Noticias La actualidad más blanca de la red
Última actualización: 05/04/2020 a las 09:44:00 (CET)

Australia teme que no haya temporada de esquí 2020 o que se retrase

Australia teme que no haya temporada de esquí 2020 o que se retrase
Las restricciones de movimientos impuestas por el Gobierno australiano, así como el cierre de fronteras durante seis meses, puede provocar problemas para que los turistas y profesores de esquí de otros países lleguen a las complejos invernales.
Con billetes de avión que actualmente rondan entre los 5.000 a 20.000 euros para entrar o salir de Australia, la posibilidad de que trabajadores temporales puedan hacerse con algún asiento son prácticamente nulas. El Gobierno australiano ha decretado también cuarentena a todo aquel que llegue de fuera del país, mientras que muchos aeropuertos donde se hace escala como el de Tailandia o Doha, piden un certificado médico que declare libre del COVID-19.

Desde el pasado domingo 22 de marzo se ha prohibido los viajes dentro del país que no sean imprescindibles según informó el propio primer ministro de Australia, Scott Morrison en rueda de prensa, donde añadió que cafeterías, pubs, restaurantes, hoteles, tiendas o gimnasios se verían duramente afectados por estas normas ya que se limitará el número de personas que podrá acceder a estos locales.

A todo esto se suma que tanto Australia como Nueva Zelanda tienen sus fronteras cerradas a todos los extranjeros excepto a los trabajadores sanitarios y humanitarios, además de aquellos que tengan la ciudadanía de alguno de estos dos países, residencia o sean familiares cercanos de estos. Es una situación que se está dando en todo el mundo, incluso entre estados de la Unión Europea, donde se han tenido que habilitar fronteras provisionales donde hacía años que habían desaparecido todo rastro de ellas.

Ante esta situación muchas estaciones de esquí temen que la temporada no pueda ni siquiera comenzar en la fecha marcada. A diferencia del hemisferio sur donde el estado de emergencia por el coronavirus llegó con la campaña ya casi en sus semanas finales, en Australia y Nueva Zelanda podrían pasar un año en blanco.

Una de las empresas más afectada sería Vail Resorts, quien invirtió el año pasado 179 millones de dólares en la compra de las estaciones de esquí de Mount Hotham y Falls Creek. En 2015 se había quedado con Perisher Blue, el complejo invernal más grande de Oceanía.

De todas maneras la empresa confía en que las duras medidas impuestas por el Gobierno de Scott Morrison tengan efecto y para el 6 de junio, fecha programada para el inicio de temporada, se hayan relajado algunas restricciones, o que sea unas semanas más adelante,
"no siempre se puede abrir el día escogido, a veces por falta de nieve. Ahora sería por el virus, pero la temporada se puede recuperar más adelante. A medida que se acerque la temporada, informaremos sobre cualquier cambio planificado en las operaciones del complejo para la temporada de invierno 2020"
No obstante desde la empresa americana ya han avisado a los responsables de Mount Hotham, la estación de esquí más alta de Australia, que se preparen para el peor panorama. No obstante ya se están encontrando problemas con su programa de empleo, que busca personal de todas partes del mundo.

Algunas estaciones han comenzado a enviar cartas a sus clientes para anunciarles que aceptan políticas de reembolso de los viajes contratados para este invierno. Así mismo, también se devolverá el dinero de los forfaits de temproada ya adquiridos en caso de que no se abriera la temporada o se retrasase.

La anulación de la temporada o el retraso en su comienzo, sería un fuerte golpe para las poblaciones de los Alpes de Victoria, la cadena montañosa donde se encuentran la mayoría de estaciones de esquí, después los grandes incendios forestales de este pasado verano. A la pérdida económica que significó la caída de los ingresos por turismo en el mes de enero por culpa de las llamas, ahora se sumaría la cancelación de la campaña.

Desde los Ayuntamientos de estos pueblos, piden a la población que se siga estrictamente los consejos de aislamiento del Gobierno de Australia para ayudar a contener la propagación de COVID-19 y ayudar a tirar la temporada de esquí adelante.

Por su parte la Australian Ski Areas Association (ASAA), entidad que reúne a los operadores de estaciones de esquí del país, publicó esta semana un comunicado en el que informaba a los esquiadores que se estaban preparando para abrir la temporada,
Las empresas que gestionan estaciones de esquí en Australia continúan preparando los centros turísticos para la apertura oficial de la temporada de esquí australiana el fin de semana del cumpleaños de la Reina.

Los resorts, que juegan un papel importante en impulsar las economías locales en las comunidades afectadas por los incendios forestales, como las Snow Mountain en NSW y Bright, Mansfield y los alrededores de Victoria, continúan trabajando desde verano para que estén listos para sus huéspedes en invierno"
Quien no va a sufrir en absoluto la cancelación o retraso de la temporada es la estación de esquí de Selwyn, quien anunció a principios del mes de febrero que no podría abrir después de que los incendios hubieran destruido casi todas sus instalaciones y parte de remontes. No era una despedida definitiva, sino que se iban a tomar este verano para reconstruir edificios y telesillas afectados para abrir de nuevo en 2021.

Estación de esquí de Mt. Buller

4 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    26/03/2020 15:31
    #1
    Veremos nosotros el invierno que viene cuando rebrote la enfermedad, una pena!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    26/03/2020 17:53
    #2
    #1 En ese caso lo que menos nos importará es si abren las estaciones de esquí.

    karma del mensaje: 8 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    26/03/2020 18:30
    #3
    #1 A ver, el problema no es el coronavirus,sino que no había medios para tratarlo. Para diciembre es de esperar que los hospitales estén mejor preparados para el coronavirus. En Alemania o Corea del Sur la mortalidad ha sido mucho menor porque estaban más preparados.

    Además que en teoría casi todos los que se han contagiado obtienen inmunidad.No todos, pero si un gran pocentaje.

    El coronavirus no es un problema de mortalidad, sino de equipamiento para tratarlo. En diciembre ya habrá muchos menos casos y mucho más equipamiento. Y los que caigan, entrarán dentro de un grupo más de causa de muerte en este país, que no estará ni entre los cinco primeros, ni cogerá a causas como el cancer, accidentes de tráfico o suicidios.

    karma del mensaje: 56 - Votos positivos: 5 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    27/03/2020 12:51
    #4
    #3 Ese es el gran problema, esto ha pillado al mundo totalmente en pelotas, nadie esperaba algo tan brutal y nadie estaba preparado para ello. Ahora y ya dentro del “ciclón” vemos que estamos sin equipamiento para los de primera línea y todo se ha precipitado, aparte quedan las decisiones y negligencias de muchos países y sus dirigentes....

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de nevasport.com. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x