Noticias La actualidad más blanca de la red

Una estación solo para snowboarders crecerá con tierras de una carretera

Una estación solo para snowboarders crecerá con tierras de una carretera
Raging Buffalo es la única estación del mundo diseñada solo para practicantes de tablas de snowboard. A esta curiosidad se añade ahora su proyecto de ampliación que se hará gracias a las tierras sobrantes de la construcción de una carretera
Cuando en los '70 comenzó a popularizarse el snowboard, algunas estaciones simplemente aceptaron la nueva moda y dejaron convivir a los de la tabla ancha con los esquiadores. Pero la novedad siempre trae cierto miedo en algunos sectores, y esto, unido a la fama por su vestimenta y música de estos nuevos adeptos, hizo que algunos complejos invernales en los Estados Unidos vetasen la entrada a los snowboarders.

Así estaban en Vail/Beaver Creek, en Aspen o en Alpine Meadows. Poco a poco a medida que se fueron calmando las aguas, levantaron el veto. En España no se llegó a restringir el paso totalmente, pero algunas estaciones como Valdesquí no dejaba a los snowboarders tomar la percha doble, y en La Pinilla solo podían subirse a los telesillas. En Navacerrada habíia algunas pistas de uso exclusivo solo para esquiadores. Todo esto pasó, tanto aquí como en Estados Unidos, aunque todavía a día de hoy en estaciones como Deer Valley, Alta y Mad River Glen no se permite el acceso a las tablas de snowboard. Taos tampoco dejaba hasta hace cinco años, pero necesidades comerciales y el empuje de la competencia obligó a replantear la medida.

Pero mientras todo esto ocurría en los años '90 alguien decidió tomarse la justicia por su mano. En las afueras de Chicago existía desde los '50 una pequeña colina donde la gente acudía principalmente para aprender a esquiar, hasta que en 1993 fue vendida y el nuevo propietario tras cambiarle el nombre a Raging Buffalo Snowpark decidió que solo dejaría pasar a los snowboarders. Solo en los últimos años se ha empezado a permitir el acceso a esquiadores, aunque siguen sieno una aplastante minoría.

En 2014 se amplió el nombre al actual Raging Buffalo Snowboard Ski Park, es una pequeña montaña convertida prácticamente por entero en un enorme snowpark. Se sube en un telecuerda y una cinta que hay a medio camino. Además de esta actividad, complementan los ingresos con la restauración y una pequeña zona de tubbings. Y no hay mas terreno para poder hacer cosas.

Y esto ha sido así hasta que el Departamento de Carreteras del Condado anunció que buscaba una espacio donde depositar varias miles de toneladas de tierra de excedentes de la construcción de una carretera, y en Raging Buffalo no se lo pensaron dos veces y les invitaron a depositarla sobre su cota más alta.

El objetivo es elevar la cota tan solo 6 metros más, pero eso les dará la posibilidad de ampliar su zona de snowpark y tubbings, donde recogen la mayor cantidad de ingresos de temporada.

Raging Buffalo no solo va a logar ampliar su area de nieve, sino que además el Condado les pagará 500.000 dólares por depositar su tierra. Con ese dinero se construira un nuevo edificio de servicios. El actual, una cabaña, databa de los años '50!. También podrán sustituir el asfalto del aparcamiento y crearán una zona de trineos gratuita.

Además no solo esto. Conscientes de la labor de estos pequeños centros como incubadoras de nuevos usuarios de estaciones de esquí más grandes, permitirán que puedan abrir todo el año para ofrecer actividades de verano y de esta manera ayudar a sufragar los gastos del invierno. Al estar las instalaciones en un Parque Forestal, era el U.S. Service Forest el que da permisos para ampliar ofertas todo el año o no.

Colocar tierras para ampliar una estación de esquí o incluso crear uno desde cero, no es algo nuevo. Hace unas semanas leíamos como en Suecia se aprovechaban las pbras de un nuevo centro de datos de Amazon para hacer crecer a Vilsta Ski.

En Berlin tiraron toda la runa de la parte occidental de la ciudad, destruida tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, sobre el antiguo centro de mando militar nazi. Al parecer la construcción era tan indrestuctible, que no les quedó otra que enterrar literalmente el edificio. Se depositó tanto material encima, que no solo creció una nueva montaña de 120 metros de altura a las afueras de la capital alemana a la que bautizaron como Teufelsberg (montaña del diablo), sino que en los '60 el Club Alpino Aleman construyó algunas pistas de esquí con sus cañones y todo, pero de nieve, remontes, e incuso se organizó una Copa de Europa en 1986 de esquí alpino.

En los '80, Estados Unidos, que tenía una base de espionaje soviético sobre la cima, reclamó esas tierras porque los remontes interferían en las señales de escucha, así que se tuvo que desmantelar todas las instalaciones, aunque hoy en día en invierno se sigue usando como pistas de trineo cuando hay nieve.

Raging Buffalo
Esto es todo Raging Buffalo Snowboard Ski Park

0 Comentarios Escribe tu comentario


    Escribe tu comentario





     

    Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
    AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

    Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de nevasport.com. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x