James Bond: Esquiando y disfrutando de la montaña en Blu-Ray

James Bond: Esquiando y disfrutando de la montaña en Blu-Ray
Los fans de 007 y en general, los amantes del cine de aventuras y de espionaje, están de enhorabuena gracias al lanzamiento de uno de los mejores packs en Blu-Ray que se han editado hasta la fecha. Vuelve 007 en alta definición, incluyendo en esta ocasión Skyfall y el espacio necesario para colocar cuando aparezca, el nuevo filme de 007, Spectre.

El nuevo pack de 007 en Blu Ray incluye las 23 películas estrenadas hasta la fecha, llenas de extras y en una edición especial, podemos disfrutar de un libro conmemorativo con todos los carteles y el art-work de todas las películas, una pieza de colección realmente interesante.

 

 

Aunque no estemos hablando de películas de esquí o de montaña propiamente dichas, el esquí y el alpinismo forman parte de varios títulos de la serie Bond, incluyendo quizás algunas de sus mejores películas. Para oficializar el tema, debo decir que la prestigiosa revista l´ALPE, considerada como una de las Biblias en lo que a deportes de montaña y a los Alpes se refiere, publicó en su edición nº 35 (invierno 2007) un extenso monográfico dedicado al cine de montaña; dentro del mismo, encontramos un impresionante artículo de varias páginas dedicado a la figura de James Bond; pues según l´ALPE (y muchos críticos de cine donde personalmente me encuentro) algunas de sus películas están consideradas como cine de montaña, debido a la importancia de la montaña en el desarrollo de la trama o por lo menos, en varias escenas importantes.

 

Para situarnos, realizaremos un viaje al pasado, hasta el año 1962, cuando se estrenó Dr.No. Por aquel entonces el Vaticano publicó en el Osservatore Romano un durísmo artículo donde tachaban la película y el personaje de “peligroso, violento, vulgar, sádico y excesivamente abierto al sexo por placer”. Casi al mismo tiempo, el presidente Kennedy declaraba en una entrevista que una de sus novelas favoritas era Desde Rusia con Amor de Ian Fleming y poco a poco, el gran público fue descubriendo a uno de los personajes mas carismáticos y longevos de la historia del cine. James Bond no deja de ser el reflejo aventurero de su creador, un Ian Fleming que durante su juventud pasó de la prestigiosa escuela de Eton a las nieves de Kitzbühel (Tyrol austriaco), donde aprendió a esquiar en una época en la que solo unos pocos afortunados podían disfrutar del deporte blanco. Fleming también estudió en Münich y Ginebra y llegó a trabajar durante la II Guerra Mundial para la inteligencia británica, tomando como base un gran nido de espías como era el Casino de Estoril (Portugal), que aparece en el filme Al Servicio Secreto de su Majestad (1969). Un buen amigo de Ian Fleming, John Pearson, escribió en 1973 una biografía imaginaria autorizada de James Bond, donde se detalla el origen y las aficiones del agente 007, siguiendo las pautas y las indicaciones que había dejado en vida Fleming. Según Pearson, el padre de 007 era escocés y su madre suiza.

Una de las grandes aficiones del enérgico y atlético Andrew Bond (padre de James Bond) era el alpinismo y la escalada, y dicha afición le llevaría  a morir junto con su esposa escalando en las Aiguilles Rouges, muy cerca de Chamonix (Alpes franceses). Los padres del joven James, le transmitirían en vida su pasión por la montaña tal y como se puede comprobar en varias de sus películas sea escalando, esquiando o improvisando fugas por zonas de montaña abruptas y agrestes.

 

La montaña hizo su aparición en la serie Bond en 1963, hacia el final de Desde Rusia con Amor, cuando Bond huye precipitadamente a través de los Alpes dináricos (en la frontera de Montenegro oriental y Albania septentrional). En Goldfinger (1964) el amor de Ian Fleming por Suiza sitúa una buena parte de la acción en territorio helvético y Sean Connery cruza con su Aston Martin DB5 el Valais, llegando hasta el Furkapass, el glaciar del Ródano y el histórico Hotel Belvedere, muy cerca de las estaciones de esquí de Andermatt y Fiesch.

La factoría del villano Auric Goldfinger está situada junto a Luzerna, y actualmente es una fábrica de motores. James Bond volvería a Suiza y a lo grande en 1969, cuando los productores de la serie Albert R. Broccoli y Harry Saltzman deciden situar la acción de casi toda la película en lo alto del Schilthorn (Piz Gloria, 2.971m), una cumbre situada entre el valle de Lauterbrunnen y el Sefinental, en el Berner Oberland. En la película aparece la estación de esquí de Lauterbrunnen-Mürren, que forma parte del dominio esquiable de la región de la Jungfrau, a los pies del Eiger, el Mönch y la Jungfrau. Actualmente se sigue subiendo en teleférico desde Stechelberg y Mürren hasta el Schilthorn, pasando por     y Birg. En el restaurante giratorio de la cumbre, siguen ofreciendo Las panorámicas aéreas son impresionantes y por primera vez, 007 esquia. George Lazenby solo interpretó a Bond una vez y le tocó sudar junto al cámara especialista en esquí extremo Willy Bogner, quien rodó espectaculares escenas de acción colgado de un helicóptero o esquiando hacia atrás a gran velocidad. Bogner venía de rodar impresionantes imágenes en los JJOO de invierno de Grenoble (1968) y su documental SkiFascination sigue siendo uno de los mas espectaculares dentro del mundo del cine deportivo y de montaña.


 

Aunque en la película sitúan el arranque de La Espía que me Amó (1997) en Berngarten (Austria), Roger Moore no pisó ni un centímetro de Austria durante el rodaje del filme.  La escena inicial es una mezcla de dos escenarios naturales donde Willy Bogner volvió a demostrar su pericia. Se rodó en varias estaciones de esquí de Graubünden (Suiza) y en la isla de Baffin (Canadáguiño. El famoso salto en paracaídas tuvo lugar en el Monte Asgard en la isla de Baffin, famosa últimamente por el excelente filme The Asgard Project de Alastair Lee. Rick ?Sylvester fue el escalador y saltador que se encargó de doblar a Roger Moore cuando 007 realiza, tras una apasionante descenso esquiando, un impresionante salto BASE desde el monte Asgard, abriendo durante la caída un paracaídas con la bandera del Reino Unido. En 1973 Sylvester esquió la parte alta del Capitán y saltó en paracaídas, descendiendo 914m. El salto fue considerado como el mas grande de la historia y uno de los mas arriesgados. Actualmente está retirado, pero siempre ha destacado la importancia de no parar de entrenar a la hora de realizar actividades extremas en montaña. Tras la espectacular Moonraker (1979), donde 007 daba un paseo por el espacio y se colgaba de los cables del teleférico del Pan de Azúcar en Río de Janeiro (Brasil), James Bond volvía a calzarse unos esquís en Solo para sus ojos (1981), donde se nos muestran las Dolomitas en todo su esplendor sea desde la cumbre de la Tofana o en las pistas de Cortina d´Ampezzo (Italia). Una vez mas, el esquiador y cámara aleman Willy Bogner, rodó escenas espectaculares que incluyen una persecución en moto por las pistas de esquí de Cortina. Las escenas de escalada del último tramo del filme se filmaron en el monasterio de la Santísima Trinidad en Meteora (Grecia). Los monasterios de Meteora empezaron a construirse en el siglo XIV y desde entonces estan habitados por monjes Cristianos Ortodoxos que forman parte del monacato ortodoxo griego, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988. Inicialmente los monjes de Meteora no aprobaron la filmación de las escenas de escalada y llegaron a enfrentarse con la productora del filme, boicoteando el rodaje tendiendo sábanas y la colada entera delante de las cámaras. Las autoridades griegas tuvieron que mediar con los representantes eclesiásticos, resolviéndose de esta forma el conflicto diplomático entre ambas partes.

 

 

En 1985 llegaría Panorama para Matar, último filme de Roger Moore como 007 (tenía 58 años) con un arranque que nos sitúa en Siberia (Islandia en realidad) y con un trepidante descenso fuera pista donde el doble de Roger Moore se luce disfrutando de una de las primeras exhibiciones de snowboard de la historia del cine. El doble de 007 en esa escena, Tom Sims, inventó en 1963 una tabla de skate para deslizarse por la nieve, que bautizó como 'Skiboard', y en 1976 fundó la marca Sims. Durante cuatro décadas continuó revolucionando el deporte del snowboard trayendo a esta modalidad deportiva algunas primicias como la primera tabla con borde de metal, inventó el half-pipe para snow, el primer modelo profesional, las tablas específicas para las mujeres o las fijaciones plegables. Recientemente fallecido, Sims pasó a la historia por aparecer en un filme de la serie Bond surfeando por encima de la nieve y el agua a ritmo de los Beach Boys. En Panorama para Matar, tenemos un salto en paracaídas desde la torre Eiffel impresionante y unas escenas en lo alto del Golden Gate igual de trepidantes. Jubilado Roger Moore, el galés Timothy Dalton escaló con elegancia el Peñón de Gibraltar en Alta Tensión (1987), siendo testigo del asesinato, en plena escalada, de varios de sus compañeros a manos de los rusos. Mas tarde, y tras lanzarse desde el peñón en paracaídas, cruzará la frontera entre la antigua Checoeslovaquia y Austria deslizándose por la nieve sobre la funda de un valioso chelo, mientras esquiadores armados de ejército comunista le persiguen sin descanso por el bosque y por encima de un lago helado.

 

 

En 1995 Pierce Brosnan se metía en la piel de 007 y su doble saltaba espectacularmente desde la presa de Verzasca, situada en el valle del mismo nomnre en el Ticino (Suiza). El especialista Wayne Michaels realizó una caída de unos 200m alcanzando los 160 km/h. Para evitar que colisionara con el muro de la presa, la cuerda se sujetó a una grúa de manera que le permitiera dar un salto más limpio.

Las nieve que acompaña la acción (de un modo un tanto peculiar) al inicio de Goldeneye, volverá a ser protagonista en su próxima película El Mañana Nunca Muere (1997), rodando escenas en la estación de esquí de Superbagneres (Luchon, Pirineo francés) que simulará los Urales. La montaña en este caso, servia de escondrijo a una banda de traficantes de armas, que, evidentemente, será desarticulada y destruida por un Bond que ni se despeina.

 

En El Mundo nunca es suficiente (1999) Pierce Brosnan no solo vuelve a pisar nieve sino que se calza por primera (y única) vez unos esquís, deslizándose por las laderas nevadas de Azerbaijan tras saltar desde un helicóptero junto a Sophie Marceau. En realidad, las escenas de esquí se rodaron en el Valle de Chamonix, en les Grands Montets (Argentiere) y en la película, si miramos con detalle se aprecia la Aiguille de Dru y el Mont Blanc al fondo de las imágenes. En Muere otro Día (2002), Brosnan se despide del personaje al volante de su Aston Martin V12 Vanquish deslizándose por encima de los glaciares Jökulsárlón y Höfn en Islandia. Algunas escenas correspondientes al palacio de hielo y a la persecución en el hielo también ser rodaron en el glaciar del Parque Nacional de Jostedal, en Noruega.

 

Curiosamente, en las cuatro películas interpretadas por Pierce Brosnan aparece nieve o hielo, seguido en número de filmes alpinos por Roger Moore, Timothy Dalton y George Lazenby. Ni Sean Connery ni Daniel Craig se han calzado unos esquís ni han pisado hielo. Como detalle técnico, dos de las marcas utilizadas por 007 en sus descensos esquiando fueron Olin y Rossignol. Sir Roger Moore, quien recientemente ha abandonado el esquí por motivos de edad, siempre se ha considerado un entusiasta de los deportes de invierno y hace años adquirió un chalet en la estación de esquí suiza de Gsstad, mudándose a posteriori a Crans-Montana (Suiza) donde todavía posee un magnífico chalet junto a la línea de meta de la pista National (Copa del Mundo).

 

Y llegamos a Daniel Craig, que hasta Spectre no había ascendido cumbres alpinas, aunque si había pisado nieve, al final de Quantum of Solace y hielo, en un lago escocés al final de Skyfall, siendo el Bond menos montañero de toda la serie.

 

 

Víctor Riverola i Morera

 

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados:


6 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    05/11/2015 16:40
    #1
    Cuantas pelis tiene bond con esquís? 4 o 5 no?

    pepe

    karma del mensaje: 12 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    06/11/2015 10:57
    #2
    Un Bond sin nieve no es un Bond del todo, es como si a una novela de caballerías le quitas la dama, o el castillo tenebroso, o alguna de esas figuras ineludibles :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 12 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    06/11/2015 19:02
    #3
    - Al servicio secreto de su majestad
    - La espía que me amó
    - Solo para sus ojos
    - Panoráma para matar
    - El Mundo no es suficiente
    #1

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    06/11/2015 19:02
    #4
    Con nieve hay mas, pero esquiando, cinco#1

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #5
    Fecha comentario:
    08/11/2015 15:14
    #5
    :+: :+: :+: :+: me encanta la nieve y me encanta 007!

    karma del mensaje: 12 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #6
    Fecha comentario:
    19/11/2015 15:55
    #6
    en Spectre desliza sobre la nieve, pero no daré más detalles para no hacer Spoiler.

    Por cierto cada vez me gusta más el Bond de Daniel Craig, no tanto como desarrollan las tramas que podían explotarlas mejor.
    Pero el nivel de chulería, de elegancia y a la vez dureza de este bond no lo tenia ninguno. Ni Connery.

    karma del mensaje: 12 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Discovery Snow. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Lo más leído:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x