Normas de comportamiento | Foro de ayuda y tutoriales | Normas de seguridad y esquí Síguenos desde Facebook Síguenos desde Twitter Síguenos desde Vimeo Síguenos desde Youtube Síguenos desde Instagram Síguenos desde Google +
Cambia de foro:
Articulo escrito por Francisco Fernández:

Desde hace dos años tenía en mente, al igual, que muchos,la esperanza de que el "Pilar del Cantabrico" pudiese ser escalado en libre. Esta idea se convirtió en un proyecto real cuando a principios de la primavera de este año hablé con Javier Carreras, quien manifestó compartir las mismas motivaciones que yo respecto al Pilar. Aunque habíamos planeado intentar esta ascensión juntos, llegado el verano no había tenído la ocasión de encontrame con él, por lo que decidí acometer dicha empresa por mi cuenta . El día 3 de agosto, despues de haber realizado la segunda ascensión en libre de la vía "murciana", me dispuse a tantear los dos primeros largos del Pilar. Cuentan con bastantes buriles y no implican dificultad para descender al refugio. Despues de encadenar el primer largo (7b+) apareció la mayor dificultad tecnica de la vía: una durisima placa muy desplomada con escaso agarres en la que hubiera sido necesario picar un canto para evitar un Ao,a pesar de lo cual, incluso utilizando este punto de apoyo artificial,la dificultad del tramo en cuestión resultó ser 8a. No quise picar el canto para no alterar el estado en el que sus aperturistas, Jesús Galvez y Antonio Gómez Bohorquez dejaron la vía en Agosto de 1981. En los días que siguieron a esta primera tentativa, el tiempo empeoró por lo que decidí volver a Granada. Una semana después cuando me dispuse a viajar de nuevo al Naranjo ya tenía el convencimiento de que el "Pilar del Cantábrico" se podía escalar en libre en su totalidad. Nada más llegar realicé la "Directisima" en este estilo, siempre en cabeza en una cordada de tres. Se anunciaba un empeoramiento del tiempo en breve. Dada las circustancias la tentativa al "Pilar del Cantabrico" quedaba comprometida, a no ser que se acometiera de un tirón desde abajo hacía arriba en una sola jornada. Encontrar un acompañante en esas condiciones no se presentaba nada fácil. Como no podía contar con nadie que conociera le sugerí a josé Antonio Piñero "Chumu", que me acompañara de segundo de cordada. Nunca había escalado con él, ni siquiera lo conocía, pero resultó ser en la practica un compañero idoneo. La información de que disponía sobre las caracteristicas de la vía, los seguros con los que se podía contar para escalar en libre y el estado en que dichos seguros sé encontraban era prácticamente nula. En tales condiciones el intento se presentaba como una verdadera aventura. A las 9 de la mañana del 26 de Agosto nos encontrábamos bajo la gran bóveda del "Pilar". Llevabamos dos cuerdas de 9mm, de las cuales solo utilice una, quedando la otra colgando al vacío desde el baudrier de mi compañero. Tambien con nosotros llevabamos numerosas express, clavos, fisureros y fiends; así como una riñonera-cantimplora y una guindola. Escalamos rapidamente lo dos primeros largos 7b y 8a,Ao, intentando ganar tiempo para lo desconocído.
El tercer largo que me pareció desde abajo un tramo bastante asequible, deparó momentos de tensión extrema. Todo empezó despues de haber chapado tre buriles a la salida de la reunión. Ascendi unos 8 metros de lanzamientos sobre cantos inciertos hasta qué me quede completamente bloqueado ante una inminente caída que prometia consecuencias fatales. Un fisurero de tracción lateral, que apenas parecía aguantar mi peso, me sirvio unos instantes para que mi compañero me enviara los clavos y la maza por la cuerda. Tras múltiples intentos, sólo púde fijar una clavíja plana hasta la mitad que posteriormente sacaría "Chumu" con la mano. Desde aquí hasta la reunión el panorama fué de caracteristicas similares: algún buril o algún clavo abandonado y caídas de 20 metros. La dificultad del largo completo 8a.
Desde la tercera reunión, enseguida comprobamos que el cuarto largo se trataba de una placa desplomada. Los seguros escaseaban aún más que en la tercera tirada: solo habia algunas cabezas de buril. La escalada no obstabte era de singular belleza 7b+. Al concluir los 45 m que tiene este tramo, la conjetura de no escapar con vida empezó a hacerse patente. "como esto no cambie, de aquí no salimos" pensamos. El quinto largo no se veía muy claro peró terminé de escalarlo y me salte la reunión sin darme cuenta, dejandola a mi izquierda. Continué directamente hacia un cordino que aparecía como la única pista visble. La motivación con la que empendí lo primeros largos se había ido consumiendo y sólo me quedaba el instinto de supervivencia. Por momentos deliré, maldije, acuse y supliqué presas. Porque seguros ya sabía que no iba a encontrar. Cuando llegué a su altura me sentía tan agotado que pensé agarrarme a él, pero estaba tan podrido que temía que se rompiera. Así pues chape normalmente y continué. La dificultad de estos 50 metros alcanzaba el 7a. No obstante es el mayor largo de exposición, si cabe. Para "Chumu" también fue expuesto. Colgando de sus uñas, Observaba el tremendo péndulo que acecha al menor descuido. Por primera vez comentabamos entre nosotros la alternativa de intentar un descenso. Sin embargo el rapelar nos parecía mas temible que el incierto proseguir. El calor de la compañía en la reunión exprimió lo que nos quedaba de coraje y decidimos continuar costara lo que costara, Unas voces procedentes del refúgio nos indicaron que eran las tres de la tarde. El mar de nubes ascendia, hasta debajo de nuestros pies. Apenas salí de la reunión, iniciando nuestro sexto largo, divise una fisura que prometía la posibilidad de asegurarme con empotradores. Estaba tan cansado y llevaba tanta prisa que apenas me entretuve en asegurarme. Dos friends abandonados resolvieron en parte la situación. Las rampas de la "Rabada" ya se presentian. A partir de aquí, corrimos, quiero decir, escalabamos sin descanso hasta la cumbre. Por esta vez escapamos.
Durante el descenso, abandonamos las cuerdas tras el último rapel porque se habían atascado. Estábamos tan agotados que no insitimos mucho tirando de ellas. Camino del refugio tuve que detenerme varias veces. Los nervios me habían dejado el estomago retorcido. Sentado en la mesa de refugio pasé tre horas de infusiones antes de poder comer algo solido. Habia merecido la pena.

Este articulo lo escribió Francico Fernández en Noviembre del 92 y fue publicado en el numero 98 de la revista Desnivel.

En el otoño del 94 sufriría un accidente mortal, rapelando, mientras exploraba barrancos en la India.

Sirva de homenaje y de recuerdo a este excepcional montañero granadino.

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Re: Aventura en el Naranjo (homenaje a Francico Fernández)
11-11-2006 13:19
:+: :+: :+:

VAya aventurita eh?

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Aventura en el Naranjo (homenaje a Francico Fernández)
11-11-2006 13:24
Pues me uno a ese homenaje :+:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
Increible ... :+: :+: :+: :+:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Enhorabuena porque de vez en cuando alguien ponga o escriba asuntos serios ,que aporten conocimientos y sentimentos hacia la montaña y sus adeptos.
Así era paquillo para mí, un fuera de serie que amaba tanto la montaña y tanto la sentía que dió la vida por ello. Un fuerte abrazo para paco donde quiera que esté, sin duda fué y es, un referente de la escalada granadina, seguramente estaría haciendo 9a junto con Javier Morales.

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Nada que decir........pero aun sigue en nuestros corazones, siempre sera nuestro PACONAN

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 8 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0
Re: Aventura en el Naranjo (homenaje a Francico Fernández)
24-04-2012 09:05
Hay que estar muy muy fuerte, tanto fisica como mentalmente, para meterse en una via de esa dificultad y envergadura y sin apenas informacion ni seguros............
Vaya maquina.....

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
Hola a todos , me acuerdo del fatal accidente de Francisco y de la noticia de su intento de Liberacion del Pilar del Cantabrico , despues de tanto tiempo la he vuelto a leer y se me hace el mismo nudo en la barriga , alla donde estes fuiste un ejemplo a seguir y un adelantado o visionario para tu tiempo :+::+:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Que dias aquellos en cahorros, paco fernandez.. javier morales.. juan manuel garcia ..el curro.. tete el pirulo..y tantos otros que dejaron su huella, ellos cogieron el testigo y dieron un paso mas en la escalada no solo en granada si no a nivel nacional, sirva tambien de homenaje a todos ellos.:+:

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
avatar Re: Aventura en el Naranjo (homenaje a Francico Fernández)
28-04-2012 09:49
Buena gente Paconan :+::+::+:

Un tío excepcional en todos los sentidos.

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
avatar Re: Aventura en el Naranjo (homenaje a Francico Fernández)
28-04-2012 11:05
:chine: :chine:





  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
Re: Aventura en el Naranjo (homenaje a Francico Fernández)
28-04-2012 22:41
Me solidarizo con estas muestras de cariñosos recuerdos a Paquillo.

Tengo una anecdota con él, una tarde me metió en el Tajo de las Heras (el negro del microondas). él ya había salido y yo estaba atascado en un paso del cual no sabía como salir, imaginaos cual fue mi sorpresa cuando en un periquete, se pone a mi lado a explicarme como se hacía el paso, la sorpresa no es que estuviera junto a mí, es que había destrepado (no rapelado) sin asegurarse a ninguna cuerda, pues esta la tenía fijada en la reunión para que yo estuviera seguro.

Era sencillo, humilde, joven. Grande

Su compañero de escalada casi siempre era Albertillo (Javi Morales) otra máquina y mejor persona.

Pero no dudaba nunca en escalar con los más puretas pues sentía verdadera alevosia con las personas que le inculcaban la misma pasión que él antes recibió.

La repatriación de la India fué un calvario, pero mereció la pena, desde entonces descansa donde empezó, en los Cahorros (Tajo de las Heras)

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Gracias Positivo Positivo  Negativo Negativo
era un máquina, los que tuvimos la suerte de conocerle no le olvidamos.

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Tuve el privilegio de conocer a Paco.
También la tristeza de estar en su entierro.
Sólo decir, que me hubiera gustado haber tenido más tiempo para disfrutar de su amistad. Con él me entró el gusanillo por la escalada y subí mis primeras vías.
Es de las personas que han dejado huella en mi vida. Un excelente amigo.Y cuando veo las fotos de los momentos vividos en El Chorro, o en Los Cahorros, me consuela el saber, que vivió disfrutando al máximo con lo que más le gustaba.
Gracias Paquillo, allí donde estés, por todo lo que pude aprender de tí.

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Me uno y me enorgullezco de este homenaje a este grande de la escalada.
Fue un honor haber compartido cordadas en Cahorros y pasar las noches a pelo y mis primeras nocturnas al Mirador y los Troskis.
Un saludo donde estés de un colega que siempre te admiró y te sigue admirando

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
mi cherpilla !!!

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
[Uauuuuuuu. Te quiero hermano
Leer tus palabras me emociona tanto
quote="Javier Marín"]
Articulo escrito por Francisco Fernández:

Desde hace dos años tenía en mente, al igual, que muchos,la esperanza de que el "Pilar del Cantabrico" pudiese ser escalado en libre. Esta idea se convirtió en un proyecto real cuando a principios de la primavera de este año hablé con Javier Carreras, quien manifestó compartir las mismas motivaciones que yo respecto al Pilar. Aunque habíamos planeado intentar esta ascensión juntos, llegado el verano no había tenído la ocasión de encontrame con él, por lo que decidí acometer dicha empresa por mi cuenta . El día 3 de agosto, despues de haber realizado la segunda ascensión en libre de la vía "murciana", me dispuse a tantear los dos primeros largos del Pilar. Cuentan con bastantes buriles y no implican dificultad para descender al refugio. Despues de encadenar el primer largo (7b+) apareció la mayor dificultad tecnica de la vía: una durisima placa muy desplomada con escaso agarres en la que hubiera sido necesario picar un canto para evitar un Ao,a pesar de lo cual, incluso utilizando este punto de apoyo artificial,la dificultad del tramo en cuestión resultó ser 8a. No quise picar el canto para no alterar el estado en el que sus aperturistas, Jesús Galvez y Antonio Gómez Bohorquez dejaron la vía en Agosto de 1981. En los días que siguieron a esta primera tentativa, el tiempo empeoró por lo que decidí volver a Granada. Una semana después cuando me dispuse a viajar de nuevo al Naranjo ya tenía el convencimiento de que el "Pilar del Cantábrico" se podía escalar en libre en su totalidad. Nada más llegar realicé la "Directisima" en este estilo, siempre en cabeza en una cordada de tres. Se anunciaba un empeoramiento del tiempo en breve. Dada las circustancias la tentativa al "Pilar del Cantabrico" quedaba comprometida, a no ser que se acometiera de un tirón desde abajo hacía arriba en una sola jornada. Encontrar un acompañante en esas condiciones no se presentaba nada fácil. Como no podía contar con nadie que conociera le sugerí a josé Antonio Piñero "Chumu", que me acompañara de segundo de cordada. Nunca había escalado con él, ni siquiera lo conocía, pero resultó ser en la practica un compañero idoneo. La información de que disponía sobre las caracteristicas de la vía, los seguros con los que se podía contar para escalar en libre y el estado en que dichos seguros sé encontraban era prácticamente nula. En tales condiciones el intento se presentaba como una verdadera aventura. A las 9 de la mañana del 26 de Agosto nos encontrábamos bajo la gran bóveda del "Pilar". Llevabamos dos cuerdas de 9mm, de las cuales solo utilice una, quedando la otra colgando al vacío desde el baudrier de mi compañero. Tambien con nosotros llevabamos numerosas express, clavos, fisureros y fiends; así como una riñonera-cantimplora y una guindola. Escalamos rapidamente lo dos primeros largos 7b y 8a,Ao, intentando ganar tiempo para lo desconocído.
El tercer largo que me pareció desde abajo un tramo bastante asequible, deparó momentos de tensión extrema. Todo empezó despues de haber chapado tre buriles a la salida de la reunión. Ascendi unos 8 metros de lanzamientos sobre cantos inciertos hasta qué me quede completamente bloqueado ante una inminente caída que prometia consecuencias fatales. Un fisurero de tracción lateral, que apenas parecía aguantar mi peso, me sirvio unos instantes para que mi compañero me enviara los clavos y la maza por la cuerda. Tras múltiples intentos, sólo púde fijar una clavíja plana hasta la mitad que posteriormente sacaría "Chumu" con la mano. Desde aquí hasta la reunión el panorama fué de caracteristicas similares: algún buril o algún clavo abandonado y caídas de 20 metros. La dificultad del largo completo 8a.
Desde la tercera reunión, enseguida comprobamos que el cuarto largo se trataba de una placa desplomada. Los seguros escaseaban aún más que en la tercera tirada: solo habia algunas cabezas de buril. La escalada no obstabte era de singular belleza 7b+. Al concluir los 45 m que tiene este tramo, la conjetura de no escapar con vida empezó a hacerse patente. "como esto no cambie, de aquí no salimos" pensamos. El quinto largo no se veía muy claro peró terminé de escalarlo y me salte la reunión sin darme cuenta, dejandola a mi izquierda. Continué directamente hacia un cordino que aparecía como la única pista visble. La motivación con la que empendí lo primeros largos se había ido consumiendo y sólo me quedaba el instinto de supervivencia. Por momentos deliré, maldije, acuse y supliqué presas. Porque seguros ya sabía que no iba a encontrar. Cuando llegué a su altura me sentía tan agotado que pensé agarrarme a él, pero estaba tan podrido que temía que se rompiera. Así pues chape normalmente y continué. La dificultad de estos 50 metros alcanzaba el 7a. No obstante es el mayor largo de exposición, si cabe. Para "Chumu" también fue expuesto. Colgando de sus uñas, Observaba el tremendo péndulo que acecha al menor descuido. Por primera vez comentabamos entre nosotros la alternativa de intentar un descenso. Sin embargo el rapelar nos parecía mas temible que el incierto proseguir. El calor de la compañía en la reunión exprimió lo que nos quedaba de coraje y decidimos continuar costara lo que costara, Unas voces procedentes del refúgio nos indicaron que eran las tres de la tarde. El mar de nubes ascendia, hasta debajo de nuestros pies. Apenas salí de la reunión, iniciando nuestro sexto largo, divise una fisura que prometía la posibilidad de asegurarme con empotradores. Estaba tan cansado y llevaba tanta prisa que apenas me entretuve en asegurarme. Dos friends abandonados resolvieron en parte la situación. Las rampas de la "Rabada" ya se presentian. A partir de aquí, corrimos, quiero decir, escalabamos sin descanso hasta la cumbre. Por esta vez escapamos.
Durante el descenso, abandonamos las cuerdas tras el último rapel porque se habían atascado. Estábamos tan agotados que no insitimos mucho tirando de ellas. Camino del refugio tuve que detenerme varias veces. Los nervios me habían dejado el estomago retorcido. Sentado en la mesa de refugio pasé tre horas de infusiones antes de poder comer algo solido. Habia merecido la pena.

Este articulo lo escribió Francico Fernández en Noviembre del 92 y fue publicado en el numero 98 de la revista Desnivel.

En el otoño del 94 sufriría un accidente mortal, rapelando, mientras exploraba barrancos en la India.

Sirva de homenaje y de recuerdo a este excepcional montañero granadino.[/quote]

  Responder Responder citando
Karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0
Autor:

Su dirección de correo:


Asunto:


Mensaje:

Foros nevasport.com @ 2018
nevasport.com | noticias | reportajes | estaciones | nevablogs | foros | mapa del sitio | Publicidad | Contáctanos | Aviso legal | Política de privacidad
Normas de comportamiento | Foro de ayuda y tutoriales | Normas de seguridad y esquí
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x