Normas de comportamiento | Foro de ayuda y tutoriales | Normas de seguridad y esquí Síguenos desde Facebook Síguenos desde Twitter Síguenos desde Vimeo Síguenos desde Youtube Síguenos desde Instagram Síguenos desde Google +
Cambia de foro:
Anuncios Último mensaje
Anuncio Comienza la temporada de sorteos, y a lo grande :blabla: 19/11/2018 22:05
Anuncio Ya tenemos fecha y lugar para la XV KDD Nevasport 19/11/2018 19:51
avatar
JuanGay Mensaje destacado
Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
12-02-2018 01:44
Buenas a tós y tóas.

Comensamo er sierre de la trilogía agósnica de la Mega, que ettaba sha en su meresido descanso de petarda pensionsta, pero que han venío a descongelarla como a la prinsesa Leia pa jasé tré úrtimas entregas, de la cuá etta é la úrtima de tóas y la mega se corta sha la coleta y la lengua y tó lo que haya que cortarse pa abandoná sha ette martirio anuá de soplaposheses variás.

Que luego no digái que no le pongo intensión a etto der abandono torero, que si vuervo no é por voluntás próspia sino por petisión de los afisionáos, que son pocos pero mu entregaos.

Ette año la mega no ha montao ningún sirco de los sushos. Sapuntao ar viaje de la Carol en una fesha desente, en setiembre, por suerte pa la pobre Carolines de los montes nevados de Dior, que asín no ha tenío que montá ningún pifostio pa acomodarla a úrtima hora, como veía siendo habituá y que daba musho juego pa estas crósnicas.

En los mese previo tol grupo comentábamo por los guasap que bueno, que mu bien, que como nieva en ette sitio al que vamo a í, que no hay dia que no mire uno las guescam y no esté cashendo la der purpo. ¿Seguirá essistiendo ese lugá cuando vashamo o estará enterrao hastal campanario de las iglesias? Primera duda sobre er viaje apasrentemente resuerta. Nieve hay.

A tó esto, vamos a Skiwelt. Que mú bien, me dirás tú, Maripuri, no mi mire asín que son también masustao. Primera notisia que tengo de que semejante sitio essiste sobre la fas de la tierra, señá de la isnoransia e incurtura de la mega y de lo musho que se patea la Carolines er Google maps pa encontrá sitios estraños y ersósticos. Sho me ettaba jasiendo ilusione polque claro un sitio tan poco conosío, con tanta nieve, iba a sé una presiosidá de esquiá por ashín por pittas desiertas sin un arma jumana entre paisaje orgastrónicos donde los árbole irían estashando a nuestro paso ar no podé aguantá en su interió tanta beshesa acumulada...

Bueno.... pues no todo fue tan idíslico como pudiera paresé ante estas ensoñasiones, que sha sabéis los pocos adistos a ettas shorradas que la mega é muy dada a la fantasía desbordante cuando no conose argo y luego la realidá le mete cáhostión que la deja reventaita, la pobre mia. No adelantemo acontesimiento y vamo a intentá poné argo de orden en er relato.

Dia de la salida. Pin pan pum y avión en el aire, vamo a í resumendo que nos da semana santa.

Shegada a Munshen y solo unos esquis perdidos, nostamá pa un grupo tan numeroso, pero gran putada pa los damnificados.

Na más llegar al eropuerto y recomponer a tól grupo tras recoger equipajes, la Carolines de los montes se puso a intentá localisá ar guen moso der utobú que tenía que shevarno a nuettro destino. Pero argún problema de comunicasión había polque ashín pasaban los minutos y los minutos se convertían en horas y er utobusero no aparesía. Que si viene, que no si no viene, que si saquivocao y saido a la terminá uno en vé de a la dó... Cuando shevábamo sha un rato ashín tirao como perro y sin solusión a la vitta, de pronto en la terminá de shegadas der uropuesrto de Munshen se produjo una shamarada segadora y tol personá se tiró ar suelo de mimmo pavó y los poco que nos atrevimo a levantá la cabesa y jasé una foto casturamos jutto ette espestaculá momento:



La Caro había autocombustionáo y sabía convertío en la mujé antorsha y ettaba pegando grito en españó mesclao con inglé y alemán y emitía insurtos y maledisensias en una frecuensia vocá de tar masnitú que tós los perro y gatos de tré kilómetro a la redonda se pusieron a aushá como si saprorsimara un tesrremoto.

Cuando las shamas se redujeron a unaintensidá que podía uno asercarse a meno de sincuenta metro de la Carol sin resurtá carbonisado, nos pudimo enterá que resurta que er ruso u polaco que condusía er utobú ettaba en el parking con sus dó cojone bien plantao, ashín esperando a que fuéramos y sin avisá a nadie.

Asín que nada, cabargata de esquipaje hastarparking, tetri en el utobú pa meterlo tó, y carrestera y manta hatta Ellmau, nuettro punto de destino.

Y ahí ettábamos tós, con laintriga de siempre, qué habrá, cómo será er pueblo, cómo será er hoté, ¿ettarán bien las pittas?, ¿se pareserá a lo que se veia en las webcams o era tó un montaje con un recortable puetto delante de la cásmara y un shorrito eshando chus chus de nieve por delante?

De momento na má shegá ar pueblo, la impresión era de una cosa un poco estartalá, pero pol lo meno er hoté nostaba lejo de los sitios pa salí. Er hoté era ette:



Er famoso Kaiserblick, que ar cuarto día má o meno la mitá de lascursión sha sabíamo medio pronunsiá, pol si nos perdiamo pa podé desirle er nombre ar tassista.

Er caso é que la cashe de shegada era en cuetta, y er suelo ettaba congelao. No se si é nesesario esplicá la situasión o sus haséi una idea. Una panda de sincuenta españole, sacando der utobú esquises, botas, macutos y maleta, con er utobú aparcao en una cuetta mú empiná y tol suelo sheno de jielo pelao. ¿Qué puede salí mal? Había una señora mu simpástica con la que crusé unas palabra durante er trashesto, que fue intersettada por una maleta tipo baú de la piqué embalá cuetta abajo, y se la shevó palante por la cashe pabajo tirá ensima de la maleta, shishando y agarrando sus esquises comunaposesa, aboshando tós los coshes que pasaban, y ar finá shocó con un bordisho y salió volando por ensima dunpuente. No la vorvimo a vé en toa la semana.

Er espestásculo totasmente dantesco de la pandaspañoles escurripisiándose con los bártulos cuetta arriba pa shegá a la resersión der hoté terminó sin más damnificado y la Caro empesó a repartí habitasione.

Sobre las cursiosidade arquitestónica der hoté, sha hablaremo. Que hay musho que hablá. Por hoy lo dejaré pasá má que na polque son las dose de la noshe y mañana hay que trabajá, y quiero dormí argo.

Vamo sha con er primé día desqui, y dejamos las curiosidade sosiológica pa la siguiente entrega. Resurta que pa el primer dia desquí, la Carolines de los montes había organisao una escursión pa haserno un poco con er mapa de pittas. Polque de etto sí que tenemo que hablá, largo y tendido. Er mapa de pittas desta cosa é tar que asín:



Unos 280 km de pittas, y un foshón que ni te cuento. A simple vitta er mapa e un poco indessifrable, má que ná polque los remontes ettán pintao con unas rayas mu finitas que casi no se ve, y las pittas son mushas y mu juntas y mú arremolinás, y no hay forma de sabé pa qué lao van o vienen, ni qué remonte hay que cojé pa salí de aquí o dashí. E un cao de narises. Er caso é que la Carol pensó que pal primé día nostaría mal una escursión a Brixen, saliendo de nuettro pueblo, que é Esllmau. E una escursión larguita pa conosé lastasión, y sha er retto de día tené ma claro pol donde hay que í y volvé pa movernos por tós laos.

Er caso é que hay una sona indeterminá, que la marco en rojo, que la llamamos “la hoya”, E unaspesie dagujero negro en la montaña con unos podere magnésticos que anulan complestamente la capasidá doriensasión jumana y te jase creé que vá pal norte cuando vas pal sur, que te jase ettá complestamente convensío de que vá en linea resta cuando ettás dando más vuertas cuntrompo. Sho no me he perdío má que en etta putastasión, qué complicasión pa tó, qué montaña más difísir y qué naturalesa má desorientadora.


La hoya de la muerte é etta:



Y claro, como tenía que pasá, er plan inisiá de la Carol para shegá a Brixen era er siguiente:



Como véis, simple y eficás, diseñado por una inteligensia germásnica y con totá rasionalidá.

Er resurtao finá der día fue er siguiente:




Polque claro, la hoya de la muette sinterpuso en nuettro camino con musha mardá.

Empesemo por er prinsipio.

Er caso é que er domingo tempraño con las legañas pegás, mi compañero de habitasión, resién conosido y con er que he compartido intimidade y ronquidos, salimos der esquirúm der hoté, y resurta que sales der esquirúm, y hay un pasisho que dá afuera der hoté por dó sitio. Por uno de esho vés una cashe con coshes pasando, y ar otro lao der pasisho ves una pitta con gente que pasa esquiando. ¿Tu pa donde te vás Maripuri? Pos pa la pista, ¿é o no é? Pos ashá que nos fuimos mi compañero Jose y otros cuantos más, convensíos de la bondá de la desisión.


La pitta que pasa por el hotel




Argunos de los componentes der grupo: Jose Alberto y Fran




Ashín que estamos plantaos y hablando con er guarki con la Carol. Que si, que nos vemos en er telesqui. Ea, pos bajamos la pitta que pasa pol delante der hotel, y efestivamente, shegamos a un telesqui. Pero ashín no hay ni dió. Nosotro no lo sospeshábamo en ese momento, pero habíamos salío hasia el lado que daba a la parte de la isquierda der mapa de pittas, a la úrtima estasión de toas que se shama Going, en vé de í hasia er cogosho der dominio. Pero ettábamos convensíos de que íbamo bien y mardisiendo a los demás, que mira que son torpes, pos sí que tardan en ponerse has botas, pos faya gente má lenta, andandarán...

Subimos er telesquí asmirando las visttas







Er caso é que en argún momento debíamos shegá a un telescabina, er famoso Hartkaiserbanh, pero ashín no había ningún guevo pol ningún sitio, solo telesquis y telesishas. Er caso é que en argún momento fuimo consientes de caquesho no era normá, pero encontramo una pitta que atravesaba tré carretera como tré soles, y shegaba ar guevo. No entendíamo mú bien la peaso de vuerta cabíamos dao, to sea disho, y empesábamo a intuí que aquesha montaña no iba a pemití fasirmente casimiláramos sus secretos.

Ar menos er vuertón no fue en barde y había buenas pittas pa disfrutá.



Momento de reagrupasión pa repensá estrategia y consultá planos inústiles



Ese día, como tós estábamos más qué perdíos y desorientáos, Alberto se autoerigió líder de la manada, y todos dimos por bueno su desisión con tal de no tené questá consurtando tól rato aquesha tortura de plano. Asin que una vé encontrao er guevo y reorientá nuestra situasión en er mapa, dejamo que Alberto nos shevara a la hoya de la muerte, sitio impresindible por el que hay que pasá si quieres conestá con cuarquiera de las demás sonas der dominio.

Antes de seguí, tema nieve. Qué desir. Pues haber, había musha, pero la hijaputa más tiesa que la mojama en mushos sitios. Sho creia que iba a ettá con otra calidá pero claro, en esos sitios ustriacos tienen costumbre de poné estasiones desquí en lugares questán a oshosientos metros daltitú namá. Y claro, con el calorsito questaba jasiendo, pues hielaco puro pol la mañana. Menos má que la mega shevaba sus esquises resién comprados, espesiales pa nieve retiesa, que se portaron comunos campeones y evitaron espestásculos der pasado como despeñamientos por pittas negas congeladas. La hittoria é por tanto má aburrida pero sus jodéis que sho vuervo sin moratones y con la morá bien arta, que shastabien de pasá calamidades en la neige.

Una vé pasado er guevo Hartkaiserbanh, nos adentramo de sheno en la hoya. Ashín empesamo a dá vuerta, y má vuerta, parriba y pabajo, shegábamo a un telesisha y desíamo, jo, otro telesisha, etto no sacaba nunca. Pero luego veíamo er número, y desíamo, einn, que ette é er mimmo de las dó úrtimas veses. Ettamo dando vuertas. Er caso é que tu salías palante, te pensabas questabas esquiando palfrente, pero no se cómo los relieves, las luses y sombras, la orosgrafía de la montaña, tasían un lio mental cacababas otra vé abajo del mimmo telesisha cabías subido y tu sin coscarte de dónde coño tabías dao la vuelta.

Ashístabamos una de las veses consurtando er plano a vé cómo era posible aquer espediente equis, cuando se me asercó una asianita con una cara mu simpática pero con la mirada perdía, y con una ropa desquí mú anticuá y mú estropeá. Será fransesa, pensé, pero no, polque me habló en inglé y me pidió si tenía argún bocadisho o argo pa comé. Le dí una barrita energéstica y la devoró con plastiquisho y tó, con los ojos desorbitao que se le veían perfestmente polque las gafas desqui que shevaba no tenían cristales. Le pregunté si estaba bien y si necesitaba ayuda o argo y me estuvo contando que vivía ashí desde que en mil novesientos sincuenta y seis shegó con un viaje der colegio y se metió en esa sona con unos amigos y todavía no habían conseguío salí. Y que sobrevivían de la generosidá de los esquiadore y tenían una cabaña en er bosque donde vivían los supervivientes. Somos cada vez menos, añadió con tristesa, y asto seguido salió corriendo a cuatro patas y se perdió en er bosque.

Me giré ráspidamente pa comentarlo con los demás pero ettaban tan assortos en er plano que nadie había vitto a la ansianita. Yo me empesaba a angustiá un poco pero bueno, a las malas, tó sería cuestión de si oscuresía, preguntá a los remonteros dondestaba la cabaña de la vieja y pedir asilo por una noshe....

Er caso é que despué dargunas peripesias que no vamo a entrá en detashe polque fueron argo repetitiva, y despué de subí y bajá la sisha 6 varias veses en sircuito serrado, Alberto consiguió sacarnos de la hoya mardita y shevarnos a Brixen sanos y sarvos. Aquí ar finá de la pitta y camino de un bareto.



Pero tal heroisidá a Alberto le costó cara, porque su mujé, la Michi, que venía lesioná en un hombro de un megahostión que se pegó hase poco, resurta questaba mú molesta con su marío porque sabía erigido en masho arfa y sabía venío arriba y shevaba ar grupo a buen ritmo y según esha, sin repará en que su mujersita iba ashín con er braso jodío pasándolas putas pa seguir ar grupo y sufriendo en silensio polque la Michi no se queja ni aunque la frian en aseite hirviendo.

Pero cuando shegamos a Brixen, se desató er drama. Toa esa furia contenía, tó ese despesho restenido, surgió de pronto y vorvimo a vé un replandó familiá y vorvimo a olé un shamuscamiento conosido, y ante nosotro Michi autocombustionó, según quedó registrado en la cásmara de la mega, que siempre ettá litta pa dispará:



Hay que vé lo que jasen lasa cásmaras pa aproveshá el espasio, que etta foto se me parese mushisimo a otra que no caigo ahora pero etto sho sha lo he vitto seguro en argún sitio. Serán los argorismos de compresión que ar finá jasen que toas las fotos sean iguales.

Tal fue la furia de esa mirada que Alberto dijo “uy sho mejón me subo a jasén unas bajaditas mientras os tomais una servesita”, y se quitón denmedio pol si le arcansaba arguna shama insendiaria.

Aquín er gruspo disfrutando dun meresido descanso.




Y sha comensamos la vuerta, con miedo de tené que atravesá de nuevo la hoya, pero etta vé solo nos equisvocamos trese vese y pudimo shegá ar guevo que era la referensia pa volvé a casa.




La pitta oshenta, que bajaba siguien er guevo, ettaba muy shula, aunque muy trishada a úrtima hora.

Aquí Antonio pishado infraganti.




Después, había que pishá un telesisha der amor, de dó persona y mú lento, y sha nos dejaba en un sitio der que se podía bajá esquiando ar hotel, donde después de los servesones reglasmentarios, desidimos irnos a relajarnos ar maravishoso spa.









Primera impresión: paisajes muy potitos, nieve regulera, musha complicasión en los enlases, y mishones de personas en las pittas. Como era domingo, se notó. Er resto de días hubo solo sientos de miles.


Y mañana o pasado seguiremos contando aventuras arpinas ustriacas.

Guenas noshessss



Editado 1 vez/veces. Última edición el 12/02/2018 09:45 por la_alemana (carol).

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 159 - Votos positivos: 11 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
12-02-2018 10:21
Me van a echar del trabajo por reírme a carcajadas.....no digo más que lloro y todo....aunque creo que de risa ya me viste reírme en este viaje! Somos pocos los que vimos a la anciana....jajajajaja

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
12-02-2018 10:28
Cita
agucas
Me van a echar del trabajo por reírme a carcajadas.....no digo más que lloro y todo....aunque creo que de risa ya me viste reírme en este viaje! Somos pocos los que vimos a la anciana....jajajajaja

Es que la anciana era muy discreta y huidiza, a la vez que ágil y armoniosa :lol2:

Me parece que tienes un papel estelar en el próximo capítulo.... :lol2::lol2:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 11 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
12-02-2018 10:38
Cita
JuanGay
Cita
agucas
Me van a echar del trabajo por reírme a carcajadas.....no digo más que lloro y todo....aunque creo que de risa ya me viste reírme en este viaje! Somos pocos los que vimos a la anciana....jajajajaja

Es que la anciana era muy discreta y huidiza, a la vez que ágil y armoniosa :lol2:

Me parece que tienes un papel estelar en el próximo capítulo.... :lol2::lol2:

Esperando estoy.....pero para mí no hace falta que pongas la foto de la autoexplosión! Ya sabes que yo me enfrío "tirándome" en la nieve...jajaja

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 11 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
12-02-2018 12:31
ya se lo explique a Carol cuando estubo en casa, el plano es un lio. Yo llevo yendo varios fin de año y aun me cuelo alguna vez. De todos modos en el foro puse los remontes a coger para ir de Ellmau a Brixen. Aun asi es liante.



GLOB


  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
12-02-2018 13:27
:lol2::lol2::lol2::lol2:
Genial

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
12-02-2018 14:25
La única forma que La Mega conseguirá retirarse de los ruedos es creando un programa de IA que escriba sus reports. :lol2:





  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 11 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
12-02-2018 20:37
Cita
Pablo LB
La única forma que La Mega conseguirá retirarse de los ruedos es creando un programa de IA que escriba sus reports. :lol2:

Qué peresa programá er grasejo, ufff, mejón caprenda solito! :lol2:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
12-02-2018 22:30
¡Repor de La Mega! ¡Yupiii! :bounce:

Me lo paso pipa leyendo. :lol2::lol2:Aplausos Lo de la vieja es buenísimo. :lol::lol::lol:

Graciassss



Was ist apreschi?: Als Après-Ski bezeichnet man die in Wintersportorten angebotenen Vergnügungen für Touristen, die zumeist nach dem Skilaufen wahrgenommen werden. Dabei handelt es sich meist um Partys in Kneipen oder Diskotheken, bei denen viel Alkohol getrunken wird und Après-Ski-typische Musik gespielt wird. Après-Ski-Musik zeichnet sich durch eingängige Melodien und teilweise frivole Texte aus, welche zum Mitsingen und Tanzen ermuntern sollen. ¿Qué es apreschi?: el término Après-Ski hace referencia a los placeres que ofrece el esquí para los turistas, que, en su mayoría, son disfrutados después de esquiar. Estos son, principalmente, fiestas en pubs o discotecas, donde se bebe mucho alcohol y se escucha música típica de Après-Ski. La música de Après-Ski se caracteriza por sus melodías pegadizas y textos en ocasiones frívolos, que deberían alentar a cantar y bailar.


  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt. Parte II
13-02-2018 01:29
Guenas noches. Volvemos a contá unas cuantas cosas deste maravivivishoso viaje, como siempre organisado pol la walkiria de las nieves Carolinesss. En er relato dashé no contamos ná de las costumbre locale ni der alosjamiento próspiamente disho, y sha va siendo hora polque etta noche tampoco va a dá musho de sí la cosa, má que ná polque er ojo isquierdo se ma serrao hase rato y er deresho ettá poniendo er intersmitente pa la cama asín que vamo a tratá dabreviá.

Despué der primé dia desquí, sha teníamo má o meno controlao los veriscuetos der hoté, que era un lasberinto má complicao que la bibliotecal monasterio der nombre de la rosa. Había dó edifisio y un túsne pol debajo de la cashe pa pasá duno a otro. Unos assensores shevaban ar espá y otros nó. Er guardasquí ettaba en la menos uno pero solo se bajaba por un assensó. Había habitasione en la planta segunda en er mimmo difisio que nostaban conestás con otras habitasione de la mimma planta segunda, pol lo que si te metía en un assensó equivocao, te ponía a dá vuertas pol un pasisho mú largo con varias rasmificasione buscando tu habitasión comuntonto y sin esperansa jumana dencontrarla polque nostaba ashín. Asín que te tenía que bajá en un assensó, salí, entrá en otro assensó, subí ar mimmo piso, y ashí sha sí que ettaba la tuya. Er que diseñó aquesha cosa debía de tené una peaso de persersión espasiá que tenía que sé primoermano de eté er estraterrestre. Y era un edifisio modelo, que no tenían nesesidá de jasé esas tonterídas española. Aquesho era un masmotreto mú bonito poldentro, pero por fuera má feo cuncuerno.

Las habitasione, mú bien. Solo una pega. No les perdonaré jamá la impresión que me dió la prismera vé que entré en la habitasión y mencontré a mi compañero ashín ejersiendo su mayestástica potestá. E desí, en er trono. Que no é que sho abriera la puerta der cubísculo ni ná, que é que er cuarto de baño era de cristá, trasparente. Como te lo digo Jasinta, muerta me quedé toita toa. Y er cushuflán der vate también de cristá. Eso si, les daría sha la risa tonta cuando lo hisieron y la mitá dabajo era de cristá traslúsido. Pero se veía la cabesa asomá pol arriba. Perfestamente. Y sha pos te imagina er pasté, qué va jasé una persona jumana ashí sentao, no vastá resando. Que mu bien y mu bonito pa parejas y pa enamoráo o como desía la cansión de Alameda, pa cuando hay presagio dentrega, pero pa dó mushasho que no se conosen de ná y que van a compartí habitasión en un viaje desqui, mu aprospiao no ví sho tanto cristalamen y tanta transparensia. Er cuarto de baño pedroshe, le shamábamo.

Tu imagísnate que entra en labitasión y hay una paré de cristá, con una puerta de cristá trasparente, que la abre y dentro hay etto:



La foto la he cogío dinterné y é más trasparente de lo que de verdá era polque en nuetra habitasión la parte de la mitá dabajo de la puerta der váte era traslúscida, menos má.

Te digo sho Jaimita que ni pa parejas é aquesho. Que esa visión duna cabesa lesvitando sobre la tasa dun váter le quita er romantisismo y las sombras de grays a cuarquiera.

Y luego ettá la otra parte de lahistoria, cuando te toca a ti. Tu va y te sienta en er trono, que a vese hay que sentarse, tu sabe. Y claro, se ve tó. A ve, tó tó, no, pero se te ve la cabesa. Se sabe que estás ahí. Se sabe lo questás hasiendo. Y a vé cómo aprieta tú sin que se te note en la cara. Sho lo intentaba sonriendo pero no lo conseguía.

Un par de vese me pasó de está ashín en plena batasha, y entrá mi compañero en la habitasión. La puerta de la habitasión ettaba jutto defrente der váter, asín que cuerpo a tierra. Sha ve tú que tontería, pero la verguensa é asín, que no teníamo confiansa pa compartí esas intimidade. Sha en una de las ocasione conseguí no tirarme ar suelo cuando entró, y conseguí girá la cabesa, sonreí y saludá con una manita. Debía paresé er muñeco diasbólico.

Dejando los temas escastolósgicos, luego tenemo er lio de las senas. La primera noshe ettábamos ashín tós esperando en er bá der hoté, sin sabé si podíamo í sha o no a comé, polque claro, entre los horarios españole y los ustriacos, ettábamos más liaos que la pataunromano. Er caso é que desidimo metelno en er comedó y una mushasha mú simpática que debía etá jasiendo un cursisho aselerao despañó nos llevó a un salón y con una amplia sonrisa me dijo “Todo esto es para ti”. Coño, me voy a tené calquilá un camionaco pa shevármelo to paspaña, me dije, pero luego caí que lo que que quería desí la mushasha é que aqué salon era pa nosotros, y había confundío er todo con la parte. Qué shiquisha, ar menos lo intentaba.

Tós los camareros y camareras intentaban shapurreá argo despañol, lo cuá era dagradesé por la buena intensión y pol las risas que nos eshábamos con las giliposheses que desían, los pobres míos.

La cosa de sená era esstraña. Las ensalás y los entrantes eran un bufé, y luego las sopas y los segundos eran de la carta. O sea, me siento, no me siento, si me levanto al bufé vienen a tomá nota der segundo, si me siento no vienen y no como... vamo, lo de siempre en etto casos. Poco a poco fuimo cogiendo er tranquisho y la cadensia y shegamo a dominá la tésnica y a pronosticá asertadamente las aparisione de los camareros.

La noshe de la primera sena se preparó er drama, y nosotro sin saberlo. Tu te lees la carta, y pone, literasmente: ensalada y entrantes, bufé. Sopa y segundo plato, carta. Postre a la carta, y después, queso.

Después.

Consepto clave, no polque pusiera estristamente “después” escrito en la carta, sino polque si tú veías la carta, er queso ettaba inesquísvocamente detrá der postre. De eso nos dimo cuenta despué, claro, despué de musho analisá, pero la prismera noshe, a la panda despañoles que shegó como una horda de ñus famélicos lo mimmo le dió er orden de los fastores y arrambló con toas las variedades de queso, y dos hojitas de leshuga pa adorná. Aquel atresvimiento nos costaría caro.

Segunda noshe, segunda sena, despué der primé dia desquí. Má jambre que carpanta, y tós por ashín por er bá rondando como los sombis der guarkin dead, hasta quel primer sombi rombió er hielo y tós le seguimos salivando. Sin shegá a la mesa siguiera, Marta agarró un plato se fue hasia la sona de los quesos, questaba presintada con una sinta como la de las colas de los museos. Sha nos ettaban esperando.

De pronto de la cosina salió la jefa susprema der hoter, la frau brujen, y vorvimos a sentí por tersera vé en dó día esa shamarada, esa jumareda, ese grito de cuerpo a tierra si quiere viví.. y como siempre la mega sacó a tiempo su cásmara y plasmó er horró en tó su esplendó:



La frau blujen se puso a gritá comuna posea a la Marta, que retrosedía ar mimmo tiempo que se le shamuscaban las puntas. A la frau, entre otras maledisensias y gritos diabóslicos, se le podían entendé órdenes presisas en alemán a sus esbirros.

„Die Spanier essen den Käse vor der Zeit. Töte sie wenn nötig. Töte sie!!“

Que no sabíamo lo que significaba pero que daba musho miedo. Asín que nadie más satrevió a asercarse a los quesos.

Eso si, sus podé imaginá er cashondeito con er queso er retto de la sena. Y cuando acabamo de sená, rebosantes de tó y a punto de vomitá, nos fuimos a por un plataco de quesos na má que pa dá polculo, y la frau blujen sha no pudo quejarse ni sacá sus superpodere flamísgeros polque ettábamos comiendo er queso ar finá, despué der postre, como ettaba mandao en las leshes ustriacas.

Aquí con los compañeros de mesa:



De pronto en mitá de la sena aparesión Jamelín de los bosques tiroleses, amenisando la sena con un par de beshas melodías montañesas a las que nadie hiso ni puto caso y er mushasho se fue con sus musculosas pantorrishas a jodé a otra parte. La vengansa sería terrible.



Cuando terminamos la sena, nos trasladamos tól grupo al bar der hotél, y resurta que er Jamelín ettaba ashín con su organisho dando un consierto de pashanga ustriaca, y los españoles ráspidamente nos integramos en las costumbre locales.



Er caso é que er tio ette der organisho y los pantalone de colegiá tenía ashín en er suelo una cosa comuna trompa grande, y ettábamos tós con el cashondeo de eso que será, que ji ji, que ja ja, y se ve que er pavo se quedó con la copla de que nos ettábamos cashondeando una poquita, y sacó la trompa. Y empesó a tirá, y a tirá, y aquesho venga a cresé, y a cresé:



Y de pronto, su vengansa contra la mega se materialisó y la pishó de sorpresa como a una guiri pardisha:





Aquesha cosa sobrevoló la cabesa de la mega y se posó en su carva como si la conosiera de argo, y la mega se quedó paralisá, meaita de la risa pero sin sabé qué hasé con aquesha peaso de trompa en la cabesa y escushando como toas sus amigas se desposhaban vivas. Puede escusharse clasramente en er video, se nota hatta er escurrirse de las lagrimita de risa pol las mejishas de la Marta, que na má terminá er nusmerito tuvo que subilse a la habitasión a cambiarse toa polque la tena lady no había aguantao er sunami.

En un momento der video se ve como er Ramón jase una foto de la carva de la mega. Hela aquí, que la he conseguío en primisia. Grasias Ramon!! Y grasia a etta foto también he podío identificá a la traidora que grabó er video. Sofiaaaaaaa!!!!



La mega aguantó con estioisismo er cashondeito, que duró un guen rato en diresto y varios días en las redes sosiales, y tras unos servesones, a dormir y a descansá.

Er segundo día desquí amanesió estupendo de la muette, con un solaso tremendo que nos levantó er ásnimo y er corasón:



Y mañana sus lo cuento, porque mira qué horas son, y eso que dije que íbamo a abreviá. Esto empeora con la edá, Virtude, así no hay forma de terminá.

En fin, guenas noshesss, mañana seguimos!

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 52 - Votos positivos: 4 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt. Parte II
13-02-2018 09:56
Yo tengo un vídeo de como era nuestra habitación y la puerta del baño (traslúcida) se abría sola mientras estabas en el trono, así que no se que es peor :lol2::lol2::lol2:





  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt. Parte II
13-02-2018 10:06
Ponlo ponlo, que yo, tonto de mi, no hice ni foto!! Y eso merecía un reportaje completo! :lol2:

La foto que encontré es de internet y es idéntica a nuestro cuarto de baño, solo que el nuestro no era tan transparente, menos mal, ja ja ja.

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt. Parte II
13-02-2018 10:47
Cita
JuanGay
Ponlo ponlo, que yo, tonto de mi, no hice ni foto!! Y eso merecía un reportaje completo! :lol2:

La foto que encontré es de internet y es idéntica a nuestro cuarto de baño, solo que el nuestro no era tan transparente, menos mal, ja ja ja.

Lo busco y lo subo para ponerlo aquí.





  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
13-02-2018 11:27



Aquí el único documento gráfico donde se ve la puerta traslucida del baño de mi habitación.

En en caso de nuestra habitación la puerta entera era traslucida, pero no había mecanismo de cierre alguno.

Según la cerradas y si no estabas atenta, se iba abriendo lentamente hasta quedar completamente abierta.

Un despropósito!!!!

:lol2: :lol2: :lol2:





  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
13-02-2018 11:39
ja ja ja, la tuya era más discreta. La nuestra era traslúcida solo de la mitad para abajo, y la puerta de entrada estaba justo defrente. Vamos, que ni que te pongas el sombrero de frutas de Carmen Miranda disimulas lo que estás haciendo :lol2:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
13-02-2018 12:36
De la Hoya de la Muerte puedo dar fe... la de vueltas que dimos para salir del agujero negro:lol2:





  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt. III
14-02-2018 00:56
Guenas noshes. Vorvemos pa contaros lo que acontesió er segundo día desquí destestupendo viaje.

Lo primero de tó, una fé de ratas. En er craspístulo anterió dije errósneamente que la autora der vidrio de la trompa gigante era Sofía, pero la Carolines de los montes nevados de Dior me ha reconvenío y afeao mi afirmasión polque fue esha reasmente la que grabó er vídreo con sus propias piennas. Usté perdone señora Lasarov, por ese erró dapresiasión tan tonto. Si é verdá que dó milisegundo después de que er señó de las pantorrishas despampanantes me quitara la supertrompa de la cabsesa, empesó a pitarme er móvil y era polrque la Carolines sha había esparsío er vídeo a tó lo ansho der mundo virtuá y sha era shón er cashondeo de la noshe en las redes sosiales. Qué mala memoria mare mia.

Vorviendo a la neige en sí mimma, er segundo día er plan era mú claro. Hasía sol y buen tiempo, y no sabíamo cuándo nos veríamo en otra. Asín que había que shegá hatta er finá der mundo conosío. E disí, hatta la puntita má lejana der mapa donde hubiera rashajos de colores por donde se pudiera escurrí uno. Tar que asín:



Salimos eshando leshes na má desashuná, pa atravesá la parte coñaso de lastasión y shegá a la sona de Westendorf con sufisiente tiempo pa eshá un guen ratisho ashín. La mega se pegó a la Carol comunalapa y no la dejó ni a sor ni a sombra, no sea que le vorviera a jasé la tresecatorse como er día deante y la dejara toa tirá. Que no é que la mega tenga queja de Alberto como líder espirituá, pero también tenía gana de esquiá aunque fueran dó minuto con la Carol.

Etto va a sé ráspido polque no tengo foto de la ida. La Caro iba ensiscá desder minuto uno y si sacabas er móvi ettabas muerto y perdío pa siempre en la hoya, asín que solamente matreví a jasé un par de fotisho en los remonte. Aquí con la Carol, Sofía y Jose Luí subiendo er Hartkaiserbahn.



Orsérvese la sortura de la mega con el alemán, que no he querío disí ná pa no presumí de don de lengua, pero que he mejorao una barbaridá en gersmánico. Sha tengo un nivé asimilable al A 0’142 según norma uropea.

Las pittas por debajo der huevo tenían mu guena pinta, las cataríamo a úrtima hora a la vuerta cuando sha ettuvieran convertías en un patatal de esluchi (ves tú Robustiana, ahora en inglé, si é que ettoy que me sargo)



Y de aquí hatta Westendorf, ni una mardita foto. Tol mapa de pittas atravesao de lao a lao y sin constansia grásfica. La Carol no corría, volaba. Dié metro ante de shegá ar finá de los telesishas se tiraba comunaloca en marsha y cuando quería darte cuerta sha éra un pírsel verde en er horisonte. Nos apuntamos tós pa fijarnos ar día siguiente qué se tomaba pa desashuná porque er ostanaje debía sé duna magnitú considerable. En un par docasione escushamo esplosione y sentimos la onda erspansiva como cuando un avión rompe la barreralsonido. Pos era la Carol en match 1 y a vese shegó hatta match 2, la joía.

Cuando shegamo a Brixen con la lengua fuera, los esquíses ar rojo vivo y lasparda aletargá de tanta flessión estensión a toa pastisha, ensima la Carol nos miró con una espresión en er rostro que desía clasramente y con toa nitidé, venga pirtrafishas, que vais mú lentos.

La mega pa sus adentros iba pensando, ette nivé dastividá nosnormá. Sha verá tu en cuanto la Carol vislumbre una casfetería a meno de dié metro de las pittas. Se va a tirá de cabesa y sin anestesia. En efesto, na más subir er guevo que hay que cojé atravesando la carretera en Brixen y que te pasa a la otra parte finál de lastasión, había una casfetería presiosa con unas visttas dinfarto.



La Carol perdió tol efecto de lo que sea que sabía metío en vena pol la mañana. Se derrumbó comunblandiblú pero ante de caé ar suelo sha shevaba un servesión en la mano, y con una cara mu grasiosa con la boca shena despuma nos dijo, ea, sha os he traido hatta aquí, disfrutá y dejá de da polculo. Y se retiró a una mesa y se quedó ashín mirando ar infinito sorbiendo la servesa pol la narí. Está mu rara la Carol ette año, pensamos tós, pero nos duró poco er momento de refrersión porque las pittas y las vittas eran mú espestaculare y desidimo respetá er deseo de soledá de la lideresa y salí jushendo. Aunque unos cuantos der grupo ar finá desidieron jaser compañía a la Carol y se quedaron también pa joderle la introspessión.




Ette troso é la parte má a la deresha y arriba der dominio, si mira er mapa completo. Dejamos ar servesitas tim en la posisión de la flesha roja y un gruspito redusido, formado por Jose, Juancar, David y Marta desidimo bajá la roja que shega a Westendorf. La pitta pa la mega ettaba cosjonuda aunque durisha, pero como esha iba con sus esquises nuevos con crampones incorporaos, iba como loca escurriendose sin resbalarse. La Marta, que shevaba unas tablas de planshá tamaño industriá, no iba mú cósmoda con esas duresas marmóreas y no dejó de refunfuña en toa la bajada. Como sería su frustrasión que na má subí de nuevo en er guevo, se unió a los serveseros y abandonó ar grupo de incansables.

Aquí la pishé desertando pero no conseguí sacarla de frente, solo se ven sus rosas espardas recortás sobre ese paisaje maravishoso. También podemos vé en la instastánea a argunos de los compañeros serveseros. La foto é mala con avarisia, pero er sitio é espestaculá.









A partí dahí se configuró er grupo de irredustibles que se mantuvo unido hatta er finá der dia. En un telesquí al lao de la cafestería nos encontramo a otro grupo capitaneado por Alberto, y dijimo, qué bien, vamos tós juntos. Salimos der telesquí, Juancar tiró ensiscao montaña abajo, y cuando shegamo ar finá polque sha no se podía bajá má, nos dimos cuenta de que la unión de los dó grupos había duráo lo que duran dó peses de jielo en un guiski on de rocs (grasias Sabina pol la inspirasión poéstica). Queríamos habé bajao ar guevo de la deresha der tó, y en vé de eso nos habíamos despistao y nos habíamos metío en una hondoná sin salida, con un telesisha que te vorvía a shevá otra vé ar teleskí. Joder, dijiimos, va a paresé que lo hemos hesho a prospósito...

Aquí vorviendo parriba a intentá remediá er error.





Pero sha era tarde, nos habíamos perdío irresmediablemente, asín que no quedó otra solusión que nombrá a Juancar lider espirituá y seguí palante. Bueno reasmente no fue posible nombrarlo ná polque a Juancar lo distinguíamo a tamaño naturá solo cuando cogiamo un telesisha. Er tamaño normá relativo der Juancar en las pittas era de sero coma dó micras, ashín a lo lejos. Un poco con la lengua fuera pero la mega consiguió seguí ar minigrupo y conseguimo shegá ar finá der mundo conosido. Y una vé ashín, pos a vorverse, qué tontería má grande, pero asín é.

En un lugá indeterminao desasona encontramo despronto un hutte en mitá de la montaña que nos shamaba con sus amorosas cuerdas voscales tirolesas, y no pudimo evitá caé en la tentasión der solesito, las mesitas, er servesón y er bocata robao der desashuno.



Los shalesitos ettaban mu shulos, a vé si me suben er suerdo y me pisho uno



Aquí er Daví posando con er braso esstendido pa salí en 3D en la foto. Lastima que er foro de Nevaspó todavía no asmite fotos en 3D. Pepe, a vé si nos modernisamo, que van a estrená Avatar 2 y va a vorvé er furor pol las gafas coñaso pa vé pelis.



Y sha camino de vuerta, la mega tuvo su rasión de orgasmo montañero (é que esha é mu sersuá en la montaña y se pone contenta enseguía), ar bajá la pitta 11 hasia Brixen. E una pitta mú larga, roja oscuro con trosos negros de toa negritud, y ademá, ettaba tiesa comuncadaver. Pero la mega la disfrutó como si nunca jamá en su vida lubiera dao miedo la nieve dura. Qué cosas, como avansa la tésnica der material, polque lo ques la tésnica de la mega no ha mejorao musho.

En un momento de puro deleiste la mega se paró polque tenía que paralse y tenía que hasé una foto a etto polque sino no se lo iba a perdoná en su vida:



La pitta era espestaculá y mú jodía ettando tan dura, pero daba iguá, fue una marasvisha bajarla. Eso si, abajo había una sorpresa argo shunga que te dejaba argo plof, y era que un señó sabía escoñao, mu malamente según paresía, porque no movía ni pie ni pata, y ar momento shegó un helicóstero a por é. En la foto, de forma inasvertía, se ve er grupito de gente alrededó del herido, abajo der tó de la pitta. Esperemos questé bien.

A partí de ahí, retornen a Ellmau, desasiendo nuestros pasos de pol la mañana, y vorviendo a pasá por el enredo sentrá. Ese día na má shegué ar hotel pedí sita a la clísnica baviera polque había perdío pol lo meno tré diostria tratando dinterpretá er mapa. No se pa qué polque shendo con Juancar é como seguía a un salmón sarvaje en su viaje a desová. Se guía por er orfato o no se cómo lo hase er tio, que sin mirá er plano una sola vé, nos shevó sanos y sarvos de vuerta.
Argunas fotishos por er camino





Sha shegando a Ellmau, encontramos ar oso má famoso y má fotografiao de la semana:



Lo de la deresha era una estatua de madera mu fea que había por ashín y que se coló en la foto sin queré.

Como ettábamo bien de tiempo, pishamo la sishita del amó y desidimo quedalnos un rato subiendo y bajando las pistas de Going, en la palte de má a laisquierda der mapa, que sabíamo sha que dedde arriba se podía shegá ar hoté. En etta sona hay un par de pittas mú guenas, sobre tó una roja con varios cambio de rasante pa salí volao si te los encuentras pol sorpresa.





Bajando a Going



Y er fin de fietta fue otro servesón arriba der tó de la montañaca de Going, esperando a que oscuresiera un poco pa bajá ar hoté sha casi en penumbra y ashispao pol er medio litro de vaisbier.

Y aquín terminó er día, un dia de musho esquiá y poco que contá, aparte der esquí en sí mimmo, que é er motivo prinsipá destos viajes.

Mañana seguimo, polque ar dia siguiente... ar dia siguiente, er bosque ersigió un sacrifisio, y hay testimonio grásfico. Permanescan atentos.

Guenas noshessssss.

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 28 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt. III
14-02-2018 10:08
jajajaja, muy bueno antonio!!! La verdad es que tenía que haberme comido el bocata robado en el desayuno a medio camino para no perder la fuerza por las miles de bañeras y pistas duras que había por el camino, pero el restaurante panorámico me llamaba y ya no me dejó salir de allí.

Y mis piernas no daban para más, después de ir a esas velocidades supersónicas (que no lo fueron tanto) :lol2::lol2::lol2::lol2:


Ah, juancar no se guía, baja por lo blanco y punto, luego mira donde está y se dirige (no se como) hacia otro lado........... es un misterio por resolver!!!!:lol2::lol2::lol2::lol2:

Un besote.





  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
14-02-2018 10:17
jajajajaja, veo que te has olvidado del momento estelar del día....acordándote únicamente de mis quejas en la pista hielo mármol!!! Mira que parar de repente y sin avisar!!

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
14-02-2018 10:28
Cita
agucas
jajajajaja, veo que te has olvidado del momento estelar del día....acordándote únicamente de mis quejas en la pista hielo mármol!!! Mira que parar de repente y sin avisar!!


es cierto!!!! eso te pasa por ir tan pegada a la mega, Marta!!!

Menos mal que no hubo heridos!!





  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
14-02-2018 12:04
Cita
agucas
jajajajaja, veo que te has olvidado del momento estelar del día....acordándote únicamente de mis quejas en la pista hielo mármol!!! Mira que parar de repente y sin avisar!!

:oh!::oh!::oh!::oh!:

Nooooooo!!!!!!

Ese era el momento estrella!!!!!

Esta noche lo revivimos!!!!

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
15-02-2018 13:57
Hay Antonio ...hay Antonio !!
Ya te pillare ....

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt (IV)
16-02-2018 01:39
Hola de nuevo. Después del paréntesi dashé, que toscaba noshe románstica, hoy vorvemo a relatá argunas cosishas que pasaron por ese viaje que ya jase tanto tiempo que vorvimo que no macuerdo de la mitá de las cosas. Como tós los años.

Sha empiesan los flasbás, polque claro, der dia anterió se me orvidó de contá er mejón momento der dia, fístaje comostamos sha de la cabesa. Enresurta que camino de Westendorf bajando a toa leshe pol la famosa pitta sei que shevaba a la sisha sei (no me cansaré de desí lo sosos que son los ustriacos pa los nombre, no tienen encanto ni grasia ninguna). Ibamos tós revolusionao polque si rercordái, la Caro sabía dopao en er desashuno y era correcamino con esquises. Argún pi-pi escushé y tó. Y como la mega está medio segata y se mueve por reconosimiento de patrone y colore, pos resurta que a siento sincuenta por hora en una bajaita empiná, divisa a un gruspo de mushashos paraos un poco má abajo en la pitta. Coño, que san parao, pensó la mega, pensando que era er grupo nuettro. Y asto seguido metió dó caderaso pa fresná en seco y no pasarse. Na má empesá a bajá un poco la velosidá sescushó un grito guturá que prosvenía de mú adentro de la laringe dargo que paresía una persona y que esspresaba un terró atásvico e irrasioná. Jutto despué, que tu sha sabe cómo é la física de ráspida en sus astuasione sobre los cuerpos jumanos, sonó un derrape en la nieve, pero no un desrrape cuarquiera, no, un derraspe con toa la desesperasión der mundo y las suñas de los pié y losespolones de los talone saliendo de las botas pa agarrá má en la nieve.

Era la Marta, que venía comiéndole er culo a la mega. Acostumbrá comostá a condusí en Madrí, donde er consesto de dittansia de seguridá fué abolío y desterrao por Alvare der Mansano hase varios desenios, pos no había dejao la cantidá de neige recomendá entre er culo dun esquiadó y las espástulas der siguiente. Y ante er frenaso de la mega la pobre sabía dao cuenta de que las posibilidade de comé argo de nieve ettaban cresiendo. Esa cara, no me la quitaré de la cabesa en años. Esos ojos desorbitao como dó guevos duros. Esa boca enloquesía con la comisura tuerta como la Consha Velasco, y esa espresión que cambiaba a toa velosidá y que en la versión sustitulá, que a la mega le dio tiempo a enganshá er descodificadó, desía clasramente: ar prinsipio “Qué cabrona la mega, quijaputa ca frenao!” Ar momento despué “Me da tiempo me da tiempo”. Un microsegundo despué: “No me da tiempo no me da tiempo” y jutto ar microsegundo núsmero diesisiete sha shegó la aseptasión de la realidá: “Qué hostia me viadá”. Ahí sha er cuerpo se reslajó y se dejó í, desaparesió desa cara er paresío con Marty Feldman y ante lo inevitable der rebosamiento, aparesió una sonrisa de pás y resignasión, seguida dun retemblío de la montaña cuando finasmente los esquises se le clasvaron mu malamente, jiso tableta y salió dispará comuna muñeca de trapo ante la misrada atóstita de los mushashos questaban ashí parao y esquivando a la mega por tré milísmetros. Los mushashos pol supuetto no eran nadie conosío, como la mega pensaba, sino unas personas humanas anósnimas que no tenían ná que ve con nadie pero cagradesieron con grandes vístore y aplauso la performans de la Marta, que terminó su astuasión estelá desta guisa:




Con la boca shena de nieve todavía tuvo fuersa pa gritá “¡Cabrona pa qué te para!”. Le dijimo si quería ashuda pa levantarse pero no contestó y me miró mu malamente, asín que continuamo la mañana desquí como si no hubiera pasao na.

Y tó etto, como sus digo, fue er dia anterió. Hoy no duermo. Todavía no he empesao a contá er terser dia. Arguien tiene que poné fin a etto, cada año menrosho má, é increible.

Sobre esa noshe en la sena, poco que comentá, má ashá de las ridiculeses varias de Fray Blujen y sus esbirros. En er comedó aparesió un letrero en perfesto casteshano que desía:



¿Se pué sé má ridísculo y má miserable, y escribí peó en españó? Espero que los leuros cashan sacao con er agua hayan servío pa pagarles unas clasesitas pol lo meno.

Er caso é que pa resumí, senamo, servesa, dormí y levantarnos paesquiá. Questrés de agenda.

Esa mimma mañana en er desashuno comensó la emisión de la versión ustriaca de First Dates, que lastaban grabando en er mimmo comedó der hoté donde senábamo y desashunábamo. Había unas mesita de dó mú rosmántica junto a los ventanale, y ashí convergieron varias parejitas, y en argunos casos surgió er amó y en otros no, como debe sé. Os iremo resumiendo los espisodio.

En er primero, se veía musho filin y musha comprensión mútua. Atensión a ese silensio, a ese mirá sin hablá, a ese desí sin desí, a esas manitas agarrotás queriendo jasé argún asercamiento pero con la timidés próspia der momento. Etta era una de las pareja má prosmetedora de la semana, habrá que vé la conclusión de la serie pa enterarno de como han terminao.



Er plan der terser dia era í a esquiar en la sona de Soll, questá conestá pol remontes, pero que é largo y trabajoso de shegá. Y la Caro había aprendío la lessión der día anterió, que lo dió tó pa shegá y luego no pudo disfrutá der dettino polque sabía quedao muertesita. Asín que prospuso pishá un tarsi entre unos cuantos, shegá pol carretera y empesá sha a esquiá ashín direstamente. Luego la vuerta, pos sha veríamo comostábamo de tiempo, de gana y de fuersa pa vorvé esquiando o pa vorvé en tarsis también.

Ette era er plan der día:



E disí, shegá a Soll y esquiá en la sona der recuadro, e intentá hasé los caminitos largos hatta los tré pueblos: Hofgarten, Itter y Soll.

Na má shegá a Soll y mientras nos reasgrupábamo, vimo una tontá destas despejos deformatrises, y claro, no pudimo evitá jasé er moñas un rato.



Desdabajo der telecasbina de Soll se veían unas pistacas mú apetesibles bajando la montaña ashín ar fondo



Shegamo arribota der tó y empesamo a bajá hasia Hopfgarten pol una rojita larga, presiosa, y curiosamente, sin gente. Un presiosidá. Aunque en tó lo arto hasía niebla, en cuanto empesaba a bajá un poco se veía perfestamente



Lo ques curioso é la cantida de carretera que se crusan aquín con las pittas. Osservese er camión en mitá de la pitta. No ha shegao esquiando ni con helicóstero, no, ha shegao por una carreterisha, que pa pasarla con los esquises labían eshao nieve por ensima pero en má duna ocasión los esquises nuevos de la mega se jisieron rashone de rescuerdo. Eso no me guttó musho de lastasión, la verdá.



Aquí er gruspo posando en er mejón sitio de toa la montaña. No había ná, pero ná ná questorbara en la foto. Mejón elegío er sitio, vamo, ni ensayao.
Otra vitta de la bajada y der paisaje susyasente.



Aquí en una pasrada dagrupamiento. Marta sha ettaba rescuperá de la hostia der dia anterió y ettaba en su buén humó habituá. Qué buena mushasha que é y qué bonita su shaqueta rosa. Cuando vuela pol los aire deja unas estelas presiosas presiosas.



Los paIsajes impresionantes nos acompañaban tol dia. Sha parese que sinmunisa uno de vé tanta presiosidá y sha te parese tó iguá. Pero qué bonito é.



Shegamos abajo de Hopfgarten en estado orgasmatrósnico, y queríamo má, musho má, asín que cogimo er guevo y parriba, con intensión de jasé la siguiente bajada larga hasia Itter.

Er gruspo iba bajando jasia Itter pol la pitta 30, cuando de pronto er sielo soscuresió, empesó a soplá un viento géslido, la nieve sarremolinaba y sonaban ruidos inquietantes. Sha está er Nata con la Enterprise dando polculo, pensamos, pero no, no era é, la había deja aparcá en doble fila ar lao del hoté. ¿Qué será, qué misterio habrá? Seguíamo avansando pol la pitta con miedo y curiosidá, cuando depronto los árbole darlao de la pitta se doblaron pa los laos, der bosque salió una shamarada surfurosa y maloliente y retumbó un truesno en tól vashe. Er Jose sacojonó con er espestáculo murtimedia, se le crusaron los esquises y er aliento invisible der bosque lo sussionó pa dentro envorviéndolo en shama y resclamando su sacrifisio anuá. Mira tu qué mala suerte vení como ette mushasho dedde Saragosa y que te toque día de sacrifisio ustriaco, coño, como si no jubiera carne local pa cubrí esas nesesidade. Mu má organisao ettaba er tema sacrifisio en esta estasión también.

Una ves casturado, er bosque le preguntó ar Jose: “Wie ist dein Name?“, y Jose dijo “ ein? “ con cara de pavó y de verguensa pol no sabé qué lestaba disiendo ese ser verde y frio. Así que er bosque desidió indurtarlo y buscá a un candidato con más capasidade de cosmunicasión pa podé shevá a cabo er rituá como la madre naturalesa manda, que un destrispamiento sin entendimiento mútuo no é nada gratisficante pa ninguna de las dos partes. Así que despidió a Jose con un frio y cortante “ Gertrud Akademie, günstige Preise “ y le dejó irse.

Tenemo testimonio grásfico der momento de la liberasión polque Sofía iba con er esnórkel funsionando y castó ette doscumento dincalculabe való pa estudiá las costumbres de la cosbertura vegetá local.





Aquí German y Tito jutto despué der rescate de Jose, questá ar fondo con er retto der grupo rescuperando er aliento y las pursasione.



Foto der grupo con Jose Er Renasido de negro en primé plano.



Terminamo de bajá la pitta hatta Itter, y jutto abajo der tó había un hutte mú apañao, donde se quedó parte der grupo a tomá unos servesone y er retto, incluido er Jose, que ettaba con la mirada perdía y una rodisha perjusdicada, subimo de nuevo a jasé otra bajada. A la siguiente ronda sha nos paramos a tomá argo también, que hay que disfrutá de tó en la montaña, y un casfelito en un sitio tan agradable apetesía, y má con ese ratisho de sol que nos ettaba resgalando la naturalesa en compensasión pol er susto que nos había dao hasía un rato.



En ette sitio tan ettupendo é donde localisamo a un ejemplá de fauna locá que meresió los comentario, mirada, flashasos de móviles y arguna que otra caidita de ojo. Fíjese con qué sutilesa la mega cambia er encuadre a úrtima hora de forma inapresiable pa apuntá donde no debe.



Despué de la pasradita, tomamo rumbo a la sona de Soll pa jasé la tersera bajada larga der día. En esa sona nos encontramo con er grupo de Alberto, En ese momento Carol, Marta y Sofía se largan pol su cuenta porque quieren má servesita, y er retto seguimos esquiando por la sona.

Nos hisimos unas bajadita por toa la sona arta de Soll, que seguía con niebla, pero que nos permitió probá las pittacas negras y rojas de esa parte, que estaban espestaculares.

Y despué dunas cuanta subida y bajada nos paramo en un hutte a comé y bebé, questábamo sha en ette estado lamentable



Peazo de mansana cabía ar lao der hutte.



Sha a úrtima hora, er grupo se sespara má aún. Unos cuantos intréspidos desiden vorvé esquiando ar hotel. Otros abandonan y se van a otro hutte, y un gruspo de irredustibles, capitaneado por Alberto, nos vamos a hasé de nuevo la bajadita inisial der dia a Hofgarten.

Como cambia tó. Pol la mañana era una delisia, pero a úrtima hora la pitta era un campo de bañera, a cuá má gorda. Meno má que la neige ettaba suertesita y se podía esquiá sin musho esfuerso, pero las piennas shastaban jodías jodías.

La shegada de la pitta a Hofgarten é pa shisharle de lo bonita que é.



Aquí er Arberto con cara de, uff donde os he metio...



Y poco má. De ahí fuimo a recogé a la Carol que sabía bajao a Soll, y la tia sha había pedí un tarsis, no nos dejó ni tomarno una servesa a Juancar y a mi. Alberto y compañía iban en coshe prospio asín que se quedaron, y nosotros, tarsi y a casita.

Como er día había sio intenso, tocó sesión de spá, sauna y relajasión







Peaso de luna que había esa noshe.



Y deppedimo la conersión con otro casprístulo de First Dates. En ette caso, como se puede apresiá, no flushó la atrassión ni la sensuialidá. A Daví se le ve tenso, difuminao, y su acompañante lestá recrisminando argún mar detashe con un deo acusadó que da mu malas vibrasione y mu mala sensasión sobre er desenlase desta pareja. Er tiempo dirá.



Ea, sha man dao la una y media otra ve, vasha tela, mañana me tendré que poné palishos de diente en losojos pa no dormirmen el trabajo.

Guenas noshesssss!

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 28 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt. Parte II
16-02-2018 17:20
¡ME alegro de que a los caídos nos les pasara nada!

¡No sé cómo pero siempre os pasa algo friki! Lo de la puerta de los baños, los quesos después del postre... ¡Nunca visto! Lo de la trompeta que ya de por sí era pa dar que hablar, acaba en la cabeza de la Mega. :lol: El agua que es pagar, que risa. Aunque también qué majos por el esfuerzo de hablar español, eso tampoco lo he visto yo todavía por ahí arriba. Que estuvierais todos los españoles en un salón, ¿no era un poco marginante? :lol:

¡Güeno güeno! :lol2:



Was ist apreschi?: Als Après-Ski bezeichnet man die in Wintersportorten angebotenen Vergnügungen für Touristen, die zumeist nach dem Skilaufen wahrgenommen werden. Dabei handelt es sich meist um Partys in Kneipen oder Diskotheken, bei denen viel Alkohol getrunken wird und Après-Ski-typische Musik gespielt wird. Après-Ski-Musik zeichnet sich durch eingängige Melodien und teilweise frivole Texte aus, welche zum Mitsingen und Tanzen ermuntern sollen. ¿Qué es apreschi?: el término Après-Ski hace referencia a los placeres que ofrece el esquí para los turistas, que, en su mayoría, son disfrutados después de esquiar. Estos son, principalmente, fiestas en pubs o discotecas, donde se bebe mucho alcohol y se escucha música típica de Après-Ski. La música de Après-Ski se caracteriza por sus melodías pegadizas y textos en ocasiones frívolos, que deberían alentar a cantar y bailar.


  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt. Parte II
16-02-2018 19:14
Cita
Aeon
¡ME alegro de que a los caídos nos les pasara nada!

¡No sé cómo pero siempre os pasa algo friki! Lo de la puerta de los baños, los quesos después del postre... ¡Nunca visto! Lo de la trompeta que ya de por sí era pa dar que hablar, acaba en la cabeza de la Mega. :lol: El agua que es pagar, que risa. Aunque también qué majos por el esfuerzo de hablar español, eso tampoco lo he visto yo todavía por ahí arriba. Que estuvierais todos los españoles en un salón, ¿no era un poco marginante? :lol:

¡Güeno güeno! :lol2:


Yo no se como lo hago pero al final reúno a gente a la que le pasan cosas raras en mis viajes.

Lo del agua es pagar (creo) que al final nos cobraran el echarnos agua mineral en jarras, porque no querían darnos agua del grifo en esas jarras tan bonitas.

Lo de que estuviéramos todos en un salón no era marginante, siempre es útil por si me toca traducir alguna cosilla del menú que aunque lo traducían más o menos, algunas veces había que traducir algunas cosas. Y también es divertido poder vernos todos en la cena y comentar las jugadas del día.

Lo que le pasa a la Mega es siempre una aventura................:lol2::lol2::lol2:





  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 16 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
16-02-2018 20:09
Cita
Jairo
De la Hoya de la Muerte puedo dar fe... la de vueltas que dimos para salir del agujero negro:lol2:

Hola! Si, qué horror de sitio, je je. Telesillas cortos, pistas cortas que se entrelazan... ya podían poner un telecabina de lado a lado para cruzarlo y punto :lol2:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt
16-02-2018 20:13
Cita
TOM TOM A
Hay Antonio ...hay Antonio !!
Ya te pillare ....


:lol2::lol2::lol2:

Mmmmmm no tengo claro quien eres pero me lo imagino.... :lol2::lol2::lol2:

Un abrazo!!

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt. Parte II
16-02-2018 20:16
Cita
Aeon
¡ME alegro de que a los caídos nos les pasara nada!

¡No sé cómo pero siempre os pasa algo friki! Lo de la puerta de los baños, los quesos después del postre... ¡Nunca visto! Lo de la trompeta que ya de por sí era pa dar que hablar, acaba en la cabeza de la Mega. :lol: El agua que es pagar, que risa. Aunque también qué majos por el esfuerzo de hablar español, eso tampoco lo he visto yo todavía por ahí arriba. Que estuvierais todos los españoles en un salón, ¿no era un poco marginante? :lol:

¡Güeno güeno! :lol2:

Bueno las cosas que pasan son las habituales, je je, lo que ocurre es que la mega las exagera un poquito y las vive con mucha intensidad :lol2: Pero todo verídico ein?

Lo de la trompa fue surrealista. En el video se me ve limpiándome las lagrimitas de la risa... :lol2:

Y como siempre, se me ha olvidado una caida mítica. En el próximo capítulo la contaré con pelos y señales :lol2::lol2:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 16 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt. Parte II
16-02-2018 20:18
Cita
la_alemana (carol)
Yo no se como lo hago pero al final reúno a gente a la que le pasan cosas raras en mis viajes

No se a qué te refieres con cosas raras, vamos, yo lo de que te pongan una trompa en la cabeza, dia si y dia no. :lol2: :lol2: Y lo de despeñarse montaña abajo, eso es el pan nuestro de cada dia, no me digas.... :lol2::lol2::lol2:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die Abenteuer von Megabyte in der Skiwelt. Parte II
16-02-2018 20:20
Cita
JuanGay
Cita
la_alemana (carol)
Yo no se como lo hago pero al final reúno a gente a la que le pasan cosas raras en mis viajes

No se a qué te refieres con cosas raras, vamos, yo lo de que te pongan una trompa en la cabeza, dia si y dia no. :lol2: :lol2: Y lo de despeñarse montaña abajo, eso es el pan nuestro de cada dia, no me digas.... :lol2::lol2::lol2:

jajajaja, siiiiiii claro, siempre pasa en todos los viajes, no se de qué me sorprendo...... :tinfoil:





  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
Autor:

Su dirección de correo:


Asunto:


Mensaje:

Foros nevasport.com @ 2018
nevasport.com | noticias | reportajes | estaciones | nevablogs | foros | mapa del sitio | Publicidad | Contáctanos | Aviso legal | Política de privacidad
Normas de comportamiento | Foro de ayuda y tutoriales | Normas de seguridad y esquí
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x