Noticias La actualidad más blanca de la red
Última actualización: 26/05/2020 a las 20:50:31 (CET)

Las estaciones de esquí de Nueva Zelanda sopesan abrir solo fines de semana y festivos

Las estaciones de esquí de Nueva Zelanda sopesan abrir solo fines de semana y festivos
Mientras tres de los grandes países con temporada de esquí en el hemisferio sur todavía no saben si podrán abrir dentro de un mes, y en caso de hacerlo en que condiciones, en Nueva Zelanda los complejos invernales abrirán y sin limitaciones de aforo.
Las estaciones de esquí en Nueva Zelanda podrán abrir con normalidad con la Fase 2. La Primer Ministro del país, Jacinda Ardern anunció esta semana que su país era el primero en erradicar el coronavirus dentro de sus fronteras. Con un total de 1.499 contagiados desde que se detectara el primer caso, han registrado un total de 21 fallecidos, los últimos el pasado 2 de mayo. En la última semana solo se ha notificado 1 nuevo positivo por COVID-19.

Desde el pasado jueves 14 de mayo Nueva Zelanda ha pasado a la Fase 2 de desescalada por confinamiento. Ahora se permite reuniones de hasta 100 personas, se reabren cines, negocios, y muchas empresas pueden volver a recibir a sus trabajadores en las oficinas. Es un periodo menos restrictivo que la Fase 4 (aislamiento preventivo máximo desde el 14 de marzo al 27 de abril) y la Fase 3 (se permitió algunas salidas puntuales y apertura de algunos negocios. desde el 27 de abril al 14 de mayo) pero mantiene medidas de distanciamiento social.

Así, se abren las escuelas y centros de enseñanza, las empresas pueden recibir a sus clientes; los espacios públicos reabrirán; se permitirá la práctica del deporte amateur y profesional; los bares y restaurantes podrán reabrir con algunas medidas de seguridad y se permite la reapertura incluso de las salas de cine aunque con un aforo limitado.

De cara al turismo cobra importancia la posibilidad de hacer viajes por el interior del país. Todavía con ciertas limitaciones, pero con cada vez menos restricciones de movimientos, Dentro de dos semanas todas estas medidas serán revisadas y si se mantienen los números de nuevos contagiados, se podrá pasar a la Fase 1, que es la vuelta a la nueva normalidad. Es decir, no habrá restricciones, pero se pedirá a la población, empresas y negocios, que se apliquen ciertas medidas de protección ante el coronavirus.

Todo un balón de oxígeno no solo para los amantes del rugby, deporte nacional cuya liga retoma su actividad, sino también para las empresas que viven del turismo, entre ellas las responsables de la explotación de los remontes en las estaciones de esquí. Algunos de estos complejos invernales ya han anunciado que abrirán en cuanto se den las condiciones.

Eso sí, todavía no se ha establecido un protocolo definido de acceso a las estaciones de esquí, aunque Jacinda Ardern aseguró esta semana que no se iban a aplicar limitaciones de aforo en los espacios abiertos.

nueva zelanda esqui mar


El pasillo Trans-Tasmania

No obstante la realidad es que para muchas de estas estaciones aunque se hubiera aplicado una limitación, la mayoría de semanas no hubieran cubierto posiblemente su aforo permitido. Y es que se calcula que especialmente en la isla sur, un 50% de los forfaits son comprados por esquiadores australianos.

Australia relajó ayer sábado algunas medidas de confinamiento. Los australianos salieron a comer fuera por primera vez en semanas, pero la reapertura de los restaurantes, pubs y cafés viene con una advertencia: "no se excedan". Hay limitaciones de aforo en los locales y hay que mantener una distancia entre personas de entre 1'5 y 2 metros. Se pueden hacer determinados viajes internos, pero no salir al extranjero.

No obstante esta semana Nueva Zelanda y Australia han anunciado un acuerdo para garantizar los viajes entre los dos países con ciertas medidas de seguridad. Es algo que ya se ha visto entre otras regiones, como entre Francia-Reino Unido; Austria-Alemania o la que prepararan los estados alpinos para poder viajar entre ellos excepto a Italia.

El acuerdo entre los dos países oceánicos se ha bautizado como "el corredor Trans-Tasmania", una especie de burbuja entre Nueva Zelanda y Australia para crear un pasillo para turistas entre dos países con relaciones diplomáticas y comerciales muy estrechas: sus ciudadanos pueden residir y trabajar en los dos estados sin necesidad de visado.

De ahí que el turismo entre ellos también resulte esencial. Los australianos suponen cerca del 40% de las llegadas internacionales a Nueva Zelanda, siendo su principal mercado, mientras que sus habitantes representan el 15% de los turistas para Australia, ocupando el segundo lugar en el ránking de turistas extranjeros.

En cuanto al modo de funcionamiento del Trans-Tasmania, se implantarían medidas de seguridad sanitaria en los aeropuertos, de forma que se pudiera garantizar la entrada de ciudadanos libres de coronavirus midiéndoles la temperatura con sistemas de tecnología avanzada. Por su parte, Qantas, la aerolínea más grande de Australia y una de las más importantes del mundo, ya ha dado su visto bueno a esta burbuja de viajes cuando se reanuden los vuelos. Además, se podría exigir a los viajeros aportar más información al entrar al país para poder localizarlos en caso de que fuera necesario.

La industria del esquí en Australia por su parte sigue en un limbo. No saben si podrán abrir ni cuando. No obstante las empresas han estado realizando trabajos de preparación de instalaciones de cara a abrir a finales del mes de junio. Más de un mes todavía en el que nadie duda de que si a los australianos se les va a dejar ir a esquiar a las estaciones de Nueva Zelanda, no tendría sentido no dejarles hacer lo mismo en los complejos invernales nacionales.

Medidas excepcionales para esquiar en Nueva Zelanda

Los que si saben que van a abrir son las estaciones de esquí de Nueva Zelanda, así que muchas de ellas han acelerado sus trabajos para ponerse en marcha en cuanto caigan los suficientes copos de nieve como para entrar a pisar pistas. Eso sí, se espera que se haga con ciertas limitaciones.

Se abrirá todo. Desde las tiendas de alquiler a restaurantes, cafeterías, hoteles, y por supuesto remontes. Pero se tendrá que seguir las mismas limitaciones que estos negocios en el resto del país. Es decir, limitación de aforo en locales cerrados, desinfección y distanciamiento social. No habrá limitación de venta de forfaits como hemos visto en todas las estaciones de esquí que han abierto en el hemisferio norte estas semanas en plena era coronavirus.

Sí que habrá que hacer un continuo trabajo de desinfección en remontes y aquellas zonas de uso compartido y poner recordatorios en todas las zonas donde se congregan esquiadores y snowboarders para hacer cumplir las reglas de distanciamiento social. Las personas en los telecabinas y telesillas accederán de manera escalonada y separadas de manera similar al transporte público.

No obstante, dependiendo de como se comporte la temporada, algunas estaciones de esquí se están planteando abrir solo los fines de semana y festivos, excepto en los periodos pico de vacaciones. Es una medida que los pequeños centros invernales con un cliente 100% nacional aplicará casi con seguridad, pero más complicado en los centros más grandes donde el esquiador australiano le compra la mitad de los forfaits de la temporada, y aunque este invierno no todos tendrán la capacidad de llegar, los touroperadores exigen la garantía de la apertura todos los días para poder vender paquetes de semana.

Mt Hutt por ejemplo, ya ha anunciado que las primeras semanas abrirán solamente tres días para ampliar más tarde a las cinco jornadas. Más adelante estudiarán si se amplia el calendario. Coronet Peak sí va a abrir toda la semana, mientras que Remarkables esperará a las vacaciones escolares del mes de julio para comenzar sus actividades. Luego abrirá como mínimo los fines de semana. Allí están montando un nuevo telesilla de seis plazas.

La ventaja de las estaciones de esquí es que la mayoría ya cuentan con sistemas de forfaits manos libres con RFID, lo que permite el rastreo de las personas en caso de que se haya detectado a alguien con coronavirus. No obstante los principales desafios están en los locales cerrados o en el material de esquí compartido como es el caso de los alquileres.

En todo caso, Nueva Zelanda será un excelente laboratorio para la potente industria del esquí en el hemisferio norte, que estará muy atenta para ver que medidas funcionan (y cuales no) de prevención frente al coronavirus y aplicarlas dentro de seis meses cuando se abra en esta parte del planeta.

Nueva Zelanda heliski

3 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    17/05/2020 11:42
    #1
    Excelente artículo Ivan, además Nueva Zelanda puede ser mejor laboratorio que Argentina para nosotros.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    17/05/2020 13:18
    #2
    Efectivamente. Argentina tiene menos posibilidades de abrir, y las de Chile yo casi las daría por descartadas. Acaban de dictar confinamiento esta semana en Santiago, la capital, y alguna ciudad más. En Argentina puede que se abra para esquiadores muy locales, de las propias regiones, ya que desde Buenos Aires y el norte del pais va a ser casi imposible que lleguen, así que no habrá un gran aforo.

    Nueva Zelanda, y casi seguro Australia, serán los conejillos de indias que nos darán las pautas a seguir en el norte. Por esa parte, es la suerte que tenemos. Dentro de seis meses ya sabremos casi perfectamente que cosas funcionan y que no. Un gran ahorro de dinero y recursos para nuestras estaciones de esquí.

    karma del mensaje: 8 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    19/05/2020 09:27
    #3
    totalmente, Nueva zelanda puede ser donde los alpes se fijen.... y nosotros, pero nuestra personalidad no cuadra mucho con la de ellos, no han tenido problemas practicamente y nosotros...

    bueno buenas noticias!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de nevasport.com. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x