Aludes
Avalanches

Aludes<br> <i>Avalanches</i>
En la Edad Media, el comportamiento irregular y caprichoso de los aludes condujo a una actitud fatalista entre las poblaciones alpinas: con frecuencia se consideraba que los aludes eran obras de Dios o del demonio. y no se hacia prácticamente nada por combatirlos.

ln the middle ages the erratic and capricious behaviour of avalanches led to a fatalistic attitude among alpine populations: avalanches were often considered to be acts of God or the devil, and almost nothing was done to combat them.

En la Edad Media, el comportamiento irregular y caprichoso de los aludes condujo a una actitud fatalista entre las poblaciones alpinas: con frecuencia se consideraba que los aludes eran obras de Dios o del demonio. y no se hacia prácticamente nada por combatirlos.

ln the middle ages the erratic and capricious behaviour of avalanches led to a fatalistic attitude among alpine populations: avalanches were often considered to be acts of God or the devil, and almost nothing was done to combat them.



Sin embargo, se reconocía que los terrenos boscosos conferían protección, sobre todo si existían árboles en el punto generador del alud, o si la ladera abierta por encima del límite altitudinal arbóreo era insuficiente para que un alud adquiriera el impulso necesario para destruir un bosque maduro. Por esta razón, en muchas partes de los Alpes se promulgan edictos que protegen determinadas zonas forestales bien definidas y estratégicamente ubicadas. El primero de estos edictos se promulgó a mediados del siglo XIV, de los que hoy existen en vigor 322 en Suiza, cuando las autoridades federales se hicieron cargo de ellos en 1896, fecha hasta la cual habían estado a cargo de las autoridades cantónales. No todos estos edictos se redactaron con la minuciosidad con que debiera haberse hecho; algunos ni siquiera prohibían el apacentamiento del ganado en las tierras forestales; y quizá de igual gravedad fue el hecho de que la prohibición total de las cortas de aprovechamiento impidió incluso un trabajo juicioso por parte de los forestales, necesario para mantener las tierras boscosas jóvenes y vigorosas.

Las primeras defensas contra los aludes solían consistir en montículos y terraplenes de tierra y piedras situados detrás de las casas ladera arriba, con el propósito de que la nieve en movimiento se dividiera y rodeara estos obstáculos. Posteriormente, se construyeron a veces muretes deflectores de sillería, el primero de los cuales data de mediados del siglo XVI, después de que un alud desastroso mató a 61 personas en la aldea de Leukerbad (Valais) en 1518. Sin embargo, este murete no era del todo efectivo, ya que exactamente 200 años más tarde fue superado por otro alud que mató a 55 personas.

Woodland was, however, recognized as affording protection, particularly if there were trees in the avalanche starting zone or if there was insufficient open slope above the tree line for an avalanche to gather the momentum necessary to destroy mature forest. For this reason, in many parts of the alps there were edicts protecting certain well-defined and strategically placed areas of forest. The first of these edicts were issued in the mid-fourteenth century and there were 322 of them still in force in Switzerland when the federal authorities took them over from the cantonal authorities in 1896. Not all the edicts were as carefully drawn up as they should have been; some failed to prohibit grazing by farm livestock in the woodland and, perhaps just as serious, the total ban on felling of trees prevented even the judicious work by foresters necessary to keep the woodland young and vigorous.

Early avalanche defences were usually mounds of earth and rock placed against the upslope side of a house, with the purpose of dividing the moving snow around it. Later, stone deflection walls were sometimes built, the first dating from the mid-sixteenth century after a disastrous avalanche had killed 61 people in the village of Leukerbad (Valais) in 1518. The wall was not sufficiently effective, however, because exactly 200 years later the avalanche struck again and killed 55 people.




Este bosque triangular de dos hectáreas situarlo más arriba del pueblo de Andermatt Suiza, se reservó para contener los aludes en virtud de una ley del siglo XIV. En los últimos años. para aumentar su eficacia, se hicieron construcciones auxiliares para retener la nieve.

This triangular, 2-hectare patch of forest above the Swiss village of Andermatt was first preserved as an avalanche defence by legislation in 1397. In recent years snow support structures were built to supplement its effect.



En rigor, todas las primitivas defensas contra los aludes eran de naturaleza pasiva: su única finalidad era reducir o eliminar los daños producidos por una masa de nieve ya en movimiento. La idea de atacar el problema radicalmente, impidiendo que se formara un alud sustentando y sujetando la cubierta de nieve en la ladera, fue relativamente tardía. En los primeros intentos, iniciados en el siglo XVIII. se utilizaban trincheras y terrazas dispuestas transversalmente en las laderas. Hacia 1860 Johan Coaz se ocupaba de organizar la construcción de muros de sillería a través de las laderas en las zonas en que se iniciaban los aludes, pero ninguno de estos sistemas era muy eficaz: las terrazas quedaban muy pronto niveladas por la nieve caída, mientras que los muretes de piedra, dado que desvían por completo los vientos predominantes, tendían a causar un amontonamiento de la nieve, de suerte que el espacio posterior quedaba rápidamente ocupado por esta.

All early avalanche defences were passive in nature; they did nothing but attempt to reduce or eliminate damage from a mass of snow already in movement. The idea of going to the root of the problem, preventing an avalanche from even starting at all by supporting and holding the snow cover on the slope, came relatively late. Early attempts, beginning in the eighteenth century, used trenches and terraces dug across the slope. By the 1860s Johan Coaz was organizing the building of stone walls across the slope in avalanche starting zones. Neither of these systems were very effective: terraces were soon levelled out by snowfalls, whereas stone walls-because they completely break the wind flow-tended to cause drifting of snow so that the space behind them was quickly filled.



Solamente en el presente siglo se perfeccionaron las técnicas para combatir los aludes en los puntos de iniciación; en Austria se estableció una tendencia cuando, en los años veinte, se ampliaron las estructuras murales de piedra que protegían el ferrocarril de Arlberg utilizando empalizadas de madera resistentes sustentadas por pies derechos de acero. Muy pronto se comprobó que los vallados de una u otra clase eran más baratos y eficaces que los muros o terrazas y, hacia 1939, habían sustituido por completo los métodos anteriores. Las empalizadas pueden conceptuarse como parrillas que sustentan la cubierta de nieve, aunque también tienen el cometido de detener cualquier deslizamiento que pueda comenzar entre ellas.

It was only in this century that the techniques for control in the starting zone were refined; the Austrians set a trend when, in the 1920s, they extended the stone walls protecting the Arlberg railway by using heavy fences supported by steel uprights. Fences of one sort or another were soon found to be cheaper and more effective than walls or terraces and by 1939 had entirely replaced earlier structures. Fences can be thought of as racks to support the snow cover, although they are also expected to halt any small slides that may start between them.



1907 - La construcción de defensas contra los aludes encima de las principales carreteras y vías férreas y de otras destinadas a proteger la vegetación de las laderas, es una vieja tradición suiza, como lo demuestra esta fotografía de 1907, en la que se ven muros de piedra, en la ladera, encima de Rhätische Bahn. cerca de Albula Grison.

1907 - Construction of avalanche defences over key roads and railway lines and to preserve mountainside vegetation is an old tradition in Switzerland as evidenced by this 1907 photograph. It shows stone snow walls on the slope above the Rhätische Bahn near Albula Grison.



1957 - La misma ladera, de Rhätische Bahn, 50 años después con posterioridad a su repoblación forestal. Todavía son útiles para contener la nieve los muros de los niveles superiores. Los que se encuentran entre los árboles se están desmoronando porque ya no se reparan.

1957 - The same slope above the Rhätische Bahn 50 years later and following reforestation. Old snow walls on the upper levels are still useful, others among the trees have been allowed to fall into disrepair.



Podría suponerse que el diseño de las estructuras de sustentación y su erección en la zona de división de los aludes es una cuestión relativamente simple, si bien en la realidad ha demostrado ser sorprendentemente compleja. Hasta los últimos años treinta, todos los progresos se basaron en conocimientos empíricos. No existía base teórica alguna para calcular de antemano el esfuerzo que la cubierta de nieve impondría a una empalizada: nadie sabía cuáles eran los materiales más aptos para este fin ni en qué forma deberían disponerse las estructuras en la ladera para conseguir el mejor resultado. En consecuencia las personas responsables de esta tarea se guiaban únicamente por su propio criterio y utilizaban cualquier material que pudiera obtenerse convenientemente, desde durmientes de vía y trozos de carriles hasta vigas de acero y, especialmente, madera cortada.

One could suppose that the design of support structures and their erection in the avalanche break-away zone would be relatively simple matters, but they have proved astonishingly complex. Up to the late 1930s all progress was based on empirical knowledge. There was no basis for calculating in advance the amount of stress the snow cover would impose on a fence; no one knew which materials were the most suitable or how the structures should be deployed on the slope to best advantage. The men responsible used their own judgement and any materials conveniently available - anything from railway sleepers and lengths of rail to steel girders and specially cut timber.





Pero, en 1938, un grupo de científicos que trabajaban en Davos en lo que llegaría a convertirse en el Instituto federal suizo de investigaciones sobre la nieve y los aludes, elaboró una fórmula básica para determinar la presión de la nieve sobre una estacada, y esto abrió el camino a los diseños de estructuras calculadas. En nuestros días, se ha acumulado y se sigue acumulando tal cantidad de nuevos conocimientos que la Inspectoría forestal federal suiza publica una guía completa para el diseño e investigación de estructuras sustentadoras de la nieve. Este manual, compilado por el personal del Instituto de investigaciones sobre la nieve y los aludes, contiene unas 60 páginas de diagramas, fórmulas. cálculos y texto explicativo.

But in 1938 a group of scientists working in Davos, at what was to become the Swiss Federal Institute for Snow and Avalanche Research, produced a basis formula for determining the snow pressure on a fence, and this opened the way for the first calculated designs. So much further knowledge has been and is being accumulated that a complete guide to the design and installation of snow support structures is issued by the Swiss Federal Forestry Inspectorate. The handbook, compiled by the staff of the Avalanche Research Institute, runs to some 60 pages of diagrams, formulas, calculations and text.

Fuentes/Sources:
http://www.fao.org/



1 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    16/12/2008 09:04
    #1
    Yo me como todas las avalanchas con mi Seat León TDI 150 CV :hein?:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0


Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Retro Ski. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x