Noticias La actualidad más blanca de la red
Última actualización: 20/06/2024 a las 10:13:00 (CET)

Quieren llevarse la estación de esquí entera de Huff Hills Ski Area a otro lado

Quieren llevarse la estación de esquí entera de Huff Hills Ski Area a otro lado
Hasta el cartel de Huff Hills Ski Area quieren trasladar
Otros que están dispuestos a trasladar una estación de esquí entera. En esta ocasión para hacerlo probablemente a muchos kilómetros de distancia. Los propietarios de Huff Hills aseguran que al no llegar a acuerdo con el alquiler de la montaña, se llevarán sus remontes a otro lado.

Dakota del Norte no parece el mejor sitio para montar una estación de esquí. Pese a ser el estado de Fargo, con toda su cantidad de nieve y temperaturas muy negativas durante el invierno, este territorio de los Estados Unidos también es conocido por sus grandes llanuras y sus famosos badlands, que como bien dice el nombre, son tierras malas.

En definitiva, es complicado encontrar una montaña con suficiente desnivel para montar una estación de esquí. De hecho, el pico más alto de Dakota del Norte mide tan solo 1.069 metros de altura. Así que cuando los dueños de Huff Hills anunciaron que cesaban sus operaciones definitivamente y se llevaban los remontes a otro lado, los aficionados y habituales se echaron las manos a la cabeza.

Los actuales dueños de Huff Hills llevan administrando esta estación de esquí desde hace 33 años. Y hubieran seguido más tiempo, pero al parecer no solo les han subido el precio de alquiler de los terrenos donde tienen sus remontes hasta un límite que aseguran es inasumible, sino que además solo le renuevan el contrato año a año.

telesilla sin seguridad
Huff Hills
Huff Hills
Huff Hills

Remontes, cables, cañones y máquinas pisa nieves. Todo se puede trasladar a otro lado

Hay que tener en cuenta que además, en Dakota del Norte vive muy poca gente. En todo el estado se cuentan algo más de 700.000 residentes. Bismarck, la capital del estado apenas tiene 70.000 vecinos, y es ahí precisamente, a apenas 35 kilómetros, donde está Huffs Hills, así que efectivamente, muchos forfaits no debe vender.

Ahora los dueños aseguran que como propietarios de los remontes, los desmontarán y se los llevarán a otro lado. Está por ver donde está esa montaña capaz de acoger un complejo invernal. Los dueños tenían planes para crear nuevas pistas y hasta esquí nocturno gracias a una subvención estatal de 650.000 dólares que acababan de recibir para el desarrolo de proyectos en Dakota del Norte.

Huff Hillls abrió por primera vez en 1993 alquilando los terrenos que en los años '60 había acogido otra estación de esquí llamada Twilight Hills que apenas aguantó un puñado de años. Desde entonces los aficionados de Bismarck tenían que irse hasta Montana para poder esquiar. La apuesta de Jim Beck, y su esposa Jan permitió de nuevo no tener que hacer grandes desplazamientos.

Los Beck firmaron un contrato de arrendamiento por 20 años a los propietarios de la montaña en 1993 y posteriormente acordaron una ampliación de 10 años. Desde entonces, acordaron dos extensiones separadas de un año para poder gestionar el área de esquí hasta la primavera de 2025, pero según Beck, no es una situación comercial sostenible. También han intentad comprar los terrenos, pero han recibido la callada por respuesta.

Desde que abrieron Huff Hills, la pareja asegura que ha tenido que hacer frente a varios desafíos, entre ellos la poca gente que vive en Bismarck, que pese a ser capital de estado, apenas residen 70.000 almas. Eso si, a cambio permite vivir una experiencia del esquí más rural de norteamérica, con remontes antiguos y repintados, de aquellos que ni siquiera tienen barra o cadena de seguridad en la silla. La restauración es muy local, a base de hamburguesas de carne procedentes de los ranchos de Dakota.

Si Huff Hills cierra, se creará de nuevo un vacío para los esquiadores de la zona, ya que no hay más estaciones de esquí en centenares de kilómetros a la redonda. Los propietarios aseguran que se llevarán los remontes, por lo que para volver a abrir ese centro invernal, se deberia comenzar casi de cero de nuevo.

Los Beck no han dado detalles sobre una nueva ubicación para Huff Hills, aparte de que el área que tienen en mente tiene "mejor acceso al agua", "electricidad en la base de la estación" y "terreno esquiable a ambos lados de una valle". Y además podrían seguir aprovechando la subvención estatal.

En definitiva, tenemos de nuevo un caso de traslado de una estación de esquí. Si la semana pasada conocíamos el proyecto a largo plazo del Glaciar Presena, con una inversión de 150 millones de euros para trasladar sus remontes y pistas a otra cara de la montaña, ahora llega el de Huff Hills, que se los podría llevar a muchos kilómettos de distancia.

Documental sobre Huff Hillls

Artículos relacionados:


0 Comentarios Escribe tu comentario


    Escribe tu comentario





     

    Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
    AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

    Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de nevasport.com. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



    Lo más leído: