Reportajes Viajes y aventuras en la nieve de nuestros visitantes
Última actualización: 26/01/2020 a las 18:25:00 (CET)

La gastronomía que más nos conviene para después de una jornada de esquí

La gastronomía que más nos conviene para después de una jornada de esquí
Cinco de la tarde. La jornada de esquí ha finalizado. Estamos cansados de esquiar y el cuerpo nos pide reponer energías. Pero, ¿Cualquier cosa nos conviene? ¿O seleccionamos platos y bebidas que a la vez que nos recomponen de fuerzas nos permitan pernoctar plácidamente? Lo consultamos con expertos de la nutrición y la gastronomía de montaña.
La gastronomía que más nos conviene para después de una jornada de esquí

La visita a un restaurant, una de las actividades habituales del après-ski gastronómico (Foto: IST).



Son casi las 5 de la tarde. El sol ya va a la baja, el frío se hace más persistente y los esquiadores empezamos a descender de pistas para acercarnos al párking pie de pistas. Allí nos espera nuestro vehículo-refugio.

Junto a nuestro coche empezamos a descalzarnos botas y esquís. Y compartimos con tantos otros usuarios ese gesto común de los esquiadores y snowboarders de guardar el material en el portaesquís. Justo en ese y preciso momento hay un runrún en nuestro interior que nos recuerda que hay que echarle algo de combustible.

¡Necesitamos energía! El desgaste de un día de esquí largo, completo e intenso nos pide nutrientes. Más si, quizás, sólo hemos realizado un desayuno antes de subir a pistas y apenas un tentempié durante la jornada. Ya se sabe, una vez en pistas, muchos aprovechamos al máximo esa nieve y ese día porque nunca se sabe.

De camino a nuestro hotel, apartamento o bungaló, vamos llamando a nuestro restaurante de referencia para pedir mesa, o quizás vamos pensando en acercarnos al supermercado para realizar la compra de la cena. Pero, ¿Qué nos conviene cenar ese día? ¿Qué comidas nos recomponen de fuerzas y a la vez nos permiten descansar y dormir plácidamente?

La gastronomía que más nos conviene para después de una jornada de esquí

¿Una ración de tapas antes de la cena reparadora? ¿Nos conviene? (Foto: IST).



Porque claro, al día siguiente hay que volver a subir a pistas y es conveniente levantarse habiendo descansado correctamente para que nuestro físico y reflejos vuelvan a estar al 100%. Mañana hay que descender con garantías nuestra pista negra preferida o carvear a gusto y con buena técnica en esa pista azul de anchura y pendiente ideal.

Para conseguir una alimentación adecuada hemos consultado con varios expertos. Uno de los profesionales consultados es Marta Pons, nutricionista andorrana que durante las finales de la copa del mundo de 2019 celebradas en Grandvalira fue asesora del equipo de restauración.

“Después de un día de esquí largo y cansado, una comida recuperadora empieza por un plato de cuchara, ya sea una sopa, una crema o un sorbo vegetal acompañado de un alimento proteico de fácil digestión. Un pescado, una carne blanca o huevos revueltos o en forma de tortilla. Y una guarnición a base de verduras o arroz o pasta, un poquito en función del primer plato. Y de postre un yogur con un puñadito de frutos secos o frutas rojas” razona Pons.

La gastronomía que más nos conviene para después de una jornada de esquí

Una olla aranesa, un excelente plato para una cena après-ski reparadora (Foto: V. R.).



Pero queremos saber más y le preguntamos sobre esa costumbre que se tiene en algunos valles de tomarse unas copas de vino durante el après-ski. Sobre ello la nutricionista andorrana nos comenta que hacerlo a media tarde y antes de ir a cenar “no es un problema hacer unos pocos sorbos de vino acompañados de una tapita pero sin que eso nos prive de la cena reparadora”.

A media tarde la mejor opción para hidratar es un batido de fruta natural, cerveza sin alcohol o un zumo de tomate y para picar unos frutos secos o una tapa de aceitunas con unos taquitos de queso o de jamón bueno”. Nos advierte, eso si, que “el vino es una bebida social que hay que tomar de manera ocasional con moderación y siempre como acompañamiento de una comida o aperitivo”. “El grado de alcohol es similar entre el vino tinto, el rosado y el blanco pero el contenido en polifenoles es más elevado en el negro” añade la nutricionista.

La gastronomía que más nos conviene para después de una jornada de esquí

El vino, en todo caso, que preferiblemente sea un buen tinto (Foto: V. Riverola).

Marta Cot, especializada en nutrición deportiva

Marta Cot es nutricionista en Girona, especializada en el asesoramiento a deportistas o profesionales que pasan buena parte de su horario laboral en actividades deportivas. Sería el caso de profesionales como los profesores de esquí o los pisteros. En ese sentido asesora en alimentación a una de las escuelas de esquí de La Molina, en el Pirineo de Girona. Recordar que la jornada laboral del citado colectivo puede ser muy intensa, especialmente durante los días marcados en el calendario como de temporada alta. Son jornadas en las que un profesional puede empezar a trabajar desde su primera hora bajo condiciones climatológicas muy adversas y sin prácticamente descanso.

Pero los consejos que nos da la nutricionista gerundense también sirven perfectamente para aquellos esquiadores que van a subir a esquiar y quieren hacerlo aprovechando al máximo esa jornada ya sea de sube-y-baja o de fin de semana completo.

La gastronomía que más nos conviene para después de una jornada de esquí

Combinar crudos y frituras, una buena opción si se hace en su justa medida (Foto: V. Riverola).



Los consejos de Cot

Cot nos deja claro que las ingestas posteriores después de un día de esquí van a depender mucho de la intensidad del ejercicio, del tiempo dedicado y de la climatología. De manera general hay que tener en cuenta que las 6 horas posteriores a la práctica deportiva son claves si queremos una recuperación completa para seguir entrenando al día siguiente con energía.

Justo al finalizar la jornada de esquí va a ser óptimo empezar la recuperación con la rehidratación. Eso nos permitirá aportar proteína de calidad, de absorción rápida, y la ingesta de hidratos de carbono.

Y las cantidades al detalle

Ya tenemos un poquito más claros cuáles son los alimentos que nos convienen. Pero ¿Sabemos en que cantidad? Vamos al detalle.

Un alimento ideal y fácil de encontrar en el bar de las pistas de esquí va a ser un batido de leche y cacao caliente. Otra opción podría ser tomar una infusión y un yogur líquido proteico, que con tanta facilidad encontramos cada vez más en supermercados. O una barrita proteica deportiva de calidad, que nos aporte 20g de proteína por barrita.

El objetivo a partir de entonces será conseguir que la orina recupere su color claro. Lo conseguiremos bebiendo agua, agua con gas, infusiones o caldos entre las cinco de la tarde y la hora de cenar. También será interesante picotear alimentos que contengan hidratos de carbono como podría ser fruta natural (plátano, caqui, uvas, etc.), fruta deshidratada (dátiles, orejones, arándanos, etc.), galletas saladas, tortitas de maíz, etc. y así ir llenando de nuevo el glucógeno muscular (nuestro combustible energético) hasta el momento de la cena.

La gastronomía que más nos conviene para después de una jornada de esquí

Frutos secos y yogur, una buena combinación para empezar a repararnos de una jornada intensa de esquí (Foto: Grandvalira).



La cena, para que resulte completa y reparadora, tendrá que incorporar verduras u hortalizas, hidratos de carbono y proteínas, aunque las cantidades dependerán de las necesidades de cada uno. La ración óptima de verdura / hortaliza va a ser entre los 150 y los 250g, y la preparación puede ser en crudo o cocida.

La porción de hidratos de carbono puede ser muy variable y los podemos ingerir con la patata, el boniato, el arroz basmati, la quinoa, etc.

La cantidad de proteína de manera general está en 150g, y la podremos aportar con carne blanca (pollo, pavo, conejo), pescado blanco (merluza, bacalao, dorada) o pescado azul (atún, salmón sardinas), huevos o derivados de soja (tofu, tempeh, soja texturizada) .

La gastronomía que más nos conviene para después de una jornada de esquí

Un plato de ave con salsa y guarnición de patatas. O lo que es lo mismo, proteína e hidratos de carbono. (Foto: V. R.).



En el caso de que apetezca tomar postre la mejor opción será ingerir fruta natural, lácteo natural o frutos secos crudos o tostados.

La gastronomía que más nos conviene para después de una jornada de esquí

Frutos secos, un postre muy apto para nuestra cena après-ski (Foto: GV).



Y entonces… ¿Cuál seria la cena ideal?

Y finalmente, para cerrar el artículo, vamos a proponer a nuestros lectores cuál sería la cena ideal de un esquiador que quiere reparar su físico al 100%, que necesita una digestión que le permita dormir, y descansar, y que para ser idealistas le permita disfrutar de un despertar óptimo con el que afrontar un nuevo desayuno y un intenso día en pistas.

¡Pues vamos allá! Nuestra propuesta de cena ideal sería la siguiente: un caldo caliente con arroz basmati (90g cocido) acompañado con revuelto de 2-3 huevos y setas (150g), un postre a base de requesón (100 g) con granada (1/3), 4 nueces y una buena cucharada de miel.

¿Y la bebida? Durante la cena agua. O zumos naturales de fruta. Hay que tener presente que la mínima porción de alcohol en una cena como la aquí propuesta no nos va aportar ningún beneficio, así que cuanto menos vino mejor. No olvidemos que se trata de una ingesta destinada a un profesional de la nieve o, alternativamente, para un esquiador que quiere disfrutar con su esfuerzo físico de máxima intensidad y técnica en pistas.

Debemos tener muy presente que la práctica deportiva intensa produce cierto grado de inflamación y el alcohol aumenta este grado, dificultando la recuperación. También se observa en los estudios que cuando se toman bebidas alcohólicas se deja de prestar atención a la ingesta de hidratos de carbono y que la calidad del sueño de ese día empeora, dificultando la recuperación muscular.

La gastronomía que más nos conviene para después de una jornada de esquí

Esquiadores cenando en un restaurante pie de pistas de Luchon (Foto: IST).



Es por estos motivos aquí relacionados que, preferiblemente, se recomienda no tomar ninguna bebida con alcohol hasta pasadas las 24h de la práctica deportiva. Como alternativa puede ser interesante tomar una cerveza sin alcohol. El vino, aún tomando poco, no sería la mejor opción dentro del marco deportivo.

Y ahora que ya sabéis un poquito más sobre la gastronomía que más nos conviene entre esquiada y esquiada. ¿Acostumbráis a tomar unas cervezas o vinos con vuestros amigos y familiares después de la jornada de esquí? ¿Vais a cambiar hábitos en vuestras cenas entre jornadas de esquí? ¡Esperamos con atención vuestras opiniones!

La gastronomía que más nos conviene para después de una jornada de esquí

Marta Pons, izquierda, y Marta Cot, derecha, nuestras colaboradoras y profesionales imprescindibles para el artículo (Foto: IST).


17 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    15/12/2019 10:36
    #1
    Que manía con la cerveza sin alcohol....
    No hay venenos sino dosis!!!

    karma del mensaje: 54 - Votos positivos: 4 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    15/12/2019 11:12
    #2
    Con todos mis respetos a las dos nutricionistas, cuando termino de esquiar, o me "hidrato" con una buena jarra de cerveza, muchas veces dos, bien fresquita y con su tapa, o no soy persona. Es imperativo. Por supuesto que Mahou o Estrella Galicia, excelentes ambas.

    Luego si, ya en el apartamento, es hora de pensar en unos macarrones con salsa cuatro quesos, seguidos de un buen entrecot de vaca vieja, muy poco hecho, acompañados por unos robellones salteados con ajo y perejil, todo ello regado con un buen Rioja crianza, o un Rivera también crianza, terminando con unas filloas rellenas de crema y flameadas con orujo, antes del café y el licor de hiervas (es digestivo). Más tarde, si salimos un rato a ver la flora y fauna local, es obligatorio el "chistonic", en las unidades necesarias hasta completar el conocimiento de la flora y fauna local.

    Ya se que este plan no recibirá el aplauso de ningún nutricionista que se precie, ni de ningún "todo sano" al uso y políticamente correcto, pero, qué demonios, :diable: , hay que vivir feliz y contento, que son dos días.

    Ah, y que entre todo lo planeado, que no falte el mus. El esquí sin mus, es como un matrimonio sin hijos, un campo sin flores o una buena jarra de cerveza sin tapa de jamón ibérico, o unas gambas con gabardina. :) :)

    karma del mensaje: 204 - Votos positivos: 17 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    15/12/2019 14:21
    #3
    y que hacemos con las comilonas DURANTE la jornada de Dolomitas?

    España es el mejor país para cenar apreski..y el "pendant ski"? eso es reino de austriacos suizos e italianos.

    karma del mensaje: 27 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    15/12/2019 16:10
    #4
    Esto esta muy bien si se trata de deportistas de élite o de un esquiador de día a día pero para el 90% que somos esquiadores de fin de semana o de vacaciones dile tu a alguien que esta de vacaciones una semana esquiando que no se cene un chuletón acompañado de un buen vino tinto o que no se tome la cerveza con charla después de una jornada de esquí o que no se tome el gin-tonic o el chupito "digestivo" después de la cena...

    karma del mensaje: 53 - Votos positivos: 4 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #5
    Fecha comentario:
    15/12/2019 22:45
    #5
    Todos a estas alturas sabemos bien lo que tenemos que comer para recuperarnos del esfuerzo, antes, durante y después, aparte de que tengamos que tomar proteínas, hidratos, chocolatinas, frutos secos y demás, dentro de lo que es el disfrute del esqui una buena birra o una Coca Cola en pistas con un buen bocata nos saben a gloria y un buen café con leche ( si lo encontramos, claro) está buenísimo también.
    Después de cinco horas o más dándole entra de todo, amigo...
    Por otra parte decir que siempre se aprende de los nutricionistas , el artículo es muy bueno.

    karma del mensaje: 15 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #6
    Fecha comentario:
    17/12/2019 10:32
    #6
    Una buena cerveza y un buen plato de carne y queso. La cocina de montaña hay que disfrutarla, para cuatro días que vamos a vivir...

    karma del mensaje: 27 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

  • #7
    Fecha comentario:
    17/12/2019 11:25
    #7
    madre mía que articulo más triste...
    #2 coincido plenamente: unas cervecitas para hidratar con las botas puestas, una siestita para reponer, una proteína de fácil digestión tipo chuleta de vaca, regada con un zumito de uva que haya pasado por barrica unos cuantos meses, lácteos en formato queso, y si se tercia un digestivo...
    Cerveza sin alcohol? arroz basmati? tofu? quinoa??? alguien ha visto eso en el tirol???

    karma del mensaje: 62 - Votos positivos: 5 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #8
    Fecha comentario:
    17/12/2019 15:16
    #8
    Pues, Para mi, esquiador recreacional ( ni pro ni profe). Una birra bien fresquita con algo de picar, ducha, un vino y a cenar. Eso sí, ligero para dormir bien. Pero que no falte el vino. Puede que incluso tras un postre de yogur con frutas, caiga un chupito. Paseo y a dormir.. Aunque las protagonistas del reportaje me crucifiquen.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #9
    Fecha comentario:
    17/12/2019 22:26
    #9
    Fondue y Raclette ;) #7

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #10
    Fecha comentario:
    18/12/2019 09:03
    #10
    #7 Si es que muchos se empeñan en decirnos que hay cosas extrañas en el mundo gastronómico. ¿Para qué necesitamos el basmati tiendo, como tenemos, el excelente arroz bomba o el del Delta del Ebro? ¿Tofu? Y ese, ¿en qué equipo juega? Las proteinas, de toda la vida, han sido las del chuletón. Y la cerveza, ¿sin alcohol?, pero por Dios, eso es pecado de lesa gravedad. En fin, supongo que serán modas, pero yo me reafirmo en lo dicho, el menú made in spain.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #11
    Fecha comentario:
    18/12/2019 09:28
    #11
    Vaya sin sentido de artículo. Un dietista nutricionista recomendando alcohol, zumos o colacao es tan absurdo como un neumólogo diciendote que fumes con moderación.

    #10 Las proteínas de toda la vida son las legumbres. Durante siglos la carne ha sido un privilegio de la gente pudiente.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #12
    Fecha comentario:
    18/12/2019 11:12
    #12
    #11 Estoy de acuerdo en que el artículo es un poco absurdo, no me veo yo a un esquiador recreacional, como el 90% de los pueblan las pistas, buscando tofu o quinoa por los supermercados de la estación, ni contando las calorías que va a engerir después de esquiar. Se come y se bebe lo que en ese momento te apetece y dependiendo siempre de las posibilidades reales, tanto de oportunidad física como monetarias.

    Ya tengo conocimiento de las bondades de las legumbres, de hecho el menú de las Legiones Romanas era una pasta de garbanzos con grasa de cerdo y los conejos que podían cazar, y construyeron un Imperio, pero de ahí, y si no has entendido la ironía lo siento, a la demagogia de la carne reservada para las clases pudientes durante siglos, va un abismo. Unos ejemplos. El bacalao, que hoy es caro, durante muchos años fue lo mas tirado del mercado y frecuente en las mesas de los más desfavorecidos, y por contra, el pollo, que hoy es de lo más barato, también durante años fue comida de lujo reservada para las Fiestas familiares. Hoy en día, grandes chefs, hacen recetas de estrella Michelín con pescados baratos, chicharros, sardinas o melvas, y con carnes o entrañas también baratas, depende de como cocines.

    De todas formas, juntar gastronomía y nutrición, en mi humilde opinión, es casi antagónico. Como dice mi hermana Kuka, todo lo que me gusta, es caro, es ilegal o engorda.

    Feliz Navidad, Próspero 2020 y buenas curvas en la nieve.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • IST
    IST
    #13
    Fecha comentario:
    01/01/2020 18:26
    #13
    #1 Buena reflexión ;)

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • IST
    IST
    #14
    Fecha comentario:
    01/01/2020 18:30
    #14
    #2 jarra de cerveza! Uf, demasiado líquido y gas en la barriguita para irse a dormir y levantarse al 100%, pero vaya, el artículo esá pensado más bien para incondicionales y fanáticos que se pasan de las 9 mañana a las 5 tarde en pistas o profesionales. En cualquiere caso, cada uno sabe lo que lo conviene o no le hace ningún mal ,)

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • IST
    IST
    #15
    Fecha comentario:
    01/01/2020 18:32
    #15
    #5 Muchas gracias, a las nutricionistas se les planteó a quien se dirigía el artículo. Hicieron bien su trabajo, se nota que trabajan codo a codo con profesionales del sector.

    karma del mensaje: 12 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #16
    Fecha comentario:
    02/01/2020 20:24
    #16
    #14 Yo, cuando voy a esquiar, a las 8:00 horas ya estoy tomándome mi segundo cortado en el bar de abajo. A las 8:30 ya estoy subiendo a pistas, donde permanezco hasta que me echan. Eso si, paradas para almorzar y reponer líquidos (cerveza por supuesto) hago unas tres al día. Luego, cuando uno se descalza y deja las tablas, es cuando vienen las jarras, el mus y otras cosas inherentes al esquí.

    No me paso la vida contando calorías ni viendo qué tipo de alimento es más o menos saludable, la verdad. Respeto a los que lo hacen, pero que no cuenten conmigo. Vida no hay más que una, y hay que disfrutarla y, para mi por lo menos, disfrutar es esquiar, comer, beber y jugar al mus, no andar buscando quinoa o tofu.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • IST
    IST
    #17
    Fecha comentario:
    03/01/2020 13:09
    #17
    #16 Bueno, es un artículo idealizado, eso está claro. Lo importante queda claro: esquiar primero, y lo segundo, que la gastronomía en todo caso no vaya en contra de esa prioridad. A nosotros también nos va el tomarnos una cerveza en una terraza a 2.400 m o un vino a las 7 de la tarde en el pie de pistas. Pero, ssst, no se lo digas a las nutrionistas que no van a colaborar más con nostros. ;)

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de nevasport.com. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x