La normalidad de no estar bien

La normalidad de no estar bien
Estos JJOO han sacado a la luz lo que parece que es más habitual de lo que creemos. Que la cabeza no te deje estar al 100%. Y cuando estas cosas pasan, siempre va bien ver que no se escapan de esto ni los mejores deportistas del mundo.

Torneo de Roland Garros 2021. Naomi Osaka decide retirarse del torneo al no poder afrontar las ruedas de prensa obligatorias. 

www.instagram.com

JJOO de Tokio. Simone Biles decide abandonar el concurso por equipos por no encontrarse bien mentalmente. Se monta un revuelo inmmenso, con comentarios de todo tipo, algunos muy desafortunados, pero en general, muchas muestras de apoyo. Si algo tienen unos Juegos, es que llegan a todo el mundo, sea o no aficionado a un deporte en concreto. Y ha sido, sin duda, el gran detonante de esta cuestión. 

Son dos ejemplos muy recientes. Y es que la cabeza, y especialmente cuando hablamos de deportes de élite, tiene que estar al 100% para que puedas tener alguna opción de tener éxito. Lo vemos cada día en infinidad de deportes de equipo, como el fútbol, donde un jugador buenísimo cambia de equipo y de repente, pasa a ser uno del montón. O simplemente entra en una mala racha de goles y parece que no hay manera. Pues bien, en un deporte individual en el que cada movimiento tiene que ser perfecto, no hay espacio para la duda o la inseguridad. Y está bien que haya salido una super campeona como Simone Biles para recordárnoslo, pero, sobretodo, para explicarnos que existe y que no hay que esconder que, aunque estos deportistas parecen de otra pasta, y es que lo son, también pueden ser vulnerables y no poder lidiar con la presión, la ansiedad o la depresión. 

Lo primero en lo que pienso, cuando veo estos episodios, es en respeto. Respeto por el mal momento que están pasando. Pero a continuación, tras investigar un poco y ver que es un mal bastante común, el sentimiento es de admiración por la decisión de hacerlo público y afrontar el estigma al que se pueden someter. 

En el esquí, que nos toca mucho más de cerca, vivimos un episodio similar con Mikaela Shiffrin hace poco. El traspaso de su padre la sumió en un estado que no le permitía competir. Le costó más de un año poder volver a ganar. Y aun así, sigue todavía lejos de aquella esquiadora intratable en la que se había convertido antes del fatídico suceso. Ha hablado de esto en numerosas ocasiones, como en este vídeo:

Problemas mentales han impedido a estas dos deportistas poder realizar su trabajo como ellas saben hacerlo. Y como ellas hay muchísima gente que lucha cada día contra malas pasadas que les juega su cabeza y que también, aunque sea a otro nivel, les dificulta llevar sus vidas con total normalidad. Y el hecho de que tengan el coraje de decir que no están bien y todo esto salga a la luz y se normalice un poco más, ayuda a que quién padece problemas de este tipo se sienta mucho más acompañado. No es casualidad que en pocos días, tras el boom de Biles, hayamos visto a otros grandes como Noah Lyles o Tianna Bartoletta hablar de sus problemas. 

Y para acabar, otro extraterrestre que también pasó por esto: Michael Phelps:

Bravo por este tipo de gestos. Basta ya de hipocresías y de esconderse bajo un "todo bien". Porque, como dijo Osaka, está bien no estar bien

 

11 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    10/08/2021 11:06
    #1
    Buen artículo para reflexionar, la cabeza es la base de todo. :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 12 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    10/08/2021 23:10
    #2
    Hola amigos, vengo a confesarme…yo ahora en agosto NO ESTOY BIEN.

    karma del mensaje: 60 - Votos positivos: 4 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    11/08/2021 11:22
    #3
    estoy de acuerdo, a veces los expectadores, "normalizamos" el que los deportistas, Marquez, Vonn, etc..... estén siempre a tope.... y no es lo normal!

    No siempre podemos estar al 100%, salvando muchas muchas distancias yo estando en mi viaje soñado en la auto pasé por un par de días de bajón, de duda, de..... y yo le di visibilidad y mucha gente me criticó por no estar bien... como si tuviera obligación de estar bien solo por estar allí.

    karma del mensaje: 12 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • DEX
    DEX
    #4
    Fecha comentario:
    11/08/2021 15:54
    #4
    La presión mediática y también problemas familiares, pueden desencadenar problemas y trastornos mentales y físicos.
    Recordáis a David Hasselhoff, el de el coche fantástico o los vigilantes de la playa, pues ese señor, pasó de tener escoltas porque invadían su intimidad día si día también a pasearse solo por el paseo de la fama de Hollywood para hacerse fotografías con la gente en su estrella del paseo.
    Quiero decir, que del todo a la nada o al contrario, se pasa en un momento.
    Los medios de comunicación, tienen mucha culpa porque de la noche a la mañana, se olvidan de ti y te suben arriba o te bajan y ni se acuerdan de tí.
    Aprovecho la ocasión para recordar a la famila Fernández Ochoa, que con Paquito que nos dio una medalla de oro en Sapporo y Blanca, bronce y ya sabemos como terminó la pobre.
    Antes de la pandemia, en un centro comercial, me encontré con Ruth Beitia y la verdad, fue encantadora y le gustó las palabras de reconocimiento que le comenté. Nunca se puede olvidar a éste tipo de gente que lo ha dado todo y de la noche a la mañana, algunos desaparecen.
    En cuanto al deporte blanco, el nuestro, Lindsey Vonn, para mi. Lindsey Kildow, encantadora y preciosa, tuve oportunidad de verla dos veces y si los pronósticos no me fallan, pronto la veremos en la gran pantalla.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • DEX
    DEX
    #5
    Fecha comentario:
    11/08/2021 15:57
    #5
    #3 Tienes mucha razón. Nosotros mismos les exigimos estar al 100% y a veces, no puede ser. Es por ello que siempre hay que darles ese calor que muchos necesitan y el reconocimiento lo hagan bien o mal.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #6
    Fecha comentario:
    12/08/2021 08:29
    #6
    #2 Si no puedes con el enemigo, únete a él!!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #7
    Fecha comentario:
    12/08/2021 08:29
    #7
    #3 Buena aportación, gracias!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #8
    Fecha comentario:
    12/08/2021 08:30
    #8
    #4 :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #9
    Fecha comentario:
    12/08/2021 08:31
    #9
    #1 Sí, en mi humilde caso, cuando me pongo en un portillón, me cuesta un montón ir a tope!

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #10
    Fecha comentario:
    12/08/2021 18:43
    #10
    Ponerse en un portillón de salida, aunque sea para una carrera entre amigos, o de esas con cronometro que uno encuentra por las estaciones, ya pone nerviosillo, pues no me quiero ni imaginar en el caso del deporte de alto nivel. Para muchos seguramente perder no es una opción, qué presión.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #11
    Fecha comentario:
    13/08/2021 09:01
    #11
    la cabeza manda al resto del cuerpo
    no cabeza, no cuerpo

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de It's a powder day!. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x