Técnica de Esquí: Esquí y Visibilidad (8)

Técnica de Esquí: Esquí y Visibilidad (8)
Este es un tema determinante del que no se habla mucho en las clases de técnica de esquí. La visibilidad está ligada a las condiciones atmosféricas y tiene una gran influencia sobre nuestra forma de esquiar.

Este es un tema determinante del que no se habla mucho en las clases de técnica de esquí. La visibilidad está ligada a las condiciones atmosféricas y tiene una gran influencia sobre nuestra forma de esquiar. Es comprensible que, como en cualquier otra forma de “circulación”, el esquiador deba adaptar su velocidad a las condiciones de visibilidad imperantes.



Con un día despejado y claro, solemos esquiar más deprisa, ya que vemos un campo abierto más amplio delante de nosotros, sobre todo si no hay otros esquiadores u obstáculos en la pista (estos también condicionan nuestra visibilidad…).

Con frecuencia tenemos el objetivo al que nos dirigimos ya a la vista (la motriz del telesilla, la cafetería, los baños!...), y esto nos va a embalar inconscientemente hacia allí, sobre todo si la nieve está en buenas condiciones.

En estas situaciones aprovechamos menos la pista y siempre que el terreno lo permite, practicamos un esquí más cercano a la línea recta, con intensa sensación de velocidad que produce una cierta euforia ligada a la secrección de adrenalina.

La mayoría de los esquiadores piensan que estas son las condiciones ideales para esquiar, aunque podríamos también decir que en realidad son las que hay…. Y que lo ideal es, si disponemos sólo de ese día para esquiar, saber aprovecharlo haya la visibilidad que haya.

En condiciones de mala visibilidad (situaciones de nevada, niebla,…) tenemos menos anticipación visual, esto nos va a hacer esquiar en el presente, con nuestra mirada casi a la altura de los esquís. Realizamos un esquí pausado, con giros cortos y cerrados.

La atención que no podemos poner en observar a nuestro alrededor, la vamos a poner en SENTIR el viraje corto que realizamos (como sabéis, el más técnico…). Utilizamos más la propiocepción, nuestra capacidad de sentir el propio cuerpo, y los movimientos exactos que le estamos transmitiendo. Es, por ello, una oportunidad perfecta para esquiar “fino”, corregir errores o fomentar al máximo la simetría en nuestros movimientos.

Debemos esquiar muy conscientes ya que no tenemos apenas margen de error (puede aparecer un bache u otro esquiador en cualquier momento). Estamos metidos en nuestra burbuja, en la que no hay distracciones exteriores; obligados a centrarnos mentalmente, no pudiendo tener otras sensaciones o pensamientos que los del control instantáneo del gesto que surge a partir del contacto preciso con la nieve. El ritmo se impone como marcado por un diapasón. El esquí se siente con intensidad, con los reflejos serenamente alerta, a la vez que tiene algo de ensoñación…

La sensación es muy difícil de expresar con palabras, es una forma de “meditación”, yo lo considero muy placentero y creo que debe ser reivindicado!



He estado años trabajando de profesor de esquí (y no descarto hacerlo aún) y me he visto, como todos mis compañeros, obligado habitualmente a esquiar en condiciones de mala visibilidad. Esto me ha aportado algunas de las esquiadas más disfrutonas… No hablo de sensaciones fuertes como las de la velocidad… sino del placer casi diría sensual de esquiar por el puro hecho de hacerlo, de fluir con precisión; además la pista se hace muy larga, cunde todo mucho y al final parece que has esquiado el doble, de hecho has estado esquiando más rato

Algo parecido he sentido al esquiar con botas blandas de cuero, o incluso al hacer el típico ejercicio de esquiar con las botas sueltas. En general, en circunstancias difíciles vas a verte obligado a dar el máximo de tus posibilidades técnicas y es ahí dónde puedes desarrollar más tacto, equilibrio y precisión.

Hay otro factor variable que influye en la visibilidad y que no es atmosférico ni tiene que ver con el tráfico de gente en pistas… las gafas! En efecto parece innecesario hoy recordar que en días despejados requerimos gafas oscuras, de sol, y en días de mala visibilidad y escaso relieve, las gafas de lente naranja nos dan una luminosidad y una percepción del relieve idóneas. Esquiar con niebla… por qué no? Pero esquiar con niebla y gafas de sol… como que no! Mucha gente lo hace y es un peligro porque no ven “dos en un burro”. Cada cosa para lo que es…

Podemos concluir por tanto que esquiar en condiciones difíciles de visibilidad puede ser en sí un ejercicio educativo, de corrección de estilo, además de una experiencia cautivadora. Es un reto que, como todo reto, una vez superado aporta una enorme satisfacción para el deportista.

A los que nunca lo hayáis probado, os recomiendo practicar este esquí “meditativo”, sobre todo si vais solos (cosa fácil en este tipo de días, jaja); una vez que le cojáis el gustillo al asunto, seguro que no os defraudará, que ya tenemos locura suficiente los días de sol con las pistas abarrotadas de gente.

Carlos Marcos Corral © 2008

PD: Una meditación es una sensación de consciencia y plenitud enfocada en el momento presente evitando todo tipo de pensamientos que nos alejen del aquí y ahora; podemos realizarla centrándonos en la respiración o en cualquier otro movimiento rítmico como puede ser (¿por qué no?) enlazar giros cortos…

23 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    12/10/2009 19:26
    #1
    Muy interesantes apreciaciones Carlos, incluso un día con poca visibilidad nos ofrece sensaciones agradables cuando esquiamos, agudizamos otros sentidos que muchas veces despreciamos en la montaña, y por supuesto es un excelente ejercicio auxiliar para potenciar el equilibrio y sentir la nieve.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    12/10/2009 20:13
    #2
    Vaya estupiez de artículo, escribir es gratis y como no pagan publicarlo tambien.

    Te iba hacer comentarios sobre lo que sienten las perosnas ciegas y como no varian su visibilidad por la niebla o la cercania a la cafetería pero me las ahorro

    karma del mensaje: -8 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 1

  • #3
    Fecha comentario:
    12/10/2009 20:23
    #3
    Interesante articulo y bien descritas las sensaciones, sentir la nieve.

    Perfecta apreciación. :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    12/10/2009 20:53
    #4
    eso sí, cuidadin que yo me partí un dia como esos en una bañera.
    :frown:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

  • #5
    Fecha comentario:
    12/10/2009 21:36
    #5
    Estoy de acuerdo en que está muy bien descrito esas sensaciones sobre todo cuando esas condiciones coinciden con nieve fresquita, el único problema es el mareo y el cansancio que te pillas, pero como ha crecido esta pista!!!. La trilogía perfecta: powder, sol y poca gente en las pistas pocos veces se da y si hay que prescindir de uno de los tres me quedo con prescindir del sol.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

  • #6
    Fecha comentario:
    12/10/2009 22:12
    #6
    yo este año probé otra sensación de visibilidad y es esquiar con niebla cerrada, de noche y con la pista iluminada por luz artificial...una sensación alucinante!!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

  • #7
    Fecha comentario:
    12/10/2009 22:34
    #7
    una pregunta nos a pasao nunca que en dias de niebla o de nieve os mareeis,a mi me a pasado en alguna ocasion y la verdad q se pasa mal,no crep q sea por la tecnica no porque no medite en las pista,la verdad q no se xq es supongo q es porq no tengo un punto de referencia para la vista no lo se no pero esa snsacion es jodia!puede causar asta nausias!!!jejeje

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #8
    Fecha comentario:
    13/10/2009 08:22
    #8
    Desde luego muy bien escrito.En estas condiciones, muchas veces te preguntas. ¿Pero yo no sabia esquiar?
    es que ahora no doy una.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #9
    Fecha comentario:
    13/10/2009 10:17
    #9
    :+: :+: :+: Muy interesante y con enfoque innovador :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #10
    Fecha comentario:
    13/10/2009 12:07
    #10
    Muy interesante, y bien descritas las sensaciones encontradas. Siempre me ha encantado esquiar en estas condiciones difíciles de visibilidad, nieve, viento, todo excepto agua, y he disfrutado de momentos espectaculares, casi siempre vividos y disfrutados en solitario, os lo aseguro.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #11
    Fecha comentario:
    13/10/2009 13:40
    #11
    Buen articulo, sinceramente días de mínima visibilidad pueden terminar siendo días memorables e inolvidables de esquí. Tal como dices, de concentración en las sensaciones que te transmite la nieve, realizando giros cortos, precisos y con una cadencia perfecta mientras flotas en el limbo. Esquiando es esas condiciones, la parte mas graciosa llega cuando paras a esperar a alguien o a descansar un poco y al momento te desequilibras y te caes, simplemente porque creías que estabas parado y no era así, ya que desde el suelo ves las huellas de los esquís que dicen que estabas en movimiento ;)

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #12
    Fecha comentario:
    13/10/2009 13:44
    #12
    cierto, es muy muy disfruton, siempre y cuando no te marees :frown:

    Yo disfrutaba como una jabata esquiando con niebla hasta el invierno pasado en que no sé por qué cada vez que había un poco de niebla me caía al suelo y no tenía percepción alguna de deslizamiento, o sea que me daba unas leches de cuidado :crying:

    Y es una pena, porque ciertamente, los días de niebla, era de los que más disfrutaba, ahi si que esquiaba "con los pies" ;) rep

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #13
    Fecha comentario:
    13/10/2009 14:40
    #13
    A ver Jose Luis si eres tan listo nos explicas lo que comnetas y te ahorras lo de "articulo estupido"
    Asi como escribir es gratis, y aprender también, nos lo comentas, lo aprendemos, tu no insultas, y todos tan contentos, O.K.?
    Venga fiera todo tuyo.

    PD. conste en acta que no soy ni el autor ni amigo.

    karma del mensaje: 8 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

  • #14
    Fecha comentario:
    13/10/2009 18:02
    #14
    Hola
    Desde luego hay gente para todo.
    gente que disfruta de las pequeñas cosas y intenta sacarle rendimiento asta a los dias de mala visibilidad para mejorar su tecnica.
    Sin duda para mi un BUEN articulo,
    Te da opciones de disfrutar los dias de mal tiempo.
    Gracias Carlos .

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #15
    Fecha comentario:
    13/10/2009 20:31
    #15
    Y yo pregunto ¿que es peor, la mala visivilidad o la luz plana?

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #16
    Fecha comentario:
    14/10/2009 00:26
    #16
    Me parece un articulo bastante soso al menos en cuanto a los contenidos tecnicos el cual yo no pondria en la seccion \\"Tecnica de esqui\\"

    Bueno... para un principiante le puede parecer interesante saber que estos dias tambien puedes esquiar de un modo seguro y pasarlo bien, pero no se hace ni una solo apreciacion tecnica.

    Lo calificaria como \\"absurdo\\" para alguien que en alguna ocasion le haya tocado tener que esquiar asi.

    karma del mensaje: -8 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 1

  • #17
    Fecha comentario:
    14/10/2009 03:25
    #17
    bla, bla, bla.

    karma del mensaje: -8 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 1

  • #18
    Fecha comentario:
    14/10/2009 11:56
    #18
    Pues es un artículo que me ha encantado. Siempre cuando hace malo y no se ve ni a 3 metros me fastidia mucho, pero me he visto en la situación de hacer lo que dices, y sí, puede ser un día muy fructífero centrarse en otras cosas que uno no se centra cuando va acastañado los días de luz

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #19
    Fecha comentario:
    14/10/2009 13:20
    #19
    ok .buen articulo.me parece
    Yo soy novato en este deporte y me gustaria preguntaros unas cosillas:
    esa sensacion de mareo cuando esquias con niebla porque se produce y si hay algun truco para mitigarlo?
    cuando esquio(bueno si se puede decir esquio..) con niebla siempre lo hago por una orilla para ver las balizas..es correcto?
    gracias amigos

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

  • #20
    Fecha comentario:
    14/10/2009 14:02
    #20
    Hola Leaar:
    es normal que te marees sobre todo al principio, yo también me mareo en un barco pero esquiando con niebla ya no...
    hay unas pulseras, no sé si se puede hacer publicidad que mejoran el equilibrio y la fuerza del deportista, se llaman power balance, sería interesante comprobar si funcionan también a este nivel, yo sé de algún tablero de pro que la utiliza, por lo demás esquiar cerca de las balizas está bien si eso te orienta, siempre y cuando no te acerques mucho y gires con un pie en lo pisado por la maquina y con el otro esquí en la nieve virgen... esto suele acabar fatal, jaja

    Gracias por tu actitud positiva hacia el artículo, un abrazote y a esquiar!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

  • pa
    pa
    #21
    Fecha comentario:
    14/10/2009 15:18
    #21
    muy buen repor. :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

  • #22
    Fecha comentario:
    15/10/2009 15:16
    #22
    El tema del mareo es por falta de un punto de referencia. La verdad es que el razonamiento de este artículo es muy bueno, pero en mi opinión donde se ponga un día con buena visibilidad... Además, ya me he dado alguna leche por no ver tres en un burro y no es divertido.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

  • #23
    Fecha comentario:
    15/10/2009 18:16
    #23
    Pues yo sigo mareandome, cuando llevo cierto rato esquiando , al pararme; así como el cansancio se intensifica en esas condiciones (probablemente por tener hiperestimulados los sentidos) y voy a esquiar unas 50 veces por temporada. Yo creo que es más esa luz plana que comenta vapo que la niebla en sí lo que provoca el mareo, pierdes el relieve y por tanto puntos de referencia. Por cierto, esas condiciones sólo para pistas (y de las que eres local y te las conozcas bien, no es el primero que las pasa putas por salirse de la pista en esas condiciones) porque fuera de pista lo mejor es pararte, no vaya a ser que acabes en sabe dios donde. Pero si es cierto que la sensación muy bien descrita en el artículo :+: tiene su puntillo.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0


Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Esquí, Montaña y Salud . Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x