Reportajes Viajes y aventuras en la nieve de nuestros visitantes
Última actualización: 06/08/2020 a las 17:08:00 (CET)

La rodilla del esquiador

La rodilla del esquiador
Este artículo va dedicado "desde el cariño y sin acritud" a todos los esquiadores que han tenido, tienen o tendrán una lesión de rodilla y todavía no lo saben.
Ultimamente he conocido algunas lesiones de rodilla de esquiadores cercanos a mi y dada mi condición de esquiador y osteópata y fisioterapeuta me he atrevido a escribir un artículo sobre la rodilla del esquiador. Como es esta y como se producen los mecanismos de lesión. Cierto que ante una caída o movimiento brusco a veces no podemos hacer nada pero si en alguna ocasión, una vez sepamos como se produce la lesión, podemos hacer un movimiento correctivo o rectificar una posición a tiempo quizás nos libremos de algo gordo.

Lucas Llamas
Osteópata y Fisioterapeuta

La rodilla es una de las articulaciones más complejas del cuerpo humano debido a su diseño estructural. Es una articulación intermedia del miembro inferior cruzada por varios ligamentos y está capacitada para realizar 2 tipos de movimientos; la flexión-extensión, que le permite acercar o alejar el extremo del miembro a su raíz, y de manera accesoria la rotación sobre el eje longitudinal de la pierna, pero este movimiento sólo se puede lograr cuando la articulación esta flexionada.

Estamos hablando de la articulación más grande del esqueleto, y en ella se unen el extremo inferior del fémur, el extremo superior de la tibia y la rótula. Constituyendo en pieza clave durante la marcha soportando todo el peso del cuerpo en el despegue y caída en los saltos. La rodilla es una articulación que desde el punto de vista mecánico debe ajustar dos imperativos contradictorios: o posee una gran estabilidad en extensión completa, soportando grandes presiones, o adquiere una gran movilidad a partir de cierto ángulo de flexión, necesarias para actividades como correr, pedalear y la máxima orientación del pie a la hora de caminar por un suelo irregular.

Es una articulación de tipo móvil, por lo que el desarrollo de sus movimientos es bastante amplio. Realiza movimientos en dos ejes:

• Eje transversal (movimientos de flexión-extensión, en un plano sagital)
• Eje longitudinal (movimientos de rotación, en un plano sagital)

LA RODILLA DEL ESQUIADOR

MENISCOS

El menisco es una estructura fibrocartilaginosa situada entre el fémur y la tibia, dentro de la articulación de la rodilla, con forma semilunar, cuya principal función es aumentar la profundidad de la superficie relativamente plana de la parte superior de la tibia y la congruencia entre el fémur y la tibia.

LA RODILLA DEL ESQUIADOR

Los meniscos mejoran la estabilidad de la rodilla y absorben impactos.El menisco distribuye las fuerzas transmitidas a través de la rodilla: soporta alrededor del 40% de la carga que recibe la articulación, contribuye a reducir el impacto entre fémur y tibia y a reducir la fricción entre ambos.

Los meniscos carecen de vasos y nervios, excepto en la zona periférica. Esto quiere decir que su capacidad de cicatrización está limitada a esta zona y que las lesiones de los 2/3 internos no duelen por sí mismas, sino por la irritación que causan en la rodilla cuando están rotos, al alterarse la biomecánica normal de esta.

El menisco interno tiene forma de “C” y se inserta en la porción anterior de la espina tibial, por delante de la inserción del ligamento cruzado anterior, en la base de la espina de la tibia.

En la zona central se une al fascículo profundo del ligamento colateral medial, lo cual puede complicar el diagnóstico diferencial y el tratamiento en ciertos casos. En su porción central, se encuentra unida a la porción profunda del ligamento colateral medial.

El menisco lateral, tiene forma de “0” incompleta o discoidea. En la parte posterior los ligamentos menisco femorales de Humphrey (anterior al ligamento cruzado posterior) y de Wrisberg (posterior al ligamento cruzado posterior) contribuyen a su estabilidad, pero no está unido al ligamento colateral lateral de la rodilla, por lo que es más móvil que el interno.

El menisco interno se lesiona con más frecuencia que el externo en una proporción de 3/5 a 1. El menisco interno está anclado a la cápsula articular en toda su periferia, por lo que es menos móvil, lo cual podría hacerlo más propenso a la rotura.

El tercio externo o periférico de los meniscos está vascularizado e inervado, por tanto, presenta cierto potencial de cicatrización. Esta parte es la que tiene mayorimportancia desde el punto de vista mecánico.

El resto del menisco (2/3 internos), es aneural y avascular, con débil o nula capacidad de cicatrización y, aunque puede dar síntomas, si se rompe y se altera la congruencia entre las superficies articulares, esta parte no tiene receptores de dolor.

Existen cuadros de pinzamiento o irritación del borde meniscal o de los cuernos del mismo que dan una inflamación o parameniscitis que se pueden resolver con reposo, sin operar, en pocas semanas. Estos no necesitan cirugía, salvo que la lesión progrese o la curación no sea completa.

Las lesiones de rodilla periféricas pueden dar lugar a fenómenos de distensión del paramenisco que originen un quiste meniscal. Esto es más frecuente en el lado externo, que es más móvil.

Si la rotura traumatológica del menisco ocurre en un paciente joven, deportista, que tiene limitación, psedobloqueos o fallos o, simplemente, no puede recuperar su nivel de actividad, la indicación es la cirugía, mediante artroscopia de rodilla. Si la rodilla está bloqueada y no se puede desbloquear, está indicada la cirugía precoz para desbloquear la articulación.

Rotura del menisco medial y rotura menisco lateral

Existen varios tipos de rotura de meniscos y es importante determinar con cuál de ellos nos encontramos mediante el estudio de las imágenes de una resonancia magnética. La forma o patrón de rotura de menisco nos va determinar la estabilidad o inestabilidad de la rotura y por tanto el tratamiento a seguir.

LA RODILLA DEL ESQUIADOR

En una rotura estable del menisco, que durante más de 4 o 6 semanas mantiene el dolor e inflamación en la rodilla, y con buena conservación del resto de la rodilla, existen opciones de tratamiento basadas en la medicina regenerativa, y consisten en estimular la zona de la rotura del menisco para crear una cicatrización del mismo (aporte de plasma rico en plaquetas –PRP- o de células madre procedentes de la médula ósea o de la grasa).

Una rotura inestable del menisco que provoca derrame, bloqueo de la rodilla e incapacidad de flexión o extensión completa de la rodilla, es candidata a cirugía artroscópica para recortar la zona de rotura.

Las lesiones meniscales pueden ocurrir a cualquier edad, pero las causas son algo diferentes entre los distintos grupos de edad.

En los pacientes más jóvenes, el menisco es una estructura bastante resistente y elástica y su lesión suele estar relacionada con alguna práctica deportiva. Las roturas del menisco en pacientes menores de 30 años generalmente son el resultado de un traumatismo importante, generalmente con un mecanismo de torsión de la rodilla.

En las personas mayores, el menisco se va degenerando, se va deshidratando, se vuelve más rígido, menos elástico, más frágil y, finalmente, menos resistente. Las roturas del menisco a estas edades pueden deberse a un traumatismo menor (por ejemplo, al levantarse de la posición de cuclillas).

Son las llamadas roturas degenerativas. El mecanismo de producción, la actividad del paciente y el estado del resto de la rodilla pueden condicionar que el abordaje de estas lesiones sea completamente diferente con respecto a los atletas más jóvenes. Al aumentar la edad de la población la prevalencia de roturas degenerativas (muchas veces con signos asociados de artrosis en la rodilla) aumenta, sin que esto signifique que haya que operar a todos estos pacientes.En muchos casos, no se recuerda un traumatismo específico que haya roto el menisco.

Mecanismos de lesión rotura del menisco medial y rotura menisco lateral

La lesión del menisco aparece como resultado de una combinación de fuerzas: compresión, tracción, flexo-extensión de la rodilla junto con maniobras de rotación interna o externa forzadas, con la pierna apoyada en el suelo, a lo que se suma el peso corporal.

Hay dos formas principales de lesión:

• Traumatismo agudo sobre un menisco sano. El traumatismo, casual o deportivo, ha de tener la intensidad suficiente para dañar el menisco sano.
• Traumatismos de repetición sobre un menisco patológico afectado por una degeneración progresiva. Para producir la rotura puede ser suficiente con un apoyo forzado, un esfuerzo o un traumatismo leve sobre un menisco degenerado.

Un factor muy importante es el eje mecánico de las piernas. Si estas están desviadas en varo (en aro o en paréntesis “()”) o en valgo (en “X”), el peso de las extremidades no se reparte de forma proporcional entre los compartimentos externo e interno de la rodilla, favoreciendo momentos de excesiva presión sobre el menisco interno (piernas en arco o aro) o el externo (piernas en X).

Los traumatismos de rodilla repetidos, los deportes o esfuerzos violentos, la edad, la obesidad son factores que predisponen, de una forma u otra, a la rotura del menisco.

LIGAMENTOS

La estabilidad de la articulación de la rodilla es soportada por los ligamentos cruzados (anterior y posterior) y los ligamentos laterales (medial y lateral).

Ligamentos cruzados: Son dos, el ligamento cruzado anterior y el posterior.

Ligamento cruzado anterior

Parte desde la zona anterior de la tibia y discurre en forma oblicua, ubicándose en la zona posterior del cóndilo lateral del fémur femoral. El ligamento cruzado anterior es el principal estabilizador de la rodilla, tanto en sentido antero-posterior como rotacional (aproximadamente 90% de la fuerza) Tiene dos fascículos, que se denominan anterolateral y posteromedial y en conjunto forman el LCA que cumple las funciones de evitar o limitar el desplazamiento anterior de la tibia en relación al fémur, impidiendo que exista un movimiento de tipo rotacional y evitar la traslación hacia delante de la tibia y la angulación en varo o valgo de la rodilla cuando está en extensión completa.

Es el ligamento que más frecuentemente se lesiona en deportes de contacto o giro como el esquí, fútbol, rugby, entre otros, llegando a ser 30 veces más frecuente que la lesión del ligamento cruzado posterior.Es la causa más frecuente de derrame con sangre dentro de la articulación en traumatismos agudos (hemartros).

Diferentes factores extrínsecos e intrínsecos se han postulado como favorecedores de las lesiones deportivas y/o traumatológicas del ligamento cruzado anterior de la rodilla. El tipo de actividad deportiva o laboral, la laxitud articular, los defectos de rotación de las extremidades, o de angulación, como en genu valgo…etc. Las mujeres tienen más probabilidades de sufrir una ruptura del cruzado anterior que los hombres.

Los factores de riesgo que se han catalogado en: ambientales, anatómicos, hormonales y biomecánicos.

Factores ambientales: Existe una relación directa entre la fricción que genera la superficie en que se practica un deporte y las lesiones del LCA sin contacto. La fricción entre los materiales, la temperatura de las superficies y el diseño de las suelas pudieran ser un factor de riesgo para las rupturas del LCA.

Factores ambientales: Existe una relación directa entre la fricción que genera la superficie en que se practica un deporte y las lesiones del LCA sin contacto. La fricción entre los materiales, la temperatura de las superficies y el diseño de las suelas pudieran ser un factor de riesgo para las rupturas del LCA.

El ángulo Q, cuyo valor normal es de 8 a 17°, es mayor en las mujeres. Este aumento se atribuye a que la pelvis de la mujer es más ancha y el fémur más corto. Al existir un ángulo Q elevado aumenta el estrés medial sobre los ligamentos de la rodilla. Los deportistas con lesión del LCA tiene un ángulo Q aumentado en relación con los no lesionados

LA RODILLA DEL ESQUIADOR

Factores hormonales: Los efectos de las hormonas sexuales en el tejido conectivo es limitada. La síntesis de colágeno se reduce en un 40% bajo la presencia de niveles fisiológicos de estrógenos y más del 50% bajo niveles farmacológicos.

En las mujeres, el ciclo menstrual produce cambios tempranos en la proliferación y síntesis de fibroblastos y procolágena tipo I en el LCA, lo que puede predisponer a las mujeres a sufrir lesiones.

Factores biomecánicos: En las mujeres el músculo cuádriceps presenta mayor activación muscular durante los esfuerzos en flexión de la rodilla, mientras que los isquiotibiales tienden a relajarse. Esta diferencia en la activación muscular provoca un deslizamiento anterior de la tibia sobre el fémur, causando mayor estrés al LCA.

Otros factores que contribuyen o aumentan las posibilidades de lesión del ligamento cruzado anterior son el uso crónico de esteroides, enfermedades como la diabetesy la artritis reumatoide.

Mecanismo de lesión del ligamento cruzado anterior

Los mecanismos de lesión de esta estructura son valgo-rotación externa, hiperextensión, desaceleración y varo-rotación interna.

De todos estos mecanismos se estima que el valgo de rodilla con rotación externa es responsable en el 70% de los casos y que el resto acontecen en el 30% de los casos.

El ligamento cruzado anterior de la rodilla puede romperse en deportes de contacto, por un traumatismo más o menos violento (por ejemplo una entrada en el futbol con un traumatismo directo en el lateral de la rodilla o en la parte posterior de la pierna), o sin traumatismo directo o contacto alguno, al hacer una parada o desaceleración brusca tras un salto o una carrera, un cambio de dirección o un giro brusco de la rodilla con el pie apoyado en el suelo (esquí, bádminton, futbol, baloncesto,) o al hacer una hiperextensión forzada, como al dar una patada al aire o en falso.

Con estas maniobras, lo más frecuente es estando la pierna apoyada, se produce una rotación externa de la tibia sobre el fémur y valgo forzado, iniciando una rotura del LCA que puede ser aislada o puede ser el inicio de una lesión en cadena.

Con frecuencia las lesiones del ligamento cruzado anterior de la rodilla no ocurren solas, coexisten con lesiones de los meniscos o de otros ligamentos. Un ejemplo clásico es la denominada “triada desgraciada” o “triada triste de rodilla”, descrita como la combinación de la lesión del LCA, menisco interno y ligamento lateral interno hoy se sabe que es más frecuente la asociación de la lesión del LCA, LLI y menisco externo.

Existe una variante de esta lesión aún más grave conocida como “pentada desgraciada”, que consiste en la lesión del ligamento cruzado anterior, el ligamento lateral interno, el ligamento lateral externo y los dos meniscos.

Los adultos generalmente se rompen su ligamento cruzado anterior en la parte media del ligamento o el ligamento se “arranca” literalmente del fémur. Existen las roturas parciales o roturas intrasustancia. Estas consisten en lesiones del LCA que afectan a una parte del espesor de las fibras del mismo, pero sin romperse la envoltura de sinovial que lo recubre. A la larga las roturas parciales, si el deportista mantiene su nivel de actividad física, se convierten en totales, y las roturas totales aún aisladas, si el deportista con lesión del cruzado anterior de la rodilla mantiene su nivel de actividad física, predisponen la aparición de lesiones asociadas de otras estructuras de la rodilla, meniscos, cartílago…etc. Sin embargo, esto no quiere decir que todas las roturas del LCA han de operarse necesariamente.

Las roturas del LCA con un fragmento de hueso arrancado pueden requerir una cirugía para recolocar o reinsertar el hueso arrancado. En los niños el potencial de curación sin operar, en los casos con pequeño desplazamiento, es mayor que en los adultos.

LA RODILLA DEL ESQUIADOR

Cuadro clínico de la lesión del ligamento cruzado anterior

El paciente, puede sentir un dolor fuerte, un “crujido”, o la sensación de que algo se le rompe o se le destensa dentro de la rodilla, en el momento en que se produce la lesión.

Generalmente, en las roturas agudas completas del ligamento cruzado anterior de la rodilla, el deportista no puede seguir con la práctica de la actividad deportiva, el dolor es intenso e invalidante al apoyar el pie en el suelo o intentar caminar.

En unas horas se producirá un derrame importante, por sangrado, dentro de la rodilla, complicando la exploración clínica. En los casos en que hay rotura de la capsula articular el derrame articular no se queda a tensión dentro de la rodilla, se va por la pierna hacia abajo. En los casos con rotura parcial o rotura intra-sustancia o rotura completa sobre una lesión previa incompleta el derrame puede ser menos marcado. Con frecuencia si el paciente tiene derrame a tensión, por una rotura aguda, está indicada la evacuación que permite aliviar el dolor, facilita la exploración clínica posterior, permite identificar si hay o no grasa en la sangre (señal de lesión del hueso) y puede acelerar y mejorar la recuperación funcional. Es frecuente que el paciente no pueda extender la rodilla completamente y tenga dolor en la cara interna de la misma.

En los primeros días, salvo que exista una lesión compleja, el dolor y la defensa complican la exploración del ligamento cruzado anterior de la rodilla. Cuando baja el dolor y la inflamación el paciente puede sentir que la rodilla “se le va” y que tiene mucha dificultad para doblar o estirar la rodilla del todo.

Ligamento cruzado posterior

Es un estabilizador primario de la rodilla y probablemente el ligamento más fuerte de la rodilla.Como el ligamento cruzado anterior y los ligamentos colaterales este ligamento une a la tibia con el fémur. Discurre entre la cara posterior de la tibia, posterior a la eminencia intercondílea tibial, y la parte lateral (interior) del cóndilo femoral interno en la escotadura intercondílea, donde se inserta en un área con forma de semiluna. Tiene dos fascículos principales, uno anterolateral, que es el más grueso, y otro posteromedial.

Su función es limitar la translación posterior de la tibia con respecto al fémur. Además limita la rotación externa tibial y conjuntamente, con el ligamento cruzado anterior, son restrictores secundarios contra las fuerzas que desplazan la rodilla en valgo o varo, hacia adentro o hacia fuera. Estas funciones son más importantes con la rodilla en flexión.

El nombre deriva porque la visión frontal de ambos ligamentos en la rodilla, da una imagen de X.


Mecanismo de lesión del ligamento cruzado posterior

La lesión de Ligamento cruzado posterior puede producirse por un traumatismo directo en la parte anterior de la tibia, como sucede, por ejemplo, en un accidente de tráfico al golpear la rodilla doblada contra el salpicadero del coche, o por un placaje frontal en el rugby o, más raramente, por una patada en algún deporte de contacto, estando la rodilla en extensión, lo que provoca que esta se doble hacia atrás o haga una deformidad hacia atrás (“recurvatum”) forzado, dañando la cápsula posterior y el LCP. Cuando la causa es un traumatismo de alta energía la lesión se asocia a lesiones más graves, fracturas de huesos largos, de la pelvis o a lesiones del complejo postero-externo o de otras estructuras de la rodilla.

En los deportistas, la causa más frecuente de rotura del ligamento cruzado posterior son las caídas sobre la rodilla doblada, mecanismo de hiperflexión, y con el pie en flexión plantar forzada o por una rotación extrema asociada a valgo o varo.

Cuando el ligamento cruzado posterior sufre una lesión, el traumatismo suele ser de tanta energía que hay que sospechar que otros ligamentos u otras partes de la rodilla también pueden resultar lesionados, como el otro cruzado o la cápsula posterior de la rodilla.

Cuadro clínico de la lesión del ligamento cruzado posterior

Si el ligamento cruzado posterior de la rodilla se lesiona el paciente puede presentar una hinchazón (hemartros o derrame de sangre dentro de la articulación) o dolor súbito en la parte posterior de la rodilla. Es posible que el paciente note un crujido o chasquido tras la lesión, el traumatismo o el movimiento forzado. El deportista no puede reanudar el ejercicio tras la lesión, al menos en las fases agudas.

Posteriormente la rodilla afectada por una lesión deportiva / traumatológica del ligamento cruzado posterior puede volverse inestable, especialmente durante el ejercicio, aunque algunos pacientes, como en el caso de las roturas del LCA conviven con una rotura del LCP y se adaptan a ellas, aunque están limitados para ciertos deportes o ciertas actividades.

Ligamentos laterales:

Refuerzan la cápsula articular por sus lados interno y externo.

Ligamento lateral interno
Se extiende desde la cara cutánea del cóndilo interno hasta el extremo superior de la tibia. Se encuentra por detrás de la zona de inserción de los músculos que forman la pata de ganso.

El ligamento lateral interno (LLI) o ligamento colateral medial es ancho y acintado. Se origina en el epicóndilo medial del fémur desde donde se dirige a la cara medial de la tibia. Tiene dos fascículos, uno superficial y otro profundo, que se encuentra íntimamente unido a la capsula articular y al menisco interno. Por esta razón cuando se lesiona se confunde con, o bien se asocia, a una lesión del menisco interno. Su función es estabilizar la rodilla en el plano frontal, limitando los movimientos de la rodilla hacia adentro, en valgo o en X, hacia adentro.

Ligamento lateral externo

Se extiende desde la cara cutánea del cóndilo externo hasta la cabeza del peroné.

El ligamento lateral externo (LLE) o ligamento colateral medial es cilíndrico. Está situado en la región lateral de la rodilla, uniendo el fémur y la cabeza del peroné. Su forma es diferente a la del ligamento lateral interno, ya que es tiene más forma de cordón que de cinta.
Se encuentra más alejado de la cápsula articular y del menisco, por ello, cuando se lesiona, no suele afectar al menisco externo.
Evita que la rodilla se deforme en varo, hacia afuera. No está unido al menisco externo por lo que su lesión no afecta a este.

Mecanismo de lesión de los ligamentos colaterales

Las lesiones de los ligamentos colaterales se pueden producir por un mecanismo directo e indirecto. En el primero se produce un traumatismo en la cara lateral de la rodilla, deformándola hacia adentro o hacía afuera.

En el segundo, con el pie bloqueado, se produce un desplazamiento forzado de la rodilla que excede la capacidad de protección de la musculatura y provoca el daño del ligamento.

Desde el punto de vista anatómico, las lesiones ligamentosas se clasifican en tres grados:

• Esguince grado I o leve. Existe una lesión parcial o distensión de las fibras
• Esguince grado II o moderado. Existe una rotura de algunas fibras, pero el ligamento mantiene su estructura macroscópica y su función.
• Esguince grado III. Equivale a la rotura del ligamento.


Cuadro clínico de la rotura de los ligamentos colaterales

Dependiendo del grado de lesión de los ligamentos, tendremos dolor e hipersensibilidad local, derrame articular o inestabilidad franca con bostezo en la exploración clínica.

En el grado I no existe bostezo articular a la exploración, pero sí dolor agudo, en el grado II existe un aumento de la laxitud articular (bostezo) doloroso, pero con un tope firme, en el grado III el ligamento está totalmente roto, el dolor es menor y no hay tope claro en las maniobras de varo-valgo. Es importante hacer estas maniobras en extensión completa y a 30º de flexión, para no confundirnos pues en extensión completa el ligamento cruzado anterior puede ser un estabilizador medio-lateral tan importante como los colaterales.

Como en otras lesiones de ligamentos de la rodilla la comparación con el lado sano es fundamental para no dar como patológica una laxitud constitucional. Algunos autores establecen una aproximación clínica de estos grados según el bostezo comparativo con respecto a la rodilla contraria. Si este es menor de 5mm la lesión sería grado I, entre 5-10mm de bostezo comparativo sería un grado II, y por encima de esto sería una rotura completa.

Las lesiones de los ligamentos pueden ser de 3 tipos:

• Grado I: es una distensión o elongación del ligamento
• Grado II: es una rotura parcial del ligamento
• Grado III: es una rotura completa del ligamento

LA RODILLA DEL ESQUIADOR

LA RODILLA DEL ESQUIADOR

MECANISMOS DE LESION EN EL ESQUÍ


Hay diversos mecanismos por los que se puede producir una lesión en los ligamentos de la rodilla. El mecanismo lesional más frecuente es el giro brusco o inesperado del cuerpo sobre la tibia produciendo un movimiento de rotación forzado en la rodilla. Esto tiene lugar en caídas del esquiador hacia atrás produciendo una rotación de la tibia sobre el fémur con la rodilla hiperflexionadaEsa torsión es la que, literalmente, arranca el ligamento cruzado anterior de su inserción en el fémur.

Otro mecanismo es el llamado “pie fantasma”. Se produce cuando, al igual que en el anterior, el esquiador pierde el equilibrio y cae hacia atrás; uno de los esquíes se va hacia arriba dejando de tocar la nieve, por lo que sólo el borde interior del esquí contrario, que queda detrás del esquiador, sigue en contacto con la nieve. En este momento, el esquí da un giro causando la rotación interna de la tibia respecto al fémur y rompiendo el ligamento cruzado anterior.

Un tercer mecanismo de lesión se produce cuando el esquiador tiene la rodilla flexionada y comienza a caerse hacia atrás, las fijaciones no se sueltan y compensa entonces con una poderosa contracción del cuádriceps.

Otro mecanismo es la pérdida de equilibrio, tras un salto, con el cuerpo inclinado hacia atrás; la cola del esquí toca la nieve en primer lugar y la parte superior de la bota impulsa la diáfisis de la tibia hacia delante provocando un cajón anterior.

LA RODILLA DEL ESQUIADOR

LA RODILLA DEL ESQUIADOR

53 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    18/02/2020 21:40
    #1
    Pregunta,

    Sufren menos las rodillas con el snow que con el esquí?

    karma del mensaje: 10 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

  • #2
    Fecha comentario:
    18/02/2020 21:51
    #2
    De lo mejor que he visto, qué bien ilustrado, qué ordenadito todo... :+:
    Enhorabuena y Gracias por compartir este estupendo reportaje.

    karma del mensaje: 45 - Votos positivos: 4 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    18/02/2020 22:47
    #3
    #1 En el Snow las rodillas no suelen cursar lesiones como en el esquí. De hecho no figuran entre las principales lesiones, lo cual no significa que no exista alguna. En el esquí las lesiones de rodilla se contabilizan estadísticamente en un 15% aproximadamente. En el Snow las principales lesiones son:
    Lesiones de muñeca: algunos estudios, son 10 veces más frecuentes que en el esquí:
    -Rotura del ligamento colateral ulnar p cubital
    - Luxación acromio-clavicular
    - Fractura de clavícula y hombro
    - Luxación de hombro
    - Lesiones del manguito de los rotadores
    - Contusiones en codo, antebrazo y mano

    Pese a que tanto el snow como el esquí comparten muchas similitudes (ambos son deportes de nieve, se practican en entornos similares…) los patrones de lesiones de los dos deportes presentan claras diferencias.
    Algunas razones para explicar un patrón tan distinto de lesiones entre el snowboard y el esquí podrían ser las siguientes:
    - En snow, a diferencia del esquí, las botas no saltan de las fijaciones y quedan ancladas a la tabla al caer, ofreciendo muy poco control durante las caídas.
    - Las botas de tienen una menor rigidez que las de esquí, para permitir una mayor movilidad en las extremidades inferiores, lo que implica que los esguinces de tobillo sean más frecuentes.
    - Los giros en el snow implican una mayor inclinación de todo el cuerpo, por lo que es más fácil que en un desequilibrio o en una caída los miembros superiores se vean afectados.
    - Como en el snow no se utilizan bastones, las lesiones del pulgar, que en esquiadores se producen precisamente por una caída sobre la mano sujetando el bastón, son por consiguiente mucho menos frecuentes en los practicantes de snow.

    karma del mensaje: 116 - Votos positivos: 8 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    18/02/2020 22:48
    #4
    #2 Muchas gracias. Ese era el objetivo.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #5
    Fecha comentario:
    19/02/2020 10:43
    #5
    Extraordinario artículo; "priceless" . como dice el anuncio, jaja ¡Mil gracias Lucas!

    karma del mensaje: 36 - Votos positivos: 3 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #6
    Fecha comentario:
    19/02/2020 12:31
    #6
    Gran artículo, muy clarificador de como funciona nuestra rodilla. Si me permites Lucas, lo terminarías de redondear si incluyeras las lesiones por desgaste del cartílago, sobre todo las condromalacias patelofemoral, que es la más usual, creo, en nuestro deporte, sobre todo en profesionales y grandes esquiadores. Un saludo.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #7
    Fecha comentario:
    19/02/2020 12:53
    #7
    Lucas, a lo largo de mi delatada vida, en deportes varios y en esqui y con alguna que otra lesión, ahora soy realmente consciente de lo que tenemos. Explicado de esta forma, es fácil de asimilar y entender. Gracias por la publicación. Un saludo

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • AJP
    AJP
    #8
    Fecha comentario:
    19/02/2020 13:19
    #8
    Super interesante. Gracias

    Y de lesiones en los tendones cuadracipital y rotulizano, no nos cuentas nada?

    El cuadracipital me suele dar problemas. Me han dicho que tengo calcificaciones.

    saludos

    karma del mensaje: 10 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • AJP
    AJP
    #9
    Fecha comentario:
    19/02/2020 13:20
    #9
    rotuliano

    #8

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #10
    Fecha comentario:
    19/02/2020 15:02
    #10
    Me duele la rodilla nada más que de leer el artículo. He tenido que saltarme partes del yuyu que me daba.

    ¿Cuál es la mejor forma de evitar estas lesiones?
    ¿Hay lesiones que se generen simplemente por esquiar mucho, sin necesidad de caerse?

    karma del mensaje: 8 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #11
    Fecha comentario:
    19/02/2020 22:15
    #11
    Muchas gracias Lucas. Bonito articulo muy interesante.

    karma del mensaje: 10 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #12
    Fecha comentario:
    20/02/2020 00:25
    #12
    #5 Muchas gracias Carolo. Pero no se dice priceless, se dice como le digo a nuestro común amigo Antonio M, brutal, espeluznante :lol2: :lol2: :lol2: :lol2: :lol2:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #13
    Fecha comentario:
    20/02/2020 00:27
    #13
    #6 Muchas gracias. Que te puedo contar yo de una condromalacia rotuliana nivel IV de la que estoy operado.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #14
    Fecha comentario:
    20/02/2020 00:29
    #14
    #7 Muchas gracias. Espero haber cumplido con el objetivo de clarificar y hacer llegar a todos como funciona esta articulación y como se comporta en el esquí.

    karma del mensaje: 8 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #15
    Fecha comentario:
    20/02/2020 00:48
    #15
    #12 :lol2:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #16
    Fecha comentario:
    20/02/2020 01:11
    #16
    #10 Para analizar los factores que influyen en las lesiones en esquí se pueden dividir en 2 grupos:

    -Factores del esquiador/snowboarder:

    Nivel de esquí

    Un factor determinante en la incidencia de lesiones es la experiencia y el nivel de esquí.
    Los esquiadores principiantes se lesionan más que los esquiadores expertos en el primer día de esquí.
    Por otro lado los expertos se lesionan menos que los principiantes pero la gravedad de las lesiones son mayores y están relacionados a la velocidad y conductas arriesgadas.

    Condición física y lesiones

    La buena condición física disminuye el riesgo de lesiones, el aumento de la fuerza muscular protege la articulación en el momento de una caída. La flexibilidad reduce también la incidencia y severidad de las lesiones. En los adultos mayores el ejercicio mejora la masa ósea lo que disminuye la incidencia de fracturas.
    Es muy importante durante la pretemporada realizar un entrenamiento neuromuscular y propioceptivo para disminuir la incidencia de lesiones especialmente en la rodilla

    Conducta del esquiador

    Las conductas arriesgadas pueden ser un factor modificable para prevenir lesiones.
    La mayoría de las lesiones ocurren en las tardes, cuando el cansancio o agotamiento comienza a ser un factor importante; por lo que reconocer el cansancio es un factor protector. Realizar pausas cada dos horas, hidratarse y reconstituir el desgaste energético que se ha llevado a cabo es apostar por finalizar la jornada con éxito. Usar pistas de acuerdo al nivel de esquí y velocidades que permitan esquiar bajo control son las medidas aconsejadas de sentido común.
    En alguna ocasión ya hemos hablado en un reportaje de 110% Esquí sobre lo que al final se resume en sentido común, educación y respeto

    -Factores externos al esquiador:

    Equipo de esquí

    Un factor de gran importancia como elemento protector de lesiones es el esquiar con un equipo adecuado para peso edad y estatura.
    Los esquiadores que alquilan el material, equipos, generalmente se lesionan más que los que usan equipos propios, y está en directa relación con el ajuste de fijaciones.
    Un mal ajuste de fijaciones provoca más lesiones las tienen fijaciones ajustadas al peso y nivel de esquí.

    Uso de casco en esquí

    Sin ánimo de polemizar sobre la obligatoriedad o conveniencia del mismo, el uso de casco en el esquí y en el snow va en aumento y existen países como Italia en que el uso del mismo es obligatorio para esquiadores menos de 14 años, o Francia donde se realizan campañas nacionales para incentivar su uso.
    El 80% de los TCE (Traumatismos Cráneo Encefálicos) se producen en la actividad recreacional.
    Las lesiones traumáticas de la cabeza representan entre el 16 y 20% del total de lesiones en esquí. El riesgo de TCE es más frecuente entre la edades de 15 y 35 años en nivel intermedio y avanzado.
    La velocidad promedio de un esquiador intermedio es de 43 Km/h, los cascos actuales previenen o disminuyen el trauma cerebral de impacto directo a velocidades menores de 22 Km/h y reducen la severidad de complicaciones en esquiadores que sufren golpes a alta velocidad.
    Esta demostrado los beneficios del uso del casco en múltiples estudios y no tiene efectos contrarios su uso.
    Lo que no se ha logrado disminuir es la mortalidad asociada al TCE grave, los cascos no logran prevenir las muertes producidas por impacto directo a altas velocidades contra un objeto estático, pero estas son muy poco frecuentes y se presentan en 1 cada 1,6 millones de días esquiador.

    karma del mensaje: 88 - Votos positivos: 7 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #17
    Fecha comentario:
    20/02/2020 14:13
    #17
    Buenísimo Lucas! De lo mejor que he leído al respecto.
    Habrá que hacer de todo por conservar las rodillas, máxime cuando el esquí, por lo menos a mi, ya me ha hecho perder la cabeza :lol2:

    karma del mensaje: 33 - Votos positivos: 3 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #18
    Fecha comentario:
    20/02/2020 15:41
    #18
    #17 Muchas gracias. Mi cabeza ya está perdida y mis costillas casi también al clavarme un dolomiita en ellas. Le debo mucho a este deporte y a algunos de sus deportistas y todo cuanto esté en mi mano para colaborar o ayudar a esquiadores y amigos lo haré.

    karma del mensaje: 32 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #19
    Fecha comentario:
    20/02/2020 17:25
    #19
    Brutal!! Muchas gracias por el pedazo de trabajo y recordarnos buenos consejos!!
    Dos triadas y todavía me pasa como a tí , que sigo enganchado a éste deporte.
    Saludos y gracias Lucas!!

    karma del mensaje: 10 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #20
    Fecha comentario:
    20/02/2020 19:53
    #20
    Excelente artículo, profesional y bien estructurado Lucas. Tengo una pregunta: Mis únicas lesiones de esquí han sido del ligamento interno y al final de la jornada como bien dices. ¿Tienes alguna sugerencia al respecto? Muchas gracias y síguenos escribiendo por favor.

    karma del mensaje: 10 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #21
    Fecha comentario:
    20/02/2020 23:59
    #21
    #8 Muchas gracias por tu consulta/sugerencia, que paso a detallarte lo mejor que puedo esperando te aclare tu situación.

    TENDINOPATÍA DE INSERCIÓN DEL CUÁDRICEPS

    La tendinitis o tendinopatía cuadricipital es la alteración inflamatoria del tendón del cuádriceps, en su inserción en el polo superior de la rótula.
    El mecanismo extensor de la rodilla está compuesto por el cuádriceps (vasto medio, vasto lateral, vasto intermedio y recto femoral), el tendón del cuádriceps (la unión final de estos músculos) que se une al polo superior de la rótula y el tendón rotuliano, que va desde el polo inferior a la tuberosidad tibial anterior. La rótula actúa como una polea, potenciando la fuerza del mecanismo extensor. Estas estructuras soportan cargas varias veces superior al peso corporal durante los esfuerzos, principalmente durante los deportes de salto (esquí, snow, baloncesto, correr, futbol, salto, o voleibol) que son los que más sobrecargan el cuádriceps.
    La rodilla es una articulación donde son más frecuentes las tendinopatías y las bursitis. Estos procesos se pueden presentar en cualquier tendón de la rodilla: rotuliano (rodilla del saltador), cuádriceps, bíceps femoral, pata de ganso, tendinitis del músculo poplíteo…o en las bursas o almohadillas cercanas a estas estructuras.

    - Cuadro clínico de la tendinopatía de inserción del cuádriceps

    Los pacientes con tendinopatía de inserción del cuádriceps tienen dolor en la zona anterior de la rodilla, en el borde superior de la rótula. Existe hipersensibilidad en la zona y puede existir una inflamación asociada aunque no es lo más común. El dolor puede aumentar al estirar el cuádriceps o con la extensión contra resistencia.
    Al principio, se presenta dolor tras los esfuerzos intensos deportivos o laborales, que suele mejorar con el reposo. Luego progresa el cuadro y el dolor puede aparecer antes del ejercicio y persistir al acabar la actividad física. Finalmente el paciente tiene dolor constante, incluso con las actividades habituales.
    Las fases clínicas establecidas de las tendinopatías, que coinciden con las del tendón rotuliano, son:
    • Grado 1. Dolor sólo al acabar la actividad física. Cede con el reposo y no limita la actividad.
    • Grado 2. Dolor durante y después de la actividad física. El paciente puede hacer su actividad física, con molestias.
    • Grado 3. Dolor durante y después de la actividad física, que se ve mermada por el dolor.
    • Grado 4. Dolor durante las actividades de la vida diaria. Puede llegar a producirse la ruptura del tendón.
    En todas las alteraciones tendinosas de la rodilla es fundamental descartar una alteración de la articulación patelofemoral o una inestabilidad de la misma.
    Aunque la afectación del tendón rotuliano es la más frecuente puede existir una entesopatía de inserción del cuádriceps (proceso inflamatorio que afecta el área donde los ligamentos o tendones se fijan al hueso - entesis). Este proceso puede fomentar calcificación en el sitio de inserción en el hueso, generalmente en las inserciones del vasto interno y vasto externo.
    El cuádriceps ha de tener un equilibrio, estático y dinámico, con los músculos isquiotibiales. De los cuatro vientres musculares de los cuádriceps, sólo el recto anterior tiene una función estática. Los otros tres (el vasto intermedio o crural, el vasto interno y el vasto externo), tienen una función dinámica.
    Las lesiones músculo-tendinosas u osteo-tendinosas (entesopatías de inserción) pueden verse favorecidas por factores extrínsecos, como el calzado, el entrenamiento inadecuado o excesivo, o las superficies duras y factores intrínsecos, como la edad, el peso, las alteraciones de eje de las piernas (genu valgo o piernas en X o genu varo o piernas en aro), displasias o malformaciones de la rótula y su articulación con el fémur distal, las alteraciones de la alineación del tobillo y del pie, la laxitud articular, la capacidad y flexibilidad muscular y tendinosa, alteraciones metabólicas o enfermedades sistémicas.
    Un aumento del ángulo-Q (el formado por el eje de tracción del cuádriceps, hasta la rótula y el eje del tendón rotuliano hasta su inserción en la tuberosidad tibial anterior) o de la anteversión femoral son dos causas frecuentes de mal alineamiento que podrían contribuir a la tendinopatía del cuadriceps o, más frecuentemente, a la tendinopatía rotuliana.
    Finalmente, el exceso de entrenamiento o los microtraumatismos de repetición son la causa que puede condicionar la aparición de la enfermedad: endinosis.

    TENDINOPATÍA ROTULIANA O RODILLA DEL SALTADOR

    La llamada “rodilla del saltador” incluye la tendinopatía rotuliana, que generalmente afecta a la unión del tendón rotuliano con el polo inferior de la rótula, la tendinopatía del cuádriceps (en la inserción del tendón de cuádriceps con el polo superior de la rótula) y otras lesiones del tendón rotuliano, en su trayecto hasta la inserción en la tuberosidad tibial anterior.
    El término rodilla de saltador se relaciona con una sobrecarga funcional o estrés debido al salto, pero el cuadro no es exclusivo de deportistas saltadores. La rodilla de saltador puede parecer una lesión menor por lo que muchos atletas siguen entrenando o tratándose por su cuenta, favoreciendo el agravamiento del cuadro clínico.
    La tendinopatía rotuliana es una de las tendinopatías más frecuentes entre atletas de salto o carrera, levantadores de peso u otros. Puede afectar a una o a las dos rodillas, dependiendo de la actividad deportiva del paciente.
    Como en otras lesiones por traumatismos de repetición o sobreuso nosotros creemos que, en las fases finales estamos ante un trastorno degenerativo del tejido colágeno del tendón, tendinosis o tendinopatía rotuliana, con episodios de reagudización más o menos invalidantes. Aunque en las fases de reagudización el tratamiento será el reposo y medidas antiinflamatorias, el tratamiento de fondo pasa por la aplicación de terapias regenerativas. Excepcionalmente puede requerirse la cirugía.

    - Cuadro clínico de la tendinopatía rotuliana o rodilla del saltador

    Los pacientes tienen dolor en la zona anterior de la rodilla, en el borde inferior de la rótula. Existe hipersensibilidad en la zona afecta y puede existir una inflamación asociada aunque no es lo más común.
    Al principio se cursa dolor tras los esfuerzos intensos deportivos o laborales, que suele mejorar con el reposo. Luego progresa y el dolor puede aparecer antes del ejercicio y persistir al acabar la actividad física. Finalmente el paciente tiene dolor constante, incluso con las actividades habituales.
    Las fases clínicas de la lesión, como en el caso de la tendinopatía cuadricipital, son:
    • Grado 1. Dolor sólo al acabar la actividad física. Cede con el reposo y no limita la actividad.
    • Grado 2. Dolor durante y después de la actividad física. El paciente puede hacer su actividad física, con molestias.
    • Grado 3. Dolor durante y después de la actividad física, que se ve mermada por el dolor.
    • Grado 4. Dolor durante las actividades de la vida diaria. Puede llegar a producirse la ruptura del tendón.
    El mecanismo extensor de la rodilla está compuesto por el cuádriceps (vasto medio, vasto lateral, vasto intermedio y recto femoral), el tendón cuadricipital (la unión final de estos músculos) que se une al polo superior de la rótula y el tendón rotuliano, que va desde el polo inferior a la tuberosidad tibial anterior. La rótula es el mayor sesamoideo del cuerpo humano y actúa como una polea, potenciando la fuerza del mecanismo extensor. Estas estructuras soportan cargas varias veces superior al peso corporal durante el deporte o los esfuerzos.
    Entre las causas que favorecen el desarrollo de la Tendinopatía Rotuliana se encuentran factores extrínsecos, como el calzado, el entrenamiento deportivo inadecuado o las superficies duras y factores intrínsecos, como la edad, el peso, las alteraciones de eje de las piernas (genu valgo o piernas en X o genu varo o piernas en aro), displasias o malformaciones de la rótula y su articulación con el fémur distal, las alteraciones de la alineación del tobillo y del pie, la laxitud articular, la capacidad y flexibilidad muscular y tendinosa, alteraciones metabólicas o enfermedades sistémicas se han postulado como causas primarias.
    Al igual que en el tendón del cuádricpes, un aumento del ángulo-Q o de la anteversión femoral son dos causas frecuentes de mal alineamiento que podrían contribuir a la tendinopatía rotuliana.
    El exceso de entrenamiento deportivo o los microtraumatismos de repetición son la causa que puede condicionar la aparición de la tendinopatía rotuliana. Biomecánicamente que la carga mecánica sobre el tendón rotuliano es mayor con las contracciones excéntricas que con las concéntricas.
    Las fibras proximales del tendón rotuliano, en su inserción en el polo inferior de la rótula son las que se dañan con más frecuencia, existiendo un deterioro del colágeno de las mismas.
    En la fase diagnóstica de ambas tendinopatías será importante confirmar tres puntos antes de indicar el tratamiento:
    1) La causa: Calcificación vs Sobrecarga mecánica
    2) El tiempo: Aguda (menos de 1 mes) vs Crónica (más de 6 semanas)
    3) El tipo: Proximal vs Distal

    - Tratamiento no quirúrgico de la Tendinopatía del Rotuliano o del tendón del cuádriceps

    El tratamiento conservador (no quirúrgico) está basado en tres tratamientos complementarios:
    1) Hielo + Anti-inflamatorios locales (sobre todo en las agudas)
    2) Ejercicios de Fortalecimiento: la calidad y tamaño del tendón son proporcionales a las señales mecánicas (musculación) del cuádriceps. Un programa de ejercicios excéntricos durante 3 meses favorecen la curación. Estos ejercicios son los protocolos de sentadillas, siguiendo siempre las pautas de no pasar de 90º de flexión.
    3) Fisioterapia: En casos más crónicos o agresivos se llevan a cabo tratamientos con Ondas de Choque Extracorpóreas o la EPI. La combinación ondas de choque con excéntricos ha demostrado ser superior a cada uno por separado. También los tratamientos con Radiofrecuencia han demostrado resultados altamente positivos.
    4) Vendaje Neuromuscular o Kinesio Tape

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #22
    Fecha comentario:
    21/02/2020 00:06
    #22
    #19 Bufff ¡¡¡Dos Triadas!!!, madre mía. Espero que te hayas recuperado bien y tengo claro que llevas el veneno del esquí dentro, y se lo que es. El coronaesqué este que nos tiene a muchos afectados se ha adueñado de nuestro sistema emocional. Y tengo claro que si me puedo convertir en portador de esta maravillosa epidemia lo seré con gusto.
    A mí me ha afectado mucho, de gravedad diría, pero bajo ningún concepto quiero que me traten con antídoto o vacuna alguna.
    Fuerte abrazo

    karma del mensaje: 26 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #23
    Fecha comentario:
    21/02/2020 00:28
    #23
    #20 Ante un esguince del ligamento lateral interno la rehabilitación consistirá en aplicación de hielo directo sobre la zona del ligamento, 10 minutos, al menos tres veces al día y preferiblemente una vez cada hora, para controlar la inflamación de la zona.
    Además, en mi centro, para bajar la inflamación y mejorar la cicatrización de los tejidos, aplico radiofrecuencia para aumentar la vascularización de la zona y así acelerar la regeneración de tejidos.
    Manualmente el tratamiento consiste en movilizar la articulación dándole una carga adecuada al ligamento con el fin de obtener una correcta alineación del colágeno que recubrirá la parte rota del ligamento. Una falta de movilidad adecuada a cada momento de la lesión podrá producir una mala alineación del colágeno y/o una mala cicatrización de la lesión.
    Aplicación de vendaje neuromuscular sobre la región afectada para estabilizar y sujetar la rodilla sin perder movilidad, ayudando a la vascularización de la zona afecta.

    Será muy importante trabajar la fuerza de toda la musculatura implicada:

    • Vasto interno del cuádriceps
    • Isquiotibiales (especialmente trabajo excéntrico)
    • Musculatura glútea, especialmente glúteo medio para dar estabilidad articular a la cadera y por tanto a la rodilla.
    • Es primordial trabajar la propiocepción o estabilidad de la rodilla, comenzando con ejercicios simples para terminar con ejercicios complejos en planos inestables que reproduzcan las situaciones del deporte a practicar (Bosu).

    Te puedo decir lo que hago yo antes de una carrera o una jornada de esquí. Ducha de agua caliente en las articulaciones tibioperoneo astragalinas (tobillos), tendón de Aquiles, gemelos y soleo, articulación de la rodilla (no me dejo ningún ligamento) por delante y por detrás, después cuádriceps y finalmente isquiotibilaes y musculatura glútea. Este es el orden que llevo. Después procuro realizar estiramientos suaves, sin intensidad, tan solo elastificando y dando soltura a los miembros inferiores.
    Cuando termina la jornada de esquí, una buena ducha reparadora con contrastes térmicos en la piernas acabando siempre en frío o templado. Finalizo con una crema fresca dando un masaje.
    Brutal, espeluznante

    karma del mensaje: 26 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #24
    Fecha comentario:
    21/02/2020 10:25
    #24
    #13 Pues estaría genial si pudieras compartir cómo lo llevas. Hace dos años me diagnosticaron condropatía grado III-IV en la rodilla izquierda y grado II en la derecha. He mejorado muchísimo al fortalecer la pierna y he conseguido acabar de esquiar sin apenas molestias, pero las sensaciones no son las mismas que antes de la lesión. ¿Crees que vale la pena operarse?

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • JAO
    JAO
    #25
    Fecha comentario:
    22/02/2020 10:14
    #25
    Querido amigo, esto es una clase magistral de traumatología :+: :+: :+:
    Como bien sabes de las veces que hemos esquiado juntos mis rodillas están para pocas bromas (demasiados baches, demasiados saltos, demasiado rugby...…) pero ahí sigo dándolo todo hasta que me crujan!!!! :lol2: :lol2: :lol2:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #26
    Fecha comentario:
    22/02/2020 18:45
    #26
    ¡Qué pasote! :oh!: Leyendo el foro uno llega a conocer algunos de estos términos a través de los 'post' de foreros que tienen accidentes en pistas y cuentas sus experiencias. Pero esto como haber ido a una clase en la Uni. :lol2: ¡Gracias!

    karma del mensaje: 36 - Votos positivos: 3 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #27
    Fecha comentario:
    23/02/2020 09:40
    #27
    Uauuu, pedazo report!! super completo y super interesante. He aprendido muchisimas cosas que no sabía. Gracias.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #28
    Fecha comentario:
    23/02/2020 20:48
    #28
    #27 muchas gracias. Objetivo cumplido.

    karma del mensaje: 8 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #29
    Fecha comentario:
    23/02/2020 20:50
    #29
    #26 Muchas gracias. Pero esta vez sin hacer exámenes.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #30
    Fecha comentario:
    23/02/2020 20:50
    #30
    #26 Muchas gracias. Pero esta vez sin hacer exámenes.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #31
    Fecha comentario:
    23/02/2020 20:52
    #31
    #25 Mucvas gracias JAO. en la KDD de Panticosa cambiamos.consejos de esqui (que necesito muuuuchos) por consejos de recuperación🤣🤣🤣.

    karma del mensaje: 16 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #32
    Fecha comentario:
    23/02/2020 21:16
    #32
    Muy completo y prolijo, gracias Lucas. :+:
    49 temporadas ya y no tengo ningún problema. Eso si, yoga diario (que hecho de cierta manera fortalece mucho), que me ha enseñado además, junto con el chi-kung, a hacer el máximo con el mínimo y con el cuerpo siempre bien colocado, y a dirigir bien las energías que se generan. Se lo debo a eso.

    karma del mensaje: 10 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #33
    Fecha comentario:
    24/02/2020 17:11
    #33
    Mil gracias por este estupendo artículo.
    Ahora entiendo mucho mejor el diagnóstico que me dieron después de la resonancia.

    karma del mensaje: 10 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #34
    Fecha comentario:
    24/02/2020 22:43
    #34
    #33 Muchas gracias. Marlies. Espero que el motivo de la RMN no fuera por una rotura, pero en cualquier caso si necesitas saber algo sobre ella o que traduzca o interprete algún tecnicismo médico, gustosamente te lo puedo comentar.
    Un saludo

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #35
    Fecha comentario:
    25/02/2020 11:12
    #35
    Inclreible entrada, muy recomendable su lectura, asi como los comentarios.
    Enhorabuena Lucas

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #36
    Fecha comentario:
    25/02/2020 20:23
    #36
    #23 Muchísimas gracias Lucas por tu respuesta y por compartir tus conocimientos como fisio y esquiador que eres. Ojala pronto nos deleites con más artículos. Enhorabuena por el buen sabe hacer. Un saludo cordial.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #37
    Fecha comentario:
    25/02/2020 21:35
    #37
    Lo leo ahora pero es que me estaba dando no se qué al leerlo! Gracias por la info y por el tiempo que te ha llevado hacerlo!!!!

    yo cuido mucho mis rodillas, se que sin ellas estoy jodido, asi que prevengo el cansancio y me cuido, pero como tu dices, dado mi nivel de esquí hago mas fuerza y fuerzo más las rodillas, por lo que de tener una lesión puede ser peor.

    GRACIAS!

    karma del mensaje: 11 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #38
    Fecha comentario:
    25/02/2020 23:02
    #38
    #37 Muchas gracias. Por lo que he visto si cuidas bien las rodillas habida cuenta de la caña que las están dando. Tan solo animarte a que las continúes cuidando y que sigas disfrutando con tu bicho.
    Un fuerte abrazo

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #39
    Fecha comentario:
    26/02/2020 23:35
    #39
    Lucas,
    enhorabuena por la clase magistral que nos has regalado. He leido mucho sobre estas lesiones, pero esto es de lo mejor.
    En mi caso, hace un año tuve una lesión de LCA, LCP, LLI y de regalo menisco.. Me hicieron aloinjertos y la pierna funcionalmente está al 100%. Quiero volver a soñar en la nieve pero me toca ponerme fuerte. Aparte de trabajar isquios y cuadriceps, por donde tiro?
    Nuevamente Gracias por tu generosidad

    karma del mensaje: 11 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

  • #40
    Fecha comentario:
    27/02/2020 10:05
    #40
    Gracias Lucas, lamentablemente si que tengo rotura del cruzado anterior, el menisco interno está medio roto (creo) y algo más. Tendré que pasar por el quirófano #34 :crying:
    Si no es mucha molestia, ¿me puedes recomendar unos cuentos ejercicios isométricos para reforzar la musculatura antes de la operación?
    Aunque soy muy deportista - practico semanalmente Pilates, HIT, senderismo, BTT, esquí alpino, (pasar el aspirador, mocho, limpieza de cristales, etc (también es ejercicio físico, no? ;) ), y, de vez en cuando: esquí de travesía, de fondo, natación - estoy notando que la pierna "mala" está perdiendo musculatura.

    karma del mensaje: 11 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #41
    Fecha comentario:
    27/02/2020 10:37
    #41
    #39 Te paso un extracto de algo que tengo pendiente de publicar. pero creo puede venir bien a todos cuantos amamos el esquí y nuestro cuerpo.

    - Pies y tobillos
    Los pies y la articulación de los tobillos van a controlar el movimiento de todo el cuerpo hacia delante y hacia atrás. Los músculos de los pies, tobillos y de la parte baja de las piernas son fundamentales para mantener el cuerpo flexionado hacia delante. Es por esto que resulte necesario tener los tobillos fuertes para poder mantenerlos flexionados durante largos periodos de tiempo ya que, cuando esta musculatura se fatiga y se pierde la flexión, el equilibrio se puede desestabilizar y caernos hacia atrás. Por todo esto, unos tríceps surales (gemelos y soleo) potentes y elásticos nos ayudarán.

    -Gemelos y sóleo
    Los gemelos intervienen potentemente en la extensión del tobillo, pero también colaborando muy activamente en la flexión de la rodilla y su estabilización.
    El sóleo tiene como función principal la flexión plantar o extensión del pie y la elevación del talón en la bipedestación, si no estuviera constantemente tirando, el cuerpo se caería hacia delante. Por ello en la posición hacia adelante del esquiador es de los que más sufren por la tensión constante al estar siempre echado hacia delante.

    -Cuádriceps y rodillas
    Es la musculatura que más hay que trabajar, por estar más implicada en este deporte, ya que son las piernas las que sin duda constituyen el grupo muscular que más trabaja en el esquí. Absorben gran parte de la presión y las fuerzas de impacto.
    Los cuádriceps son los músculos más voluminosos de todo el cuerpo. Soportan nuestro peso y nos permiten andar, caminar, sentarnos y correr. Son potentes extensores de la rodilla que desempeñan la importante función de estabilización de la rótula y la articulación de la rodilla durante la marcha y el ejercicio.
    Así, los cuádriceps se convierten en los principales responsables de mantener la posición estable, flexionada y hacia delante característica del esquiador, del mismo modo que protegen las rodillas. Por eso es fundamental fortalecerlos, es la musculatura que más hay que trabajar.

    -Isquiotibiales
    Los músculos isquiotibiales juegan un papel importante en la extensión del muslo sobre la cadera (auxiliando en su función al glúteo) y en la flexión de la pierna sobre el muslo cuando el cuerpo se encuentra en posición de bipedestación (de pie).
    Su función es antagonista a la de los cuádriceps, refrenar la tendencia a la flexión de la cadera que produce el cuerpo durante la fase de apoyo de la marcha. Actúan principalmente como extensores de la cadera y flexores de la rodilla. Los isquiotibiales son los músculos que más se implican cuando nos inclinamos hacia adelante en las pendientes. Por este motivo si dejamos de fortalecerlos se crearía una descompensación que provocaría una lesión.

    -Glúteos
    Están formados por un conjunto de músculos: glúteo mayor, glúteo medio, glúteo menor y el tensor de la fascia lata, de los cuales el primero es uno de los más fuertes músculos del cuerpo.
    Son músculos muy importantes por su función sobre los miembros inferiores en cuanto a movilidad y también sobre la pelvis, influyendo en la movilidad y estabilidad de la pelvis y la columna vertebral.

    -Abductores y aductores
    Los aductores y abductores son los encargados de aproximar o separar las piernas a la línea media del cuerpo. Necesarios para mantener las tablas paralelas en cada bajada y en los virajes agresivos. No obstante, su función es aún mayor cuando estamos en las primeras etapas del aprendizaje del esquí, ya que en los ejercicios de ‘cuña’ son los músculos que más se estresan.

    -Core
    Es la parte más importante del cuerpo a la hora de realizar cualquier deporte. El core o núcleo es el área que engloba toda la región abdominal y parte baja de la espalda. Lo componen los músculos oblicuos, recto abdominal, suelo pélvico, el diafragma, los multífidos y los transversos abdominales.
    Un core estable nos permite mantener las posturas, disminuyendo el riesgo de lesiones al proporcionar mayor fuerza a nuestras extremidades. Por lo tanto, es una zona importante a reforzar, bien sea para aguantar las fuerzas que actúan sobre nosotros como para poder adoptar una posición más baja con el fin de conseguir mejores resultados.
    La musculatura paravertebral suele ser la más afectada por la posición semierguida que se adopta durante la práctica del esquí y que al igual que los músculos abdominales, actúan como estabilizadores y ayudan en la transmisión de fuerzas protegiendo al mismo tiempo columna.

    karma del mensaje: 8 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • AJP
    AJP
    #42
    Fecha comentario:
    27/02/2020 12:36
    #42
    Muchas gracias
    #21

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #43
    Fecha comentario:
    28/02/2020 00:05
    #43
    Clase magistral. Muchas gracias Lucas LLamas.
    Yo sufrí una lesión en el lateral interno de grado II. No requirió cirugía pero me tuvo varios meses recuperándome.
    Muchas gracias por ilustrarnos con tus conocimientos.

    karma del mensaje: 11 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #44
    Fecha comentario:
    28/02/2020 00:14
    #44
    #40 Te paso una relación de isométricos para el cuádriceps. Hay más y mas potentes pero como todavía no te han operado la rodilla no va a poder con ellos y vas a sufrir innecesariamente. una vez hayas salido del quirófano, y empezado con la rehabilitación puedes empezar a realizar otros.


    karma del mensaje: 19 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #45
    Fecha comentario:
    28/02/2020 00:20
    #45
    #43 Muchas gracias.
    Todo lo que se, se lo debo a quien compartíó conmigo conocimientos y experiencias. Unas venían en libros y otras en las aulas. Compartir conocimientos y experiencias enriquece a todos. Además, hay quienes esquían muy bien a mi lado y me corrigen y enseñan cada jornada.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #46
    Fecha comentario:
    29/02/2020 21:05
    #46
    #44 Muchas, muchas gracias, de verdad (te debo un vuelo por el Pirineo :) )

    karma del mensaje: 11 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #47
    Fecha comentario:
    01/03/2020 12:31
    #47
    genial articulo, muchas gracias :+: yo cuando termino de esquiar aplico frio en las rodillas (3M o alguna crema/gel)
    ¿cuando es recomendable frio y cuando calor?

    karma del mensaje: 11 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #48
    Fecha comentario:
    01/03/2020 19:54
    #48
    #46 Cuando estés operado y operativo lo hacemos. Ya verás como todo va a ir bien y si necesitas ayuda o consejos post operatorios ya sabes donde encontrarme.

    karma del mensaje: 10 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #49
    Fecha comentario:
    01/03/2020 20:32
    #49
    #47 muchas gracias por tu comentario.

    De no existir una lesión resulta más conveniente tras la práctica deportiva el uso del frío.

    La baja temperatura del agua hace que las piernas se sientan más ligeras y descansadas, mientras que con el agua caliente, las venas se dilatan; con la fría sucede todo lo contrario: las venas se contraen y se activa la circulación, previniendo la aparición de várices y celulitis. De nada sirve consumir medicamentos y aplicarse cremas para combatir estos abominables enemigos, si se continuan aplicando con agua caliente.

    Los baños con agua fría contribuyen a tonificar los músculos, pues aumenta y favorece la circulación sanguínea, produciendo más oxigenación de los músculos.

    La utilización del frío con fines terapeuticos, lo que se llama crioterapia, se ha utilizado desde tiempos remotos. Una de las técnicas de la crioterapia o “terapia de frío” son los baños fríos.

    Consiste en darse un baño con el agua a una temperatura de 10º a 15º C para disminuir la actividad metabólica, reducir la hinchazón y prevenir el daño de los tejidos. Una vez fuera del agua fría, tus tejidos empiezan a calentarse de nuevo y el flujo sanguíneo se potencia, logrando una mejor recuperación de los músculos. También ayuda a estimular las defensas del organismo y aumenta la producción de glóbulos blancos.

    Es una técnica muy empleada para los corredores de largas distancias, pues ayuda a disminuir el riesgo de lesiones, y en general, tras cualquier actividad deportiva para recuperar los microtraumatismos producidos por el ejercicio.

    Ventajas de tomar un baño con agua fría

    1. Piernas más ligeras y descansadas.

    2. El agua fría logra contraer las venas, efecto vaso constrictor

    3. Efecto tensor de la piel

    4. El agua fría también es ideal para exfoliar la piel y remover las células muertas.

    5. Bañarse bajo la ducha impide que se pierda la hidratación de la piel porque el contacto con el agua es menos prolongado, tonifica los músculos y despierta los sentidos.

    6. Bañarse de pie, ayuda a drenar las articulaciones, el rostro y todas las partes del cuerpo. Efectivamente, a la hora del baño lo más recomendable es empezar por los pies y seguir en forma ascendente.

    En el caso de que se hubiera producido una lesión deportiva habremos de tener en cuenta el frío pero también el calor, y ambos tienen su tiempo y momento de aplicación.

    karma del mensaje: 10 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #50
    Fecha comentario:
    04/03/2020 17:48
    #50
    En cuanto a cremas o geles yo utilizo después de la ducha una que tiene el logotipo de un toro y contiene arnica, harpagocito, hypericum, caléndula y menta piperita. No pretendo hacer publicidad de ella porque las hay similares con otros nombres. También trabajo con ella en mi centro y va de cine.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #51
    Fecha comentario:
    05/03/2020 20:18
    #51
    Muchas gracias por este artículo.

    Estoy operado de ligamento cruzado y menisco (basket) hace 14 años y de peroné hace dos y trato de continuar con mi actividad física a pesar de mi torpeza, pero últimamente noto molestias en la rodilla y en la cadera.

    No sé si el esquí tiene alguna ventaja en cuanto acondicionamiento físico pero mentalmente es la actvidad que más me estimula y relaja para el resto de la semana.

    Gracias por los cuidados que has indicado para después del esquí los trataré de tener en cuenta para aguantar con las botas puestas muchos años más.

    De nuevo gracias y un saludo a todos.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

  • #52
    Fecha comentario:
    08/03/2020 23:57
    #52
    Yo tuve lesion en el cóndilo i me hicieron artroscopia, de eso hace más de 20 años, a parte de calentamiento y ejercicios preparatorios para extremidades inferiores uso unas rodilleras BAUERFEINDT cuando esquio. No me entero de problemas relacionados con la rodilla para nada. Tengo entendido que las usan también esquiadores de competición. Una maravilla oye......

    karma del mensaje: 11 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

  • #53
    Fecha comentario:
    09/03/2020 10:16
    #53
    #52 Quique, podrías probar ya a esquiar sin la rodillera. El uso de estos "artilugios" tiene su momento. Después de 20 años y con los ejercicios preparatorios que realizas tu rodilla está estupenda seguramente. El uso de las rodilleras inhibe el funcionamiento de grupos musculares durante la práctica del ejercicio. Es cierto que psicológicamente aportan seguridad.
    Yo la tuve que usar en su momento. Como he dicho en alguna ocasión estoy operado de condromalacia rotuliana nivel IV hace 19 años (y porque no hay otro más que yo pico muy alto) y con una resección del alerón rotuliano del vasto externo, o sea que me falta un trozo de músculo al lado de la rodilla.
    Al igual que tu cuido la rodilla mucho y la preparo para carreras, esquí y buceo en apnea. Deportes todos en los que se le solicita mucho trabajo a la articulación.
    Pero también te digo, si te va mal esquiar sin ella, póntela.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de nevasport.com. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x