Plan RFEDI y la formación de técnicos deportivos, II

Plan RFEDI y la formación de técnicos deportivos, II
La semana pasada decía que me parecía muy positiva la iniciativa de la RFEDI de llevar a cabo algunos cambios en la formación de técnicos en esquí.

La semana pasada decía que me parece muy positiva la iniciativa de la RFEDI para intentar llevar a cabo algunos cambios en la formación de técnicos en esquí. Había dos gráficas sacadas de una encuesta realizada entre distintos integrantes del oficio. Es preciso señalar que desconocemos cuántos son los encuestados, no obstante, comentemos sus conclusiones con la debida prudencia. En la primera, el 77% manifiesta no estar contenta con sus condiciones laborales

Condiciones laborales TD

Fuente Plan Estratégico RFEDI

No extraña lo más mínimo; en este medio hemos hablado infinidad de veces sobre los desafíos de la industria en general y la enseñanza o el entrenamiento del esquí en particular. Resumiendo mucho: el modelo actual de esquí de masas y la enorme competencia dentro del sector, la estacionalidad, la competencia de otros deportes más cercanos, baratos y cómodos; la situación económica general mundial y la particular española, con unos costes generales y unas cargas impositivas que encarecen enormemente todo. A ello dedicaremos otra entrada.

Sigo leyendo y sí me llama la atención la valoración de la formación actual de técnicos. Un 70% de los propios instructores opina que está “Mal” o “Muy mal”.

Valoracion cursos TD
Fuente Plan Estratégico RFEDI

En principio creo que voy a estar de acuerdo, pero me llevo una decepción tremenda con los comentarios de los encuestados (insisto, no sabemos exactamente quienes ni cuantos son) y las medidas que los propios técnicos deportivos proponen. Con las citadas en el artículo de la semana pasada estoy de acuerdo; estas otras, sin embargo, me dejan pensativo:

  • Aplicar pruebas de acceso en todos los niveles
  • Ser más estrictos en el nivel de exigencia para acceder a los cursos de formación

O sea, la solución del problema para los técnicos es poner barreras de entrada a la gente, no el hecho de que luego la formación sea o no excelente. Tremenda desilusión. Desconozco qué relación han encontrado los encuestados entre la deficiente calidad de los cursos de formación y el que las pruebas de acceso no sean más y más duras. Es posible que se estén mezclando, sin querer, las frustraciones que generan los problemas que describimos en el primer párrafo, con la proliferación de nuevos instructores. Nada tiene que ver, como hemos argumentado ampliamente en otras entradas.

Tal vez las personas encuestadas desconozcan hechos como que, por ejemplo, en Austria no existe prueba de acceso para el Nivel Uno. O que, en Francia, donde sí existe test, a las dos semanas de formación los futuros monitores ya pueden dar clases de esquí remuneradas en sus prácticas, y así continua durante el primer ciclo de enseñanza. En España, sin embargo, un instructor tiene que hacer sus pruebas, esperar meses y estudiar unas 500 horas antes de dar su primera clase, y sin cobrar. Una vida vamos. En Austria, país al que no creo que podamos dar lecciones, un instructor puede empezar a trabajar tras diez días de formación porque - a lo mejor se nos olvida - la realidad de esos profesores noveles es chupar horas y horas de llano, y ser pacientes, cariñosos y empáticos con personas que desconocen el medio. Y así horas, talvez temporadas. Para eso no hace falta endurecer las pruebas de acceso, compañeros, sino disponer en la escuela de una supervisión eficaz de los trabajadres nuevos.

Cuando existe esta supervisión, la mayoría de ellos pasa su primer año en el llano con tiempo suficiente para entrenarse y aprender a esquiar bien. Tras conocer de primera mano de qué va en realidad el oficio, y si así lo decide, puede presentarse al Nivel Dos y pasar una prueba, ya exigente, cuando haya recibido un entrenamiento por parte del resto de los veteranos y esté preparado para adquirir un compromiso con el duro mundo del trabajo en la nieve. Creo que todos hemos conocido decenas de excelentes profesores que no esquiaban bien y que, además, con el tiempo han terminado esquiando fenomenal.

Y sí; en mi opinión la formación de técnicos tiene muchas cosas mejorables al lado de otras muy buenas. Una de las mejorables sería, precisamente, quitar esa prueba de acceso en el nivel uno y ponerla en el dos, ya que se está exigiendo a los futuros instructores un esfuerzo descomunal para luego experimentar una terrible desilusión al darse cuenta de en qué consiste en realidad trabajar en una escuela. Creo que, por ello, la formación habría de ser mucho más práctica y menos teórica. Los futuros instructores debieran tomar contacto con la realidad lo antes posible como ocurre en Austria, EEUU o en tantos otros países que nos aventajan bastante en esta industria. También, los formadores de los centros – esto sí se reflejaba en la encuesta, afortunadamente - habrían de pasar un proceso de selección independiente y demostrar las capacidades docentes necesarias para formar, con el conocimiento y el ejemplo, a los futuros compañeros. Quizás esto sí que conseguiría formar excelentes trabajadores, con los pies en el suelo, que contribuyeran a enfrentar la descomunal tasa de abandono tras probar el esquí, debida en gran parte a la frustración que sienten las personas que no progresan.

En fin, amigos, los problemas de la enseñanza no se van a solucionar poniendo barreras a los futuros compañeros, y de hecho en infinidad de países con enorme éxito no las imponen. Tal vez sea mejor centrarse en formar bien a personas motivadas, y no en esperar que una muy cuestionable prueba de nivel haga el trabajo que, tradicionalmente, ha sido responsabilidad de los directores de escuela y de los jefes de profesores.

Feliz otoño y ¡buenas huellas!

Carolo, noviembre de 2016

11 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    02/11/2016 16:39
    #1
    Todavía estaba reflexionando sobre la primera entrega cuando ya sale la segunda (esto va muy rápido... o yo soy muy lento, je, je).

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, la cuestión no está en como se entra a la formación sino en como se sale. Es más, en mi opinión uno de los puntos a mejorar en la formación de buenos profesionales es precisamente después de los cursos de formación. No salen buenos médicos de la facultada de medicina ni buenos abogados de la de derecho, sino que se forman a lo largo de su carrera... y en ello debería haber implicación tanto de los estamentos públicos como de las propias escuelas.


    :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    02/11/2016 18:37
    #3
    Me alegra ver Carolo que todavía queda gente con ganas de cambiar cosas y luchar por ello, yo por edad y cansancio tire la toalla hace tiempo, afortunadamente me he podido refugiar en un nicho, donde por desconocimiento o por escasez, pasan de nosotros, pero hay mucho "enterao" en esta profesión, que por que tienen un Td2 o 3 se creen en el poder de la verdad y luego no son capaces de trasmitir nada a un Novel, y menos a un Discapacitado, hay si yo contara... ;)

    karma del mensaje: 49 - Votos positivos: 3 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    02/11/2016 20:42
    #4
    Se me hace complicado sacar conclusiones objetivas de las valoraciones de los profesionales sobre los defectos de la formación, básicamente porque no sabemos el número de profsionales a los que han encuestado y su perfil, asi que, con lo que hay, la cosa no cambia mucho con lo que se escucha a una parte de los profesores sobre este asunto, siempre la misma cancioncilla, imaginación al poder!!!...más nivel en las pruebas de acceso, más especialización, deberiamos tener titulación universitaria...alguien da más?.
    Cómo no va haber frustración, es de cajón,la realidad es la que es, que me pregunten a mi cuales son mis necesidades reales, es decir, las de mis clientes, y en consecuencia que de beria hacer para tener profesionales ajustados a lo que se demanda...demasiada distancia entre la formación y la realidad, nada nuevo en el horizonte.
    En cualquier caso, lo que he dicho que nadie lo entienda con que no es necesaria la formación, sólo pido un pequeño esfuerzo en adecuarla a la realidad, y este documento puede ser un buen comienzo si se abren a todo el sector un un muy mal principio para nada...lo iremos viendo.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #5
    Fecha comentario:
    02/11/2016 21:21
    #5
    #4 :+: La entrada de la semana que viene desarrolla un poco esta idea; principalmente sobre los problemas urgentes y reales que tenemos en el turismo de nieve y si se solucionan o no a corto oa largo plazo con la formación.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #6
    Fecha comentario:
    02/11/2016 21:40
    #6
    Jajajajaja!

    No sabes hasta que punto me siento identificado por la primera parte de:

    "Creo que todos hemos conocido decenas de excelentes profesores que no esquiaban bien y que, además, con el tiempo han terminado esquiando fenomenal."

    Yo era, soy, y seré de los que no esquían bien, de los que nunca han ganado una carrera y de los que seguro que siempre tendrán cosas que aprender (al contrario de otros que parecen saberlo todo, que envidia me dan los jodios... jejejejej).

    :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 48 - Votos positivos: 3 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #7
    Fecha comentario:
    02/11/2016 22:11
    #7
    #6 Tú eres un ejemplo para todos

    karma del mensaje: 28 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #8
    Fecha comentario:
    03/11/2016 16:41
    #8
    Tenía ganas de leer esta segunda parte. Y despacio.

    Así, sin más, se me ocurre que con los modelos de Francia y Austria darían muchas más ganas a los chavales de ser monitores de esquí.

    Muy interesante.

    :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #9
    Fecha comentario:
    05/11/2016 22:14
    #9
    Leyendo la reflexión Carolo, creo que en el fondo estás practicamente de acuerdo con el tema de las pruebas de acceso, ya que hoy en día son un mero trámite (quien no las pasa creo que esta equivocado y más que un curso de TD debe comenzar o seguir con cursillos de escuela o camps). Sé que no hace falta ser un gran esquiador para ser un gran profesional de la enseñanza recreativa, pero tampoco es bueno como sucede hoy en día que hay TD2s que son esquiadores muy mediocres que no se esfuerzan por mejorar y ser mejores profesionales (total ya tienen EL título)...

    Un segundo filtro es necesario, desde siempre he creido que el acceso al "1" debería ser sencillo, de hecho con una bajada libre casi sería suficiente (está claro que faltaría algo objetivo, creo que es lo que se busca con el GS), ya que un día entero de pruebas de acceso para un TD1 es excesivo... pero pasar al TD2 como muchos, sin haber continuado con su formación... y es fácil decir que hay malos formadores y pretender hacer el TD2 y te toquen con una barita mágica y de golpe aprendas a esquiar lo requiere el segundo nivel...

    karma del mensaje: 13 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

  • #10
    Fecha comentario:
    06/11/2016 19:12
    #10
    #9 :+: En efecto tu reflexión y la mía son bastante similares

    Lo que me gustaría es poner énfasis no solo en el nivel de esquí, sino también en oras cualidades necesarias. A veces se diría con que se quiere confiar todo al nivel de esquí, ya que es másfácil poner un GS que examinar a la gente de metodología, jaja

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #11
    Fecha comentario:
    09/11/2016 22:17
    #11
    #8 El problema no es exactamente el modelo de formación. Es lo que tiene el personal en la sesera y que tanto saca de quicio a Carlos. Y al que no es Carlos también.

    Efectivamente el nivel de esquí es importante. Tuve la "suerte" de ser de los primeros en sacarme el "nuevo" TD, después de la transición de los títulos federativos. En aquellos tiempos, no hace tanto, si no recuerdo mal había 4 centros homologados. La retahíla de los de hoy creo que llega e incluso pasa los 15 centros de formación. Recuerdo que algunos ya se quejaban de nuestro "nivel". Nivel de esquí claro. Porque de nivel de pedagogía aquí no hay narices a lucir. No me quiero ni imaginar lo que se dice ahora.

    Dejando de lado el nivel, un día reescribiré ese post y además de hacerlo bien lo haré a mala follá (como si fuera granaíno de toda la vida), lo que viene sucediendo, que no sólo pasa aquí ojo, es que el personal se piensa que esto de enseñar a esquiar no pasa por ser amable, hacer juegos, limpiar mocos, ser empático, medio psicólogo, etc. El personal se piensa que esto de esquiar a los alumnos les entra por osmosis visual.

    Y ahora a lo particular. Iberia es un territorio con una herencia mental complicada. Aparte de la no vertebración de España, hay derivadas en el pensamiento común que no se superan. Ojo, que pasa en todos lados, porque del carácter ibérico no se salvan ni los de La Jonquera ni los de Irún. Lo típico, lo fácil, lo de siempre es criticar el nivel del de al lado. Resaltar las carencias del vecino y con mala fe. Nada de ayudar, empatizar, compartir, asumir las propias fallas, etc. Sinceridad de puertas adentro y la justita. A la galería ráfaga de AK47, por si surgiera la duda.

    Lo primero a cambiar no es sólo un camino formativo. Es cambiar una mentalidad. Los cuatro-cinco antiguos pasos a Primo Hermano de Dios (Entrenador Nacional que le llamaban) tenían más sentido que los tres de hoy. Con una semana de clases podías empezar a trabajar en una escuela. No sólo veías si te gustaba el oficio, sinó que los demás te iban enseñando, examinando a cada paso, etc. Evidentemente no dabas ni una clase de nivel, llano, llano, llano y verdes azuladas. Con suerte faltaba alguien para dar un fundamental y te lo pasabas teta. Luego venía el Auxiliar, el Diploma y si podías te sacabas a trancas y barrancas los de Entrenador, regional y nacional. Creo que incluso había escuelas con agregados entre el colaborador y el auxiliar.

    Sobre la cuestión cultural creo que es una batalla que de entrada, está perdida. Se ha alimentado por activa y por pasiva esa necesidad de una imagen casi endiosada del profesional de la nieve. Algo que los que consumen nieve también profesan. De ahí el post del virus. Y no, no hace falta ir al mundo del esquí para ello. La presión actual por la imagen y el "todos juntos en solitario", léase facebooks y smartphones, no ayuda a tener imágenes colectivas más sanas, más realistas, más asequibles y sobre todo más humanas.

    Y de todo esto, el odio a la técnica. Porque de técnica nos sobra, pero de persona nos falta un trozo. Vivimos en un mundo cada vez más tecnificado, sofisticado y regulado. Le falta un toque de humanidad.

    En fin. Que me he explicado como el culo. Pero tengo hambre y esto es un comentario en plan "rant". Como siga así acabaré contestando en inglés. Cagonlamar... :lol2:

    karma del mensaje: 53 - Votos positivos: 3 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #12
    Fecha comentario:
    09/11/2016 22:44
    #12
    #11 Para haberte explicado mal estoy totalmente de acuerdo, o al menos así lo he entendido yo :lol2:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de El rincón de Carolo. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x