La apasionante historia de Jimmy Ackerson, Gerente General de Corralco

La apasionante historia de Jimmy Ackerson, Gerente General de Corralco
Entrevistamos a uno de los hombres que probablemente más sabe sobre el manejo de centros de ski en Chile: James Ackerson, Jimmy para los amigos. Descubrimos la apasionante historia de este estadounidense que llegó a Chile para quedarse y que hoy es el Gerente General de Corralco, y Presidente de la Aceski.
Nevados de Chillán
Ski Ahorro
Estado de caminos

Entrevistamos a uno de los hombres que probablemente más sabe sobre el manejo de centros de ski en Chile: James Ackerson, Jimmy para los amigos. Descubrimos la apasionante historia de este estadounidense que llegó a Chile para quedarse y que hoy es el Gerente General de Corralco, y Presidente de la Aceski.

¿Cómo comenzó tu pasión por la nieve?

Definitivamente la nieve ha sido una pasión o mejor dicho el invierno ha sido una pasión desde que tengo cinco años. Desde que recibí mi primer par de skis y mi primer par de patines de hielo a los cinco años, recuerdo que siempre esperaba con ansias el día que comenzaba a nevar.


¿Donde naciste?

Nací en el estado de Connecticut en Estados Unidos, en el Noreste, Nueva Inglaterra, donde tenemos 4 estaciones muy marcadas y un invierno con bastante nieve y frío. Recuerdo que cuando era inminente la llegada de las primeras nevadas, no podía dormir por las noches y me daban ganas de mirar por la ventana de mi dormitorio. A veces a las 2 de la mañana estaba en la calle para ver si estaban cayendo copos de nieve, así era mi ansiedad por la llegada del invierno.

 



Imagino que cerca de tu casa había algún centro de ski…

En New England en el Noreste de Estados Unidos hay muchos centros de ski. Mi familia vivía en una zona semi rural con campos alrededor de la casa pero no con montañas directamente, pero en esa zona de New England hay más de 150 centros de ski. De Repente olvidamos las dimensiones de que hoy en día en 2022 hay más de 350 centros de ski que operan en Estados Unidos y definitivamente el acceso a algún centro de ski cerca de donde yo crecí era muy fácil.


¿Tienes recuerdos de algún centro de ski en particular?

Sí, absolutamente. Entre los 5 y los 15 años practiqué esquí, principalmente en los estados de Vermont y Massachusetts. Uno de los centros de ski que me llamaban la atención en ese entonces era uno en Massachusetts que se llama Berkshire East, era el centro con el mayor desnivel y con la mayor cantidad de pistas díficiles. En el sur de Vermont Había otro que se llamaba Bromley que era un centro familiar, como la mayoría de los centros en esa época. No habían mega Resorts.


¿Tus papás esquiaban también?

No. Mi papá se lesionó ambas rodillas jugando fútbol americano cuando estaba en la universidad pero nos entregó todo a mi y a mi hermano que era dos años mayor que yo. Nuestro papá fue un gran apoyo en facilitar las experiencias, siempre dentro de lo posible, porque a pesar de que estamos hablando de los años sesenta igual el ski no era una actividad regalada, no era barato.


¿Y cómo costeabas el ski en ese tiempo?

Yo trabajé desde los 11 a los 15 años repartiendo diarios, eso significaba en Estados Unidos que siete días de la semana y 50 semanas al año, me levantaba a la 5:00 de la mañana. Los diarios llegaban a mi casa a las 5:30 de la mañana. Tenía que armar las secciones del diario y a las 6:15 más o menos salía en bicicleta o caminando con mi fiel perro a repartir los diarios a 50 casas. Llegaba de vuelta a mi casa a las 7:15 o 7:20 de la mañana. Una ducha rápida, desayuno y a las 7:45 estaba subiendo al bus para ir al colegio. La principal razón era para financiar el hockey sobre hielo y el ski.

 


¿En qué momento algo te hizo click para darte cuenta de que la nieve era lo tuyo?

En mi juventud yo era fanático del invierno. Desde los 5 a los 15 años, tanto el Hockey sobre hielo como el esquí eran mis actividades. De hecho muy temprano también traté de jugar basketball y jugué como dos inviernos, pero preferí dedicarme más al Hockey sobre hielo. Curiosamente, yo creo que alrededor de los 14, 15 años entendí la relación entre un viraje sobre el canto de un patín y un viraje sobre el canto de un ski y para mi la única diferencia era que en el ski la pista tenía pendiente, pero las piernas y los pies hacían lo mismo patinando o esquiando, entonces la transferencia de destrezas entre esas dos actividades no fue difícil. Yo estoy convencido de que tuve la bendición de que por pasar tantas horas patinando, practicando el Hockey sobre hielo, me permitió hacer una transferencia de destrezas del uno al otro, y me permitió lograr un alto nivel de esquí a una joven edad sin ser gran competidor. Luego a los 17 años me fui a vivir a la parte norte del estado de Vermont a un centro de ski que se llama "Sugarbush Valley". Es un centro con un desnivel de 1000 metros, un centro con buena montaña, buenas pistas y buena nieve, estamos hablando de fines de los años setenta. Ahí estaba la mejor escuela de ski del Este de los Estados unidos.


¿Y Cómo llegaste a Chile?

Coincidentemente el director de la escuela de Sugarbush, que se llamaba Sigi Grottendorfer, en esa misma época era el director de la escuela de Portillo. Esa es la manera por la que llegué a Chile. Yo me fui a Sugarbush para ser profesor de esquí, sabiendo que otro componente de esa vida era la posibilidad de conseguir un cupo en la "escuela de ski de Portillo", lo cual no era nada fácil, porque tú imaginas que para alguien que vive en el hemisferio norte, poder esquiar todo el año es díficil. Hay muchos cupos de trabajo en el hemisferio norte entre Asia, Europa, Estados Unidos, Canadá, pero en el hemisferio sur, Chile, Argentina, Australia y Nueva Zelanda hay muy pocos cupos.

 

Portillo 1982


¿Hablabas español en ese tiempo?

Ninguna palabra. La primera vez que subí a un avión en mi vida fue cuando viajé a Portillo a trabajar por primera vez. De hecho no tenía idea de las distancias. A pesar de que con 18 años, siendo fanático de las motos, crucé Estados Unidos ida y vuelta no dimensionaba las distancias cuando escuchaba "Los Andes de Chile". Recuerdo patente que cuando subí al avión, lo hice con un nivel de ignorancia gigantesca. Yo volé desde Nueva York a Miami y como dormí en el vuelo, cuando me despertaron en Miami pensé que ya habíamos llegado a Santiago. Luego cuando volamos de Miami a Santiago, no podía creer cuánto duró el vuelo, se me hizo interminable.


¿A qué edad llegaste a Portillo más o menos?

Llegué con 19 años, empecé en el 1978 e hice toda la temporada de ese mismo año, hasta el 1995.


¿Y desde ahí comenzaste a hacer doble temporada?

Así es. La pasión para enseñar, la pasión para esquiar dos inviernos al año me motivó por casi 20 años, era un regalo de Dios.


¿Y cómo fue ese choque cultural de un norteamericano que no había viajado nunca afuera de su país y llegar a este lejano país llamado Chile?

Cuando yo llegué a Chile en 1978 venía de una zona predominantemente anglosajona, “white” anglosajones y cuando llegué a Chile empecé a vivir una experiencia de diversidad cultural, de otra raíz. Eso provocó un profundo cambio en mi persona, porque hasta a ese momento yo había crecido en una cultura que era racista, que era un lugar donde la minorías, es decir, los negros, asiaticos e hispanos eran personas non gratas y más aún creciendo en una zona rural, en una parte de Estados Unidos más bien fría, donde todas esas minorías tenían tendencias a no estar ahí. Las minorías en general vivían en las zonas metropolitanas y en las zonas rurales había bastantes blancos. Esta experiencia de venir a Chile fue profunda para mi y rápidamente me di cuenta de que lo que me hacía querer volver año tras año a Portillo no era solo la “nieve”, no era solo la “montaña”, todo eso ya era parte de mi ser. Otra parte mia estaba siendo desarrollada con esta experiencia de Chile, era mi relación con las personas, era la oportunidad de aprender a relacionarme con personas en otro idioma. Si tu me hubieras preguntado cuando tenía 17 años si imaginaba algo así. Que yo hubiera estado conversando con personas en Chile en su idioma, yo te hubiera dicho imposible! porque ¿cómo y donde? Era impensado.


Acá en Chile te enamoraste y casaste con una chilena?

Sí, me casé con una chilena.


¿En ese momento decidiste radicarte en Chile?

Con la llegada de nuestro segundo hijo, tuvimos que decidir si quedarnos en Estados Unidos o en Chile y la verdad fue una decisión muy difícil. En ese entonces, yo era el director de ski en "Heavenly Lake Tahoe" un centro de grandes dimensiones, tenía a mi cargo una escuela de ski con 350 profesores y a cargo de otros servicios en el centro. Vivíamos al norte de California en un lugar muy privilegiado. Tienes el altiplano del estado de Nevada a un lado de la Sierra Nevada y tienes el valle central de California al otro lado, es bien parecido a los Andes centrales y al valle central de Chile. En términos de clima y geografía no es tan diferente, era un lugar muy privilegiado para vivir y la decisión de venir a radicarnos a Chile, ocurrió cuando Henry Purcell, el dueño de Portillo, me dió la oportunidad de asumir la Gerencia Comercial de Portillo.


¿Antes de ser el gerente comercial de Portillo, seguías siendo instructor ahí mismo?

Yo partí como profesor en Portillo el año 1978. Luego en 1983 me convertí en el Director de la escuela de esquí de "La Parva" que pertenecía a la familia Purcell (los mismos dueños de Portillo). Tras algunos años, en 1988 volví a Portillo como Director de la escuela y paralelo a eso dirigí la escuela de ski de Bromley Vermont y después en "Heavenly Lake Tahoe".

 

La Parva 1983


¿No te costó dejar Estados Unidos para convertirte en el Gerente Comercial de Portillo?

Cuando Henry me ofreció el trabajo, yo llegué a mi casa en California y le dije a mi esposa Alejandra: -¿Qué te parece si nos vamos a vivir a Chile todo el año?—le dije— y ella me miró y me preguntó: --¿por qué?-- y le expliqué. Alejandra obviamente echaba de menos a su familia en cierto grado, pero ella se había convertido bastante en una californiana. Yo creo que los dos mirábamos esta oportunidad con mucho interés y era un poco por tener hijos y asentarnos en un lugar. Yo no tenía ningún reparo en venir y radicarme en Chile, porque radicarse es otra cosa. Hay muchos gringos que vienen de paso a Chile, pero cuando yo llegué en el año 1995, tenía en mi cabeza que yo iba a morirme aquí, no se por qué, pero esa era mi mentalidad. De hecho inmediatamente vendimos todo lo que teníamos allá. Pusimos todas nuestras cosas en un contenedor, cerré mi cuenta bancaria y nos vinimos a Chile. De una forma cerré un libro y abrí otro. El mejor dicho que yo he escuchado en mi vida es: “Somos la suma de nuestra experiencias, el que tiene más experiencias gana”. Yo le doy gracias a Dios todos los días por las experiencias que hemos tenido como familia, que yo he tenido como persona, asi que muy agradecido de la vida.

 

Portillo 1989 con Jesus Puente y Enrique Garín


¿Después pasaste de la gerencia comercial de Portillo a Valle Nevado?

De 1995 a 1998 fui el Gerente Comercial de Portillo, pero cuando la familia Ergas y Sennerman compraron “Valle Nevado”, ellos me reclutaron para la gerencia comercial de Valle Nevado, para luego de unos años convertirme en el Gerente General, asi que fui gerente comercial primero y luego gerente general en Valle Nevado desde 1998 al 2006.


¿Después de Valle Nevado, vino Corralco?

No tan directamente, como dice el dicho “Uno propone y Dios dispone”. En el año 2006, tras algunos desacuerdos con el directorio de Valle Nevado, me despidieron. La razón principal era porque teníamos diferentes visiones de cómo y dónde debía desarrollarse Valle Nevado. Fue una separación amigable, pero fue un golpe duro para mi a los 48 años. Después de haber vivido una vida en la que que siempre me buscaban para hacer un trabajo, ahora me echaban del trabajo. Fue duro y la verdad es que hablamos con mi esposa Alejandra, y teníamos dos caminos en ese entonces, año 2006. O preparábamos las maletas y volvíamos con la familia a Estados Unidos y nos reeinsertabamos en la industria allá, o nos quedábamos en Chile y me reinventaba. La razón principal para ello es que junto con Alejandra, creíamos que el mejor lugar en el mundo para crear nuestra familia era Chile. Alejandra por ser Chilena y por ser de otra cultura, cada vez le afectaban más las incidencias de violencia en Estados Unidos. No sabíamos si iba a ser tan fácil para los hijos que definitivamente habían crecido como Chilenos llegar a Estados Unidos. Lo más importante fue el tema de la seguridad de Chile. Acá todo el mundo habla de la delincuencia, pero hoy día si se pone la Región Metropolitana en un listado de las principales metropolitanas del mundo, la incidencia de delincuencia en Santiago de Chile y en Chile en general es bajísima. También nos gustaba la cultura en sí, la unidad de la Familia y la geografía de Chile. Aunque vivimos acá, no nos tomamos vacaciones fuera de Chile, porque Chile es un mundo en si, hemos disfrutado inmensamente de vacaciones por todo el país.


¿osea te reinventaste?

Hubo una pausa que fue muy positiva cuando me tocó reinventarme. Después de 2 meses de haber salido de Valle Nevado, estaba viviendo en Puerto Varas gerenciando un proyecto de un Resort de Eco-lujo en la comuna de los Muermos, en la costa del Pacífico de Chile. Una reserva privada de 4.000 hectáreas con 21 km de costa y un mar abierto maravilloso. A mi me correspondió crear una empresa operadora de un destino de Eco-Lujo que se llamaba “The Cliffs Preserve” en la Región de los Lagos. Crecimos desde cero. El inversionista Americano detrás del proyecto, empezó en el año 2000, se abrieron las puertas al público en 2007 y en 2014 producto de la crisis subprime terminamos poniendo el resort a la venta, que fue comprado por otro inversionista estadounidense. Hoy en día se llama Mari Mari Resort. Fue una experiencia espectacular desde la perspectiva de desarrollo inmobiliario, de la construcción y creación de una empresa operadora de un destino, también de todo el posicionamiento de un producto en otra área del turismo, que no tenía nada que ver con lo que yo había hecho toda mi vida antes. Cuando pasas de un centro de ski a estar vendiendo camas a 1000 dólares por persona y por noche es otro mundo, tanto por los productos como los usuarios. Siento que yo he sido privilegiado en mi vida laboral, de poder trabajar con un espectro muy amplio de clientes y visitantes, desde los más austeros y hasta los más ricos. Estuve en el sur desde 2006 hasta 2014 y llegué a Corralco después de la construcción del Hotel en Junio de 2014 y ha sido espectacular desde el día uno.

 

2021 Corralco


¿Trabajar en la nieve ha forjado tu persona?

Claro que sí. Este mundo es alucinante en términos de la geografía, en términos de la actividad, en términos de las personas con quien trabajas, tus colaboradores hasta tus clientes. Es un entorno que vibra y gira en 360 grados. Es muy interesante y un buen desafío que hayan tantos componentes y piezas en este puzzle. Eso es lo que me motiva hoy en día y eso es producto de esa semilla que se formó para gozar y abrazar la diversidad cultural, las diferencias entre todas las personas junto con la oportunidad de haber llegado a Chile, porque realmente esa experiencia de culturas diversas terminan siendo en gran parte quien soy yo hoy en día.


¿Tu señora también está ligada al mundo de la nieve?

Sí absolutamente, Alejandra Zunza fue campeona nacional de esquí. Nos conocimos en el año 1985 y nos casamos en 1986. Ella también es profesora de esquí, entrenadora por su pasado como competidora y trabajó en clubes de ski de Vermont y de Heavenly Lake Tahoe. Finalmente cuando nos radicamos en Chile, Alejandra también fue profesora de colegio por 23 años. Ella es una gran esquiadora y hasta el día de hoy deja a los chicos con la lengua afuera cada vez que está en la montaña. Es fanática del backcountry y se mantiene firme a sus skis como cualquier veinteañera.

 

Disfrutando el Sur en familia


¿Me comentaste que tu hermano también esquiaba?

Mi hermano jugaba hockey y esquiaba, por cosas de la vida como en cualquier familia cada uno, toma el camino que uno quiere y con el paso de los años yo elegí una vida Outdoor. Una vida muy sana y mi hermano se mantuvo bien hogareño, empezó a tener familia muy joven y lamentablemente falleció a los 46 años, pero tomamos diferentes caminos. Mi decisión de empezar a viajar a Chile nos alejó, ya que fué un cambio radical en mi vida. Obviamente parte de quien soy hoy día, se lo debo a esa decisión, pero me alejó de mi hermano a una relativamente joven edad. Igualmente mantuvimos comunicación, pero después de los 20 años, tuvimos muy pocos momentos presenciales, pero bueno son cosas de la vida.


¿Cuántos hijos tienes?

Tengo tres, Sarah tiene 29 años, David tiene 26 años y Josefina 22 años.


¿Me imagino que tu pasión se ha traspasado o heredado a ellos?

Sí. Les gusta ir a esquiar todos los fines de semana, pero nosotros tomamos la decisión de no empujarlos hacia al lado competitivo del esquí. Los tres son muy felices de vivir la vida de montaña en la nieve, a la vez los tres son muy diferentes. Mi hija mayor Sarah, estudió publicidad y marketing en la Universidad del Desarrollo. Ella sin ningún empuje de su mamá o su papá, decidió que quería ir a trabajar en sus veranos de universidad a Estados Unidos. Trabajó todos los veranos en el centro de ski de “Heavenly Lake Tahoe” por los contactos que tenía yo, y cuando terminó la universidad nos avisó que iba a hacer su práctica profesional en Estados Unidos en “Lake Tahoe”. Ella al salir de la universidad comenzó a trabajar para la cámara de comercio de South Lake Tahoe” en Marketing y pasó nueve años entre los años de profesores de esquí y otros para Vail Resorts. Salió en junio del 2021 cuando tenía el puesto de directora de marketing de Kirkwood California, un centro de ski en “Lake Tahoe”. Hoy día ella es Brand manager de una marca de ropa outdoor de Jackson Hole Wyoming que se llama STIO, vive en Salt lake City y ha construido su propia vida, marquetera de “tomo y lomo”. Feliz por su paso por la industria del esquí, pero más feliz aún de que fue capaz de construir un producto como la ropa Outdoors.

 

Familia Ackerson Zunza


¿Qué hay de tus otros hijos?

David que tiene 26 años está recibido de diseñador de la Universidad Católica y es un apasionado para la creación de productos, con increíbles conocimientos de tecnología. Es experto en impresión 3D y bueno todo lo que sabe un diseñador de hoy día. Además es un apasionado del randonné, splitboard y backcountry. Es muy buen fotógrafo y busca vivir su vida outdoors y en la montaña. Josefina, mi hija menor, también es una apasionada esquiadora, pero ella se está embarcando en un mundo relacionado con la moda. Ella es preciosa y hace mucho trabajo de influencer en términos de redes sociales y cosas de esa índole, pero ella tiene mucha pasión por la moda y ella espera que a través de su educación universitaria, pueda trabajar en el mundo de la moda, pero aún está en la universidad.


Para finalizar ¿Cómo ves Corralco con tu mirada de esquiador?

Primero, en la perspectiva de la Araucanía Andina es la creación de un destino más grande que Corralco, el destino es Malalcahuello y sus montañas. Yo estoy fascinado porque geográficamente, en términos de topografía, tener un altiplano Andino en Malalcahuello, donde hay mucho potencial de desarrollo sustentable. Tener a 12 km de ese altiplano una montaña con una abundancia de nieve, excelentes condiciones para el ski y también tener un río que pasa por la mitad del altiplano. A eso se suma la presencia de las araucarias, la historia de ferrocarriles, de la industria forestal, hay una gran cantidad de ingredientes para que Malalcahuello y sus montañas se conviertan en un destino potente en Chile. Eso me motiva mucho, también porque está en sus génesis. Para alguien como yo, que ha dedicado toda su vida al turismo, tener la oportunidad de participar en un proyecto desde su génesis es realmente un regalo. En segundo lugar, referente al centro de esquí de Corralco que ocupa las laderas del Volcán Lonquimay, éste tiene atributos únicos. Voy a tratar de hacer una explicación fácil: Hay varios diferentes componentes en volcán Lonquimay y la reserva Malalcahuello que lo hacen un destino invernal perfecto. Hay 25 mil hectáreas accesibles de backcountry, que son amigables, diversos, lo que lo hace geográficamente un regalo con un dominio nevado gigangesco. El volcán Lonquimay donde está emplazado Corralco ha sido muy bien pensado para un centro de ski. Los frentes entran del noroeste y depositan en la cara sureste, y otros entran por el norte y depositan en la cara sur. Así Corralco es uno de los pocos centros de ski en Chile donde su orientación geográfica en relación al hemisferio, al trayecto del sol y la direccion con que entran los frentes, hacen que todo el centro de ski esté en la ladera perfecta. La razón para su orientación es su reciente desarrollo. Otros centros de esquí que han sido desarrollados muchos años atrás, no tomaban en cuenta la orientación pues no existía ninguna preocupación por el calentamiento global, no era un tema simplemente. Corralco tiene una concesión en La Reserva Nacional Malalcahuello que es de 1775 hectáreas y las pistas que nosotros preparamos ocupan un área de más o menos 650 hectáreas. Por esto tenemos la oportunidad de seguir desarrollando pistas de ski y andariveles en la misma área, aunque las personas que suben al andarivel más alto, pueden fácilmente elegir entre las pistas preparadas y una infinidad de bajadas fuera de pista. En ese sentido tienen un dominio de topografía muy interesantes, de pendientes muy interesantes, de calidad y cantidad de nieve. Desde el 2014 que estoy en Corralco, el promedio de nieve acumulada en la temporada es casi 7 metros. Esa es una excelente cantidad de nieve en cualquier parte del mundo. Yo creo que parte de la razón porque se acumula tanto en el volcán es el terreno que existe al noroeste del macizo del volcán Lonquimay: Es plano y con ausencia de lagos, lo que permite que los frentes ganen potencia y pierdan humedad, en ese trayecto desde el golfo de Arauco hasta chocar con los Andes a la altura del Volcán Tolhuaca, Volcán Lonquimay, Llaima y Sierra Nevada, que son cuatro volcanes que tienen abundancia de nieve.



Artículos relacionados:


2 Comentarios Escribe tu comentario

  • IST
    IST
    #1
    Fecha comentario:
    13/04/2022 17:23
    #1
    Súper interesante. Cuando vuelva a Chile tengo que visitar Corralco si o si

    karma del mensaje: 16 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    15/04/2022 23:58
    #2
    Gran formador de profesores....Una forma diferente de ver el Ski :+:

    karma del mensaje: 16 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0


Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Nevasport Chile. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Lo más leído:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x