El milagro del esquí

El milagro del esquí
A la mayoría se nos ha olvidado qué se siente cuando uno prueba algo tan complicado por primera vez
Stoeckli
POC
Black Yak

Recuerdo a menudo a los compañeros que quieren dedicarse a esto de enseñar, lo que experimenta alguien que nunca lo ha practicado. Es un ejercicio necesario, creo, pues a la mayoría se nos ha olvidado qué se siente cuando uno prueba algo tan complicado por primera vez. Les pido que se imaginen a un señor o señora cualquiera saliendo el viernes del trabajo. Una persona cuya única idea de la nieve son postales de casitas y prados idílicos por las que baja Heidi en schuss mientras llama al abuelo.

La señora sale el viernes del curro, mete a sus dos niños en el coche, uno resfriado, el otro que no quiere ir, y se come un atasco para salir de la ciudad con un inmenso nivel de incertidumbre sobre el camino que le queda, las condiciones que encontrará, las medicinas del niño y el bocadillo que se le ha olvidado, si llegará a tiempo y mil cosas más y, por encima de todo, si merecerá la pena por fin en esa excursión tan esperada y también tan cara. La señora conduce tarde y cansada hasta la zona donde se estrecha la carretera y empiezan las curvas, el chivato de la temperatura le avisa de que se acerca a cero grados y el estrés aumenta ante la posibilidad de que haya nieve, hielo o que tenga que bajarse a colocar unas cadenas que no ha puesto nunca y ni sabe en qué parte del maletero ha dejado.

Por fin llega sin novedad. Menos mal. Baja a los niños, baja las maletas -las de los niños también, obviamente- y se acuesta tarde tras la lucha de rigor con dos churumbeles excitados que no se quieren ir a dormir. Al día siguiente se pega el gran madrugón, lucha de nuevo por que los niños desayunen y, previsora, se presenta en el alquiler a primera hora. El empleado la trata con displicencia y allí, encima, se entera de que las clases son en otro sitio y, en otro más, tiene que sacarse unas cosas que se llaman forfait. Se pone las botas de tortura, las abre, las cierra, las abre otra vez y no da con la tecla, y hace tres colas con un equipo incomodo y pesado con el que, cada vez que cambias un guante de mano, los esquís se ponen en aspa, se te cruzan los bastones, se te doblan las gafas y se te sale la oreja del gorro.  A eso se suman los otros dos equipitos también incómodos y aparatosos que los niños van perdiendo a cada dos pasos. No tiene muy claro adónde va, pero siguiendo las indicaciones termina cogiendo una cabina amenazadora -un chisme que vuela a veinte metros colgada de un cablecito- que la lleva a ella y a sus hijos, con mezcla de ilusión y desconfianza, al sitio donde le han dicho que se empieza a esquiar.

Carolo en Ladis-Fiss años 90

El Ladis-Fiss, Austria, a principios de los años 90, con un grupo de los muchos principiantes con los que he esquiado de los que algunos hoy, treinta años después, son mis amigos. 

Arriba en la escuela hay otra cola y otro desconcierto y, finalmente, unos chicos amables que resultan ser profesores se acercan a preguntarle si espera su clase. Los niños van con uno y ella con otro. Se fía, no le queda más remedio. Resulta un poco irritante esa naturalidad con la que el joven se mueve cargado por ese medio tan caprichosamente inestable; y no es por él, sino por ella misma que se siente como un pato. Camina tras el profe, sonríe y aguanta, mientras recoloca por enésima vez luchando con el lío de bastón, gafa, gorro, guante y esquís que se empeñan en abrirse en aspa. Llegan a la zona de principiantes y allí, tras respirar y unas indicaciones, se calza por fin los artefactos infernales. ¿Habré hecho bien en venir? Ahora el tipo de incertidumbre es otro y su nivel llega al mayor grado. Es el clímax del desasosiego porque se adivina que se acerca el momento culminante.

Después de unos ejercicios y unos pasitos ridículos y tal, por fin, en una pendiente con contrapendiente, el profesor le dice que va a hacer sus primeros metros esquiando, que se va a poner así, que no se preocupe, que simplemente se tiene que dejar llevar por la gravedad. Que la contrapendiente la frenará y que no tiene que hacer nada, solo disfrutar. La señora no lo cree del todo, pero obedece, se coloca con mezcla de nervios y expectación, se empuja con los bastones y recorre resbalando por la nieve, asida solo de fe y equilibrio, sus primeros metros esquiando.

En ese momento el mundo se para; desaparece. Ninguna de las tribulaciones de la tarde anterior ocupa ya la mente. Incluso se diría que ninguna de las preocupaciones había existido jamás. Solo un pensamiento lo desborda todo y, mientras gira la cabeza hacia el instructor, le sale de unos labios sonrientes, con igual inocencia que emoción: “Carolo, ¡he esquiado!”.

Ese instante prodigioso justifica todo el sufrimiento que esa señora haya podido soportar para llegar hasta ahí, y para el que hemos necesitado setecientas palabras muy resumidas en un DIN-A4. Por eso, esa señora, a pesar de que ya conoce el infierno frío, largo, complejo y caro que supone subir a esquiar, al siguiente fin de semana volverá, y no habrá un solo día de esa semana en el que no cuente las horas que le quedan para regresar a la nieve. Solo unos metros resbalando justifican un calvario; algo que solo puede valorar quien lo haya experimentado.

Y les cuento esto a mis compañeros, o futuros compañeros, para que nunca menosprecien la inmensa responsabilidad que tienen al acompañar a alguien en sus primeras horas esquiando, porque estarán participando de un acontecimiento extraordinario en la vida de la otra persona. Y, si tienen la suficiente sensibilidad para apreciarlo, un acontecimiento en las suyas propias, que se repetirá cada vez que tengan la suerte de enseñar a alguien a esquiar.

¡Buenas huellas!

Carolo, abril de 2020

51 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    07/04/2020 13:11
    #1
    La Odisea del esquí!!!

    Bravo!!! :+:

    karma del mensaje: 34 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    07/04/2020 13:27
    #2
    #1 :lol2: pues hablando de Odisea del esquí, tampoco la vuelta se queda corta, así que habría que escribir también comparando la vuelta un domingo después de esquiar, con la vuelta desde el estrecho de Mesina (done Caribdis, las sirenas y todo eso), jajaja

    karma del mensaje: 74 - Votos positivos: 5 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    07/04/2020 13:39
    #3
    El esquí: la única droja dura que no está prohibida (bueno, ahora sí lo está) :za!ar:
    Y que conste que yo SÍ recuerdo mi primer día de esquí. Y no voy a decir cuántos años han pasado porque ni yo misma me creo que puedan ser tantos.

    karma del mensaje: 85 - Votos positivos: 5 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    07/04/2020 13:44
    #4
    #3 :lol2: droja dura, tú lo has dicho. Pues que sepas este articulito contiene reflexiones que he tenido a partir de cosas que has dicho como, por ejemplo, la displicencia con la que a veces se trata a las personas, especialmente si son mujer, en el mundo de la nieve.

    karma del mensaje: 32 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #5
    Fecha comentario:
    07/04/2020 13:53
    #5
    Carolo, ¡he esquiado!

    Qué bonito, qué complicado y que sencillo a la vez :)

    karma del mensaje: 51 - Votos positivos: 3 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #6
    Fecha comentario:
    07/04/2020 13:55
    #6
    #5 Te juro que la frase me sigue poniendo los vellos de punta :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 23 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #7
    Fecha comentario:
    07/04/2020 16:16
    #7
    Ay! Qué tendrá el esquí que tanto nos hace sufrir y disfrutar! :lol2:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #8
    Fecha comentario:
    07/04/2020 17:17
    #8
    Justo hace un par de días lo comentaba con alguien, que a los que cada vez esquiamos menos nos gustaría recordar esa primera sensación.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • JAO
    JAO
    #9
    Fecha comentario:
    07/04/2020 17:57
    #9
    Jajaja que bueno!!!
    Ese estrés de prepararlo todo y que no se me olvide nada (sobre todo cuando vamos toda la familia), empiezas por el material duro (a cargarlo en el coche), luego toda la equipación en la bolsa gigante (hala, al maletero)…..
    Y una vez en marcha, las típicas preguntas de mis hijos; ¿papa has cogido mi casco? ¿papa has cogido mis guantes? y tu contestando a todo que si pero pensando "joder creo que si" :lol2: :lol2: :lol2:
    Bendita droga blanca :+: (la nieve ehhh!!!! :lol2: )

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #10
    Fecha comentario:
    07/04/2020 18:51
    #10
    Gracias por el ejercicio de ayudar a rescatar un recuerdo divertido, lleno de ansia (y algo de ansiedad) y renovador que tenía en algún estante de la memoria, por ahí, criando polvo.
    :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #11
    Fecha comentario:
    07/04/2020 19:48
    #11
    #7 eso mismo digo yo :lol2:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #12
    Fecha comentario:
    07/04/2020 19:50
    #12
    #8 para eso están los nuevos deportes, jaja... el frijil y todo eso.... vuelves a ver todo como un principiante :lol2:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #13
    Fecha comentario:
    07/04/2020 19:52
    #13
    #9 Los que vais con niños sois héroes Jao, ya lo he dicho, jaja

    karma del mensaje: 33 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #14
    Fecha comentario:
    07/04/2020 19:55
    #14
    #10 Son momentos extraordinarios a los que, creo,que se les quita importancia por fijarnos solo en progresar y en hacerlo cada vez mejor. Sin embargo, esa primera experiencia es tan determinante que a partir de ahí divide a la humanidad en dos tipos, los que les gusta y los que no, jaja :+:

    karma del mensaje: 27 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #15
    Fecha comentario:
    07/04/2020 21:04
    #15
    #12 jajajajaaj. Además de verdad, esas primeras curvas telemarkeando... este año me he quedado con las ganas, hasta primavera no los suelo coger...

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #16
    Fecha comentario:
    07/04/2020 22:38
    #16
    Todo el mundo lleva un esquiador/a dentro. Si encima tiene la suerte de que un buen profesor actúe como una buena matrona, y lo ayude a sacarlo sin mucho dolor, eso no tiene precio.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #17
    Fecha comentario:
    07/04/2020 23:35
    #17
    #16 jaja, pues me parece una buena metáfora la del instructor matrona :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #18
    Fecha comentario:
    08/04/2020 08:37
    #18
    #4

    Masocas y encima pagando - disfrutando. Que modernos ya monos y todo



    De todas formas, esos eran fanaticos, ya nieve a paladas, cadenas de hierro y ostias a cascorros.

    Lo de las buenas matronas, en aquellas épocas........ ya fue otra cosa. Escuela de Candanchu (Roldan), casi todos. Y si no los que subiamos cada fin de semana, la chaquetilla, y ya monitores. :+: :+:

    Buen texto , crack.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #19
    Fecha comentario:
    08/04/2020 08:53
    #19
    casi ni me acordaba de mi primer día
    gracias por el recuerdo
    :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #20
    Fecha comentario:
    08/04/2020 12:48
    #20
    #19 Me alegra haber contribuido a traer buenos recuerdos, jaja, era la idea entre otras :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #21
    Fecha comentario:
    08/04/2020 12:49
    #21
    #18 :lol2: masocas y pagando, jaja, tú lo has dicho, pero ¡cuánto de es sufrimiento a cambio, eh!

    karma del mensaje: 14 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #22
    Fecha comentario:
    08/04/2020 12:56
    #22
    Si.... porque era voluntad .................. a las 4,30 a.m. cojer el tren para llegar a la Molina a las 8.30 ..... con botas, esquís ............ , pero el bajar del tren y un palmo de nieve en la vía, lo valía............. ¡¡¡¡¡¡ :lol2: :lol2: :lol2: :+:


    Venga que n queda na ............. :+: :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #23
    Fecha comentario:
    08/04/2020 15:31
    #23
    Estoy en total de acuerdo con este escrito.
    Estube 13 temporadas como monitor entre Andorra y Chile. Mucha gente siempre me ha comentado el tópico de: y no es aburrido hacer classes debutantes....?
    - Pues son las más divertidas contesto siempre....
    Y es que el contacto con el alumno es más directo y continuo...
    El trabajo más importante de la professión está Aquí....
    Y ver esas caras de felicidad y satisfacción en un debutante cuando finaliza la clase... se contagia y eso... no tiene precio...
    Y para finalitzar... empatizas con la persona y os aseguro que con el tiempo acabas haciendo una amistad en muchas ocasiones...

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

  • #24
    Fecha comentario:
    08/04/2020 20:06
    #24
    Mi primer día, como lo tengo muy reciente, no se me olvida. Y no se me olvidará, porque le tenía algo mas que respeto, puro miedo, a lo de esquiar.

    Si estoy en esto ha sido gracias a un profesor paciente, que supo muy bien como llevar esto conmigo, y a un par de ellos que posteriormente me quitaron todas la dudas que podían quedar.

    Fundamentales, vosotros. Gracias.

    SL2, ratón.

    P.D. Ya lo he comentado detalladamente, creo pero si hace falta vuelvo a contarlo para que os volváis a reír todos.

    karma del mensaje: 35 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #25
    Fecha comentario:
    08/04/2020 22:08
    #25
    #23 Exactamente pienso colega :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #26
    Fecha comentario:
    08/04/2020 22:09
    #26
    #24 Lo puedes contar cuantas veces quieras :lol2: :lol2: :lol2:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #27
    Fecha comentario:
    09/04/2020 00:43
    #27
    Que buen texto! Según avanzaba la señora me la imaginaba en mitad de cualquiera de las "curvas" de sierra nevada, angustiada, intentando averiguar dónde está el edificio presidente o Kilimanjaro...alguno de sierra nevada sabrá de que hablo! :lol2: :lol2:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #28
    Fecha comentario:
    09/04/2020 09:53
    #28
    Que recuerdos , un buen ejercicio de memoria ,con lo poco que nos cuesta recordar aquellos momentos .
    Que ilusión era preparar el viaje ,la ropa ,los trastos ,que el viaje iría bien......montarnos en los telesillas ,que tensión en aquellos arrastres , los primeros giros , las primeras caidas ,quien pudiera volver atrás .....
    Que bueno Carolo...... Que bueno.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #29
    Fecha comentario:
    09/04/2020 12:58
    #29
    #27 :lol2: he vivido cerca, de modo que sé de esos seres perdidos "buscando el norte"

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #30
    Fecha comentario:
    09/04/2020 12:59
    #30
    #28 Me alegra que guste y evoque esos recuerdos :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #31
    Fecha comentario:
    09/04/2020 17:29
    #31
    Esta claro que el esquí está hecho para masocas :diable:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #32
    Fecha comentario:
    09/04/2020 18:56
    #32
    Los que aprendimos de jóvenes por imitación nos quedamos con la boca abierta al ver lo fácil que fue después aprender para nuestros hijos, con aquellos pantalones pegados y las piernas bien juntitas. Pero si queréis satisfacción de la gorda, nada como ver aprender a los nietos y esquiar con ellos. En definitiva, las emociones del ski son incomparables.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #33
    Fecha comentario:
    09/04/2020 19:23
    #33
    Qué buen relato. :+: No está de más acordarse de aquellos momentos, gracias. :+: Si voy con alguien que va por primera vez a la nieve tendré en cuenta estas cosas; porque está claro que esa persona no va a entender tu entusiasmo si primero no lo prueba, claro. Esto parece obvio, pero queriendo demostrar lo mucho que mola, igual acabamos atosigando. :)

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #34
    Fecha comentario:
    09/04/2020 19:26
    #34
    #24 ¡Que lo cuente que lo cuente! :)

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #35
    Fecha comentario:
    09/04/2020 21:12
    #35
    #33 Pues eso creo que pasa, que la gente te mira como de que estas exagerando, jaja

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #36
    Fecha comentario:
    10/04/2020 11:21
    #36
    Qué grande eres Carolo!!!

    Yo no recuerdo mis primeros pasos esquiando, pero sí que tengo muy presente los de mis hijas y la odisea de cargar todos los trastos, abrocharles las botas...

    Pero todo ello se pasa cuándo las ves deslizando con la sonrisa en la cara

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #37
    Fecha comentario:
    10/04/2020 12:32
    #37
    #36 Y eso justifica todo el esfuerzo :+: :+: :+: A veces los que estamos del otro lado, dando clases, no nos ponemos en el lugar del alumno, del padre o la madre pero, con ese leve esfuerzo, uno se da cuenta de lo bonito que es contribuir a que algo así salga bien

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #38
    Fecha comentario:
    10/04/2020 12:52
    #38
    #31 Todo bien tiene su precio, jaja

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #39
    Fecha comentario:
    10/04/2020 12:53
    #39
    #32 Pues si se ha transmitido ya en tres generaciones es que el milagro no cesa, jaja ¡enhorabuena! :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #40
    Fecha comentario:
    10/04/2020 14:32
    #40
    #37 Y suerte tenemos de vosotros!! ;) ;)

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #41
    Fecha comentario:
    10/04/2020 14:39
    #41
    #40 es una simbiosis Ferrán, ¿qué es un profe sin alumno? pues ná de ná :lol2:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #42
    Fecha comentario:
    10/04/2020 17:11
    #42
    A mi hasta me ha emociando un poquillo conforme lo leía. Toda una odisea. Más que cotidiana, pero odisea. ¡Y tú el Héroe de ésta! :)

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #43
    Fecha comentario:
    10/04/2020 20:28
    #43
    #42 :lol2: yo de héroe tengo poco...en todo caso otro papel secundario... las heroínas y los héroes son las madres y los padres que se pegan esos curros y esos sacrificios invisibles que hacen posible el esquí

    karma del mensaje: 17 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #44
    Fecha comentario:
    10/04/2020 21:04
    #44
    Muy bueno... he guiado a muchos amigos a este deporte, he compartido con muchos de ellos sus primeros momentos, en el alquiler, en el coche, con la nieve, con la nevada, sus primeras bajadas después de las clases, les he ayudado, corregido y quizás también enseñado algo. He visto a muchos engancharse a esto gracias un poco en parte a mí y no puedo estar más de acuerdo contigo.

    Excelente relato.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #45
    Fecha comentario:
    10/04/2020 22:06
    #45
    Carolo, defines algo por lo que casi todos hemos pasado y esos recuerdos tan gratos, "ahora". Me queda muy lejos mis primeros pasos, pero volver a pasarlos con los hijos es algo que no se olvida. También ver con rabia, alegria y orgullo como ellos progresan y tú te quedas en cabo chusquero. Y suerte de aquellos que en los comienzos tenian un monitor, algunos lo más cercano era un amigo cab....... que se partia la caja cuando intentabas levantarte. Creo que en mis priemras horas, estuve más tiempo en horizontal que en vertical. Un saludo

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #46
    Fecha comentario:
    11/04/2020 22:56
    #46
    #45 pues espero que una de mis contribuciones sean que se amigo cabrón, jaja, sea más empático en el futuro, y cambie carcajadas por compresión y buenos consejos :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 30 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #47
    Fecha comentario:
    11/04/2020 23:00
    #47
    #44 Pues entonces conoces esa sensación chocante de formar parte, de repente, de la alegría ajena sin haberlo esperado, jaja :+:

    karma del mensaje: 15 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #48
    Fecha comentario:
    13/04/2020 12:08
    #48
    Yo añadiría algo más...la de guardias echadas, la cantidad de horas extras en las peores fechas (navidad, semana santa, etc...) sólo para poder disfrutar de un par de semanas al año en los Pirineos, en un hotel de 4 estrellas, poder pagar el forfait y las clases de esquí de los peques...un año entero de esfuerzos, de no dormir para doblar turno...todo por vivir dos semanas de ensueño. Y es que esa es otra Odisea, una maratón económica para cumplir un sueño. Un abrazo

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #49
    Fecha comentario:
    13/04/2020 15:05
    #49
    #48 En efecto,a ese esfuerzo invisible me refiero cuando hablo, en otros artículos, de la base de la pirámide inmensa de esfuerzo, ahorro y trabajo, que soporta sin que se note los días alegres de esquí :+: :+:

    karma del mensaje: 13 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #50
    Fecha comentario:
    15/04/2020 20:25
    #50
    Eres el puto amo de esto jaja....... Un saludo amigo.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #51
    Fecha comentario:
    15/04/2020 22:00
    #51
    #50 jaja ¡Gracias Raúl! me alegra verte de nuevo por aquí ¡Un abrazo fuerte!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de El rincón de Carolo. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x