Sexto capítulo de "Fluir en el esquí"

Sexto capítulo de "Fluir en el esquí"
1.423
1
Retomamos el librito por capítulos "Fluir en el esquí". Hoy, hablando sobre el foco de atención y su relación con la concentración

El foco externo

Al practicar deportes podemos centrar la atención en cosas diversas, como el entorno, nuestro propio movimiento o en el efecto que produce lo que hacemos. Cuando atendemos con cierta intensidad a los focos adecuados, decimos que estamos "concentrados". Esos focos de atención suelen dividirse en amplios y reducidos -por ejemplo, si se trata de atender a muchos estímulos a la vez o a uno solo- y también en focos externos e internos, es decir, que estén fuera o dentro de nosotros. Para concentrarnos mejor tenemos que aprender, primero, a identificar esos focos relevantes que nos ayudan a llevar mejor a cabo las tareas. El ejemplo del clavado de bastón en la pendiente, que usábamos en el capítulo anterior, es un foco reducido externo que permite, como hemos visto, ejecutar toda una cadena de gestos de forma tremendamente eficaz.

El esquí es un deporte en la naturaleza y cada situación presenta infinidad de focos distintos. Saber reconocerlos bien, y saber cambiar de uno a otro es la clave, pues, para concentrarnos con intensidad y eficacia. El consenso científico actual parece mostrar que mantener un foco predominantemente externo mejora, no solo la precisión de los movimientos sino, también, hace llevarlos a cabo con menor esfuerzo. Si, pongamos por caso, pintamos una referencia a cierta altura en la pared, saltaremos más y con mayor precisión que si solo pensamos en impulsarnos lo más posible. El foco externo aumenta, por tanto, la eficiencia, pues no solo hace rendir con mayor amplitud, velocidad o fuerza, sino también con menor gasto de energía física y mental. Diversas hipótesis han explicado este fenómeno a través de los años. La más sencilla es la oculomotora, o sea, la coordinación que existe entre el ojo y las extremidades y que usamos, por ejemplo, para aprehender algo, esquivar un obstáculo o para seguir con el dedo las carreteras en un mapa. En el caso del esquí, sería la capacidad de orientar las piernas y los pies en la dirección hacia la que queremos ir que, combinada con otras habilidades perceptivo-motrices, nos permite interactuar con el terreno, regulando el equilibrio y ejerciendo diversos grados de presión durante ese proceso de traslación cuesta abajo que tanto nos gusta.

Fluir en el esquí 6 cap

Por el contrario, los focos internos -como el análisis minucioso del movimiento que hemos usado tradicionalmente para aprender a esquiar- siendo a veces necesarios y eficaces, pueden entorpecer nuestro rendimiento si confiamos en ellos en exceso. Esto es debido a que el foco interno suele deconstruir los elementos o la secuencia de movimientos, y constreñir así la ejecución fluida de otros que, de otra manera, se harían automáticamente. Además, el abuso de análisis que induce el foco interno parece disparar el “auto juicio disruptor”, esa vocecilla insolente y desmotivadora que salta a veces, distrayéndonos, sugiriendo que, igual, lo estamos haciendo mal. Si nos fijamos, el enfoque clásico de la enseñanza del esquí, poniendo de relevancia solo los fallos, se realimenta muy negativamente en estos casos. Con todo ¿debemos evitar atender a focos internos? No. Reconocer las sensaciones que percibimos o centrarnos en gestos analíticos es tremendamente útil y se combina perfectamente con el foco externo. Pero sin olvidar que, junto al análisis y las sensaciones internas, debemos también atender al objetivo general que perseguimos, la amplitud, la velocidad, la dirección y el efecto de lo que estamos haciendo. Con la experiencia terminamos integrando todos estos focos de atención con maestría, como con el ejemplo ya citado del bastón o, como cuando imaginamos una curva, y la dibujamos usando la coordinación óculo motora siguiendo esa referencia externa, pero también, a la vez, empleando un foco interno, doblamos el tobillo deliberadamente sintiendo la fricción de la nieve a través del tacto.

El foco externo puede atenderse con cualquier sentido, como la vista o el tacto. Como decimos arriba, puedo utilizar una referencia visual en la pista, real o imaginada, o puedo tratar de notar el efecto de la mayor o menor fricción que mis movimientos generan en la nieve. Familiarizarnos con los focos que más nos ayudan nos permitirá, como dijimos, aprender a concentrarnos con gran intensidad. Sin disrupciones, sin pensamientos negativos o innecesarios, con gran claridad y economía de esfuerzos permitiéndonos, como veremos en el siguiente capítulo, alcanzar con facilidad esos estados de fluencia que tantas alegrías nos proporcionan al esquiar.

¡Buenas huellas!

Carolo, noviembre de 2018

1.423
1

23 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    26/11/2018 09:28
    #1
    ¡Qué gran artículo! Tenía muchas ganas de leerlo, la verdad.

    La fluencia. Tan deseada que, a veces, parece que le queramos poner trabas para conseguirla.

    Muchas gracias, perfecta lectura para comenzar la semana.

    :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 32 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    26/11/2018 10:01
    #2
    Muy bueno Carolo, siempre es muy agradable e instructivo leerte ;)

    karma del mensaje: 68 - Votos positivos: 4 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    26/11/2018 11:23
    #3
    Ahora sí que comienza la temporada :)

    karma del mensaje: 82 - Votos positivos: 5 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    26/11/2018 11:29
    #4
    #1 Más adelante veremos cómo, el hecho de perseguir la concentración o la fluencia hace más difícil alcanzarla, jaja ¡Feliz temporada!

    karma del mensaje: 75 - Votos positivos: 5 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #5
    Fecha comentario:
    26/11/2018 11:56
    #5
    #4 Igualmente Carolo, feliz temporada para todos. Afortunadamente ya llevamos unas semanas esquiando. ;)

    karma del mensaje: 33 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #6
    Fecha comentario:
    26/11/2018 13:40
    #6
    Gran artículo! Deseando fluir otra vez!!

    karma del mensaje: 33 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #7
    Fecha comentario:
    26/11/2018 15:40
    #7
    Muy bueno! Gracias!

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #8
    Fecha comentario:
    26/11/2018 20:08
    #8
    Panta rei, Carolo ;)

    karma del mensaje: 27 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #9
    Fecha comentario:
    26/11/2018 20:21
    #9
    Gran regreso, por la puerta grande Sensei!!

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #10
    Fecha comentario:
    26/11/2018 20:33
    #10
    Qué ganas tenía de seguir con los artículos..... !!!!

    :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #11
    Fecha comentario:
    26/11/2018 20:39
    #11
    Pues yo no lo he entendido.

    Para dónde hay que mirar?

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #12
    Fecha comentario:
    26/11/2018 21:55
    #12
    Yo que soy muy critico(alguien me dijo que acido) con los discursos divagantes en general....diria asi de pronto que todo esto es muy surealista.....pero es que enrealidad me siento muy indentificado con la filosofia de Carolo ,,,, y creo entenderla... ... por lo que sino estoy loco ( todo es posible) muy bien Carolo... :+:

    karma del mensaje: 43 - Votos positivos: 3 - Votos negativos: 1

    • Gracias!
  • #14
    Fecha comentario:
    26/11/2018 22:58
    #14
    #12 ¡Gracias Manolo0101! Supongo que al tratarse de un libro por capítulos, leer uno separado puede hacerlo parecer raro, jaja. Reconozco que éste, aislado, sin el anterior y los que vienen un poco después, tiene poco sentido

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #15
    Fecha comentario:
    26/11/2018 23:00
    #15
    #11 hay que ser pacientes y esperar a los siguientes capítulos, o releer los anteriores

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • JAO
    JAO
    #16
    Fecha comentario:
    27/11/2018 20:48
    #16
    Que bien escribes jodío :lol2: :lol2:

    Da gusto leerte :+:

    karma del mensaje: 35 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • xao
    xao
    #17
    Fecha comentario:
    27/11/2018 21:00
    #17
    no me canso :+:

    karma del mensaje: 35 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #18
    Fecha comentario:
    28/11/2018 09:22
    #18
    Qué bueno Maestro. Y un consejo a #11 : Persevera, práctica mucho, capta todas las sensaciones que puedas y, de vez en cuando, relés estos artículos y verás como vas entendiendo cosas.

    karma del mensaje: 35 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #19
    Fecha comentario:
    28/11/2018 09:26
    #19
    #18 Jo, pues muchas gracias.

    Pues nada, voy a perseverar.

    karma del mensaje: 10 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #20
    Fecha comentario:
    28/11/2018 09:43
    #20
    Estoy de acuerdo con el artículo. Todos podemos hacer un experimento para corroborarlo. Practicad un día un deporte "nuevo", alguno que haga un amigo y os "invite" a probarlo. El amigo se desgañitará a dar consejos mas o menos técnicos, de posicionamiento, mas o menos dogmáticos........en definitiva, "INTERNOS".......y por arte de magia, nosotros que tenemos prisa y que nos fiamos de nuestras "habilidades innatas", sorprendemos a ese amigo, practicando ese deporte con mayor destreza que lo que el esperaba......hemos utilizado focos externos ;) .....luego si seguimos practicando ese deporte, comenzamos a priorizar focos internos y vamos hacia atrás... :lol2:

    karma del mensaje: 35 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

  • #21
    Fecha comentario:
    28/11/2018 10:01
    #21
    Un placer leer tus artículos, Maestro. Al fin y al cabo, esto de lo que se trata es de encontrar el camino que nos lleve a disfrutar intensamente de cada jornada de esquí. Y esta es una de las mejores formas de encontrar ese camino.

    karma del mensaje: 45 - Votos positivos: 3 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #22
    Fecha comentario:
    28/11/2018 20:11
    #22
    Esto me lo voy a llevar a pistas. Mucho foco interno y poco externo en mi caso. Algunos güenos amigos esquiadores ya me lo hicieron notar en su día.

    Carolo tienes el don de poner en palabras inteligibles esas sensaciones que experimentamos mientras esquiamos y que muchas veces intuimos apenas. ¡Grande!

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #23
    Fecha comentario:
    28/11/2018 20:20
    #23
    Muchas gracias.
    Impresionante.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #24
    Fecha comentario:
    01/12/2018 16:46
    #24
    #12 creo que he pues o in negativo sin querer, disculpa....
    :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de El rincón de Carolo. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x