Fluir en el esquí, capítulo XIV y último

Fluir en el esquí, capítulo XIV y último
En este libro hablamos sobre la fluencia y su parecido razonable con ese constructo que llamamos felicidad. Pasajera, sin duda, y casi nunca gratis
Stoeckli
POC
Black Yak

En este libro hablamos sobre la fluencia y su parecido razonable con ese constructo que llamamos felicidad. Pasajera, sin duda, y casi nunca gratis, pero siempre deseable. Alcanzar estados de fluencia esquiando es tremendamente fácil y, lo mejor, es que esos estados se consiguen con habilidades que probablemente conozcamos de sobra por otros aspectos demuestra vida. El trabajo, los estudios u otras rutinas nos han enseñado a concentrarnos, a fijarnos en lo más relevante, a aceptar pequeños desafíos accesibles que se convierten en hábitos comunes y que pueden ayudarnos a esquiar mejor.

¿Aprender a esquiar según estos pasos, garantiza alcanzar siempre la fluencia? Desde luego que no. ¿Llegar a fluir esquiando nos ayudará a esquiar mejor? Probablemente tampoco. ¿Ambas cosas pueden ir unidas y, con frecuencia, se retroalimentarán? Sin duda ya hemos experimentado ese fenómeno por el cual, los estados intensos de felicidad al practicar deportes nos hacen aprenderlos mejor. Y, también, a la inversa, aprender induce momentos de satisfacción íntima que favorecen la motivación creciente y facilitan la fluencia .

Las neurociencias, la psiquiatría y la psicología modernas, coincidiendo con el diagnóstico clásico del conocimiento no científico y de la intuición popular, señalan varios elementos relacionados con los estados de fortaleza anímica y de felicidad que, interesantemente, se dan en el esquí: el involucrarse en este tipo de proyecto del que venimos hablando, accesible, pero estimulante y de algún modo transcendente; el cultivo de las relaciones afectivas; los hábitos físicos e intelectuales razonablemente saludables, lo que incluye las actividades artísticas y el humor que hemos tocado oblicuamente en algún capítulo de este libro. Finalmente, sobrevolando por las anteriores, algo evidente que suele olvidarse: la ausencia de trampas. En esto también tiene algo que decir el deporte, donde prácticamente todo es real y objetivo. La manera de medir el rendimiento suele ser difícil de manipular con argucias intelectuales; las pistas tienen una inclinación determinada, la velocidad a la que bajamos, el tiempo que tardamos o el número de curvas que hacemos son todos factores mensurables que nos pueden hacer ver si, objetivamente, mejoramos o empeoramos nuestro rendimiento. En este entorno fehaciente donde las trampas quedan en evidencia, se experimenta la satisfacción rotunda de participar o de hacer ocurrir algo aunténtico. Fluir en el esquí brinda, por ello, no solo en valor quizás superficial del gozo pasajero, sino también el de la autenticidad de lo que se aprende, se alcanza y se vive verdadera y genuinamente.

Cuando logramos ese estado autotélico en que las actividades son gratificantes por si mismas, las necesidades tanto materiales como físicas decrecen. Durante esos momentos ganamos autonomía y tendemos a involucrarnos con mayor intensidad en lo que nos rodea. Participamos de los acontecimientos, contribuimos, una vez más, a que “pasen cosas”, y ello provoca un efecto circular sobre nuestro bienestar. Aprender a fluir en el esquí, pues, aceptando el proceso complejo y trabajoso de consumación de un proyecto, valorando éxito y el fracaso en función de nuestra propia actuación, identificando la información y disfrutando las sensaciones que nos permiten interactuar positivamente con el entorno, y dirigiendo nuestro diálogo interno hacia el presente de las actividades en las que estamos involucrados, puede ayudarnos a compensar un poco nuestras tribulaciones. Y eso a medida que esquiamos más intensa y eficazmente. Y, si no, al menos, cada vez que bajemos una montaña y tengamos la suerte de fluir, aunque momentáneamente, habremos experimentado la satisfacción legítima de hacer algo en si mismo gratificante, y real, que no necesita ninguna otra justificación.

¡Buenas huellas!

Carolo, diciembre de 2019

10 Comentarios Escribe tu comentario

  • JAO
    JAO
    #1
    Fecha comentario:
    04/12/2019 20:48
    #1
    Que razón tienes Carolo!!!
    Si no te diviertes y disfrutas, difícilmente progresarás y serás bueno en cualquier deporte (incluso en el trabajo aunque ahí cueste divertirse).

    karma del mensaje: 26 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    04/12/2019 21:03
    #2
    #1 En el trabajo solo te diviertes en momentos inconfesables, jajajaja

    karma del mensaje: 24 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    05/12/2019 00:49
    #3
    Muchas veces queremos progresar en nuestro trabajo, en el deporte, o en cuestiones de nuestra vida cotidiana, pero no sabemos cómo hacerlo.
    Es muy importante analizar qué estamos haciendo, cómo lo estamos haciendo, y qué queremos llegar a hacer. Pero desde nuestra perspectiva como individuos es complicado hacerlo por nosotros mismos, pero si desde el exterior nos dan una serie de pautas con las que guiarnos, este camino nos resultará mucho más claro, sencillo y productivo.
    para entrenar psicológicamente la puesta en escena y conseguir controlar las inseguridades, la concentración y la proyección de nosotros mismos.
    Así pues, en un primer paso, debemos ser conscientes de ciertos factores inconscientes para poder dominarlos, del mismo modo, que nos sobrevienen pensamientos que nos generan baja autoestima y tenemos que controlar para poder hacer frente a estas situaciones, a inseguridades que muchas veces vienen inducidas por factores culturales de la sociedad en que vivimos. Por ejemplo, ante un reto deportivo, se plantea la importancia de crear una atmósfera de concentración, haciendo ejercicios de respiración, repitiendo palabras que nos ayuden a relajarnos.
    Para progresar, debemos plantearnos nuestros objetivos teniendo en cuenta nuestros puntos fuertes y débiles, siendo realistas con nuestro modo de vida, nuestras necesidades y nuestras condiciones. Toda práctica deportiva debe llevar implícita cuatro factores sin los cuales es imposible alcanzar el progreso, la fluidez y el disfrute: constancia, entrenamiento, descanso y nutrición

    karma del mensaje: 33 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    05/12/2019 11:46
    #4
    #3 gracias por tu aporte Lucas!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #5
    Fecha comentario:
    15/12/2019 10:44
    #5
    Te lo digo poco, pero siempre es un placer leerte, Carolo.

    Gracias por compartir todo esto con nosotros.

    SL2, ratón.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #6
    Fecha comentario:
    15/12/2019 11:48
    #6
    #5 ¡Gracias ratón!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #7
    Fecha comentario:
    15/12/2019 12:16
    #7
    Precioso!! Gracias por esta serie.
    Anda que no disfruté con el capítulo de concentración, parecía enteramente un tratado de meditación vipassana. :)
    Al final la cosa va de conquistar nuestros miedos, y de educar nuestra capacidad de proyectar. Pero qué dificil es a veces cuando gran parte del entramado social y en las relaciones está construido sobre el miedo!
    FEAR literalmente es temor, pero algún avispado lo convirtió en el acrónimo de "false evidence appearing real".

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #8
    Fecha comentario:
    15/12/2019 13:23
    #8
    #7 ¡gracias erico!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #9
    Fecha comentario:
    16/12/2019 17:40
    #9
    Bellísimo artículo Carolo, también el epílogo. Gracias por llevarnos a reflexionar sobre estos aspectos a quienes nos fijamos más en el gesto técnico, a veces únicamente en éste. Esta tendencia porta frecuentemente a descuidar el principal porqué de lo que hacemos. :) ¡Gracias!

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #10
    Fecha comentario:
    16/12/2019 19:13
    #10
    #9 Gracias a ti por leerlo y ¡porque seguro que lo pondrás en práctica! jaja :+:

    karma del mensaje: 17 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de El rincón de Carolo. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x