La metafísica del esquí

La metafísica del esquí
Stoeckli
POC
Black Yak

Hoy debía hablar sobre la flexión y todo eso, pero la temporada termina y ya tendremos tiempo el invierno que viene para seguir con la árida técnica. Quisiera, no obstante, proponer un artículo que nos sirva de reflexión para este verano y que nos de qué pensar para tomar las temporadas venideras con más ganas de progresar. 

Siempre he luchado por hacer ver que el esquí es algo más que técnica, y creo que he conseguido en alguna medida que muchos entiendan la importancia del equilibrio necesario entre el cuerpo y la mente para hacer cualquier deporte. Pero hoy quiero ir más allá y hablar de algo que a veces insinúo pero en  lo que no he llegado a entrar al trapo, y es del mundo de las sensaciones, de las abstrusas de nuestros sentidos, del baile y de la unión en armonía con las fuerzas externas que nos afectan al esquiar: hoy quiero hablar - no se asusten - de lo que yo llamo la metafísica del esquí (maaaádre mía). 

La explicación física del esquí nos va a ser muy útil para introducirnos en el terreno de las sensaciones. Como se ve en la figura uno, tenemos dos vectores que representan la gravedad (vector uno) y el peso del esquiador (vector dos), que resultan en el de la velocidad (vector tres). Además de esto, en la curva se generan un montón más de ellas entre las que podemos destacar la fuerza centrífuga que, como debemos de saber, es la que impide que nos caigamos cuando nos inclinamos al interior del viraje. En realidad todo es más complejo, pero con esto ya vemos que cuando esquiamos se generan una serie de fuerzas externas con las que hay que lidiar. 



Tener conciencia de estas fuerzas nos puede hacer notar ciertas cosas interesantes sobre la técnica; por ejemplo, si el radio de giro y la velocidad influyen sobre la fuerza centrífuga, cuanto más cerrado sea nuestro viraje o a más velocidad esquiemos más fuerza generaremos y, en consecuencia, más tendremos que inclinarnos al interior para contrarrestarla. Pero a lo que yo voy no es a deslavazar los pormenores físicos de los virajes, sino a todo lo contrario, voy a aliarme y a sumarme con ellos, porque, digo yo, que mejor que luchar contra las fuerzas externas es tratar de sentirlas, integrarse entre ellas y dejarse llevar: fundirse en uno solo y aceptar el baile; danzar. 

Si cuando un esquía trata de sentir todos esos vectores que aparecen en las figuras y, mediante su capacidad de abstracción y su sentido cinestésico aprende sus secretos, descubrirá que un viraje es lo más parecido a sumergirse en un medio donde, literalmente, flota suspendido entre todas las fuerzas que lo sujetan y lo trasladan sugiriéndole modular el movimiento adecuado. Es una energía que uno mismo genera y dosifica y, por consiguiente, si aprende a administrarla, esquiará con eficiencia, con fluidez, con armonía entre el esquiador y el medio en el que se desenvuelve. 

Si uno a aprendido a sentir sus esquís, sus cantos y la nieve, si conoce su lenguaje y sus secretos, encontrará en las fuerzas externas, más que un inconveniente, una ayuda. Será mejor esquiador, se adaptará al medio y formará parte verdadera del viraje, porque habrá ido más allá de la artificiosa técnica y lo puramente físico para cruzar la puerta del entorno del que a veces olvidamos que venimos y al que pertenecemos. Uno se sentirá nieve, corazón y esquí todo uno; aire, movimiento, parte del mundo y del viraje; habrá descubierto – si está tan loco como yo – la diferencia entre lo prosaico y lo mundano y lo espiritual y lo poético; se habrá topado, amigos, con su mejor y más vital aliado: la metafísica del esquí. (Ahora otra vez: ¡maaádre mía!)

Muy feliz verano y muy buenas huellas ¡hasta la temporada que viene! 

Carolo © 2002

0 Comentarios Escribe tu comentario


    Escribe tu comentario





     

    Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
    AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

    Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de El rincón de Carolo. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x