Les Angles construye su espectacular Mountain Coaster

Les Angles construye su espectacular Mountain Coaster
En Les Angles tienen muy claro que el futuro debe construirse a lo largo de los 365 días del año, ofreciendo alternativas al esquí que puedan saciar la sed de aventuras de los amantes de la montaña y los grandes espacios.

Cada vez que escucho la sempiterna frase: - todo está inventado, más me reitero en la idea de que no es verdad, recordando las palabras de Peter O´Toole en la obra maestra de David Lean, Lawrence de Arabia. En ella, el protagonista se pasa media película recordándole a Omar Shariff que - nada está escrito -, demostrando que cuando crees que nada te puede sorprender, siempre aparece algo nuevo que logra captar tu atención.

En el caso que nos implica, las Alpine Coasters y las Mountain Coasters no son invento nuevo, pero debido al espectacular desarrollo y evolución del ingenio en si, sin lugar a dudas se han convertido en atracciones muy a tener en cuenta dentro y fuera de una estación de esquí durante todo el año. La mayoría de Alpine Coasters y Mountain Coasters se han diseñado para que el descenso sea vertiginoso, con curvas muy marcadas, pequeñas subidas y bajadas con un desnivel considerable, aportando las necesarias dosis de adrenalina a la atracción.


Si a la sensación de rodar sentado en un trineo a gran velocidad montaña abajo, le añadimos la posibilidad de disfrutar de un paisaje de gran belleza, la experiencia todavía será más completa y si la ubicación se encuentra en una zona de alta montaña, rodeados bosques y cumbres nevadas, el espectáculo está asegurado. En el caso del nuevo Mountain Coaster de Les Angles, la atracción ha sido diseñada y concebida con la intención de aportar un valor añadido durante todo el año, siguiendo con el proyecto de desestacionalizar la estación y la población iniciado hace ya unos cinco años. 

Actualmente, junto al nuevo balneario Angleo, en Les Angles podemos encontrar el Parque Animalier (reserva de fauna autóctona protegida), el lago de Balcere, el cine El Castell (el mas alto del Pirineo), una de las mejores ofertas gastronómicas de la región, el circuito de BTT mas grande del sur de Francia y el enorme bosque y lago de Matamala, donde la deportes náuticos, el senderismo y la equitación brillan con luz propia. A ellos se les une el snake-gliss (bajada en trineo al cerrar las pistas) en invierno y el nuevo y espectacular Mountain Coaster, que sin lugar a dudas será la gran estrella de esta temporada.


La nueva atracción de Les Angles tiene su salida en el Plateau de Bigorre, junto a la estación superior del nuevo telecabina de Les Pellerins, a 2.108m de altitud. La Mountain Coaster discurre en buena parte de su trazado paralela al telecabina, cruzando el bosque a gran velocidad. Tras una baja de 2,1km salvando un desnivel de casi 500m, llega justo a la estación inferior del mismo telecabina, que utilizaremos para volver a subir hasta el Plateau de Bigorre. Las cabinas contarán con un equipamiento especial para subir los trineos.

El monorraíl de Les Angles

La Mountain Coaster o trineo monorraíl de Les Angles se ha fabricado íntegramente en Austria, siendo la prestigiosa firma Brandauer la responsable de su diseño y construcción. La instalación consta de una estación de salida y una de llegada, con 44 trineos de última generación, con carenado de plástico reforzado en color amarillo y asientos ergonómicos. El logotipo de Les Angles se colocará a ambos lados del trineo.

El sistema de rodamiento está formado por un marco de aluminio tubular, con 4 rodillos equipados con frenos centrífugos para limitar la velocidad por debajo de los 50km/h, 4 rodillos guía superiores y 4 rodillos de seguridad debajo del riel. Los trineos se equipan con parachoques delantero y trasero, respaldo abatible con reposacabezas, freno manual (muy potente) para gestionar la velocidad y un freno automático. Sin olvidar el cinturón de seguridad doble para un adulto y un niño con doble cierre y una funda de confort desmontable que se puede encajar en el asiento, en ideal para los niños.


La plataforma para el embarque de los clientes estará ubicada entre la estación superior del telecabina Les Pélerins y el restaurante Le Chalet, donde se ha construido una estación de salida al aire libre que proporcionará acceso a la zona de embarque de los usuarios. En la estación inferior, un sistema de frenado reducirá la velocidad hasta parar el trineo, contando con un sistema de seguridad que detectará si el cliente no ha salido de su trineo. El área de desembarque contará con el espacio suficiente para que los clientes puedan salir cómodamente. Los trineos serán transportados a través de un sistema especial hasta la salida del telecabina.

Con la intención de dotar a la instalación de la espectacularidad y el atractivo que se merece, el monorraíl serpenteará entre bosques y prados de alta montaña, entre los 2.110m y los 1.620m, con curvas de radio variable de 9, 12, 15 y 20 metros, a una altura aproximada de 1 metro del suelo. La distancia mínima de paso cerca de obstáculos es de 1,5 metros. Los cruces de vías y caminos se realizarán mediante pasarelas con estructura metálica y un revestimiento de madera con barandillas integrándose perfectamente en el paisaje.

La Mountain Coaster de Les Angles será una de las más espectaculares a nivel mundial, pues contará  algunos tramos con un fuerte desnivel del 40% y del 50% para deleitar a los amantes de las emociones fuertes. Todo el trazado del monorraíl se sujeta con pilares anclados a una base de hormigón, realizándose todas las pruebas necesarias a nivel de control de peso, abrasión y resistencia.

La instalación que Brandauer está construyendo en Les Angles constará de una pista de descenso en monorraíl, 44 trineos, varias pasarelas elevadas, una estación de almacenamiento y una sala de mantenimiento. Muelles de embarque y llegada, sistema de frenado al final de la vía, sistema de traslado de trineos y rampas de carga. Toda la vía del monorraíl estará calefaccionada con vistas a poder funcionar durante todo el invierno. También se iluminará el trazado, para poder funcionar de noche, aprovechando al máximo el nuevo teleférico de Les Pellerins, que servirá como remonte de subida, tanto para los clientes como para los trineos.


- Longitud del teleférico: 1408 m

- Longitud de la pista de trineo: 2000 m

- Desnivel: 447 m

- Pendiente media de ascenso: 32%

- Pendiente media de descenso: 22%, con puntos de casi el 50%.

- Número de luges/trineos: 44

- Capacidad: 144 pasajeros por hora.

A un ritmo de salida cada 30 segundos se calculan unos 120 descensos por hora o 840 descensos durante 7 horas al día. En verano, el precio con subida y bajada será de 15 € precio adulto y 11 € tarifa niño. La bajada solo 11 € para un adulto y 6 € para un niño. El precio bajará considerablemente con la compra de abonos y forfaits especiales durante el invierno.

 

Las Alpine Coasters y las Mountain Coasters, un poco de historia

Las Alpine Coasters, (también conocidas como mountain coasters o toboganes alpinos) forman parte de lo que conocemos a nivel técnico como Tobogán de Verano (Summer Toboggan), una atracción o elemento de recreo que consta de un trineo, bobsled o cart, similar a las montañas rusas de los parques de atracciones. Dentro de las Alpine Coasters existen dos tipos de atracción: la Alpine Coaster y la Alpine Slide. La primera se desliza en bajada a través de dos raíles o vías, normalmente de construcción tubular, alcanzando velocidades de 40-50km. La segunda utiliza un trineo o bobsled que se desliza por rodamiento (sin vías) avanzando por una superficie cóncava construida en metal, concreto o fiberglass.

A nivel mundial, existen Alpine Coasters en 19 países (desde los EEUU a Vietnam, pasando por Haití, Andorra, Austria, Irán, Rusia o Vietnam), destacando el Tobotronc de Naturlandia, en Andorra, que actualmente es la mas larga del mundo (con 5,3km de recorrido). La más alta del mundo se encuentra situada en Suiza, en el macizo de Diablerets, por encima de Gstadd. La salida está situada en el Glacier 3000, a 2.971m de altitud, junto a un puente colgante realmente espectacular.  La principal empresa encargada de construir Alpine Coasters es Wiegand Sports, empresa fundada por Josef Wiegand en Rasdorf, Alemania, especializada en la construcción de grandes toboganes, tuberías de gran tamaño y atracciones.

Existen otras empresas que fabrican este tipo de atracciones a nivel mundial, una de las mejores es la austríaca Brandauer, especializada en monorraíles como el que se está construyendo en Les Angles. La historia de las Alpine Coasters se remonta a los años setenta del pasado siglo XX, cuando Josef Wiegand tras observar el funcionamiento de varias montañas rusas, tuvo la genial ideal de trasladar el mismo concepto a la montaña, aprovechando la inclinación natural del terreno. En una estación de esquí, al existir remontes mecánicos se ahorraría tener que construir un sistema de subida para las vagonetas o trineos, aunque con el paso del tiempo, en algunos casos acabaría por idear un sistema de subida parecido al de las montañas rusas. Con la idea en la cabeza, Wiegand diseño una atracción que utilizaría vías tubulares de acero inoxidable, 

El proceso de construcción no suele demorarse mas allá de tres meses, y consta de una caseta con la salida de los trineos, un recorrido por vías tubulares, los trineos o vagonetas, un sistema de frenado de última generación, la instalación de un punto de llegada y si es necesario, un sistema de remonte que vuelve a subir los trineos al punto de partida. En ocasiones, si la instalación se encuentra situada en una estación de esquí, para reducir el impacto ambiental se suelen utilizar los remontes mecánicos de la estación para volver a subir (funiculares, teleféricos, telesillas y telecabinas). La primera atracción de estas características se inauguró en Glenwood Springs, Colorado (EEUU)


Las Mountain Coasters se definen como una alternativa a las Alpine Coasters, con un menor impacto ambiental y una mayor practicidad a la hora de ser instaladas. A nivel de patentes y marcas, la atracción está registrada como Mountain Coaster por la empresa austríaca Brandauer Mountain Coaster. La instalación consta de un solo rail, (monorraíl) que ofrece una dinámica de conducción única, siendo particularmente rentable y rápido de instalar gracias a su construcción sofisticada. Esta característica se valora como una ventaja especial en las algunas estaciones de esquí que buscan adaptar los monorraíles al perfil geográfico de sus instalaciones, ya sea en verano, en invierno o durante todo el año. El diseño del itinerario se personaliza según las condiciones del entorno y los deseos del cliente.

 


El riel o vía del Mountain Coaster consta de un tubo redondo de aluminio con un perfil de guía soldado que se instala justo por encima del suelo, normalmente a un metro de altura. El sistema de rieles está soportado por una estructura de acero galvanizado en caliente y anclado en el terreno. El sistema de monorraíl también ofrece la ventaja de una construcción simple que ahorra recursos y se integra fácilmente en su entorno natural, generando un impacto ambiental mínimo.

 

 

 

 

0 Comentarios Escribe tu comentario


    Escribe tu comentario





     

    Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
    AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

    Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Discovery Snow. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x