Jordi Salvador: la montaña y la empresa

Jordi Salvador: la montaña y la empresa
Jordi Salvador nos presenta su nuevo libro, donde vierte toda su sabiduría como montañero, esquiador y como experto director de equipos, con un amplio background en marqueting y motivación.

Conozco a Jordi Salvador desde el verano de 2005, cuando entré por vez primera en la tienda ASMAT de Barcelona en busca de una chaqueta Berghaus, que todavía conservo en muy buenb estado.

Jordi es un ser humano de gran valia, es de esas personas que te calan hondo, no solo por su simpatía y capacidad de empatía, sino por su forma de hablar, de exponer, de comentar detalles. Es didáctico, cercano y amable, y a la vez puede resultar extremadamente técnico, duro y exigente, pero con la elegancia que caracteriza a los grandes líderes. Jordi sabe dirigir equipos, y eso hoy en día, no tiene precio.

Tras escribir conjuntamente hace unos años "La montaña puede curar" (Ediciones Desnivel), ahora Jordi publica una nueva obra muy querida por él, pues llevaba dándole vueltas a la idea hace ya varios años. Siempre es un placer escucharle, analizando su evolución como directivo, como empresario, como escalador, esquiador, aventurero y alpinista. Jordi ha sido el primer guía español en subir con una persona discapacitada a un 8.000, demostrando que la montaña, no solo nos puede ayudar a superar dificultades en nuestra vida, sino que es un enorme catalizador de emociones. 

Beneficios que aportan al ser humano las actividades o los deportes de montaña:

- Mejora las habilidades de coordinación, equilibrio y los reflejos.

- Ayuda a desarrollar la intuición.

- Aumenta significativamente la capacidad pulmonar.

- Permite tonificar los músculos y quemar calorías.

- Los obstáculos físicos se convierten en retos que aumentan la capacidad resolutiva y de superación también en el ámbito profesional y personal.

- Mejora el sistema inmunitario.

- Segrega endorfinas, que actúan a nivel cerebral provocando bienestar.

- A nivel psicológico, la belleza de los grandes paisajes y la satisfacción personal al lograr un objetivo relajan y ayudan a motivar.

- Se puede practicar en grupo, fomentando y mejorando el trabajo en equipo.

Montaña y empresa, hoy mas que nunca, somos conscientes de la importancia que tiene el trabajo en equipo. ¿Crees que somos buenos trabajando en grupo o el ser humano tiende a ser individualista?

Aunque es cierto que somos animales sociales que nos cuesta vivir aislados y que siempre hablamos siempre del trabajo en equipo, la verdad es que somos mucho más individualistas de lo que seria deseable. Para trabajar en equipo en las empresas, no basta con decirlo. Hay que crear la cultura adecuada y seguirla continuamente para que no se vuelva a perder. Hay que tener un lider claro, un ambiente motivador y mucha empatía. Los egos siempre acechan y no siempre es fácil controlarlos. 

¿Cuales serían las principales enseñanzas que nos aporta la montaña, los tres o cuatro pilares fundamentales en los que te has basado a la hora de escribir?.

Son muchas las enseñanzas que me ha aportado la montaña personalmente y de ello trata el libro de "Montaña y Empresa". Pero si tuviera que quedarme con los más significativos, quizás diría la resiliencia y el espíritu de sacrificio, entendiendo éste como aquella capacidad de esfuerzo necesario para conseguir una meta ,ás allá, muchas veces, del límite razonable. Creo que esto es algo que deberíamos trabajarnos todos y, especialmente, aquellas personas a las que tal vez, por haberlo tenido todo demasiado fácil en la vida, les falta a veces esta capacidad de esforzarse para conseguir algo.

¿Como y cuando se gestó la escritura del libro?


El libro se basa en mi experiencia en la formación de directivos a través de los talleres que imparto. Para facilitar la compresión de algunos conceptos que quería explicar, utilizaba ejemplos de mis experiencias en la montaña y me di cuenta de que ello atraía la atención de los asistentes, así que cada vez utilizaba más anécdotas en mis cursos. Hace un par de años, hablándolo con unos amigos de Estados Unidos que nos había venido a visitar, me animaron a escribir mis experiencias en estos talleres y de ahí surgió el libro.

¿Fue complicado realizar la selección de los capítulos?, ¿que se ha quedado fuera?


Tenía una idea bastante definida de lo que quería incluir. Sin embargo, cuando tuve el libro en las manos, me dí cuenta de que tal vez habría tenido que añadir algunas ideas más, pero creo que está lo más importante y, en cualquier caso, suficiente para transmitir lo que quería. 

¿A quien va dirigido o quien te gustaría que fuera tu lector principal?


Lo escribí para directivos, empresarios y para cualquier profesional en general. Lo que ha ocurrido después es que muchas personas que no tienen nada que ver con empresa ni con montaña, se han sentido igualmente identificaddos en algunos de los capítulos. Hay que tener en cuenta que, al partir de vivencias personales mías, se pasa de la montaña a la empresa y de ésta a la persona con suma facilidad, entroncado experiencias con sentimientos, que cada uno percibe desde su propia realidad como individuo. En parte me ha sorprendido la cantidad de comentarios que he recibido en este sentido, pero ello me hace pensar que cualquiera, sea cual sea su realidad, puede verse identificado en algún pasaje y que ésto le haga reflexionar sobre su propio yo.

De todas tus experiencias a nivel personal, ¿cual es la que te ha marcado de un modo único e inolvidable?


Cuando uno tiene la edad que tengo yo, si algo va acumulando, son experiencias. Sin embargo, hay una que sobresale por encima de las demás y de la que trata una parte del libro. En concreto, cuando me diagnosticaron un cáncer. Cómo lo viví y la lectura que saqué de esa experiencia me han marcado en buena medida. Creo que aprendí a relativizar algunos problemas de nuestro día a día y a ser más positivo en general.

La primera edición aparece en un momento histórico complicado, permíteme que te pregunte por algo tan actual como es la gestión de una crisis como la del Coronavirus. ¿Como has afrontado tamaña problemática desde tu experiencia?


Antes que nada debo decir que a mí, personalmente, no me ha tocado como a otras personas que han perdido familiares o que han visido, en sus propias carnes las consecuencias de esta enfermedad. También tengo la suerte de vivir en un pequeño pueblo y eso, en estas situaciones, es un poco más llevadero que en una gran ciudad. Así que si tengo que resumir como lo he afrontado, diría que con paciencia. La vida me ha enseñado lo importante que es tener ésta capacidad y que, por mal que parezca una situación, necesitamos la perspectiva del tiempo para analizarla en profundidad. Por ello trato de relativizar el momento. 

A lo largo de la historia tenemos muchos ejemplos de aventureros, exploradores y expedicionarios que han sabido capear temporales hacinado gala de ingenio, dotes de mando e inteligencia. ¿Cuales serían tus modelos a seguir,?, ¿alguna fuente de inspiración en especial?.


La lista sería larga. Por suerte, tenemos una buena cantidad de nombres que, gracias a su ingenio, carisma, dotes de mando o espíritu de supervivencia, han servido de ejemplo para muchos otros. Solo en el mundo del alpinismo tenemos muchos nombres para recordar. Sin embargo, para mí, hay uno que destaca por encima de los demás y del que todo el mundo debería conocer: Ernst Shackleton. Organizó una expedición para cruzar la Antártida a pié pero su barco, el Endurance, quedó atrapado en el hielo de la banquisa. Tardó más de dos años en poner a toda la tripulación a salvo y sin perder un solo hombre gracias a sus dotes de liderazgo y a su enorme capacidad de resiliencia. Un gran ejemplo para cualquier persona y una gran inspiración para mí.

¿Crees que actualmente vivimos demasiado pendientes de la tecnología y nos olvidamos de vivir?  

Disponer de tecnología a nuestro alcance es maravilloso siempre que la hagamos un uso adecuado. El problema es que, en parte, nos estamos volviendo adictos a ella y eso nos roba tiempo para otras cosas maravillosas como conversar con los amigos, en persona claro, disfrutar de un paisaje sin estar mirando mensajes o no enfadarnos cuando, en el monte, no tenemos cobertura. Hoy dia casi no sabemos ir a ningún sitio sin GPS, estamos perdiendo la capacidad de leer los mapas o de orientarnos con una brújula o, lo que es peor, nos estamos aislando del mundo real detrás de los móviles. Vivimos en un país con unos paisajes maravillosos y vale la pena disfrutarlos al máximo.

 

2 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    09/06/2020 19:46
    #1
    Interesante, el report, chapo. por lo que indicas es un tipo que debe ser un placer charlar con el. :+: :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    10/06/2020 09:31
    #2
    Es una bellísima persona, súmamente inteligente, gran alpinista, esquiador y corredor. Un ser humano muy reflexivo. #1

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Discovery Snow. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x