Líbano. Una pequeña introducción

Líbano. Una pequeña introducción

Quizá lo más sorprendente de Líbano es que, en un pequeño espacio geográfico de sólo diez mil kilómetros cuadrados, se hayan acumulado, desde la antigüedad, tantas historias y mitos que han conmovido al mundo. (Tomas Alcoverro)

Con una superficie similar a una provincia media española y una población algo mayor de 4 millones de habitantes, la República del Líbano (Al Jumhuriyah al Lubnaniyah en árabe) tiene una geografía, paisajes y cultura impresionantes y nadie puede obviar lo increíble de estas tierras históricas y tan importantes a nivel religioso para muchas comunidades.

Quizá lo más sorprendente de Líbano es que, en un pequeño espacio geográfico de sólo diez mil kilómetros cuadrados, se hayan acumulado, desde la antigüedad, tantas historias y mitos que han conmovido al mundo.
(Tomas Alcoverro)

Desde el principio no vamos a engañar a nadie, Líbano no es Suiza, ni tiene nada que ver con lo que muchos llaman la Suiza mediterránea o de oriente Medio. Años de guerra, odio y destrucción en la mayoría de casos entre los mismos libaneses azuzados por conflictos “de importación” , cuando no directamente por intervenciones directas exteriores de sus vecinos Siria e Israel (y muy recientemente Irán y su ayuda a la milicia chiíta Hizbolá), han dejado muchas zonas del país en un estado bastante deplorable, mientras que otras se rehacen a la velocidad de la luz una y otra vez. En la época dorada entre 1960 y 1975 fue un país floreciente, destino de muchas de las inversiones de los países árabes vecinos que usaban los bancos libaneses como descanso de las plusvalías procedentes del negocio del petróleo.

Con un carácter abierto, cosmopolita y comercial, el libanés es descendiente de los fenicios, bien conocidos por sus misiones comerciales y su maestría como navegantes a lo largo y ancho del Mediterráneo durante la antigüedad, y es evidente que no han perdido esas cualidades como buenos comerciantes de sus antepasados. Además de fenicios, esta tierra ha sido conquistada por romanos y bizantinos (que convirtieron a gran parte de la población en cristianos), persas y posteriormente árabes que islamizaron a otros tantos locales. En la Edad Media, los cruzados tratan de recuperarla como parte de los sucesivos intentos de conquista de Tierra Santa, pero en 1516 es cuando los otomanos conquistan sus tierras hasta 1918 con el fin de la 1ª Guerra Mundial. En 1922, Francia establece un protectorado, con la participación de los cristianos maronitas aunque en 1943 obtiene su independencia con un plan pactado entre las principales comunidades para organizar el poder político en base a un censo de los años 30, el cual sigue siendo valido a efectos de gobierno aunque el reparto entre distintas confesiones haya cambiado mucho en el S. XX. Desde la independencia y hasta 1975 el Líbano vivió su época de esplendor, aunque el anterior censo es fuente de las principales discordias entre los musulmanes y cristianos, a pesar de la aconfesionalidad del Estado.

En 1970, enfrentamientos entre Israel y los palestinos de la OLP, que Líbano había albergado como refugiados después de su expulsión de Palestina primero, tras la proclamación del Estado de Israel, y de Jordania posteriormente, la injerencia de la OLP en asuntos internos y el siempre vigilante ojo sirio provocaron la creación de las milicias de las principales comunidades musulmanes, cristianas, drusas y palestinas. Estas, junto con tropas extranjeras se enfrascaron en una terrible guerra civil que destrozó por completo el país. En los años 80, más de 30 diferentes facciones diferentes armadas provocaron la fragmentación del país en territorios controlados por drusos, musulmanes sunnitas, musulmanes chiítas, las Falanges Cristianas aliadas del ejército sionista, etc. Aunque obtuviera la independencia en 1943, realmente ha sido “tutelada” en primer lugar por Francia, para seguir por sus vecinos sirios (la madre, como muchos le llaman) e Irán recientemente, quien ayuda con muchos medios a la milicia chita Hizbolá quienes controlan casi la totalidad del sur del país, por debajo de Beirut y al este en el valle de la Bekaá.

Después de años muy difíciles, con el cambio de siglo, el Líbano parecía recuperar su reputación como "la Suiza de Medio Oriente", pero el atentado que asesinó al Primer Ministro Rafic Hariri en el 2005 y un año más tarde, la guerra de los 33 días entre Hizbolá e Israel, el vacío de poder tras mas de un año y medio sin gobierno y la cercanía de las elecciones parece que se están reavivando tensiones que parecían apagadas en años anteriores y que van "in crescendo" entre los tradicionales contendientes políticos del interior y los actores internacionales de siempre en Oriente Medio. Por no hablar del atentado de junio del 2007 en Trípoli cuando fueron asesinados con un coche bomba 6 militares españoles de la fuerza de interposición de la ONU (FINUL) destacados en la zona sur del país. Lo cierto es que después de estos incidentes parece que la situación se sitúa otra vez en cierta calma (algo tensa) que ojalá pueda llevar a una paz duradera.

A pesar de tener una superficie equivalente a la asturiana, en su territorio viven mas de 4 millones de personas, mientras que se considera que hay aproximadamente diez millones de libaneses en el exilio. La Republica Libanesa (Al Jumhuriyah al Lubnaniyah en árabe) forma un conglomerado de 17 confesiones reconocidas por la Constitución, aunque quizás podríamos considerar alguna mas que no esta contemplada en la Carta Libanesa. Posiblemente esa sea una de las principales razones de la reciente historia violenta en Líbano desde 1975, si bien nombrar una sola causa es resumir en exceso y además no es el motivo de este blog ni de este articulo. Entre la comunidad cristiana, se dan los siguientes grupos: maronitas, melvitas, griegos ortodoxos, armenios ortodoxos y católicos, católicos sirios, católicos romanos, asirios, caldeos, coptos, y protestantes. En la comunidad musulmana, aunque no existe una división tan numerosa, resulta mucho más profunda entre los grupos en los que se divide: Chiíes, sunníes, ismailíes, drusos, alawitas y nusaríes. En algún caso ha sido fuente de alguno de los acontecimientos recientes mas preocupantes. A nivel étnico es mucho mas homogéneo, pues el 95 % es árabe, mientras que existen minorías como armenios (4%), kurdos, griegos y turcos. Los idiomas oficiales son el árabe y el francés, aunque en Beirut el ingles es comúnmente aceptado al menos en las zonas más comerciales. No en vano, gran numero de sus estudiantes, al menos los mas favorecidos económicamente estudian en la Universidad Americana de Beirut, origen de los principales intelectuales libaneses.

A todos nos suenan ciudades con nombres tan históricos como Trípoli, Sidón, Biblos, Tiro, Beirut, Balbeek y si incluso comenzamos a repasar escritos del Antiguo testamento podríamos añadir un buen numero de localidades que podríamos visitar, alguna de ellas con cuidado por lo peligroso de su situación actual en la frontera con Israel de la que estuvimos a pocos kilómetros en una región eminentemente chiíta. En cada una de estas poblaciones podremos encontrar un buen puñado de piedras, ruinas y monumentos históricos, ya sea fenicios, romanos, bizantinos, persas y omeyas. Paisajes y formaciones naturales impresionantes como el valle de la Qadisha o la gruta de Yeita, que junta mas de 9 kilómetros de galerías visitables.

Si no hubiera sido por estas constantes alteraciones de la paz y la convivencia normal, podríamos hablar del Libano como un destino turístico masivo por la bondad de sus climas, la belleza de muchos de sus paisajes y porque no, de las estaciones de esquí y las montañas que las albergan. ¿Y que decir de a gastronomía y sus vinos? Una comida realmente sana y de buena calidad, de sabor y dieta mediterránea y muy similar a la nuestra aderezada con ciertos toques de cultura francesa.

A pesar de todo esto puede visitar el Líbano, caminar y conocer el país con total comodidad y seguridad, de día o de noche, solo o en grupo, con bolso o cámara. El robo no es normal ni frecuente, pero como en cualquier lugar se recomienda siempre tomar alguna precaución. Conviene que nos acostumbremos a los controles militares con tanquetas y metralletas en cualquier calle o carretera que en la mayoría de los casos son extremadamente educados con el turista. Sin embargo, a pesar de la fama que tienen los libaneses como gente afable y amistosa, nuestra impresión en general del contacto con la gente de la calle es más bien fría y en algunos casos seca y hasta desagradable. Supongo que hemos tenido mala suerte. Quizás la causa no es otra que la desconfianza y el recelo que en muchos casos se dan entre las diferentes comunidades religiosas que han hecho de este país una Torre de Babel en la que hablan un mismo idioma pero que representan a multiples microsociedades cerradas entre ellas.

10 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    13/10/2009 18:12
    #1
    Muy bueno! Me lo he leido en un momento! Necesito mas!! Espero al siguiente capítulo :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    13/10/2009 18:59
    #2
    probable que si, a próxima parada seguro de viaxe cara o Líbano dixo Palestina, dixo Israel no xornal A Noticia.actualización e'che falta?

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

  • #3
    Fecha comentario:
    13/10/2009 19:05
    #3
    Buena introducción ;)

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    13/10/2009 19:10
    #4
    "autores", si pides una respuesta, te agradeceria lo hicieras en castellano, euskera, ingles o frances, que son los idiomas que manejamos los que escribimos este blog. Sinceramente no entiendo la pregunta. Gracias

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #5
    Fecha comentario:
    14/10/2009 09:38
    #5
    ... donde está el segundo capítulo?? No tenemos espera!! :lol2: :lol2: :lol2:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #6
    Fecha comentario:
    14/10/2009 12:03
    #6
    ya el otro me sirvio para hacer un trabajillo en la facultad :diable: muy interesante el tema... otro q espera la siguiente entrega

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #7
    Fecha comentario:
    14/10/2009 14:05
    #7
    Te voy a meter un puro por usarlo. Chaval, que tiene copyright! :lol2: :grrr!:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #8
    Fecha comentario:
    15/10/2009 19:52
    #8
    jajajaja, y suerte q ya no tengo que hacer trabajitos por el estilo q sino este cae tb xDDDD.

    :diable:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #9
    Fecha comentario:
    19/10/2009 23:38
    #9
    Excelente el artículo.
    Muy bien resumida, es la verdad de lo que pasa en el querido Líbano.
    Para mí, fue una novedad la variada lista de confesión cristiana.
    Mis felicitaciones

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

  • #10
    Fecha comentario:
    05/11/2009 04:38
    #10
    exelentisisisimoooo esta el articulo muy bien resumida :) :) :) :) :)
    pues la verdad de lo que pasade en el querido libano para mi fue genial bye te amo miguel :) :) :) :) :) :) :)

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0


Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Esquí en el Líbano. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x