Normas de comportamiento | Foro de ayuda y tutoriales | Normas de seguridad y esquí Síguenos desde Facebook Síguenos desde Twitter Síguenos desde Vimeo Síguenos desde Youtube Síguenos desde Instagram Síguenos desde Google +
Cambia de foro:
avatar Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
05-02-2017 18:49
Hola a tós y tóas. La Mega, que en la prástica ya ettaba jubilá y retirá de ettos mundos foriles, ha sido resclamada para jasé una úrtima intervensión, como los toreros que se cortan la coleta pero no der tó, que se dejan un rasbito pa podé toreá otra vé cuando les sarga der mimmo ídem.

Pos resurta que despué der destroso der resport der año pasao, que fue tan calamitoso que no meresió ni corgarse en er apartao de reports de nevaspó y se quedó ahí marviviendo en acojida temporá en er foro de la Carol, pos este año la Mega sha había disho que shastá bien de giliposheses y que shá ettá más vitta que la Lidia Losano dando primisias sobre niñas perdidas. Pero despué de unas tísmidas petisione de reaparisión en er viaje dette año, la Mega ha desidío corgá unas cuantas foto y contá argunas anérsdota der viaje, sin entrá en tanto detashe como otros año pa no aburrí a las culebras.

Er inisio de la historia é er habituá de que no, que si, que si que no, que mapunto que no mapunto, y la pobre Carol jasiendo malabare pa enganshá a la mega ar viaje cuando sha lo tenía tó colocadito y presparadito. Pos ar finá, la Carol jiso siente encaje de bolillo con tirabusón y sarto mortá carpado, y la mega se convirtió en er elestrón libre der viaje a Ski-Amade 2017. Iba a está toa la semana oscupando huecos. Pa í y pa volvé a Munchen en un coshe, pa subí a las pittas en otro coshe, y en la habitación, finasmente con la mimma organisatrí der viaje. Un plan disvertido a priori polque lo que é conosé gente no me iba a fartá, con lo sosiá y divertida que soy shon en las distansias cortas.

Hay que disí que er viaje sha ettaba un poco desperdigao ette año, la gente en vario hotele polque éramo mushos, y hatta en dó avione distintos. Ademá, la mega en er aeropuerto se lió polque tol mundo había quedao en la casfetería de ante der control de seguridá y esha entendió que era en la de despué der control, y ashí se quedó sola desashunando pol culpa de su despitte. Meno mal que aparesieron varios compañero de viaje der año anterió, que iban a otro sitio pero que compartíamo avión, y ashí que eshamo unas risas rescordando las evolusione acuásticas en er barneario de BKK.

Sha en Munshen, empesó a organisarse er tema de los coshes, y pol fin conosí a mi familia adostiva, que me iba a shevá y traé dedde Munish a Rasdtads, sede sentral der viaje.



Los Bigotes y su familia acosgieron a la mega con cariño y amó, y compartieron viaje y senas en er gastoff, aunque finasmente fue imposible compartí bajaditas esquiando. Otra vé será!

Por er camino a Radstadt, lo que se veía era nieve, nieve y má nieve pol tós laos. En las planisies, en las montañas, en los tejaos... La cosa prosmetía.





Y nada má shegá ar destino, quedó claro que la memoria de la mega no era la mejón de sus cualidade, ni siquiera la segunda mejón. Mira que er pueblo tiene dó cashe y media, pos ná, como er gps no saclarabla musho, la mega sha entrando en er pueblo se puso mú shula en plan, segui mis indicasione que sho sha he estao aquí ante. Y despué de darle tré vuerta ar pueblo y pasá sinco vese ar lao de la cashe der gasthof sin verlo, conseguimo shegá. Eso si, argunos der coshe se pensaban que eso de que sho había ettao ante ashí era una trola total. Y no sería la úrtima vé que en esa semana, la orientasión de la mega causara ettragos.
Por fin, shegó la hora de que la mega se reencontrara con los recuerdos.



Cómo pasha er tiempo, nueve años han paso de aquel grorioso viaje también con la Carol, ar mimmo gasthoff y a las mimmas estasiones desquí. La mega se puso mustia temporasmente ar recordá los buenos momentos pasados en er gasthof de los roper con su marío y er grupo de amigos de la vé anterió, y no pudo evitá que dó lagrimone como dó guevos davestrú desrritieran casi toa la nieve de la cashe. En etta ocasión la mega no venía con su marío, como viene siendo habituá en las úrtimas escursione con la Carol, y la tristesa jiso mesha en su corasón. Pero ar momento comesó a esparserse por er ambiente un olorsisho a gulash resién cosinado y se le pasó un poco. Que la mega é mu sensible pero también mú ráspida en sus cambios de ettado de ánimo.

Pero las dudas se sernían en er ambiente. En nueve año han podío pasá mushas cosas, y era buen momento pa revisá los tóspicos y las costumbres locales que la mega había osservao en su anterió visita a la resgión.

Er primé desengaño shegó cuando, na má entrá en er gasthoff, la mega vió a dó shavale mú monísimos sirviendo en el bar, pero ni rastro de la Tachenka, aquesha casmarera prosdigiosa de incarculable altura que limpiaba los crittale de la tersera planta dedde la cashe y sin escalera. ¿Qué sería desha? Según parese encontró un bigardo ustrohúngaro de similá ettatura y hatta habían encontrao la postura anatórsmica pa fabricá pequeños tachenkitos. Su sustituto, un húngaro shamado Petar, fue osjeto de múrtiples acosos por parte de la mega durante toda la semana pero no consintió en enseñarle su habitasión, y eso que a la mega solo la movían inquietude de investigasión sosiológica. Las poses marsiales cuando traía los platos a la mega la dejaban derretiíta, pero er húngaro crué isnoró con indiferensia magiar las miradas amorosas, las caiditas de ojos y las risitas de adolessente espinishosa cada vé que aparesía, y lo má rosmántico que shegó a desirle a la mega fue “patato, patato” ar traerle su sopa de kartofen.

Er segundo desengaño shegó cuando, ar subí a la habitasión que compartíamo la Carol y sho, que juttamente era la mimma que había compartío con mi marío la otra vé, resurta que la habían reformao, y habían elimináo er váter poguerpoint. Pal que no sepa lo que é etto, le resmito al anterió reportaje de la mega en Osterreich, donde se desarroshan todas ettas curiosidade de la curtura locá. Pos nada, ni Tachenka ni poguerpoint, ni húngaro resestivo. Po faya mierda de comienso, pensó la mega.
Y la tersera desersión, aunque etta no lo fue tanto, fueron los edredones ustriacos. Se ve que en la ofisina de turimmo de Radstadt leyeron la anterió crósnica de la mega, y los edredone sha cubrían sin problema dedde los pies hatta la barbisha, pudiendo dormí con todo er cuerpo calentito sin tené que elegí si dormí con los pié o las tetas frias. Señá de que ettos ustriacos son cabesas cuadradas pero argunas cossa que son de toa lósgica, tardan, pero se telminan dando cuenta.
Quedaban varias dudas má, pero se irían resorviendo a lo largo de la semana, aunque arguna, como er dettino der famoso vampiro cangrejo, quedará sin resorvé.
Er caso é que tras etta primera aprossimasión a los mitos y leshendas locales y la verificasión de que globalisasión también ha shegado a Radstadt y ha eliminado costumbres ansestrales como er vater poguerpoint y los edredone tamaño toasha de bidé, empesamo a encontralnos con tól mundo de la escursión, y con los de los demá hoteles.

La Caroline de los montes nevados de Dior me presentó ar que sería mi compañero de coche para la semana, Antonio er Zebishano, que er pobre sabía arquilao un coshe pa é solo pa no tené que aguantá a nadie en toa la semana y mira pol donde le tocó la petarda de la mega. Polque se le veía un mushasho mú educao y mu corresto pero cuando conosió a la mega tendría que ettá sortando maledisensia por dentro un rato largo. Pero no dijo ná, tó se lo dejó pa sus interioridade. Qué buen mushasho.

Hay que contá también que na má shegá tós ar gasthof, se organisó un pequeño lio dabitasione polque había una triple que era mú pequeña, y la Kitti, la dueña supervisora der gasthof, había montao una cama en er sofá de labitasión pal tersero. La Carol cuando vio er lio, le dijo a la Kitti que no, que la habitasión pequeña mejon nos la quedábamos para esha y pa mi, y que la que teníamos nosotros que era má grande, que la cambiara para los que iban tré. Ashá que fue la Kitti a recogé la cama que había montao en er sofá y montarla en la otra habitasión.

Jutto a la hora de sená, nos encontramo en la entrada der Gasthof ar Seve, con la mirada tritte y alicaido, polque según parese en su hotel le habían disho que no había habitasión libre. La Carol ser convirtió en la mujé antorsha y entró en autocombustión en sinco milisegundo y er Seve y sho sólo shegamo a entendé argo asín como “Quienhabrásioergiliposhaquegnggrrrrrr”. Cuando se calmó y los bombero locales conseguieron esstinguí er insendio ante la mirada horrorisada de la Kitti, la Carol sentensió que no hay problema Seve, te quedas en nuestra habitasión si no hay otra solusión, pero voy a vé qué pasha. Totál que la Kitti ashá que se sube a montá de nuevo la cama en er sofá pal Seve.

Ar rato, la Carol shegó con tó resuerto, que había dó que sabían equivocao de hotel y se habían pillao la habitasión der Seve, así que la Carol los puso firmes y los cambió de hotel. Y otra vé a desirle a la Kitti que desmontara la cama der sofá. Etta vé ya no reassionó, solo abrió musho los ojos y se fue como trastorná. Desidimo que mejó no remeneá má la cuestión de momento, que pa sé er primer dia sha esttabamos dando sufisiente polculo.

Las siguientes averiguasione sosiológica se sardaron de forma mú positiva. La weissbier se sigue consumiendo en cantidade inhumanas y tós los españole nos adherimos dedde er minuto sero a etta costumbre local. Y las senas der gasthof Locker seguían siendo antolósgicas, aunque habían perdío er mitterio de la vé anterió, polrque la Carol con toa su buena voluntá había tradusío la carta y había pol las mesas copias en españó, lo que le quitaba emosión polque sha sabías lo questabas pidiendo. Aunque no se perdieron las risas ar traé los camareros los platos polque eshos los seguían pronunsiando en alemán y claro, si tú has pedío un reguerto de huevos con papas y viene er Petar disiendo no se qué de “tirolean grostel” en alemán con asento de Budapest, pues er shosho esttá garantisao y er pobre der Petar no nos tiró los gulashes por ensima má duna vé polque se le veía guena gente, pero en su deresho hubiera ettao.

Pa abreviá un poco y contá argo que tenga que vé con la neige prospiamente disha, pasaré argunas anésdotas pusramente sosiológica pa posterior capístulos, y entraremo sha de sheno en er día 1 de esqui.

La Carolines de los montes había organisao los dias desquí, y er primero tocaba en Zauchensee, asín que a la hora de las gashinas nos levanamo a desashuná, y nos fuimos con los coshes pal destino, que tenía una pinta tal que asín:



Ashín en er parking er Antonio y sho nos encontramo con er Seve, tó despistao buscando a la Carol polque con er shosho der día anterió con las habitasiones, la Carol tenía sus botas en er coche.

Pol fin nos encontramos tós en la base der primer huevo, y subimos hatta arriba. Una vé en tó lo arto, ocurrió lo mimmo mimmito der año pasao. Estampida de ñus. Tó er mundo a tumba abierta montaña abajo hacia Flachauwinkl como si no hubiera un mañana. La mega, pa no quedarse sola y desampará na má comensá la semana, empiesa a meterle sapatisha pa no quedarse la úrtima, y en etto que seencuentra con Montse, que iba con la cara desencajá y que se le leía clásramente en sus pupilas dilatadas “¡Están locos, están todos locos!”

Aquí la Montse en otro momento menos estresante der día



Er caso é que la Montse y la Mega hisieron causa común y siguieron bajando juntas pa no quedarse aislás y solas na más comensá la jornada, y ar mimmo tiempo fueron disfrutando de la nieve próspiamente disha. Que a tó etto, no hemos disho ná de las condisione clismásticas der entorno.

Qué desí. Había nevao la semana anterió, no musho pero lo sufisiente pa hermosearlo tó y que tuviera pinta inverná. Y hasía frio, musho frio, y sol. Condisiones ideales, nieve perfesta, y pistas espestaculares, anshas, largas, con buena pendiente, entre árbole... qué más pedir...

Pues con estos pensamientos shegamos abajo de tó de Flachauwinkl, que era una pitta namá, que etto tampoco eran los 3 vashes de grande, é bonito pero grande grande no é. Y ashí ettaba er retto der grupo, Carolines incluida, no se si esperandonos o recuperándose der orgasmo colestivo ar bajá esa maravisha de pitta, pero se les agradese er getto iguasmente.

Er caso é que aquí rehisimo er grupo y rescuperamo uno de los coñasos orvidados der viaje, y é que pa crusá er pueblesito de Flachaukinkl y seguir esquiando hasia Keinalr, hay que cogé un autobú. Ar meno la otra vé era un trenesisho de esos de la feria que eran más lentos pero má grasiosos. Ahora é un autobú de los de sobaco en narís y palasos en las caras. La mega empesaba a alegrarse de que su marío no hubiera venío ar viaje, con tá de no está escushando sus amalgos lamentos.
Er caso é que continuamo esquiando pol la otra parte de lastasión, y arriba der tó nos paramo a tomá un cafelito / birra (a voluntá der consumidó) y aproveshamo pa jasé unas fotishos, que no se podían jasé mushas durante er momento mimmo desquiá por rieggo de perdé ar grupo irso fasto.

Aquí la mega y la Carol jasiendo simulasione de carantoña heterosersuales.



Tomarte un cafelisho con ettas vistas no tiene presio. Bueno, sí que lo tiene polque te lo cobran con er café. Pero ná a lo que no ettemos acostumbraos los asiduos a los arpes franseses, que má paresen arpes ingleses de lo piratas que son.



Dedde ahí hatta Kleinarl había una negra ettupenda de pier sedosa como le guttan a la mega, que esha pa ettas cosas é mu heterosersual, y la bajamo un par de veses hatta que los muslos nos eshaban humo y desidimo que era hora de í vorviendo pa jasé las partes der plano de má a la isquierda y má arriba, donde ettá la pitta de la copa der mundo, y ashí que fuimo, vuerta patrá, y otra vé autobú coñaso.

Nos subimo en la sisha de má a la isquierda del tó del plano, y arriba resurta que había una cafetería de lo má cuca y de lo má apañá, y con un rinconsito de cristalito que nos resguardaban der viruji que jasía en las cumbres, y ashín que nos comimos lo que pishamos. La mega comensó su semana monotesmática de sarshishas, que ettuvo maravishosa dedder punto de vitta der jambre prospiamente disho, pero que ha puetto seriamente en peligro la operasión bikini deste año.

Er siguien vísdeo muettra laenvidia coshina que las sarshishas y las patatas de la mega levantaban hatta entre sus próspios congéneres alimentisios.





También, como no, aparesieron las obligatorias servesonas



A vé si no la cago... disquierda a deressha, David, Jose, Antonio, Fernando y Jose Antonio



Michi, Eva, Antonio, La mega (qué vieja está...) y Carol

A partir de la comida, sha cada uno empesó su ritual de restirada, argunos se fueron ar hutte direstamente, otros serramos pistas heróiscamente, como corresponde. Ar final, nos juntamos tós en el hutte, donde nos visitaron una pareja de dioses nórdicos que nos deleitaron con unos bailes mitolósgicos ansestrales ejecutados a la persfessión por sus fornidos cuerpos.



A mí me dise tú que er Fernando con esa peluca é sueco de Goteborg de toa la vida y me lo creo, vamo que ar prinsipio cuando se pusieron a bailá hatta le pregunté a la Carol que quienes eran esos dos... La mirada de la Carol todavía no he encontrao palabras pa describirla... Hija, sha sabes que la mega é un despiste andante, que me cuetta trabajo acordarme de los nombre de la gente y ensima vas y me los disfrasas con pelucas, ¿y quieres que los reconozca? Vamos hombre, milagros a fástima...

Y hatta aquí las crósnica der primer día desqui.

¿Había disho que etto iba a sé más resumido que otros años?

¿Y sus lo habíais creido? Qué ingesnuos!!

Ea mushos besotennnns y hatta mañana u otro dia que tenga tiempo de seguir, taluegonnnn!

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 51 - Votos positivos: 4 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
05-02-2017 19:03
¡Ueeeee! ¡A leer! :bounce:



Was ist apreschi?: Als Après-Ski bezeichnet man die in Wintersportorten angebotenen Vergnügungen für Touristen, die zumeist nach dem Skilaufen wahrgenommen werden. Dabei handelt es sich meist um Partys in Kneipen oder Diskotheken, bei denen viel Alkohol getrunken wird und Après-Ski-typische Musik gespielt wird. Après-Ski-Musik zeichnet sich durch eingängige Melodien und teilweise frivole Texte aus, welche zum Mitsingen und Tanzen ermuntern sollen. ¿Qué es apreschi?: el término Après-Ski hace referencia a los placeres que ofrece el esquí para los turistas, que, en su mayoría, son disfrutados después de esquiar. Estos son, principalmente, fiestas en pubs o discotecas, donde se bebe mucho alcohol y se escucha música típica de Après-Ski. La música de Après-Ski se caracteriza por sus melodías pegadizas y textos en ocasiones frívolos, que deberían alentar a cantar y bailar.


  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
05-02-2017 19:20
Y ya empezamos con las risas. :lol: Había ganas de un report de La Mega, hombre. Y eso de que es el último nada de nada. sad smiley
¡Y tampoco nada de escatimar detalles! ¡Queremos saber todos los cotilleos!Aplausos



Was ist apreschi?: Als Après-Ski bezeichnet man die in Wintersportorten angebotenen Vergnügungen für Touristen, die zumeist nach dem Skilaufen wahrgenommen werden. Dabei handelt es sich meist um Partys in Kneipen oder Diskotheken, bei denen viel Alkohol getrunken wird und Après-Ski-typische Musik gespielt wird. Après-Ski-Musik zeichnet sich durch eingängige Melodien und teilweise frivole Texte aus, welche zum Mitsingen und Tanzen ermuntern sollen. ¿Qué es apreschi?: el término Après-Ski hace referencia a los placeres que ofrece el esquí para los turistas, que, en su mayoría, son disfrutados después de esquiar. Estos son, principalmente, fiestas en pubs o discotecas, donde se bebe mucho alcohol y se escucha música típica de Après-Ski. La música de Après-Ski se caracteriza por sus melodías pegadizas y textos en ocasiones frívolos, que deberían alentar a cantar y bailar.


  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 16 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
05-02-2017 20:06
Brutal la primera parte del relato de la mega!!!

Más más quiero más!!!!!





  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 17 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
jrr
Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
05-02-2017 20:54
El primer capitulo ha estado muy bien. Parece que habrá mas :lol2:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
05-02-2017 21:09
Esta es la línea...!! Concresión y esastitú!! Qué pedazo semana nos hemos marcado. Me alegra haber compartido lo compartido, y te ldiré, querida Mega: el Petar me guiñó un ojo el último día, ¡le van las largas pestañas! ;)

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
06-02-2017 09:04
Cita
Aeon
Y ya empezamos con las risas. :lol: Había ganas de un report de La Mega, hombre. Y eso de que es el último nada de nada. sad smiley
¡Y tampoco nada de escatimar detalles! ¡Queremos saber todos los cotilleos!Aplausos

Bueno todos todos.... algunos si y otros no.... :lol2: que si los cuento todos no me dejan ir al siguiente viaje :lol2:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
06-02-2017 09:05
Cita
Bigotes
Esta es la línea...!! Concresión y esastitú!! Qué pedazo semana nos hemos marcado. Me alegra haber compartido lo compartido, y te ldiré, querida Mega: el Petar me guiñó un ojo el último día, ¡le van las largas pestañas! ;)

:oh!: Qué suerteeee!! A mi no me guiñó ni un cachete... :frown:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
06-02-2017 09:06
Cita
la_alemana (carol)
Brutal la primera parte del relato de la mega!!!

Más más quiero más!!!!!

Esta noche seguiré desvariando un rato :lol2:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
07-02-2017 01:19
Caspístulo 2

Guenas noshes de nuevo. Seguimos las asventuras y desventuras deste grupo despañole pol las austrias de dió.

Anoshe como sha se me serraban los ojos, se morvidó contá uno de los momentos má estelare y má glamurosos de toa la semana, con diferensia. En resurta que despué de sená, un gruspo variado despañole nos fuimos ar Fuggo, er famoso bá nosturno que solía sé terristorio de casa der único e inisgualable vampiro cangrejo salzburguense, pero que como hemos podido comprobá, parese sé que no ha resistío los frios invernales destas tierras duras e injóspitas. Y como era de esperá viendo su má que dudosa tésnica reprodustiva, no ha dejao dessendensia pa perpetuá laspesie. Asín que no hemo podido disfrutá de ninguno desos avittamientos míticos que antaño eran tan comune. Otra espesie estinguida, qué mundo le vamos a dejá a nuettros hijos!

Como er vampiro cangrejo ha dejao su tesrritorio libre, otras espesies locales han colonisao ráspidamente su lugá, y en esa noshe mágica íbamos a sé testigos privilegiados de las tésnicas grupales de cortejo e intento daparemiento de la fauna local. Digo intento polque despué der suseso que relatamo a continuasión, er masho arfa no terminó con mushas ganas de jincamiento arpino.

Er caso é que los primero mosvimientos nos pisharon de sorpresa y no tenemo ni afoto, pero tanto los Bigotes como la Carol como etta servidora pudimo constatá que se fue formando un corrisho de espesímene que paresían jembras pero que nostábamos mu seguros polque má de una tenía pinta de tené er traile aparcao en la plasalpueblo Pero quiénes somo nosotros, isnorantes íberiacos, pa jusgá las modas estésticas locale de ropa, peinado y rueda de repuetto.

Er corro de simpáticas bosheras empesó a entrá como en érstasi, a moverse y contonearse con un ettilo un poco robotisao y poco armonioso que pa sé ustriacas nostaba mal pero tampoco era pa shisharles. Ar momento shegó un espesimen clásramente de serso marsculino, carvo y con barriguisha servera, pero con una movilidá corporá que paresía la paulova rodeao de gañanes. Y de pronto se tiró ar suelo y ejescutó con totá maestría varios sientos de giro de breisdans sobre laspalda, y terminó boca abajo aposhao con la carva en la madera der suelo y los pié parriba. Uuuuyyy, este fosha hoy, nos digimos tós pa nuestros adentros. Tanto virtuosimmo en la pitta seguro que será recompensao asdecuadamente por arguna de las presentes en la parte datrá der camión.

Er caso é que comensamo con nuettras conversasione prospia y dejamo de mirá momentásneamente ar grupo de ustriacas mashorras y su carvo dansante y comensamo a habla de nuettras cosa, como siempre, a criticá a unos y a otras, como ettá mandao. Y poco a poco los españole fueron desaparesiendo desrrotao por er dia desquí tan cansao y solo quedammo la Carol, er Carlos y la Mega. A tó etto, que la Carol empesó a grabá un video de nusotro mimmo jasiendo cucamonas y tontás, cuando, sin saberlo, la Carol consiguió casturá en ese mimmo video, er momento árgido der cortejo nosturno, y er trusco secreto der espesimen carvo pa pishá casho.

Pa poné en antesedente, polque en er video no se ve, é que en er bá había etto:



Me resfiero a la barra. La foto é prestada de la fietta de despedida der úrtimo dia, y es una espesie de espóiler pero no he encontrao ninguna otra afoto de la pugnetera barra asín que sha comentaremo la pinta destos dó má adelante con detashe y destenimiento.

Como sus digo, eso ettaba a nuettras espardas, y cuando reproduscái er video aguantá hatta er finá que tiene sorpresa.





En efesto, é lo que parese. Er carvo que sabía venío arriba con er nusmerito der breisdans, pa resmatá la faena y asegurarse termina la noshe caslentito, se fué pa la barra con toa su determinasión, la miró pa asegurarse de que asguantaba su peso, y trató de ismitá a la Demi Mur poniéndose boca abajo en la barra y sostesniéndose con las manos. Como era desperá, a no sé que tengas los músculos der Chuachenager ante de convertirse en una pasa, las garras prensiles der espesimen carvo no consiguieron jasé la sufisiente fuersa pa sujetá la barra, seguramente también perjudicao por la sudorasión essesiva de las parmas de las manos por los nervios der momento. Las manos selescurrieron y pegó un melonaso con er cabesón en el essenario que sonó como la traca finá duna mascletá. La Carol, seguramente por la verguensa ajena de la situasión, dejó de grabá y la humanidá se perdió er documento grásfico der proseso de pérdida totá dorgusho y utoestima dun carvo ustriaco en er momento de vé fracasá lastrategia de toa la noshe pa mojá er shurro. Eso le va a shevá varios mese de terapia pa superarlo, si lo consigue.

Las jembras mashorras ante tal desastre jusheron como de la pette, y er pobre mushasho se sentó en un sofá con la cara triste y la carva abollá, consolao solo por un amigo que no le importó perdé popularidá y que se quedó a su lao pa darle ásnimos y gana de seguí viviendo.

Er trio despañoles estuvimo un mísnimo de quinse minuto sin podé ni de mirarnos sin desposharnos vivos y despué de musho shorá y musha lagrimita y musho doló debarriga dermimmo descojone, arguien pudo pol fin abrí la boca y desí, “¿qué, nos vamos?”. Pos si, que sha lo hemos vitto tó por hoy. A la salida le diimo er pésame ar carvo y tiramos pal hotel entre periósdicos estertores cada vé que nos acordábamo der gorpe seco de la sandía contra er suelo.

Musho mejó que er vampiro cangrejo, donde vá a pará!!

Y despué desta corta introdussión sosiolósgica que eppero que sus ashude a í conosiendo má en profundidá ettas tierras aisladas y duras, pasamo a la neige der segundo día.

Segundo día: Flachau.

Las pittas tenían una pinta tal que así:



Er día presioso, frio, con sol, y la nieve en ettado orgasmático. Qué impasiensia por empesá a deslisarnos.

La novedá con respesto a la úrtima ve que vino la mega era el G-Link, un superhuevo que unía Wagrain con Alpendorf, que ettaban separadas, así que la estasión era grande y presiosa.

Er grupo na ma shegá arriba der huevo



Me tenéis que perdoná polque argunas de las fotishos questoy poniendo son robás der grupo de guasap der viaje, polque no tengo fotos de mushos trosos. Como sha conté ashén, mushas veses er jesho de pararte a jasé una foto era sisnónimo de quedarte solo en mitá de la montaña, y nostaba dispuetto a esa denigrasión y a ese escarnio.

Na má shegá a la cumbre y arrejuntarnos tós, no se qué mosca le picó a la Carol que salió en tromba comunaposesa, y en tré segundo le perdí de vitta los cuernos der casco. Fue la úrtima vé que la ví ese dia. Qué cabrona, ma dejao tirao, pensé. Bueno pensé cosas más desagradable pero como la Carol é mi amiga no las voy a espresá con toa la duresa prosfunda der momento, pero vamo que la shego a tené ashí mimmo ar lao y la cojo de los pelos y la voleo. Pero no pude polque como he disho, sabía ido mú ráspido, y ademá esquia musho mejón que shon, así que a joerse y a empesá a bajá la montaña, mustio y desprimido.

En ese momento aparesió la revelasión der día. Una fuersa de la naturalesa desatá, con un casco estrambóstico con dos ojitos de tela, y mu loca mu loca. Me adelantó como una sentella, a toa leshe y cantando argo inteligible a toa pastisha. Y a partí dese momento, la Eva se convirtió en er líde naturá de la manada.

A media montaña aparesió una mole desemento, que supusimo quera er famoso G-Link pa crusá a la montaña der frente, y lo cogimo. Sha que era grati, pos eso




Aquí una besha instanstánea de parte der grupo subiendo hasia Alpendorf



Y sha en esta sona de la deresha der mapa, susedió er insidente der día, protagonisado de nuevo por la marnísfica capasidá dorientasión que la mega trae de serie.

Er caso é que er osjetivo marcado pol la líder de la manada era shegá ar finá der mundo conosido, é desí, a la úrtima pitta de má a la deresha der plano, y luego vorvé. Y en esho ettábamos, cuando de respente, a tól grupo nos dió un flásh espasial, y nos pensamos que nos habíamos esquivocao de pitta. No pasa ná, digimo. Estamos mú bien de tiempo, así que jasemo etta pitta, y luego subimo er guevo y seguimo nuettro camino hasta er finá der mundo.

La situasión era la siguiente. Viendo er troso der mapa, nusotros nos pensábamo que nos habíamos equivocao y questábamo bajando hasia er punto 1, cuando lo que queríamo era shegá ar punto 2.



Pero reasmente no era así. No nos habíamo equivocado en arsoluto, y en efesto ettábamos bajando hasia er punto 2 sin saberlo, pol una roja mú shula y luego una asulita mú grasiosa y con la nieve fasbulosa.

Er caso é que, cuando nos encontramos tol grupo abajo, digimo, pues cogemo er guevo, y cuando sheguemo arriba, cogemos las pittas de la derecha y por ahí shegamo ar punto 2.

Y ashín que nos fuimo, guevo arriba, pensando que shegaríamo ar punto 3, cuando rearmente íbamo a shegá ar punto 4.

¿Arguien santerao de argo? Ea, pos seguimo.

Er caso é que na má shegá arriba, había una casfetería, y tós dijimos sin hablá, ummmm, un cafelitoooo, Otros dijeron, uuuummmm, una servesitaaaa. Los serebros españole resonaron y sin que nasdie tuviera que desí nada sha ettabamos con los esquises quitaos y buscando mesa. Na má encontrá una, dejamos caé nuestros trabajaos cuerpos en la dura y reconsfortante madera arpina.

Ar poco tiempo destar sentaos con nuestro cafelito caslentito, las tasas empesaron a tintineá, empesó a resoná una vibrasión en er aire, la lú empesó a apagarse y un viento helado nos cortaba la cara. Aterrorisados miramos ar sielo donde había aparesido una sombra horrispilante, y pudismo ver clasramente sobre nosotros ette prosdigio espasiá:



Cuando la nave ettuvo ensima de nosotros se prosdujo un lamparishaso como de sincuenta rayos simurtáneos, y un has de lus bajó direstamente a nuettra mesa. Y dentro der has de lus, poco a poco, empesó a formarse una fisgura jumana. La lus desaparesió de pronto y la navespasiá salió escupía con un sonido ridísculo y agudo comungato cuando le pisas la cola, y jutto ar lado de la Vero pudimos vé con nuettros atósnitos ojos que er señó Spock en persona había desidido jasé un viaje en er tiempo en la Enterprise pa tomarse una servesita con nosotros.



Meno má que era er Spock de las nuevas generasione polque si shega a sé er LenoarNimoy vasha mal rosho, que usa cosa é que te hagan una visita en er tiempo y otra que te visiten der más ashán.

Una vé terminada su servesita, Spock se transfornó en Nata, y nos acompañó er retto der día.

Vorviendo a la cagada de la mega, habíamo disho que ettábamos por equivocasión en er punto 4 que he pintao en rosa en er mapa, pero pensábamo que ettábamo en er 3. La mega, cuando empesamo a recogé las cosas pa salí pitando de la casfetería, vió que la salida de frente era cuetta arriba, y que la salida pol la deresha era cuetta abajo. Y ademá, viendo er plano y pensando que ettábamos en er punto 3, ettá claro clarísimo que las pittas esttán pa la derecha. Te ponga como te ponga, marifló, é pa la derecha. Pa qué va a subí, cuando puedes de bajar. E la regla nusmero uno de la guena esquiatriz. Así que a vó en grito, la mega empesó a cuestioná el liderasgo de la Eva, y empesó a avansá hasia la deresha, que por sierto se veía una pitta presiona y mu bien pisaita, entre los árboles. Vamo, blanco y en botesha, qué quieres má.

La Eva paresió comprarle er argumento a la mega, y empesó a gritá también, eehhhhh, quesporaquí, mu fuerte. Empesamo a avansá hasia la deresha der restaurante, con la vittoria y la sabiduría pintás en la cara, cuando vimo que, al pasá los árboles que nos tapaban la sorpresa, ashín no había pitta. Lo que había era una rostonda donde daban la vuerta las másquinas pisanieves, y por eso ettaba tó tan bien pisaito. No había pitta ni había na, había un plano inmenso, y una persha ar fondo. A la Eva se le quebró la vó en mitá der “ehhh quesporaquiiii ii ii “ cuando vió er percá. Y na má empesaron a shegá los primeros damnificados, cambió er discurso y ráspidamente empesó a dá grandes voses prosclamando a los cuatro vientos “ha sio la mega, la curpa é de la mega”

Er caso é que ahí ettábamo, en mitá dun plano má plano que castisha la mansha entera, y con una persha cojonera ar fondo, que la Vane, la amiga surfera, había rogao por astiva y por pasiva que por favó, pershas no, pershas no que me caigo, por favó pershas nooooo. Pos toma.



La mega enfiló toa digna pa la persha, la prismera, pa evitá bastonasos, y tiró parriba quensendía. Pero aquesho no era una persha. Era una torstura. Er cable iba a la artura de la rodisha, y aquesho era como un pene flásido que tú lo agarraba y luego tenía un alambre con un disco que te lo metía entre las piennas. Pero se bajaba. Y se bajaba, y se bajaba. La mega terminó con er dicco puetto entre las dó botas. Y tol rato con er coro de mardisione der grupo persiguiéndola por la montaña. Y las voses de la Eva, “ha sio la megaaaa, ha sio la megaaaa”, resonando sin pará. Qué pesadisha de resmonte por dió.

Aquí unas fotishos der survival teleski

La mega vistoriosa



La Vero cagándose en tó lo que se menea



Y despué deste insidente, la Eva, a grandes voses, le prohibió a la mega que vorviera a abrí un plano ni a opiná que ni pa isquierda que ni pa deresha, en toa la semana y resto der año. La mega, avergonsaita, agashó la cabesa y tiró pabajo toa shena de curpa y arrespentimiento. Coño con la ilusión que labía jesho conosé ar señó Spock y que poco había durao er buen rosho.

Una vista der camino de regreso



Sha de vuerta, se prosdujo er insidente esmotivo der dia. Resurta que hisimo una parada de arrejuntamiento, y la Montse que no venía, y que no venía, y empesamo a preoscuparnos y a trasá planes demergensia, que consistían básicamente en dó orsiones; nos vamos y la dejamos tirá o esperamo un poco má. Tampoco había musha má imaginasión. Ar poco rato, shegó la Montse toa descompuesta porque un tipo prosbablemente ustriaco la había voleao pol los aires y había dao tré vuertas palante, luego había rebotao y había dao tré vuertas patrá y luego había hesho la avioneta dosiento metro pitta abajo shupando nieve. Y er cabrito de los montes ni sabía parao a vé si labía pasao argo. Así quettaba la pobre toa acongojá y mu impresioná pol la crueldá de la rasa jumana y por la duresa de la nieve que aparentement ettá blandita y mushida pero cuando la pruebas con tus prospias nalgas, qué dura questá la jodía. Asín que finasmente desidimo que lo mejó era un abraso en grupo y eso que jisimo, pa que la Montse sha shorara y maldisiera y se quitara densima la tensión. Y fue un momento mú bonito de comunión y amistá en mitá de la montaña, lo tengo sho grabao en mi corasonsito.

Sha llegando casi al prinsipio donde ettaba er parking y er hutte, había etta cosa tan presiosa que por supuetto tuvo que ser inmortalisá, fartaría má.



Shegamo abajo der tó, y la mashoría se metió en er correspondiente hutte, mientras que los ansias agonías sierrapittas nos subimo en er huevo pa jasé la úrtima. Aquí los agonías der dia, Nata, Fernando, Eva y la mega, como no, qué cansina.



En etta úrtima bajada fue cuando la Eva se convirtió en mi nueva mejor amiga cuando compartió conmigo una cansión de SelinDion bajando, cada uno con un casco puetto y una sincronisasión de cadera, piernas y hombros que no se nos cashó er pinganisho a ninguno de los dó en dó kilometros de pitta y con una soncronisación tál que hatta que no sundió er Titanic der tó no shegamo abajo de la pitta. Qué potita y qué emosionante bajada, que también terminó en abraso dalegría.

Y por etta noshe, nada má. Mañana contaremo la escapada a Mulbach-Dienten-MariaAlm, en la que por desgrasia, hubo malas notisias.

Guenas noshessss!!



Editado 1 vez/veces. Última edición el 07/02/2017 01:22 por JuanGay.

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 11 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
07-02-2017 12:11
Cita
JuanGay
Caspístulo 2

Guenas noshes de nuevo. Seguimos las asventuras y desventuras deste grupo despañole pol las austrias de dió.

Guenas noshessss!!

¡Qué memoria! Prodigiosa interpretación de planos en Alpendorf :lol2::lol2::lol2:. Más de dos también se vieron forzados a volver de Wagraim al aparcamiento de Flachau en los skibus: como tres cuartos de hora de bus en bus... :ptarte:





  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
07-02-2017 17:32
Quiero masssss!!!

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
07-02-2017 18:08
Cita
JuanGay
Cita
la_alemana (carol)
Brutal la primera parte del relato de la mega!!!
Más más quiero más!!!!!
Esta noche seguiré desvariando un rato :lol2:

Yo quiero saber si la mega dejó ver su lado friráider, aplicando lo aprendido en Kärnten el año pasado :lol2:





  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
07-02-2017 18:32
Cita
Bigotes
Cita
JuanGay
Caspístulo 2

Guenas noshes de nuevo. Seguimos las asventuras y desventuras deste grupo despañole pol las austrias de dió.

Guenas noshessss!!

¡Qué memoria! Prodigiosa interpretación de planos en Alpendorf :lol2::lol2::lol2:. Más de dos también se vieron forzados a volver de Wagraim al aparcamiento de Flachau en los skibus: como tres cuartos de hora de bus en bus... :ptarte:

Ayyy esas cervecitas de ultima hora, qué caras os salieron! :lol2:

Lo de los planos, ufff, me cuesta me cuesta, pero voy progresando, al menos ya solo me pierdo de vez en cuando, je je. Imagínate la primera vez que fuimos a los 3 valles... todos los días perdidos.... :oh!::lol2:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
07-02-2017 18:34
Cita
Pablo LB
Cita
JuanGay
Cita
la_alemana (carol)
Brutal la primera parte del relato de la mega!!!
Más más quiero más!!!!!
Esta noche seguiré desvariando un rato :lol2:

Yo quiero saber si la mega dejó ver su lado friráider, aplicando lo aprendido en Kärnten el año pasado :lol2:

Joo, qué va, solo el primer día hicimos un pequeño fuera pista, que no ha sido relatado y eso que hubo tortazos curiosos como el de Michi :lol2: pero según los expertos, no estaba la cosa para mucho fuera pista, había nieve pero no mucha así que las posibilidades de tiburón oculto eran bastante altas...

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
07-02-2017 18:34
Cita
agucas
Quiero masssss!!!

Holaaaaa!!! Esta noche seguiré un ratito despeshejando! :-)

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 11 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
08-02-2017 09:12
Hola, anoche no pude escribir nada. Dia horrible de curro, terminé a las tantas :crying:. A ver si hoy salgo a una hora normal.


Taluegonnnn!

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
09-02-2017 00:44
Caspístulo 3

Guenas noshes de nuevo. Aquístamos pa cortaros er terser día desquí deste maravivishoso viaje.

Antes dempesá con er tema de la nieve, dó apunte sosiológicos na má, pa no aburrí musho.

Tema campanolas. Er recuerdo de los campanasos en los tímpanos a horas intempestivas era argo vívido y sercano, y la mega sacostó la primera noshe con miedo de que esas costumbres bárbaras consistentes en despertá a tól pueblo a la séi de la mañana a campanaso limpio no hubieran sido abolidas por arguna direstrí comunitaria y vorviéramo a sufrí la tortura mañanera.

Pos bien, a las seis, comunclavo, las peaso campanas de la torre de la iglesia de Radstadt se descorgaron por unas tirolinas que basjaban direstas al cuarto de la mega, las ventanas sabrieron de par en par y las campanolas se colaron en mitá delabitasión y empesaron a repicá jutto ensima de las camas. La mega y la Carol pegaron un respingo pero poquito pa no meterse con er badajo en la cabesa, y cuando la performans terminó, las campanolas se arrecogieron solitas y vorvieron a lo arto der campanario como levitando, satisfeshas pol la misión cumplía. Y la ventana se serró sola como si tuviera motorsishos austomáticos. Pos no, no han cambiao las costumbre, los campanasos se mantienen iguá y joden lo mimmo.



La siguiente averiguasión tuvo lugá en er primé desashuno, y se pudo constatá que tampoco había shegado la modernidá ar gasthof, y seguía sin habé tostadora de pan. Que no te digo sho que me pongas un pan con tomate y jamonsito ibésrico, que eso shá entiendo sho que é musho pedí, pero coño, un tostadó de pan de siete leuro der media markt, ya se podían habé estirao en ettos nueve años dausensia. Joé, que les ha dao tiempo a buscarle novio a la Tachenka y casarla pero no han podío asercarse a la tienda elestrodomésticos más sercana y pedí un tostadó. Eso é dejadé. O quisá é que a ettas personas er pan requemao no les va musho, a sabé.

Dejamo las costumbres locale mosmentáneamente y vorvamos a la neige. Sus dejo unas presiosas pasnorámicas de las nieblas mañanera con las que nos despertábamos tós los días, heshas por Antonio er Zebishano, si no recuerdo mal





Er dettino der día era Hochkonig, un dominio grandesito formado básicamente por Mullbach, Dienten y Maria Alm, y luego argunas pittas desperdigás sin orden ni consierto ni forma jumana ni rasioná de shegá a eshas, pol lo que no cuentan y que pol supuetto ignoramos sin contemplasione.

Er mapa pitta é tar que asín



La idea era dejá er coshe a la isquierda der tó der mapa de pitta, y jasé er rescorrido completo de ida y vuerta hatta er finá der mundo a la deresha der tó. Er rescorrido ettá marcado con coló naranja pa la ida y coló amarisho meón pa la vuerta. Mú sensishito. ¿Qué puede salir mal?

La casrretera hatta Mullbach é presiosa de toa presiosidá. Mi tocayo zebishano y sho íbamo mudos dasmirasión ante tal despliegue de masnifisiensia paisajística



Shegamo ar parkins y empesamo a subí en er primé huevo pa arcansá las cumbres y deslisarnos lo má pronto posible. Er día seguía ettupendo, sol y frio y una nieve fría y cáslida ar mimmo tiempo, que crujía bajo nuettras botas. Música selestial pa la mega.

Na má shegá arriba, la mega senganshó con vercro a los cuennos der casco de la Carol pa que no saliera escupía como er día anterió, que a la mega le jasía ilusíón hasé er rescorrido entero der Hochkonig famoso y la Carol era la mejón guia de tóas, que labían nombrao hija predilesta der lugá de la cantidá de veses cabía ido pol ashín.

Asín que empesamo a bajá pittas sin esperá ar resto de miembros y miembras der grupo, que irían shegando cada uno según sus horarios y sus mecanismos. Er grupo que se montó fue mu redusidito y mú apañao. Ibamo er Jose, la Eva, er Fernando, la Carol, er Juancar, er Davi, er Zebishano y la mega.

Ar shegá a la pitta de bajada a Dienten, a la mega le vinieron oleadas de rescuerdos daquel día de hasía nueve año en er que había bajo aquesha pitta con su marío por prismera y úrtima ves, polque había unos teleskís de la muerte que subían toa la montaña y te jodían vivas las piennas y con tál de no vorvé a cogerlos, nadie repitió la pista. Pero ahora han quitao los teleskis y han puetto un flasmante telesisha de los de shevá er culo calentito. Que adelantos mirusté. Asín que, sin la amenasa de tené que subí de vuerta luego la pedaso de montaña corgando comunjamón duna putapersha, er grupo bajó la masnífica pitta hastalpueblo con buen ritmo y musha alegría por la buena mañana questábamos pasando tós juntos.

Pero er primé sutto no tardó en shegá. La pitta, que era ettupenda, ansha, entre árbole, con guena pendiente, nieve osgásmica, de pronto entró en una sona de sombra que nos dejó un poco segatos a tós, y de pronto aparesió un cambio de rasante que dó milisegundos antes nostaba ashí. La mega frenó tó lo que pudo pero no lo sufisiente, y saltó al otro lao der cambio de rasante santiguándose y resándole a tós los santos ateos der sielo inessistente pa que detrá der montísculo no hubiera bisho. Como sus orasione eran de mentira y la mega no cree en dió, pue no hisieron efesto arguno y efestivamente, había bisho. A la mega solo le dió tiempo a vé una masa informe grande y marrón que bien podía habé sido tanto un esquiadó neoselandé como un oso pardo, y pa no ensartarlo en mitá der pesho con los esquises tuvo que jasé un giro mú brusco y mú inesperao pa la isquierda, cashendo ya pol debajo der cambio de rasante y metiéndose en mitá de la trayestoria der Antonio er zebishano, que iguasmente se tragó er cambio de rasante e iguasmente sencontró un bisho detrá. En ette caso er bisho era la mega, con los ojos desencajao y cara de pavó. No hubo forma devitá er hostión. Er zebishano barrió a la mega con una fuersa sobrehumana, totasmente inesperá e inapropiá pa un mushasho tan dergaisho. La mega salió volando pol los aires como si er arbol ese que viene a verte pol las noshes y te cuenta roshos lubiera metío una hostia con la mano abierta. Los esquises sartaron y salieron disparaos girando como aspas delicóstero y a puntostuvieron de cortarle la cabesa ar pobre der Jose que no tenía curpa de ná, y la mega cayó finasmente a la nieve comunfardo, bocabajo y shupando nieve.

De qué me sonará a mi etta posisión, pensaba esha. Vorvieron a su memoria momentos estelares de su carrerra desquiatris, como cuando se rompió un dedo en Sermatt, o cuando se bajó darribabajo la negra de Ischgl shupando la nieve, o cuando... bah, yastabien de lamentarse, coño, que pa lo que podía habé pasao, no había pasao na má que er orgusho herío y no habé podío cumplí su orjetivo de no caerse en toa la semana. Pero ese osjetivo sha había sido dao por muerto er primé dia en Zauchensee cuando arroshó a un tablero, asín que na, solo quedaba recomponerse y tranquilisá ar pobre Antonio questaba con cara de funerá como si hubiera atropeshao a una familia gitanos rumanos con siete whiskis ensima. La única consecuensia der peaso hostión fue que la bota isquierda, que mabía estao jodiendo los dó dias anteriore rosándome er tobisho una barbaridá, se ve que se le cambió la forma con er gorpetaso y dedde ese momento como si shevara shanclas, má cómodo no podía í, asín que nada, como la derecha también mestaba jodiendo, empesé a pensá a vé con quien me hostiaba pa que me la arreglara.

Después der insidente presmonitorio, seguimo bajando hasta Dienten próspiamente disho, y aquí ettá la trampa der día y la mierda má grande de diseño de pittas que he vitto en meses. Tú shegas abajo der tó, y hay un puentesito pa crusá er rio, un pueblesito, y una montaña defrente pa segui esquiando. Tu tiene ese essenario. Pueblo y rio abajo. Montaña a un lao y a otro. Pittas que bajan y remontes que suben. ¿Donde pones los remontes? Abajo no? Lo má abajo posible y lo má serca posible de donde termina la pitta. Eso é lo normá, no?

Pos no.

Pa seguí subiendo la montaña denfrente, tienes que pasá a toa hostia er puente sobre er rio, girá a la isquierda en un pasishito superestresho con gente viniendo en diressión contraria a toa hostia, y luego subir a pata, si, a pata, una cuesta der demonio, con gente iguasmente bajando a toa hostia pa tí. Increible, arsurdo y giliposhesco total. Digno de Suisa má que de Austria. Si etto te loncuentras en Sermatt, pos ná, má de lo mimmo, sha no te sorprende, pero aquí, coño, que ettaba tó tan cómodo y tan bien pensao, ¿vas y me suertas esta mierda en medio duna estasión tan cosjonuda? Pos si, y si no te gutta te vas, y punto. Eso é lo que hay.

Pos ná, a jasé lascalerita y a quemarte los asdustore y ar rato sha ettás en la sisha pa seguí er rescorrido.

Ya por etta sona, despué de bajá un par de pittas cosjonudas y sha orvidá la shapusa de la pitta de gravedá sero, encontramo una presiosa casfetería de montaña donde desidimo pará a por er tradisioná casfelito mañanero.

La cabañita era pequeña y acosgedora pero la sorpresa ettaria ar í ar cuarto de baño. Abrías una puerta y era como si hubieras entrao en la tienda de campaña de HarryPoter. Er pasisho ya era má grande que toa la cafeteria



Y en los servisios había pesera, oso disecao... toda una sorpresa montañera



Despué de vorvé loca a la pobre mushasha con las variedades de cafés y servesas que se nos ocurrió pedí, salimos de nuevo a seguí disfrutando de tan ettupenda nieve y completá la misión de shegá ar finá der mapa.

Pero na má salí de la casfeteria empesaron a soná los telésfonos, y la notisia nos dejó hundíos. La Sirvia, una mushasha mú simpástica der mimmo Terué, sabía esferulao la pierna en un hostión y ettaba acompañá de la Michi y shamando a los pisteros pa que recogieran su martresho cuerpo y lo shevaran a revisión.

Er Jose y er Antonio desidieron í a buscarla pa acompañarla ar hospital y abandonaron er grupo. Er resto nos quedamo un poco shafaos. Er sor brishaba iguá y la nieve seguía ettando iguá destupenda pero er mal rosho sha no permitía disfrutá iguá. Er serebro jumano cómo é. Pero qué le vamo a jasé, seguimo la ruta y finasmente shegamo ar finá der mundo conosido como habíamo planeado, y comensamo er resgreso.

Sha en er camino de vuerta pasamo por unas cascadas congelás presiosas



Los paisaje seguian iguá despestaculare dia tra dia



Un poco má adelante nos encontramo la pitta negra 16, un poco congelá, pero que bajamos con estilo cuasi LinaMorgan con battante arte y salero.



Y jutto na má bajá esa pitta nos encontramo un bareto arpino mú shulo y desidimo jasé la pasradita resglamentaria pa comé. Nos encontramo con er grupo de Vistoria y comimos tós juntos comentando las jugadas der día.

En er restaurante había un rinsonsito con animale, conejos, cabras, mú bonito y curioso



Ola qué ase (shiste de la Carol que se lo he copiao vismente)



La mega siguió con su costumbre de toa la semana de pedirse sarshishacas pa comé, y hoy toca Currywurst



La comida fue mu agradable, compartiendo esperiensia con los compañero de Vitoria y shamada va y shamada viene pa interesarnos por las piennas de la Sirvimari de los montes, y asín tontamente, nos dieron las tré, y ettábamos ar finá der mapa, y las pittas las sierran a las cuatro, y había que vorvé ar parkins. A la mega cuando se dio cuenta de la situasión , se le jiso una poquita de bola y las úrtimas patatas y er úrtrimo troso de sarshisha se le quedaron clavaos en er esórfago. Como er retto de persona de la mesa shastaban acostumbráos a las tontás de la mega se pensaban questaba de coña y que er coló asulao de la cara era un recurso artrístico pa resartá su grasejo. Así que como no resibió ashuda se tuvo que jasé esha mimma la maniobra de heimlich con er pico la mesa y escupí a reassión las patatas, las sarshishas y medio litro servesa, que fueron a pará ar shiringo de las cabras donde fue todo mu bien resibío y aproveshao.

Pos ná, la mega infartando y los demá que la miraban en plan, nena, qué essagerá hija, que shegamos, que vamo bien. Y sho miraba er reló y miraba er mapa, y miraba er reló y miraba er mapa, y no me salían las cuentas. Que no shegamo, coño que no shegamo. Pos na, que si ahora una va a meá, la otra que se jase una fotisho con las cabras, el otro ay mira que conejo má grasioso, la otra que se laolvidao un guante en er servisio, er otro que voy a aprovesha que ahora hay tiempo pa remendarme la shaqueta que me he jesho un siete... Y la mega en mitá de la pitta que pasaba por juttoenfrente der resturante, en posisión de shuss hasía media hora y que no venía ni dió, tós pajareando dacá pasha. La Carol tuvo que poné orden y shamá a formasión en vitta de que a la mega sha le sangraban las orejas de la presión serebrá.

Por fin er pesloton se puso en funsionamiento y empesamo a tomá la ruta marcá en amarisho en los carteles pa vorvé a Mulbach. Los de Vitoria se tuvieron que vorve dedde la primera sisha porque se les cashó un baston, y sha no los vorvimos a vé hatta er parking. No había margen pa errores.

En la siguiente afotisho se ve la bajada a Dienten y la sisha en la ladera denfrente, la que ha sustituido al telesquí de la muelte pelona. Y Juancar en primé plano.



A partí dahí sha eran solo dó telesishas, y bajadita por una asulita mu presiosa hatta er parkings y er hutte.

Bajando la roja número trese nos enteramo de la segunda desgrasia der día. Roberto sabía esmochao también por esas pittas que lar carga er diablo y sabía escogorciao un hombro. Lo vimo un poco má abajo, y fuimo raudos a interesalnos por su ettado. Cuando shegamo ettaba con la cara rara y una posisión estraña der braso jodido, mirá mirá



Yo pa mi que la ropa no era mú apropiá pa esquiá próspiamente disho pero mira, cada uno se revuerca por la nieve como quiere.

Er caso é que nos contó que sabía pegao un buen seboshaso y que le dolía er hombro, pero na má que cuando se reía, vamo, que iba a shegá ar parkin esquiando y que luego sha iría ar mésdico. Se le veía con cara de doló y esquiando con cuidao pa como va ér normasmente, que é una másquina de rodishas mutantes.

Ar shegá abajo, vimo que nos había sobrao la friolera de dié minuto, fartaban dié minuto pa que serrara er huevo, así que los agonías de siempre nos lansamo ante de que serraran, y er Fernando se vino también, que como ettaba aprendiendo, dise er tio, pos quería aproveshá tó. Sobre er niver de Fernando er bombero sha hablaremo largo y tendío, qué mostruo er tio, sha quisiera sho habé aprendío asín de ráspido y de bien.

La Carol también sapuntó a etta úrtima basjada sha que er Roberto finasmente dijo que no quería í ar mésdico, y ar finá también subieron do o tré má, y nos fuimos la panda de incansable a amortisá forflais.

Bajamo la negra número uno, que fue un orgammo finá, pa darle un regustisho agradable a ette día cabía sio agridurse por toas las desgrasias de los compañeros assidentaos.

Ese pírsel ashí enmedio de esa beshesa de pitta negra entre árbole, é er Fernando. No le jise foto de má serca porque er cabronaso ettá comuntren y me da rasbia que me quite protagonismo. Coño ya, sho tol año trasbajándome unos pestorale dasero pa presumí y resurta que la Carol se trae ar viaje na má que a un bombero, joé con etta competensia se le quitan a uno la gana dorganisá sertámenes de beshesa, que pa deprimirme sha tengo espejos. Eso si, un cashondo er Fernando y mu buen tio, la mega jiso buenas migas con ér.



Y er finá der dia, como no, ¿donde? Pos en er hutte. Bueno, en er minihutte, que nomersplico sho cómo unastasión tan cosjonuda como etta tiene esa mierdajute que no caben má de cuatro persona y er retto ar fresco fuera. Vamo, con er viruji que caía de las montañas la vaisbier se jasía cubito irso fasto.



Y aquín un par de vittas dedde er hutte





Y ar ratisho cuando sha hubimo reshenao los depósito de servesa, tomamo diressión Rastadt, y la mega elestrón libre prosedió a shená otro hueco, siendo ascogida con cariño y amó en er coche de la Sirvia, donde esha mimma había dejao er huesco. Asín que me fui con er Jose que fue er que condujo, la Michi y Fran, que aunque asín disho a la prismera parese que é un nombre de shico, no, é una shica, aunque paresca raro.

Aquí terminamo la crósnica der asiago terser día desquí, y en conclusión, que esttoy contando muhas tontás asín en generá pero de lo importante ná. Las pittas estupendas, una estasión no enorme pero sí grandesita pa crusá unos cuantos vashes y mú divertía, con mushas sonas y sitios escondíos, y sobre todo buena nieve (etto no será siempre claro, pero como nosotro tuvimo suerte pos lo restriego un poquito, sin mardá), pittas anchas y paisaje mú presiosos. No hay que perderse la pitta asul de retonno ar parking, la 1a, que é probasblemente la pita de retonno má bonita der mundo, ar meno de mundo conosío por la mega. No tengo ninguna afotisho dette año polque como iba con er agobio de que íbamo tarde, no jise ninguna, pero tengo de jase nueve año, y ettaba iguá, mirá qué presiosidá:



Mañana seguiremo contando las asventuras en Gastein. Guenas noshessss!

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
jrr
Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
09-02-2017 09:33
Nuestro grupo hicimos el mismo recorrido y en horarios similares, quizás íbamos en paralelo :lol2:. Bueno, iríamos detrás, que vosotros corríais mucho.

Recuerdo especialmente el trecho haciendo la escalerita con los de enfrente viniendo a toda leshe. También nos encontramos con Robert y su pandilla y su hombro mejorando. Y ratifico la belleza y soledad de la pista de retorno. Justo coincidimos en la llegada al parking con tres del grupo de Vitoria.

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
09-02-2017 10:00
Cita
jrr
Nuestro grupo hicimos el mismo recorrido y en horarios similares, quizás íbamos en paralelo :lol2:. Bueno, iríamos detrás, que vosotros corríais mucho.

Recuerdo especialmente el trecho haciendo la escalerita con los de enfrente viniendo a toda leshe. También nos encontramos con Robert y su pandilla y su hombro mejorando. Y ratifico la belleza y soledad de la pista de retorno. Justo coincidimos en la llegada al parking con tres del grupo de Vitoria.

:lol2::lol2: Qué va, si no corríamos tanto... smiling smiley:lol2::lol2:

La verdad es que la estación era grande pero como el recorrido era muy lineal, era fácil encontrarse. Me gustó mucho, y así con buen tiempo y buenos remontes, mucho mejor, je je

Un abrazo!

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
09-02-2017 12:35
Juancar con casco??? Debo de haber mirado mal la foto!!!
Esperando la siguiente entrega estoy!!

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
09-02-2017 18:36
Cita
agucas
Juancar con casco??? Debo de haber mirado mal la foto!!!
Esperando la siguiente entrega estoy!!

Pues ya me pones en duda! Juraría que es Juancar, pero es verdad que no lleva la gorra de aviador sino un casco :oh!:

Tu verás como no sea... :lol2:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
09-02-2017 19:13
Muy bueno lo del calvo, que panzá de reír me he pegado. :lol:

¡Que bien que no te pasara nada en la caída!



Was ist apreschi?: Als Après-Ski bezeichnet man die in Wintersportorten angebotenen Vergnügungen für Touristen, die zumeist nach dem Skilaufen wahrgenommen werden. Dabei handelt es sich meist um Partys in Kneipen oder Diskotheken, bei denen viel Alkohol getrunken wird und Après-Ski-typische Musik gespielt wird. Après-Ski-Musik zeichnet sich durch eingängige Melodien und teilweise frivole Texte aus, welche zum Mitsingen und Tanzen ermuntern sollen. ¿Qué es apreschi?: el término Après-Ski hace referencia a los placeres que ofrece el esquí para los turistas, que, en su mayoría, son disfrutados después de esquiar. Estos son, principalmente, fiestas en pubs o discotecas, donde se bebe mucho alcohol y se escucha música típica de Après-Ski. La música de Après-Ski se caracteriza por sus melodías pegadizas y textos en ocasiones frívolos, que deberían alentar a cantar y bailar.


  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
10-02-2017 10:43
Cita
Aeon
Muy bueno lo del calvo, que panzá de reír me he pegado. :lol:

¡Que bien que no te pasara nada en la caída!

Nada nada, un revolcón sin importancia :lol2: :+::+:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 17 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
10-02-2017 21:59
Caspírtulo 4

Empesamo ette caprístulo con una fe de ratas polque, tal y como la memoria prodigiosa de lalemana Carolines ma recordao a gorpe de guasapeo, la mega no ser vorvió en er coshe de Sirvia er día asiago de los assidente, sino en er coshe de la Carol, que nos tuvimo que meté sinco. Fernando, la Eva, er Juancar, la Carol y la mega, y con tós los esquises y demás bártulo puettos de tar forma que la Carol ettuvo a punto de sufrí garrote vil do o tré vese que hubo aselerones má potente de la cuenta. De jesho la pobresisha iba dentrolcoshe con er cacco puesto pa evitá gorpetasos de los esquises que aparesían aposhaos por ensima de su cabesa. No se cómo se me ha podío de orvidá, a lo mejon influshe que mientra la Carol iba medio esnucá tol trashesto, la mega se pegó un sieston de pijama y orinal, que borró en una presiosa bruma vespertina tós ettos rescuerdos.

Ese marte asiago terminó con corrisho alrededó de los enfermos, la Sirvimari questaba de los nervios y con la patashula inmovilisá dando taconasos y er Robert con er braso en plan Napoleon con cara de me duele como suputamadre pero con sonrisisha farsa de ettoy bien y dejá de preguntarme y de dalme consejos coño ya.

Como la Sirvimari tenía jodío un lisgamento, se convalidó sha er retto de semana y se dedicaría a visitá la siudá a cojetá limpia, y er Rober ettaba ahí que si esquio mañana, que si no esquio mañana. Y la noshe siguió la coresgrafía habituá de servesón ante de la sena, servesón durante la sena, y servesón deppué de la sena en er bareto der pueblo. Hay que abrasá las cottumbre locale aunque nos sean incomprensibles y desagradables.

Ar día siguiente, er dettino era las estasione de Gastein, y después, los famosos baños en los que en la anterió visita de la mega a estos lares se gestó er mundiarmente famoso concurso de beshesa macculina de Mister Ski-Amade. Que ette año no se selebró degrasiadamente polque na má deppelotarse er bombero ar shegá a los baños er retto de partisipante rompieron sus papeles discripsión en er concurso en mil cashitos y nunca má se supo de lainisiativa. En fin...

Er mapa de piitas de la sona é tar que asín de presioso



Si sus fijái en la parte deresha y arriba der mapa, la pitta roja H1, H2 y H2a, é la famosa roja de los catorse kilometro, que no se de dónde coño mabré sacao sho lo de los catorse kilometro polque acabo de consutrá en la pásgina de lastasión y son dié kilometro namá. No se, se me quedaría er núsmero másgico grabao en la durasmadre der serebro y ahí jiso nido. Que no é que no sea larga la pitta, pero una cosa son catorse y otra son dié, que ni é lo mimmo ni se le parese.

Esa mañana la mega sí que fue ascogida en er coshe de la Sirvia, oscupando su gueco, y ashí que nos fuimo con Jose, Michi y Fran.

Pol er camino la amiga Fran iba contando que a esha er dia de ante se le habían orvidao las gafas desquiá en er hoté, y que ar shegá a lastasión se tuvo que comprá unas. Y la mega sin desí ná, pero pensando pa sus adentro, iba cristicando, shá sabéi como é: vaya despiste de tia, como se le pueden orvidá las gafas, pos faya desastre questá hesha, que si tal y que si cual, ashí resonsentrándose en su mardá marujíl cristicona. Totá, que shegamo ar parkings, despué de varia indicasione errónea de la mega, como siempre, sha sabéi, “si sho sha he ettao aquí, si, si, é por ahí... seguro. Bueno... é que jase musho tiempo...”. Pos eso, que shegamo ar parking y nos bajamo der coshe y digo, joé que frio jase hoy, qué coño pasa, nosnormá etto, ettoy congelaita hatta los guesos, joé pero qué frio má grande. Cuando de pronto me toco una y otra vé por ensima de la shaqueta y me noto como mú disminuío, como si me fartara shisha, como si no esttuviera ashín parte de mi. Me desabroshé la shaqueta, y solo shevaba debajo la camiseta. Se mabía orvidao ponerme er forro, y hasía menos quinse grado. En ese mosmento sentí la bofetá con la mano abierta der karma en tó su esplendó, toma cabrona por cashondearte mentasmente de la Fran, ahora vas tú y me sube a la montaña en camisetita toa mona, serás giliposhas.

Asín que sin desí ná, la mega sacó er cuesho periscopio pol ensima de tós los demás cuesho y empesó a escaneá los edifisios sercanos en bucca desesperá dunatienda de ropa, pa intentá escaparse sin que nadie se diera cuenta der estado medio senil de su serebro. Pero ná, lo úsnico que había é un intersport crusando la carretera en er quinto coño. La Michi, que é mú guena amiga, sabía dao cuenta der percá y le dijo, coño, vete sha que tesperamos. Y ashí que se lansó la mega corriendo a botancaso limpio por el parking como er forrest gamp perdiendo los jierros de las botas.

La mega entró en la tienda comunaersalassión y preguntó en paninglish que el polar clothes que donde é, y una shica con la cara toa asustá y descompuetta por la entrada respentina señaló escaleras parriba. Coño ya que suerte, no podía ettá la cosa a res de chausé, no, tié que está o escalera arriba o escalera abajo. Pos parriba que subió a botancaso de dó escalone, buccó con la vitta, er oído y er orfato la sessión de cosas pa ponerse en la parte darriba y en dié segundo sha sabía probao tré pero ninguna fue de suagrado. Shegó una shica mú amable y mú ofresida, y la mega le dijo, polar forren, frio, gueno, resartá pestorales y disimulá pansa. La shica no se sabe cómo, entendió er contesto y le sacó un forro polá negro y asgradable ar tasto. Un poco tristón pero nostaba mal, hatta que vió la etiqueta. 75 leuros. Er forro polá salió despedío y aterrisó en la otra parte de la tienda ar mimmo tiempo cun grito guturá shenó er espasio y sescushó perfestamente hatta en Sarsburgo. “Má barato coñen”, desía la vó en perfesto alemán. Y la shica, que debía sé murtilinguie polque lo pishaba to a la primera, vorvió con una prenda roja presiosa y por cuarenta y pico leuros, que no é que sea regalá, pero pa los agobios de la mega le venía mú bien. Shupetaso a la tarjeta y carrerón de vuerta por er parking. Ea, cuarenta y sinco leuros menos por curpa desa cabesita loca. Qué cabreo má tonto pero que calentito que iba. Y además mabían esperao, que era er prinsipá mostivo de preoscupasión, que no quería sho quedarme solo en esas injóspitas montañas sha de pol la mañana temprano.

Y empesamo la subida, primero en un trenesito coñaso y luego en un superguevo má coñaso todavía, y shegamo a lo arto de Scholssalm. Sobre er tiempo y la neige qué querís que sus diga, que no me quiero respetí musho pero é que la cosa era asín de aburría de contá, polque no hay emosione de fenósmenos armosféricos sobre los que debatí ni describí ná grasioso, pero qué maravishoso que fue, toa la semana con ese sol y ese frio y esa nieve. Sé que jode leyéndolo en la distansia, me jode hatta a mi, pero qué suerte má grande podé disfrutá destas condisione en ettas montañas úsnicas.

Sobre etta ettasión en concresto, tengo que desí que la recorsdaba sho con má cariño de lo que luego era. Que no é que etté mal, pero quisá fue la elessión de las pittas, que no fueron las mejores, musho caminito asul, musha pitta estresha coñaso, y sobre tó, mucho loco. Pero musho musho loco. Musha gente, argunos de competisión, locos comunaputacabra, que te vasilaban y se te crusaban y te shupaban laoreja sin ningún pudó. No se, me desersionó un poco y como disgo, era de las que tenia mejore recuerdo. Er serebro jumano cómo é.

Na má shegá arriba der tó der guevo núsmero dó, había ettas vistas



Nos juntamo un grupo battante numeroso, comandao pol la Carol y subcomandao pol la Eva, y despué de jase arguna bajadita por la sona, por sugerensia y má bien pesadé de la mega, subimo la sisha osho pa bajá la pitta de los mile de kilometro, que la otra vé la mega la bajó a úrtima hora de la tarde y era un patatal y un criadero de bañeras tamaño industriá, asín que lasía ilusión bajarla a prismera hora con sus rashitas resién dibujás. Y ashín que nos fuimo, sisha siete y sisha del amó número osho, de dó pelsona mú arrejuntás, y shastábamo arriba der tó a la deresha der mapa, dispuettos a bajá er pistón. Fue un rescorrido mú bonito pero claro, rojo rojo no era, la memoria de la mega rescordaba aquesho comuna dificurtá pavorosa pero é que jase tanto años la mega ettaba menos bregá y menos curá despanto. Era rojisha en argunos trosos pero ar fin y ar cabo era un paseisho mú agradable y largo, que ar fina como digo eran dié kilósmetro, no catorse, pero mú shula de toas formas.

Y claro, tanto bajá, tanto bajá, que acabmo otra vé en er parking, y venga trenesito coñaso parriba. Er caso é que ar bajarno der trenesito pa cogé er guevo, er Fernando se bajó hasia la isquierda pensando que íbamo a pishá una sisha cabía ashí, y er retto der gruspo siguió pegando botancasos pol les escaleras parriba pa í ar guevo. La Eva que ettaba ar finá, vió la disyuntiva, y se puso a gritá comunaposesa a su Fernando y a nusotro, pero como ibamos tós con er casco, er pasamontaña, camela a tó volumen (el que lo shevara, que en su deresho ettaba) y los que no, hablando como guenos españole también a vós en grito y ji ji y ja ja, pos ni puto caso a la Eva que ni lascushamos. Er Fernando se ve que se dio cuenta de que había salío solo y no vio a nadie, y se subió pol la nieve a buscarnos, y la Eva que se quedó ashín gristando y tós pasando de esha pero con cariño y amó. Totá que cuando er grupo sarrejuntó sha en lantrada ar guevo y vimo que la Eva nostaba, lasperamos, y de pronto la estasión superió der trenesisho de la que habíamo salío empesó a estremeserse como si er tesrremoto de fukushima la ettuviera remeneando de lao a lao, se escusharon detonasione y se vieron tré fosgonaso y salió un jumo denso pol la puerta y entre er jumo lesvitando como la Daeneris de la tormenta cada vé que la queman pero con meno cara angelicá y má cara de malahostia, aparesió la Eva con los ojos desorbitao y er cuesho dao la vuerta tré vese y jeshando eppumarajo pol la boca. Fernando sagashó un poquito, ná, impersestible, y se presparó pa la tempestá. La Eva cuando arcansó nuettra posisión sha no era jumana, era una fuersa desatá de la naturasela, la cabesa le daba vuerta y er casco con los ojitos sabía despelushao y los hilos le corgaban como guirnardas dun arbo de navidá. Que por qué no me contestáis coño ya, que sus estoy gritando a tó gritar, que pasais de mi, que asarrghgghhhhhhhhhhh (ininteligible). Totás, que viendo er percá, nos fuimo desplasando asín como de lao, tor grupo a una, como sin moverno pero jushendo sentimetro a sentimetro solo con er revirá de talone y puntas, y nos metimo en er guevo. La Eva y er Fernando se quedaron fuera y las puertas se serraron y cuando er guevo shastaba arriba de la montaña todavía sescushaban los gritos. Todo shoramos la pérdida de Fernando, qué buen shico que era nos desíamo todos, qué bien me caía y que guapo, qué pena que no va a sobreviví.

Nos bajamos tós y digimo, qué jasemos, los esperamo o que? No sabíamo si teníamo cuerpo pa recogé los trosos de cadave cuando shegara er siguiente superguevo, pero ná, qué vamos a jasé, no lo vamo a dejá ashín desmembrao y solo en los arpes, habrá que repatriarlo.

Er caso é que cuando shegó er guevo, se bajaron los dó y etaban vivos, sin hablá musho pero vivos, asín que nadie comentó ná, solo un tísmido... “bueno, vamos bajando no?”, y ashi que nos fuimo, pol la H3 caminito de Angertal.

Etta basjada, que fue una asul coñaso, fue la destrussión der grupo polque se ve que cada uno bajó pol donde le salió los guevos y fuimo shegando en grupo de dó otre, y la mitá no nos encontramo abajo.

Los pocos que nos fuimo encontrando nos subimo ar guevo y shegamo a tó lo arto de la parte isquierda der mapa, dispuettos a bajá hasta Gastein. Ar shegá arriba etta era la vista, con Bad Gastein ar fondo der vashe.



La Eva, ya más calmá y rescuperá, en pose de relass en un shiringo der camino



Er dessenso hatta Bad Gastein ettuvo mu shulo, y a la subida arribota der tó, la mega sencontraría con sus miedos má atávicos y má anssestrales. En resurta que la Eva, que sha había vuerto a su ettado normá, había descubierto una cosa mú presiosa y que teníamo que í tós a jasernos la foto ashí mimmo. Pos ashín que fuimo. La mega no sabía reasmente a lo que senfrentaba. Cuando empesamo a shegá y la mega vislumbró er evento ashín a lo lejo, se le casheron los carsonsishos ar suelo, er forro polá nuevo empesó a jasé efesto de sauna reconsentrá y los ojo se le salieron por fuera der casco. Los sudore frio lanvolvieron y las oleadas de puro pavó la dejaron inmobilisá, agarrá a una vashita de plasticusho y nadie era capá de sortarle las mano. Lo que vió la mega fue étto:



Un puente de jierro.

Pero no un puente de jierro cuarquiera, no. Un puente de jierro por ensima dun barranco de la muette, con unos pasamanos dalambrisho y telisha mestálica, y er suelo también dalambrisho cuadrísculao que se ve toa la caidita. Un puente ademá sin ninguna utilidá ni nesesidá daberse costruío. Esa obra arquitestónica solo ettaba motivá pol la mardá jumana de jasé sufrí sin nesesidá a las pobres persona que tienen fobias incompatibles con sus afisiones. Como que te guste er esquí y tenerle pavó a las arturas, que é lo que le pasa a la mega, que tiene terró selestivo. Pol ejemplo no le da miedo un telesisha ni un telesférico ni una pitta negra der sien por sien de peligrosidá, pero le aterrorisan las voladoras der parque datrassione de Madrí que te dan guertas a sien metro dartura corgao duna cadenita enganshá a un jierresisho y tú ashín, en un asiento con tol cuerpo fuera y un palitrosque de jierro de superseguridá que é lo que te va a sarvá la vida pol los cojone si la cadenita lan comprao en er shino de arlao y se le abre un eslabón.

E esa sensasión dinseguridá de que tu vida despende dun casho jierro cogío con unos tornishos jerrumbrosos y shirriantes. Que un telesisha é iguá, pero no da la mimma sensasión, o quisá sea que la mega shá ettá inmunisá.

Er caso é que ashín ettabamo. Y había que crusá er putopuente, y jaserse la foto, pol supueto, fartaría má. No vale poné una patita dentro y salí corriendo, no, hay que atravesarlo y sentí er vasío a tu arrededó y cagarte vivo de miedo, que é lo divertío der asunto.



Finasmente la mega sarmó de való, sencomendó a tó lo que pishó a mano, jiso tettamento ráspido por guasap, y sencaminó ar puentesito de los cojone.

Los primeros pasos fueron tesrrorífico, las piennas le temblaban y las mano casi no podían sujetarla a la barandisha. Er cacco se lescurría der mimmo sudó y er corasón le latía a tresienta pursasione por minuto queriendosescapá der pesho y juí a sitio seguro.

Ensima, la cabrona de la Mishi, cuando shastábmo en er sentro der puente y viendo la cara de acojone de la mega, no selocurre otra cosa que ponerse a remeneá er puente. Mira, los intrestinos de la mega hisieron un flush instantáneo y una nusbe marrón cubrió lastasión y toa la pluma contenía durante la semana pa que no dijera la gente que la mega era má masriquita de lo que rearmente era, selescapó de pronto y é como si hubiera aparesío en er puente er Mario Vaqueriso. Qué cabrona, pensó la mega sin atreverse a hablá por si er tono de vó le salía mú agudo. Sha te pisharé cuando shegemo a tierra firme, malaamiga.

La Eva grabó er siguiente video a traisión en er que se ve como avansan con toa tranquilidad la Carol y la Mishi, las primeras, y despué va er grueso der pelotón, entorpesíos por la mega, con shaqueta blanca, que no satreve a í má ráspido y va montando tapón.




Y aquí una prueba grásfica de que la mega ettuvo ashí. Osservese la sonrisa farsisha y acojoná y la cara de termina sha la puta foto que me quiero í daquí pero ya!



Aquí la Carol sha en la restirada



Ar finá er pisodio se sardó sin má momentos vergonsosos y la mega no tuvo nesesidá de tirarse ar suelo der puente y que la tuvieran que sacá a rastras, la cosa no pasó der susto y salió mu contenta de habé vensío, ar menos parsiarmente, uno de sus terrores más gordos.

Mientra ettabamo en er puente veíamo a lo lejo a la Eva trasteando con er móvil, pabajo, parriba, venga a colocá er deo y venga a colocá er móvi y desíamo, qué coño jase etta. Pues luego vimo er resurtao:



Y despué deste evento, sha empesamo a deshasé er camino y empesamo a vorvé pal parking. Solo tengo una afotisho de la úrtima bajada, que ademá no se pudo respetí polque shegamo con er tiempo jutto y nos íbamos sha pa las termas.



Asín que na má shegá ar parking, crusamo la casrretera y shegamos a las termas, donde pasamos una tarde mu apañá y mú relajante, pero de la que osbiamente no tengo afotishos polque er movil no se podía mojá y los que tenían cásmaras acuásticas o no se las shevaron o no compartieron fotos ni videos. Ademá como no ettababa er Luis y ademá er ambiente en la pissina esterió no era er má apropiado polque había musha gente, no pudimo respetí er essitoso espestáculo der año anterió en er barneario de BKK y las coreografía acuástica quedarán pa otra ocasión, que tamposco hay que aburrí ni repetilse tanto.

Etta foto de la pissina esterió de las termas es robá dinterné, pero pa que sus hagái una idea.



Despué de la parte de relajasión en la pissina calentita con las orejas fria y mirando las montaña, un plasé que la mega siempre valora y dá grasias al hasedó por podé disfrutarlo, vino la parte má lúsdica y cansá de subí las escaleras con los flotadore y tirarnos como niños shicos pol los toboganes.

Y despué, en vitta de que tol mundo ettaba disperso, la mega se dijo, oshe pos mapetese una sauna, y como los españoles no se metarán en esa sona polque hay que í en pelota y son tós mu vergonsosos pos no habrá nadie der grupo y así no me ven. Totás, que se mete en la sona de saunas y se despelota y va por ashín con er garbansito corgando, y entró en la sauna de vapor. Sha dedde fuera sescushaba er jorgorio, y pa sorpresa de la mega ashí ettaba media escursión en pelota picá. La Carol, la Mishi, la Fran y er Javié de cadi. Pos ná, ashín que ettuvimo sudando y sharlando un rato, y cuando shastabamos arfisiao nos fuimo ar yacursi esterió, con musha alharaca y musho arboroto porque había que salí ar frio en pelota, y la mega sufrió una resprimenda duna dura y severa teutona polque se metió en er yacursi con er bañadó puetto. Que verguensa hija, que nostá acostumbrá una a í enseñando la culebrisha con ettas alegrías.

Terminá la hora de las relajasione, salimos escopetáos pal gasthoff, pa no perdernos la sena, y shegamo justitos justitos.



Esa noshe hiso asto daparisión un representante de la fauna mistológica ustriaca que no habíamo vitto hasta entonses: er unicornio esquiatrís



Y pa terminá er relato deste día os mostraré una curiosidá der gasthof. Er reló másgico



Ette reló ettaba en er bareto der hoté, y má duna vé me despistó polque, si lo vei, etá tó ar revé, y las agujas también van ar revé, y claro había veses que mirabas y desías, coño, cada vé farta má tiempo pa sená, qué bien, otra servesa!

Mañana u pasao seguiremo contando las asventura en Schladming. Guenas noshessss y guen findeee!

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
10-02-2017 23:35
Jajajaja me parto con lo de "la fe de ratas" jajajaja

Que grande eres Antonio!!!!!!





  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
jrr
Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
11-02-2017 11:42
Buena crónica de ese día.
Nosotros nos perdimos el balneario spa, pero disfrutamos del puente, jijijiji

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
12-02-2017 21:31
Casprínstrulo 5

Vamo con ette penúrtrimos caspístulo, a vé como se da.

Antes de seguí con er orden linear de los acontesimientos, tengo que jasé un flasbás polque se ma pasao uno de los acontesimiento má grasiosos de la semana pero hija, como sha sabéi danteriore edisione destas crósnicas, la memoria de la mega no funsiona de forma normá ni rasioná y se va acordando de cosas asín ar tun tun y cuando buesnamente le parese.

Etto que sus cuento oscurrió la segunsa noshe de sená er en gasthoff. Les ettaba contando la mega a su familia adostiva la historia de la madre fundadora, que é uno de los recuerdo que guardaba con má cariño por er cashondeo nosturno que organisábamo a costa der retrato de la pobre mujé, que la podéi vé aquí



Er caso é que ettábamo en esa mimma mesa y sho contándole que er cuadro en sí no se puede de bajá, que sha lo intentamo la otra ve questuvimo ashin polque nos daba mar rollo que esa señora de cara angelicá pero ar mimmo tiempo inquiestante nos ettuviera orservando mientra devorábamos er gulash, pero que er cuadro ettá pishao con un alambre o con una gomisha y que por má que tiras de ér palante, vuerte a su sitio como por arte de masgia. Probá, probá, les dije, y Consha le pegón un tirón ar cuadro que a la madre fundatrí casi larrancan de cuajo. Sin darse cuenta de que en ese mimmo momento pasaba por ashín er Petar, er casmarero, que de la mimma impresion le salieron las gafas disparás, se le descompuso la cara y se fue corriendo pa la Carol con mushos aspavientos. La Consha se puso de tós los colores der arcoiri disiendo no por favó perdón perdón que ha sio la mega que ma disho que lo haga. Y la mega se desposhaba viva, aunque con un poco de preocupasión por si er insidente displomático pasaría a mashore y tendríamo que dormi en la plasalpueblo con er fresquito questaba jasiendo. Que estos ustriacos no sandan con shiquitas. Totá que finasmente la Carol vino y mu discrestamente nos explicó que eso de lasquina é un altar y que hay que tratarlo con respeto y que cada vé que se hable de la muerta hay que besarse la mano. Ashín que nos besamos tós la mano eshando hostias ante la atenta mirada der casmarero, pa no tené que rescogé nuestros bártulos apresudaramente y buscá posada a esas horas intespestivas. A argunos de nosotro nos paresió escushá una risita sardósnica que provenía der cuadro, pero no quisimo pensá musho en esho ni darle importansia. Eso si, a partí desa noshe tó dió se besaba la mano na ma sentarse a esa mesa, fartaría ma.

Vorviendo a la neige, ette quinto día toscaba Schladming, una estasión a la que la mega le tenía ganas espesiarmente porque la vé anterió hiso muy mar tiempo y prásticamente no pudimo esquiá nada, pero tenía mú buena pinta. Y er día sabía levantao como siempre en toa la semana, solaso y frio, asín que por fin ibamo a podé disfrutá como se merese etta maravisha, que tiene etta pinta:



Son cuatro montañacas, que se pueden esquiá darriba abajo totasmente, por pittas amplias y presiosas. Qué bien pintaba er día, y qué bien se dió.

Las vittas dedde arriba der to de la sona de Planai eran acosgojantes.



Eran tan presiosas que la mega no pudo dejá pasá la oportunidá de inmortalisarse junto a tanta beshesa, pa resartarse mustuamente la una a la otra.



Y aparesió por ashín una guiri mu grasiosa que viendo como er amigo Roberto me jasía las afotishos, se pensó queramos novios o argo asín y nos ofresió jasernos esha la foto, a lo cuá assedimos desposhaditos.



Empesamo a avansá para la montañaca de má a la isquierda, Hauser Kaibling, y descubrimo la pitta roja núsmero uno, que era una delisia, ráspida, larga, ansha, pendiente, nieve de muerte, y ashín que nos tiramos a manta unos cuantos, y sescusharon varias estampida en la montaña cuando argunos rompimo la barrera der sonido, pero solo un poquito, match 1 solo, polque nos shamó latensión una ansianita que nos adelantó disiendo: niños shastabién de tirá petardos que me da susto, y entonse bajamo a velosidá sursónica y paramos un poco, jutto a tiempo de vé cabía aparesío ante nuettros ojos una casfetería mú apetesible. Mú apetesible pa dejá ashi tiraos a los que no querían repetí, y unos cuantos frikis agonía nos pishamos er remonte y parriba otra vé a disfrutá daquesha bajadita orgásmica

Al grupo dagonías hatta nos dió tiempo a shegá otra vé a la casfetería y tomarnos un cafelisho ráspido, si é que somos unos aproveshaos



Había una hamaca gigante asín como trospicá, aunque había arguna diferensia con las que suele habé en puntacana, sobre tó pol lo que sobresale en medio.



Aquín un grupisho subiendo en el guevo despué de bajá der tó la montañaca de la isquierda.



Más fotos de la sona


Arriba der tó de la montaña de má a laisquierda, desidimo subí a la negra núsmero siete, a ve si teníamo er cuerpo de negra o no, y la verdá é que la bajamo con buen rismo y salero, la mega intentando prasticá giro corto detrá de la Carol y má o meno consiguió guardá la forma y la compostura y no aselerarse má de la cuenta, y completá la clase con dignidá. No pueden desí lo mimmo otros compañeros de bajada como er Jozeluí, que en la úrtima parte de la negra número seis entró en barrena arriba y fue eshando de la pitta a tó dió hatta abajo, que casi se come a la Carol, y étta le metió un bosinaso que der mimmo susto la gopro se le puso a grabá. No sería la úrtima der dia, ni de la semana.

Sha empesamo a vorvé pa la parte sentrá de Planai, y pasamo a la tersera montaña, la de Hochwurzen. Una ves shegaos, abajo der tó, nos paramos a comé en un sitio presioso, bueno tós son presiosos, y tós tienen guena comida y no essesivamente cara como en los arpes franseses que se les ha ido la perola defistitivamente.



En la puerta der bá ettaba la famosa vaca en la que nueve año atrás nos eshamos fotos en la ventisca y que no reconosíamo a pleno sol, pero que era esa sin duda, polque no vimo má vacas en toa lastasión.



Aquí una bonita istantránea der grupo jutto ante de resibí las viandas.



Etta foto robá (e disí, que no la jiso la mega sigo que la robó der grupo de guassap der viaje) la pongo pa ilustrá la fuersa corporá destas mushas teutonas arpinas, que les miras el brasisho y parese que no van a podé ni con er boli, pero luego les pides tresientas vaisbier y te las traen con la bandeja resposando en las pestañas. Alusinaos nos quedamos. Si sho tengo que shevá ese bandejón de servesone, er tsunami de servesa nos erspursa a tós de la montaña y nos sheva ar parkings como la ola de loimposible.



No recuerdo qué mardá acabaría de desí la mega pero mamá Carol ráspidamente la reprendió púsblicamente y la mega que é mu respetuosa acató la jerarquía de la manada sin reshistá y jumishó su carva ante la hembra arfa comostá mandao sino quería resibí hostias como pane hatta en er flosflai.



Despué de comé empesamo sha la vuerta hasia la montañaca der parkings, Planai, pasando por sonas dunabeshesa indescristible. Aquí podéi ve a la Eva y ar Fernando, de casmuflaje sin sus gorros espestaculare, con esas montañas ar fondo, que son pa shisharles. A las montañas, digo.





Bajando sha pa cogé er guevo de vuerta pa Planai, se produjo er segundo evento Jozeluí de la tarde. Er mushasho vorvió a ponerse en modo me la pego me la pego me da iguá a quién me sheve palante, y le jiso un crusaito por delante al Germán que ni er shiquilicuatre. Er Germán pa no comérselo salió disparao fuera de la pitta ar proseloso barranco y ashín terminó su gloriosa bajada agarrao a un abeto, sin má consecuensia física. Su amiga Mishi salió como una sentesha que derretía las nieves a su paso, y cuando shegó abajo y pishó ar Jozeluí, los gritos prosvocaron varia avalanshas en argunas cornisas que nostaban mú asentás todavía. Qué barbaridá, qué vosarrón pudo de salí dese cuerpo tan shiquetisho, qué inshessión de sangre en ojo tan conseguía, qué cadensia dinsurtos, qué bien escogío y con qué asierto en er orden der discurso pa jasé er mársimo daño a la morá y ar orgullo jumano. De la mimma indirnasión a la Mishi le temblaban hatta las oreja y er Jozeluí la miraba con cara de no conoserla de ná, y ar finá se fue pal guevo con cara destrañesa disiendo “no será per tant...”. Y ahí terminaron los eventos Jozeluí por ese día, aunque los cosmentario siguieron un ratisho má, como sus podéi de imagina, con lo que nos gutta a los españole de criticá, pues qué mejó forma de pasá er rato en la subida der guevo. Ar día siguiente habría má.

Nos cogimo er guevo Planay West, y la isdea era subí arribota der tó y bajá la pitta de la copa der mundo, la negra núsmero uno (en er mapa que he pegao viene como núsmero 3, pero é que debe ser antiguo, lan cambiar er númbero). La vitta de la pitta dedde er guevo Planai II era acosjonante, y eso que me salió borrosa la pugnetera.



Empesamo a bajá y aquesho era una maravisha, sha se que respito má que er ajo, pero qué nieve, qué pittas, qué arbole, qué temblore de muslos de puro plasé. Qué sesióne de lavandería de ropa interió iba a habé esa noshe en los hosteles de Rasdtadt pa eliminá tantas guenas sensasiones de los carsonsishos y bragas iberíacas.

Totá, que shegamos a la sona finá, tersminando de saboreá tós los rincone detta pitta y hatta le pishamo er gusto a la úrtima pala, empiná comosusmuertos y tiesa y shena de hielo, pero era tan bonita que se lo perdonamos tó.

Ar shegá abajo der tó, ettaba sha er jutte esperándono con las piennas abierta. Como tós los días, la mashoría se fue pal jutte, y er comando de irredustibles desidimo jasé otra bajada deddearribota der tó. Nos subimo otra vé ar guevo Planai, que tiene dó tronshones, e desí, que tiene una parada intermedia y que no te tienes que bajá en esha si quieres de shegá a lo má arto. Pos nos subimo unos cuantos, entre eshos er amigo Frey, ques un mushasho mú apocao y mu cashaito y mú tísmido que hay que arrancarle las palabra con sacacorshos. Na má arrancá er guevo, se puso er Frey a contarno una historia que no se mu bien de que iba, y a los sinco minuto la mega habría dao toa su frostuna por un jeringaso morfina pa quedarse frita y no tené que soportá má aqué sufrismiento. Perdió er conosimiento en varia ocasione der doló de cabesa que se lestaba levantando y cuando recobró la consiensia escushaba cosa como que en una ocasión los marisanos lo habían asdusío y le habían sacao er serebro y se lo habían metío en una lata de fabada litorá pa jasé esperismentos, o argo paresío. Luego se desvanesió de nuevo y al siguiente momento de lusidé escushó argo sobre una teoría pa consquitá er mundo a travé der festivá durosivisón y sha no pudo aguantá má, vió que sabría la puerta der guevo y la mega se tiró en marsha pa sarvá la vida, y se la orvidaron hatta los esquises y tuvo que vorvé a por eshos. Y fue entonses cuando tós se dieron cuenta. Coño, que é la parada intermedia, que no nos teníamos que habé bajao. Er grito de la mega jeló los corasone en dié kilómetro a la resdonda. Nooooooooooo!!! Con lagrimita y tó. Er Frey entonses dijo, anda, a lo mejó é que os estaba poniendo sho la cabesa comunbombo y por eso no nos hemos dao cuenta que no había que bajarse. Si las miradas mataran Frey sería cadáve, y mu frío sha, hase unos dias. Como no quedaba má resmedio y queríamos bajá la pittantera, hubo que subí otra vé en er primé guevo libre, pero hay que desí que er amigo Frey etta vé se comportó y solamente contó er argumento de siete pelíscula con transisiones dessena y cambio de vettuario incluidos, nueve partido de fúrbo minuto a minuto, y un sárvame delurse. Nostuvo mal, soportable.

En etta úrtima bajada der día desidimo essplorá la pitta 2, una roja a la isquierda der guevo Planai y paralela a la de la copa der mundo, y que shegaba ar mimmo sitio, ar Jutte donde habíamos dejao ar resto. Pues ashín que fuimo, y no voy a repetí lo musho que nos gustó y lo bien quettaba la nieve, que sha sus lo sabéis.

Ya shegando abajo se podían asmirá ettas vistas der pueblo de Schladming



Y sha abajo der tó todavía ettaban puettas las parafernalias de la competisión de la semana anterió.



Y por fin, er jutte nos esperaba. Porque sha habían serrao er guevo, que sino... er ansia viva nos podía!



Y en er jutte pues qué contaros. Aburrimiento totá, sin bebé, sin bailá, mustios y tristes tós






Y mientras mi fasmilia adostiva, que ese día habían desidío jasé turimmo ettaban pasando una trespidante tarde en Salsburgo.



Poco má que contá dese día. Cuando terminamo las essistensias de vaisbier der jutte, nos pishamos los coshes y seguimos bebiendo en er gasthoff, no sin ante organisá los eventos der dia siguiente, polque er día siguiente tocaba una estasión pequeñita, filzmoss, y terminá desquitá prontito y ver Salzburgo. Como había musha gente que quería respetí la mimma estassion porque habían quedao muhsas pittas por vé, y no les apetesía er plan turisteo por siudá, empesaron a montarse los foshones de sho quiero ve la siuda, sho quiero esquiar, que si tal que si cual, y la mega se vorvió a vé en terreno de nadie y un poco a su bola, intentando encontrá otro gueco pa reshená. Pero Antonio er Zebishano, que había ettao dó dia desaparesío yendo a esquiá con otro grupo, vino ar rescate y me ofresió vorvé a oscupá er puetto de cospiloto en su coshe, asín que con ese asunto arreglao, que era er prinsipá, pos venga servesa, senita previo besamiento de mano, y cashondeo despué en los bare locale.

Como curiosidá, sus pongo una foto, sha pa terminá por hoy. Qué qué é etto, sus diréi, pos eto é la wescam ofisial de la plasa de Radstadt, y que tóas las noshes a la Carol le jasía grasia la tontería de ponnernos debajo hatta que nos publicara en intenné, y casturá la foto con er móvir. La Carol é una shica mú guena, solo tiene argunas manias como etta y hay que perdonárselas, aunque la cuarta vé, a vente bajo sero ashí paraos como giliposhas esperando a que sensendiera la puta lus de la wescam, con er cuesho congelao y torsío de mirá parriba, pue a puntostuve de mandá a la mierda er evento, pero hay que desí que la wescam sastualiza mu a menudo, polque sino ashín nos hubieran encontráo tiesos y mirando parriba a cuatro giliposhas españoles a la mañana siguiente.



Si no rescuerdo má, la shaqueta blanca é la mega, y los otros tré ninjas son la Carol, er David y er Juancar. Si no me he asercao musho usteden me perdonen.

Y mañana serraremo ettas crósnicas con otro presioso dia en Schladming, y etta ves con protasgonistas nuevos con los que no había coinsidío.

Guenas noshesssss!!!

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
12-02-2017 22:30
Cita
jrr
Buena crónica de ese día.
Nosotros nos perdimos el balneario spa, pero disfrutamos del puente, jijijiji

Yo me harté a media mañana y me fui antes, aunque tengo foto en el puente :lol2:.

En ningún sitio me han hecho tantas put.das en tan poco tiempo como en Bad Gastein y las pistas eran duras y con una pendiente del copón o caminitos de m. planos y llenos de kamikazes o cursos de esquí. Esa y Mayrhofen, las dos con una X de "no volver".

Mayrhofen por abrir pistas que eran hielo puro (tengo ya bastante experiencia como para distinguir hielo de nieve dura compactada), por dejarnos tirados los pisteros en un hondón de noche en medio de la montaña sin piolets o crampones para subir las p. pistas heladas (subias 3 pasos y deslizabas 2, algunos ya casi arriba deslizaron de nuevo hasta abajo...), por abrir el huevo de los coj. que golpea la pilona con viento hasta que un día se mate alguien (The 5 Scariest Lifts in the World - The Penkenbahn), etc.

Dorfgasteinm, algo más arriba, en cambio, estupenda smiling smiley (esa no estaba en el programa oficial de la Carol, tampoco había tiempo para todas)

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Die returnen zu Megabyte au Ski-Amade
13-02-2017 09:44
Cita
la_alemana (carol)
Jajajaja me parto con lo de "la fe de ratas" jajajaja

Que grande eres Antonio!!!!!!

ya que hay que hacer aclaraciones, que se hagan con glamour :lol2:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
Autor:

Su dirección de correo:


Asunto:


Mensaje:

Foros nevasport.com @ 2018
nevasport.com | noticias | reportajes | estaciones | nevablogs | foros | mapa del sitio | Publicidad | Contáctanos | Aviso legal | Política de privacidad
Normas de comportamiento | Foro de ayuda y tutoriales | Normas de seguridad y esquí
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x