No hay Límites (II): Optimismo

No hay Límites (II): Optimismo
Casi siempre es posible descubrir un resquicio con el que progresar; ahora bien ¿Somos capaces de encontrarlo?

El otro día hablábamos de si resulta realista pretender progresar indefinidamente. Depende de a qué llamemos progresar, claro. Podemos avanzar en multitud de aspectos: físicamente (mejorando la fuerza, la resistencia, la coordinación, la velocidad, etc.), mentalmente (aprendiendo técnicas de relajación, mejorando la capacidad de focalización y demás) y también técnica o tácticamente (adquiriendo nuevas destrezas globales o parcialmente, conociendo nuevos terrenos o nuevas variantes del esquí...). Además también podemos mejorar en términos absolutos o relativos. Por ejemplo, podemos bajarle segundos al crono o aguantar más horas esquiando - lo cual es una mejora objetiva - o podemos experimentar más placer aprendiendo una nueva técnica, lo que resulta bastante subjetivo pero, al fin y al cabo, un progreso percibido.

Casi siempre es posible descubrir un resquicio con el que progresar; ahora bien ¿Somos capaces de encontrarlo? La percepción de la realidad depende de muchos factores y las conclusiones que saquemos del análisis de nuestro entorno particular, pueden ser muy diversas. Simplificando mucho, nuestra percepción de la realidad objetiva va a estar modificada por nuestras necesidades emocionales y por nuestras ideas preconcebidas, de modo que cada uno va a ver – como siempre se ha dicho - las cosas de distinta manera.

Modelo simplificado del proceso de interpretación de la información

Estos procesos de pensamiento, además, pueden alterar completamente la percepción de la realidad a través de sesgos cognitivos y pensamientos desiderativos de todo tipo. Por ejemplo, el fenómeno descrito por Seligman y otros de la impotencia aprendida, nos puede hacer creer firmemente que no hay posibilidades de mejora, aun cuando percibamos indicios evidentes de que sí es factible progresar o alcanzar una meta.

A partir de esas conclusiones que sacamos - independientemente de su grado de realismo - se pueden adoptar actitudes distintas: proactiva o pasiva, negativa o positiva. El que ve la botella medio vacía o medio llena distingue el nivel exactamente a la misma altura, pero cada uno le da una interpretación distinta y, en consecuencia, es probable que actúe de manera diferente.

Diferentes autores han estudiado la influencia del optimismo o el pesimismo en el rendimiento deportivo, incluido el mismo Seligman citado anteriormente. Precisamente él, protagonizó junto con sus colegas en los 90 el punto de inflexión en el estudio del optimismo en el deporte y la salud, en un conocido experimento con nadadores. En éste, se daba a los integrantes de un equipo una información falseada de los resultados de una tanda cronometrada, comunicándoles un tiempo peor del que realmente habían hecho. Los que poseían un perfil optimista mejoraban sus registros en las siguientes tandas mientras los de perfil pesimista los empeoraban.

Indudablemente un perfil optimista no puede alterar los límites de la realidad. O sea, no hace milagros; pero desde luego que el pesimismo sí obra el efecto negativo inverso. Mientras el optimismo, además de motivar y ser inspirador, puede hacernos descubrir flancos que no se habían explorado, el pesimismo oculta sistemáticamente las evidencias de que se puede seguir progresando, a veces camuflándolas de “realismo”. Así, todos esos pequeños factores que hemos citado en el primer párrafo pasarán desapercibidos al pesimista y, sin embargo, ofrecerán una oportunidad para el proactivo. Ello sin olvidar que un pequeño efecto sobre uno de los aspectos del rendimiento suele tener un resultado multiplicador sobre el resto, es decir, una mejora física suele traducirse en un avance técnico y viceversa, o un progreso mental puede permitirnos aprovechar mejor ese potencial propio que a veces se nos resiste inexplicablemente. En estos casos no es que se produzca un milagro, juas, juas, pero a veces se diría que es lo más parecido.

La semana que viene más

¡Buenas huellas!

Carolo © 2012

12 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    28/11/2012 00:28
    #1
    No podemos recoger con las manos mas agua de la que en ellas cabe, pero si que podemos evitar que ese agua se nos vaya entre los dedos... :+:

    karma del mensaje: 32 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    28/11/2012 01:03
    #2
    Buenas lecturas Carlos. :+:

    karma del mensaje: 32 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    28/11/2012 10:09
    #3
    Ahí le has dao!!
    Para mi, el esquí recreacional, que practicamos casi todos se basa en todo esto precisamente.
    Si un día te levantas con el pie izdo. lo más probable es que esquíes mal....

    La referencia al estudio técnico, a la altura. :)

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    29/11/2012 17:48
    #4
    Siendo optimistas, siempre se puede pensar que cada vez que esquías mejoras como esquiador. Aunque los resultados no los veas de forma inmediata. Incluso esos días horrorosos, en los que parece que te has levantado con el pie izquierdo.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #5
    Fecha comentario:
    01/12/2012 10:00
    #5
    #2 En efecto Cowboy, lo realmente interesante del artículo es leer los liks al repertorio de distorsiones cognitivas y a los trabajos de los psicólogos positivos.

    Sólo con eso ya se tirarían por tierra unos cuantos prejuicios que circulan por ahí en contra del optimismo como si fuera algo esotérico.

    Pero, además, conocer ese repertorio de trampas mentales resultaría un arma formidable para que la sociedad se pudiera defender de la cantidad de mensajes viciados que recibe y que ella misma emplea sin darse cuenta cada día

    karma del mensaje: 30 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #6
    Fecha comentario:
    01/12/2012 12:05
    #6
    Sip. Pero para eso hay que leer... :lol2:

    Now seriously. El trabajo de Seligman es uno de los mejores del mundo. Fue presidente de la asociación americana de psicología por más de 10 años. Ahí es nada.

    Y respecto a lo que citas sobre los nadadores. Ahí está una de las gracias. Los distintos perfiles. Muchas veces nos empeñamos en una horma para todos. Y en el mundo moderno eso debería haberse comprendido como afuncional, porque sirve para unos y no para otros.

    Desde la educación básica, al alto rendimiento deportivo o empresarial.

    karma del mensaje: 32 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #7
    Fecha comentario:
    01/12/2012 13:58
    #7
    #5 Leyendo los artículos he encontrados algunas definiciones de sesgos que creo podrían tener relación con la práctica del esquí, además, Es increíble la cantidad de sesgos cognitivos que son fácilmente reconocibles y hallables en la sociedad. :oh!:

    Sesgo de atención: La tendencia implícita a que los estímulos emocionalmente relevantes en el propio entorno mantengan o limiten la atención de forma preferencial.

    Percepción selectiva: Tendencia en la cual las ansias, esperanzas o ilusiones afectan a la percepción.

    Efecto de pseudocerteza: Tendencia a hacer elecciones adversas y de riesgo si los resultados esperados son positivos, porque realizando búsqueda de las elecciones de riesgo se tiene la preconcepción de evitar resultados negativos o no tan favorables.

    Falacia de la proyección mental: La sensación de que las probabilidades son (y representan) propiedades intrínsecas de la física más que una descripción del conocimiento personal y limitado de la situación.

    Efecto superconfianza: Es la tendencia a confiar demasiado en las habilidades propias o personales.


    karma del mensaje: 33 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #8
    Fecha comentario:
    01/12/2012 15:14
    #8
    #7 El último es el que veíamos la semana pasada en la esquina superior izquierda: los grillaos, juas, juas

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #9
    Fecha comentario:
    01/12/2012 16:29
    #9
    #8 ¡En efecto! :lol: ¡Y cuanta influencia como formadores tenéis en estos grados de percepción! ¿Puede un profesor en unas horas sueltas de clase darse cuenta de que tipo de refuerzo funciona mejor con una persona determinada?

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #10
    Fecha comentario:
    01/12/2012 17:07
    #10
    #9 Si se fija :lol2:

    Fuera bromas, creo que es una responsabilidad de los profesores transmitir la información de manera eficaz, y eso incluye evitar las distorsiones :+: :+:

    karma del mensaje: 29 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #11
    Fecha comentario:
    02/12/2012 10:27
    #11
    Bien, si me gusta tu articulo, ya que la mente ,es fundamental en la progresión del esqui, y/ o esquiador muy bien traído el tema, me gusta,

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

  • #12
    Fecha comentario:
    15/12/2012 07:37
    #12
    Muy interesante tu artículo Carolo.Me apetece seguir leyendo cosas tuyas.Ya tienes una seguidora más ;)

    Muchos días,sobre todo en mis comienzos, he sentido ese "lastre" de pesimismo que no te deja avanzar...Lo explicas tal cual!

    El poder de la mente es absolutamente "rotundo" en todos los aspectos de la vida,y fomentar el pensamiento positivo es desde hace años,en lo que pongo mi mayor empeño :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de El rincón de Carolo. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x