Nosotros, este día llegamos hasta Reiterkogel. Aunque teníamos tiempo, decidimos que no queríamos llegar a Saalbach, pues en ese valle sí se notaba la masificación y además ya conocíamos la estación, así que disfrutamos del valle que resguarda al río Swcharzache con sus dos impresionantes descensos que podíamos practicar a placer.

^^Bajada por la pista 87 para enlazar con la 125.
^^Bajada por la pista 87 para enlazar con la 125.

La pista de Vierstadlalm, que nos llevaba de vuelta a Fieberbrunn, bueno, en realidad a Reckmoos, es una de esas pistas en las que te puedes pasar todo el día. Buena inclinación, buenas vistas, buena nieve y al final, el hütte  😂. Que pena que haya tanta gente.

^^Bajada por la 125 - Vierstadlalm.
^^Bajada por la 125 - Vierstadlalm.
^^Valle del Grundalmen
^^Valle del Grundalmen

Una vez en el Reckmoos, y después de una parada de avituallamiento, cogimos el remonte Hochhörndl para realizar la bajada desde lo más alto de la estación, a 2.020 metros de altura, hasta la base del telecabina Reckmoos Nörd, que se encuentra a 1.371 metros, un buen desnivel.

^^Vistas desde la 122 - Sonnenmulde
^^Vistas desde la 122 - Sonnenmulde
^^Bajada por la 122.
^^Bajada por la 122.

Para volver a Fieberbrunn hay que hacerlo por la pista 121, que se enlaza directamente desde la 122, que también es muy recomendable. Un pistón, con mucho terreno para no molestarse con todos los que vienen de vuelta de valles ajenos y que es mejor disfrutar por la mañana, ya que a la tarde entra en sombra y la visibilidad disminuye bastante.

^^De vuelta por la 121
^^De vuelta por la 121

Y una vez en Fieberbrunn, el retorno es muy sencillo y se hace por una de las mejores pistas de la estación, la 110a - Krotten.

^^¿Estamos rodeados?
^^¿Estamos rodeados?
^^De vuelta por la 110a
^^De vuelta por la 110a

Una de esas pistas que no se olvidan y que nos dejó muy buen sabor de boca para despedir la estación.

^^Pista 110a
^^Pista 110a
^^Pista 110a
^^Pista 110a

Me llevé muy buen sabor de boca de esta estación, que recuerda a las pequeñas estaciones de los Alpes, pero que si se quiere, se puede enlazar con un megadominio en el que se pueden disfrutar varios días de esquí sin aburrirte ni un ápice.

El siguiente día lo dedicamos de nuevo a Sankt Johann, porque así nos daría tiempo a cargar de nuevo el coche, para devolver los esquís no tendríamos problemas de tiempo y también porque nos gustó mucho la estación.

APRÈSKI EN SANKT JOHANN

^^Homenaje a los caídos en las dos guerras mundiales
^^Homenaje a los caídos en las dos guerras mundiales
^^La iglesia preside el centro del pueblo
^^La iglesia preside el centro del pueblo

Sankt Johann es un pueblo pequeño en el que hay pocas opciones para divertirse, pero alguna hay. Creo que hay suficiente oferta gastronómica y suficientes locales como para pasar una semana sin aburrirte.

Para empezar, justo a pie de pistas, a la salida del Harschbichl, teníamos el Schirmbarn, el típico hütte a pie de pistas. El día que estuvimos, mientras tomábamos unas cervezas, nos ofrecieron un espectáculo con demostraciones de figuras hechas por profesores de las escuelas de esquí de la zona, con fuegos artificiales incluidos. Todo un lujo. Eso sí, un espectáculo que disfrutamos a -14 ªC.

Enfrente de nuestro garni teníamos un pub, el Rogis Cafe, que está abierto hasta las 00.00 h entre semana y hasta las 02.00 los fines de semana. Es el típico sitio para tomarte una o varias cervezas tranquilamente mientras ves deportes, fútbol mayoritariamente, por sus pantallas gigantes. Supongo que el pub estaba más enfocado más al público inglés pues retransmitían la liga inglesa al completo.

^^Rogis cafe. Fuente Kitzbueheler-alpen.com
^^Rogis cafe. Fuente Kitzbueheler-alpen.com

Un poco más allá, nos encontramos el restaurante Villa Masianco, de corte italiano y que tienen un buen horario sobre todo si quieres cenar a una hora más española, pues cierra todos los días a las 23.00 h. También tienen comida para llevar.

^^Fuente: Villamasianco.
^^Fuente: Villamasianco.

Un sitio al que no entramos pero en el que también se pueden tomar copas e incluso cenar, como su propio cartel indicaba, es el hotel Cubo. El restaurante está en la última planta y prometen buenas vistas, aunque de noche poco se va a ver 😆.

Pero otro local informal al que si fuimos y que es muy recomendable, es el Huber Bräu Turmstüberl.

^^Fuente: Kitzbueheler-Alpen.com
^^Fuente: Kitzbueheler-Alpen.com

Cuando veáis la palabra Bräu en una cervecería, normalmente significa que se fabrican su propia cerveza. Y en este caso es totalmente cierto, pues la fábrica la tienen en las plantas inferiores, además tienen un museo de la cerveza que se puede visitar de día. El restaurante está situado en la cima de una torre donde presuntamente se pueden disfrutar de unas buenas vistas. Digo presuntamente porque nosotros cuando fuimos era de noche y no veíamos nada, solo lucecitas 😂.

La cerveza que se servía, como no, era la Huber, que se anunciaba por todo el pueblo como la Das Bier von hier (la cerveza de aquí). Cerveza de tipo Pilsen muy rica.

^^La cerveza Huber se anuncia por todo el pueblo
^^La cerveza Huber se anuncia por todo el pueblo

También es un buen sitio para disfrutar de las delicias locales.

^^Los típicos Wiener Schnitzel y Bratwurst.
^^Los típicos Wiener Schnitzel y Bratwurst.

Andaros con ojo con el horario que estos sí son más estrictos y aunque veáis en el horario que cierran a las 22.00 h, en realidad no sirven comidas después de las 20.30 h.

En cuanto a cenas más formales, un sitio que es total y absolutamente recomendable es el Gasthof Zum Dampfel.

^^Entrada al Zum Dampfel
^^Entrada al Zum Dampfel

Con música de fondo, te atienden muy amablemente y, si tenéis suerte, podréis disfrutar de hasta conciertos en directo. También se puede disfrutar tomando simplemente unas cervezas en su bar. A nosotros nos encantó el sitio. Tanto el servicio como la comida, deliciosa.

En mi opinión muy particular y, por supuesto, siempre desacertada, el mejor sitio de Sankt Johann tanto para cenar como para pasar un buen rato con amigos o pareja tomando unas cervezas.

Y para terminar, dos sitios que aunque no nos gustaron tanto como el Zum Dampfel creo que si que son recomendables que son el famoso Gasthof Post, que recibe su nombre porque antiguamente el edificio era la sede de correos, es un sitio más más orientado al turismo y tienen una completa oferta de alojamiento, restauración y pub para atrapar al turista menos inquieto.

^^Fachada del Post.
^^Fachada del Post.
^^Zum Dampfl y Post
^^Zum Dampfl y Post

Y el otro sitio que voy a recomendar es el gasthof Mauth, que es más formal pero dicha formalidad no se refleja en los precios y tanto el servicio como la comida son de primera.

^^Fachada del Mauth.
^^Fachada del Mauth.

Seguro que hay más y son muy buenos, pero estos son los sitios que yo puedo recomendar del pueblo.

Espero que hayáis disfrutado del report, espero no haberos aburrido con mi experiencia en mi trayecto a la vuelta en pistas, se que es un poco largo y puede llegar a aburrir y lo que es seguro es que ya estoy deseando que comience una nueva aventura. Creo que estoy completamente reinsertado en este vicio maldito que nos tiene a todos atrapados.

Auf Wiedersehen. Prost!!!!

16 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    31/01/2024 15:31
    #1
    Gracias por el artículo. Muy interesante y para nada aburrido. Y a disfrutar de esta "nueva vida".

    karma del mensaje: 29 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    01/02/2024 06:52
    #2
    Que alegría tenerte de vuelta!!
    Vaya viajecito te has marcado ;)

    karma del mensaje: 29 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    01/02/2024 10:53
    #3
    ENHORABUENA LUDUS!!!! BIENVENIDO DE VUELTA
    QUERER ES PODER

    karma del mensaje: 29 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    01/02/2024 11:07
    #4
    Virgen santa que estropicio te hiciste, y éso que fueron 15 metros de altura, que siendo parapente, podían haber sido muuuchos más.
    Menudo peregrinaje de dolor y esfuerzo han debido ser éstos años.
    Me alegro que hayas logrado tanto, y que hayas querido compartirlo. Estas historias de recuperación, inspiran al resto.
    Report insuperable y bienvenido de nuevo. :+:

    karma del mensaje: 39 - Votos positivos: 3 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #5
    Fecha comentario:
    01/02/2024 21:14
    #5
    Qué barbaridad, qué historia más tremenda. Enhorabuena por estar otra vez sobre los esquíes :+:

    karma del mensaje: 29 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #6
    Fecha comentario:
    02/02/2024 19:08
    #6
    Bienvenido Ludus, enhorabuena por la recuperación y por el súper completo reportaje.

    Se agradecen los mapas, fotos y sobretodo las vivencias que aportas.

    karma del mensaje: 14 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #7
    Fecha comentario:
    02/02/2024 20:12
    #7
    ¡Qué magno, el Ludus! ¡Óptimo máximo!

    karma del mensaje: 29 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #8
    Fecha comentario:
    05/02/2024 11:03
    #8
    Me ha costado varios días leer la parte del accidente y la recuperación :oh!: :oh!:

    Pero me quedo sin palabras ante tu tenacidad y tu fuerza para volver a tu tierra prometida :)

    Muchas gracias por contarlo y menuda ganas de ir, de disfrutar de aquello y poder bajar pistas como la streif

    karma del mensaje: 29 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #9
    Fecha comentario:
    05/02/2024 13:43
    #9
    Grande Ludus !! Cuanto tiempo !! Después de tu gran fuerza y fe para recuperarte, llega tu feliz y mas valorado reencuentro con una de tus pasiones. Que maravilla, cuanto me alegro 👏👏👏👏!! Que crack !! Un fuerte abrazo querido💪💪💪💪💪

    karma del mensaje: 39 - Votos positivos: 3 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #10
    Fecha comentario:
    05/02/2024 14:24
    #10
    Magnífica retrospectiva del cachiporrazo en Ávila, de cuya evolución hemos estado al tanto por diversos encuentros y contacto guasapero. Yo creo que no conozco caso ni parecido de entrega y apoyo de una pareja y de tesón, perseverancia y confianza en una recuperación como la que habéis vivido. Así que justa recompensa el pedazo tour que os habéis marcado en los Alpes. ¡Divino!
    No sabes cuanto nos alegramos :+:
    Ah, y pedazo reportaje, cielos, qué memoria…, ya me explicarás… :lol2:

    karma del mensaje: 24 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #11
    Fecha comentario:
    05/02/2024 15:26
    #11
    Visto al completo. Gracias por tan detallado recorrido.
    Sin duda, la parte que mas me ha "emocionado" es la primera, tu peripecia ante la adversidad y ese espíritu de superación. Todo un ejemplo para todos. Celebro que puedas "volver a vivir", a disfrutar de tus pasiones, pero por favor....deja el parapente. :)

    Austria es algo pendiente para mí. No dudaré en próximas temporadas, empezando por la zona de Iscghl, que dicen es la mejor.

    Reitero, gracias, no por los datos, es por insuflarnos esa moral, y cuando tengamos un problema de esa índole, pensaremos en ti.

    Saludos.

    karma del mensaje: 14 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #12
    Fecha comentario:
    05/02/2024 15:28
    #12
    Ahh!!! recuerdo haber visto los paisajes de Elhmau por tv en la serie de Doctor en los Alpes que ofrecía NOVA, tenía previsto visitar la zona algún día.

    karma del mensaje: 14 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #13
    Fecha comentario:
    06/02/2024 07:27
    #13
    Superior, de los mejores que he leído. Esto es espíritu de superación en estado puro. :+: :)

    karma del mensaje: 29 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #14
    Fecha comentario:
    06/02/2024 11:02
    #14
    De entrada, te felicito por la recuperación de tu accidente, un ejemplo de tenacidad.
    Adicionalmente gracias por el reportaje, pillaste una zona de Austria que no es alta con nieve abundante y buenas condiciones :+:

    karma del mensaje: 14 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #15
    Fecha comentario:
    06/02/2024 18:37
    #15
    Me quedo impresionado con la primera parte del reportaje " Tu recuperación " que capacidad de sacrificio, no quiero ni Imaginar los dolores que habrás pasado hasta llegar al estado actual, tu lucha día a día contra todas las adversidades que habrás pasado, tu fortaleza mental, todo lo que pasaría por tu cabeza.
    ¡¡Grande Ludus!!

    La segunda parte del reportaje, una recompensa a tu esfuerzo y tu lucha, muy bueno.

    karma del mensaje: 14 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #16
    Fecha comentario:
    17/02/2024 16:09
    #16
    Casi sin palabras después de leer, por la crudeza del accidente y sus consecuencias.

    Menuda lección de coraje y tenacidad para recuperarte y poder, entre otras cosas, volver a reencontrarte con el paraíso blanco.

    Fenomenal el reportage con infinidad de detalles que nos serviran a todos.

    Mucha suerte con tu futuro y disfruta cada minuto de tu segunda oportunidad.

    karma del mensaje: 14 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de nevasport.com. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Lo más leído: