La gastronomía de montaña en Morzine y la Alta Saboya

La gastronomía de montaña en Morzine y la Alta Saboya
El olor a comida, el aroma delicioso...como en los dibujos animados, llega sin avisar. Nos invade, nos invita, nos seduce. Mira la foto de portada con la raclette, no me digas que no te mueres por hincarle el diente al queso...

Si, lo reconozco, me encanta cocinar y comer bien, y en la montaña me siento como en casa. Cada uno es como es. Sin desmerecer para nada los platos de playa, ni la excepcional cocina Mediterránea que disfrutamos quienes vivimos cerca del mar, bajo mi punto de vista en los Alpes y el Pirineo, así como en la mayoría de cordilleras del mundo, la gastronomía de montaña se lleva el primer premio en mi clasificación particular. Y si hablamos de los Alpes, la Alta Saboya, el área de influencia del Mont Blanc y Morzine, se llevan el primer premio en lo que a Francia se refiere. 

Esquiar y comer, comer y esquiar…binomio fabuloso, fantástica combinación donde las haya. Y es que la montaña y el esquí sin el aroma a leña, a fuego, a carne, verduras y queso…no sería lo mismo. Tal y como ya comentamos hace unos años, siempre he creído que una buena estación de esquí debe cumplir con tres requisitos básicos, lo que en una de mis clases de marketing emocional entendemos como "Las tres G": Grandes Espacios, Gente bien distribuida y Gastronomía local con encanto. Sin miedo a equivocarme, puedo afirmar que en Morzine se cumplen con creces los tres requisitos.

En Morzine destacan platos tan potentes como son la Tartiflette, todo un festival calórico, ideal para rematar una jornada de esquí en invierno, ya sea entre amigos, en pareja o en familia. ¿Como se prepara?, es muy fácil: en un plato de barro, colocaremos rodajas de patatas cocidas cortadas a láminas, cebollas y panceta a la parrilla. Antes de ponerlo todo en el horno para gratinar, deberá cubrirse el plato con Reblochon rallado, el famoso queso de la Alta Saboya. La tartiflette puede tomarse con ensalada y embutidos. 

Dentro del festival gastronómico alpino, los quesos son sin lugar a dudas, los grandes protagonistas. La Raclette, acompañada de un buen vino blanco bien frío, es otro plato que no podemos perdernos. Para preparar esta famosa especialidad tenemos que fundir queso de Saboya con ayuda de un raspador, y verterlo sobre unas patatas cocidas. ¡Toda una gozada en invierno! Este plato se sirve con embutidos, pepinillos y un ligero toque de pimienta. 

La calidad de la hierba de los pastos de altura de todo el área de influencia de Morzine permite que la Tarine y la Abondance las dos razas de vacas locales, produzcan una leche para beber y para fabricar queso de excelente calidad. En la Saboya, los quesos fabricados que cuentan con Denominación de Origen Controlada (DOC) son el Beaufort, denominado el príncipe de los gruyeres, y el Tomme de Bauges, que se elabora en el macizo de Bauges.

Podría seguir hablando de carnes, pescado de río y lagos, verduras, sopas y postres...pero hoy voy a concentrarme en el queso, pues Morzine es una de las zonas más ricas en queso de los Alpes, y a un servidor le chifla el queso de un modo muy especial. En la Alta Saboya, los quesos producidos que poseen denominación de Origen Controlada son el Reblochon de Saboya y el Abondance. A estos quesos hay que añadir el Emmental de Saboya, el Chevrotin y el Tomme de Saboya, que se producen en los dos departamentos. 

Para que nadie me diga que abuso, otro plato tradicional de la región de Morzine, que se aalja del queso es el Farcement, el plato del domingo. El Farcemente es una especialidad saboyana que antiguamente se cocía durante la misa para luego comerse al mediodía en familia. La receta consiste en una mezcla de patatas ralladas, tocino, ciruelas pasas y uvas pasas. Todo ello se cuece en un molde especialmente diseñado para este plato.

En general, el Farcement acompaña a un buen plato de conejo, a un buen asado de buey o vaca, un cordero al horno o un asado de cerdo. Se empieza por cubrir el molde con lonchas de tocino antes de echar el resto de la mezcla. A continuación, se cuece el conjunto al baño maría durante al menos cuatro horas. El Farcement se suele acompañar con un buen vino tinto de la región. No os asusteis, no es el Botillo (que recuerdos con Luis del Olmo en Onda Rambla)...Otra de las muchas maravillas que podemos encontrar en Morzine son los embutidos. Excelentes los jamones y salchichones secos, que acompañan de maravilla a los quesos fundidos, saboreando un un buen vino de la región mientras fuera la nieve va cayendo...

Recomendación personal:

Si por vuestra cabeza corre la idea de pasar una semana o varios días en Morzine, muy cerca de la Oficina de Turismo (a unos 50m) tenéis el Spar, donde podreis llenar la nevera de vuestro apartamento con productos de la región a buen precio. Los amantes de la buena pastelería y del pan recién horneado disfrutarán en la Maison Tavernier, que permanece inalterable desde 1954. Otra panadería-pastelería a tener en cuenta es Chez Céline, que lleva 63 años ofreciendo productos excelentes. 

Y ya que estamos, no podemos pasar por alto Le Panier Montagnard, un establecimiento mítico situado a 100m de la Oficina de Turismo que vende quesos y charcutería de la región a buen precio (fondues y raclettes para llevar). Otros establecimientos míticos son Le Refuge de Marie-Louise, donde venden productos regionales excelentes. La tienda está situada entre el telecabina de Pleney y la Oficina de Turismo. Y para rematar el tema, ya que estamos hablando de productos regionales, solo falta mencionar algunos de los mejores restaurantes, o aquellos que más nos enamoran cada vez que visitamos Morzine.

Para empezar, me gustaría destacar L'Atelier, con el chef Alexandre Baud-Pachon, originario de Morzine, al mando. Alumno de grandes maestros, Alexande ha perfeccionado su estilo trabajando en "Les Pres d'Eugenie" con Michel Guerard, "Le Chat Botte" en Ginebra, "Le Bateau Ivre" con Jean Pierre Jacob en Bourget du Lac y en Courchevel. 

También os recomiendo visitar Le Vaffieu, donde encontramos una selección de platos clásicos de montaña en el menú, junto con varias maravillas "experimentales" como son la "Quadrifolie de Canard" (pato en cuatro estilos) y el "Parmentier de Canard Confit" que no dejan a nadie indiferentes. En un día soleado, el almuerzo a menudo se convertirá en un après ski en la terraza, con DJ y, la mayoría de las veces, la gente termina bailando en las mesas. Toda una experiencia con una buena relación calidad-cantidad-precio. 

Otra virgería a tener en cuenta es La Chamade, donde encontramos las creaciones del chef Thierry Thorens, todo un artesano local que prepara exquisiteces respetando al máximo el producto de la región. Pasado y presente se dan la mano en un restaurante excelente en todos los sentidos. Los platos son magníficos y lo mejor es el precio, más que razonable (con una excelente bodega).  La Chamade es el restaurante perfecto para cenar en pareja o con amigos, disfrutando de una celebración, una buena nevada o de una noche especial. 

Siempre me he considerado un amante de la cocina de montaña, donde encuentro platos realmente espectaculares que sacian mi sed de buen gourmet. Para terminar, me gustaría hablar de Ô Chalet, que presenta una colección de platos sin complicaciones, donde priman las hamburguesas, las patatas y la cocina práctica (que no rápida) pero buscamos calidad y buena materia prima. En Ô Chalet disfrutaremos de productos locales, tratados como es debido y de un servicio muy atento. Es un establecimiento que nunca falla y la relación calidad-cantidad-precio es ideal para quienes quieren esquiar, esquiar y esquiar...y parar un momento a comer. 

21 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    19/10/2021 07:55
    #1
    Si señor, el Farcemont. Bomba calórica que hace que la tartifflette parezca una comida de régimen y que generalmente no aparece por ningún sitio. Yo lo tenía ubicado más en el Val d'Arly pero veo que por la zona de Morzine también.

    La verdad es que la cocina de Savoie es una maravilla y de los quesos en general pues qué más decir . Quizá te ha faltado mencionar el Vacherin (Mont d'Or) que es otra joya que comido con cuchara o con barra de pan en modo excavadora es para mi uno de los placeres de la vida.

    Interesantisimo artículo que ha sido convertido a PDF y guardado pertinentemente.

    Un fuerte abrazo
    Nacho Campos

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    19/10/2021 08:26
    #2
    Mil gracias!!. Brutal lo del “modo excavadora”. Me encanta. #1

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    19/10/2021 09:06
    #3
    El Vacherin!! El Farcemont es un festival. Es un plato muy potente, junto a la Fondue y la Raclette. Una gozada si hace mucho frio. #1

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

  • #4
    Fecha comentario:
    19/10/2021 09:16
    #4
    #2 La técnica depurada, milenaria y ancestral usada con por ejemplo las gachas es la misma. Barra de pan, nada de trocito, barra, sujeta en un costado con el brazo y el otro actuando de brazo de excavadora :lol2: :lol2:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #5
    Fecha comentario:
    19/10/2021 09:36
    #5
    No hay quién se resista a esto!

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #6
    Fecha comentario:
    19/10/2021 09:43
    #6
    El Vacherin!! fantastico queso donde los haya. El Farcemont es un festival. Es un plato muy potente, junto a la Fondue y la Raclette. Una gozada si hace mucho frio. #1

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

  • #7
    Fecha comentario:
    19/10/2021 09:55
    #7
    me está entrando el hambre :grrr!:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #8
    Fecha comentario:
    19/10/2021 10:36
    #8
    #5 Es casi imposible :)

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #9
    Fecha comentario:
    19/10/2021 10:36
    #9
    #1 Tomo nota del Vacherin, si señor. Gracias por tus palabras.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #10
    Fecha comentario:
    19/10/2021 10:36
    #10
    #1 Tomo nota del Vacherin, si señor. Gracias por tus palabras.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #11
    Fecha comentario:
    19/10/2021 10:37
    #11
    #3 Así es.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #12
    Fecha comentario:
    19/10/2021 10:37
    #12
    #4 Hay que hacer un video del momento...

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #13
    Fecha comentario:
    19/10/2021 18:54
    #13
    #12 Pues ya estás tardando porque la materia prima la tienes tu. Por aquí no se encuentra.

    Un abrazo
    Nacho Campos

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #14
    Fecha comentario:
    19/10/2021 19:14
    #14
    #13 Si, pero yo no domino la técnica de la barra de pan y la excavadora....Tendremos que ficharte en Matterfilm.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #15
    Fecha comentario:
    19/10/2021 21:42
    #15
    Hablando de Tartiflette.

    https://shop.skipass.com/collections/tshirts-in-tartiflette-we-trust

    Míticas camisetas 😂😂

    Los artículos de Morzine me hacen recordar los Dolomitas, el slow ski made in Mr. Pedro Maia etc etc.

    Me he recorrido casi todo el dominio en modo 'semana bus alpes adolescente' 3 o 4 veces y tengo que volver en modo relax....

    Gracias por el report.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #16
    Fecha comentario:
    20/10/2021 08:44
    #16
    #15 Wow!! Me encantan las camisetas. Muchas gracias por compartirlo y si, en Dolomitas y en el Tirol he vivido experiencias culinarias similares, y en Suiza...En general, en los Alpes la gastronomía de montaña está cuidada al máximo, y en algunas zonas, como en Morzine, Chamonix, Megeve etc..., encontramos recetas ancestrales que son una maravilla.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #17
    Fecha comentario:
    20/10/2021 08:44
    #17
    #1 He encontrado una tienda en el centro de Barcelona que tienen un Vacherin sensacional.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #18
    Fecha comentario:
    20/10/2021 10:52
    #18
    Por favor, ten piedad de quienes vivimos con unas ganas terribles de ir a los Alpes este puñetero año. Dios!! huelo a queso desde que he terminado de leerlo. Que maravilla.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

  • #19
    Fecha comentario:
    20/10/2021 11:11
    #19
    ahora tengo hambre!!!!! Gracias por el reportaje!

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #20
    Fecha comentario:
    20/10/2021 13:37
    #20
    #19 Adoro el queso

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #21
    Fecha comentario:
    20/10/2021 13:37
    #21
    #18 :lol2: :lol2:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Discovery Snow. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x