Botas desabrochadas

Botas desabrochadas
A pesar de que me habían dicho que era un ejercicio estupendo, no terminaba de entender su sentido. Tendemos a creernos todo lo que nos dicen: este ejercicio es muy bueno y tal y pascual. Pero decir que un ejercicio es "bueno" abarca demasiado

Días después de ver los vídeos de mi artículo anterior, pudimos identificar algunas de las cosas que me estaban impidiendo sentirme más fluida, y sobre todo como lo he hecho a lo largo de este blog, mejorar la técnica.

Curiosamente llevaba un tiempo dándome cuenta de que algo me estaba faltando. Mi paralelo perfeccionado había  progresado mucho y el resultado del día a día era óptimo. Sin embargo el giro corto...se me estaba empezando a atragantar.
 
Cierto es que había encontrado un buen movimiento de piernas, una buena posición, y hasta había conseguido coordinar el clavado de bastón.  Algo que puedo asegurar que no ocurrió de la noche a la mañana. Pero yo sentía que los esquís no entraban del todo bien en cada giro, por lo que aunque empezaba bien, llegaba un punto en el que todo me resultaba más forzado. Y efectivamente, pude observar tanto esquiando como en los vídeos, que dejaba el esquí interior ligeramente plano, mientras que con el exterior cortaba la nieve y presionaba sin problema. ¡¡Vaya!!, pensé. Habrá que hacer algún ejercicio. Y no hice uno sino varios... Pero no notaba los cambios que buscaba.
 
Un día llegó Álvaro diciéndome que había estado entrenando con las botas desabrochadas y que si me animaba por fin a probarlo. A mí no me ilusionó demasiado la idea, ya que lo hice brevemente una vez y no me gustó nada: inseguridad, pensamiento de que te vas a torcer el pie, de que te vas a caer... Pero bueno, tenía toda la mañana libre para darle una oportunidad al tema y comprobar si tan bueno era.
 
Me fui a una pista sencilla, me desabroché las botas al completo y empecé a esquiar muy despacito. A pesar de que me habían dicho que era un ejercicio estupendo, no terminaba de entender su sentido. Tendemos a creernos todo lo que nos dicen: este ejercicio es muy bueno y tal y pascual. Pero decir que un ejercicio es "bueno" abarca demasiado. Necesitaba comprobarlo y sobre todo averiguar qué de específico tenía. Siendo sincera, la primera vez que lo hice no sentí que me ayudara de mucho... O al menos eso creía. No quería descartarlo tan rápido por lo que puse la cabezonería al poder y acabé esquiando así 2 horas.  
 
Cansada de ir apurando, volví a abrocharme las botas. Y...¡¡¡sorpresa!!! menudo cambio. A cada curva, mis esquís se agarraban a la nieve como jamás antes lo habían hecho. No sólo eso, sino que mi esquí interior comenzaba a dejar de ir plano. El sentimiento de cambio fue tan fuerte, que días después hice lo mismo: 2 horitas con las botas desabrochadas, abrochármelas y rápidamente esquiar.  Pues bien, gracias a esto, aparte de mejorar el giro corto, también he conseguido superar mis temores a la nieve dura, la cual antes detestaba y que incluso ha empezado a gustarme. En poco tiempo, cuando ya pensaba que los avances serían más lentos, ha vuelto a darse una gran mejora.

 

¿Qué ocurre cuando esquiamos con botas desabrochadas?
La clave está sobre todo en los tobillos y en sus movimientos. Me referiré a los movimientos de  flexión (dorsiflexión y flexión plantar), movimientos laterales (eversión e inversión) y movimientos de rotación (abducción y aducción).

 
 
1. El movimiento de flexión en los tobillos, es una de las bases más importantes del esquí. Desde que debutamos, es uno de los puntos a los que más atención se debería de poner. Una buena flexión de tobillos nos proporciona una posición ideal sobre las botas que se desencadena en un mayor control sobre los esquís. Habremos oído hablar multitud de veces que debemos sentir cómo las espinillas se apoyan en las botas. Pues bien, esto se consigue con una buena flexión de tobillos y rodillas. Con el tiempo, acabamos automatizando este movimiento (flexionar y extender) y nos acostumbramos a que la bota soporte parte de nuestro peso así como la presión que ejercemos sobre ésta y que a la vez se transfiere al esquí. La bota nos mantiene por así decirlo rígidos, con movimientos reducidos del pie. ¿Pero qué pasaría si no lleváramos botas? Pues eso es lo que se experimenta con las botas desabrochadas. Nos vemos obligados a controlar nuestra flexión sin necesidad de apretar contra ellas. Cuando nos las volvemos a abrochar, nos damos cuenta de que nuestra posición ha mejorado y de que es mucho más centrada (ni de pie como palos, ni excesivamente flexionados).
 
 

 

2. Lo mismo ocurre con el movimiento lateral de los tobillos. Al acostumbrarnos a que la bota nos los sujete, no somos capaces de sentir el rango de movimiento que realmente podríamos hacer. Cuando desabrochamos las botas ese movimiento se hace enormemente mayor, lo cual nos sensibiliza a entrar con los cantos con mucho más cuidado y con una mayor calidad de movimiento para agarrarnos a la nieve y no caer. Para ello no nos queda opción que mantener una posición de los pies adecuadas al terreno, de manera que  nuestra toma de cantos mejora y ampliamos nuestra capacidad de conducción. Al abrocharnos las botas, nuestra presión y movimiento lateral se vuelve muchísimo más precisa.


 
 
 
3. Por último y en menor grado,  al esquiar con botas desabrochadas, podemos ver cómo en ocasiones algún esquí se mueve de forma independiente o distinto al otro. Suelen ser movimientos muy pequeños de rotación de los tobillos,  que en momentos de irregularidad del terreno pueden acrecentarse notablemente.  Reforzando que los tobillos se mantengan por decirlo de alguna manera estáticos (sin rotación), se consigue que los esquís estén paralelos y que sus movimientos sean lo más idénticos posible.


 
 



 
¿Qué conseguimos?

En definitiva, el conjunto de microrregulaciones que obtenemos tanto a nivel muscular como articular es bastante alta, lo cual afecta directamente en los pequeños movimientos que realizamos con los pies al esquiar. Todo, claro está, junto con el resto de movimientos de nuestro cuerpo (rodillas, caderas, tronco, etc.. ) En resumen:

 
- Mejora el movimiento de angulación
 
- Mayor toma de cantos al derrapar y al conducir. Los esquís se agarran al suelo.
 
- Flexibilidad y fortalecimiento de tobillos
 
- Mejora la centralidad y la posición de nuestro cuerpo.
 
- Mayor paralelismo y simetría

 

 



* ¡Cuidado! Este ejercicio está dirigido a un nivel medio-alto y avanzado, con una buena base de esquí. Existe un alto riesgo de lesión sin una actitud prudente y adecuada. Si tienes problemas en los tobillos, la precaución debe ser aún mayor, siendo necesario fortalecerlos con anterioridad con ejercicios como pueden ser de propiocepción. (Artículo Propiocepción y esquí )
  
Propiocepción en tobillos
 
 
 

 

 

 

 

  

27 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    08/03/2014 00:16
    #1
    No se yo....

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

  • #2
    Fecha comentario:
    08/03/2014 10:27
    #2
    Esquiar con las botas desabrochadas es un ejercicio básico de esquí perfeccionado.

    Yo con los chicos del club lo uso mucho ya que ayuda a luchar contra el bloqueo de los tobillos que en muchos casos provocan la combinación de una bota demasiado que muchas veces es demasiado dura y una técnica de esquí demasiado focalizada en los movimientos laterales y verticales olvidando los antero-posteriores...

    Es un ejercicio difícil, sobretodo si vas incrementando el nivel de exigencia, velocidad y dificultad de la pista, pero aprender a usar correctamente lso tobillos es la clave de una posición centrada.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    08/03/2014 11:12
    #3
    A mi me viene muy bien, sobre todo cuando me noto estático... o te meneas o no giras...

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    08/03/2014 11:18
    #4
    me encantan estas cositas que vais poniendo, la verdad que cuando uno las pone en practica se da cuenta de muchas cosas . :)

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #5
    Fecha comentario:
    08/03/2014 13:28
    #5
    Es un ejercicio excelente al cual hay que volver de vez en cuando. Te pone en tu sitio.

    :+: :+:

    karma del mensaje: 36 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #6
    Fecha comentario:
    08/03/2014 15:41
    #6
    Hacer un dia un rato de cuña con las botas desabrochadas, mejora un mucho la centralidad, la posición de la cadera, la sensibilidad de las presiones,etc...

    karma del mensaje: 14 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #7
    Fecha comentario:
    08/03/2014 21:04
    #7
    Muyy interesante!
    Nunca lo habia escuchado. Y antes de leerlo me ha parecido un...va a ser que no...
    Al leer el articulo me he acordado que alguna vez enseñando a esquiar a mi primita, he ido con las botas flojas para no acabar agobiado de ellas, y luego cuando apreto me noto mas rebulsivo.
    Así que va a ser que si, mañana mismo lo probare.

    Gracias por publicar estos artículos! :+: :)

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #8
    Fecha comentario:
    08/03/2014 21:33
    #8
    Es uno de los que tenía en mente pero que nunca he probado por miedo a... Lo que tú has escrito. Pero leyendo el resto del artículo he acabado contagiándome de tu entusiasmo y ¡me han entrado ganas de probarlo de una vez por todas! :+: :lol2:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #9
    Fecha comentario:
    08/03/2014 22:15
    #9
    ahora todo el mundo mañana con los esquís desabrochados. :lol2: :lol2: :lol2:

    Ya se probará ya, pero poco a poco...

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #10
    Fecha comentario:
    09/03/2014 12:45
    #10
    Yo ya lo he probado :)

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #11
    Fecha comentario:
    09/03/2014 13:02
    #11
    Yo tembién tenía problemas similares y con un profesor de Fuentes de Invierno (gracias Oli) probé este ejercicio y, aunque empecé aconoj...., acabé disfrutando mucho del ejercicio. Y me sirvió para corregir unas cuantas cosas.
    Es un ejercicio genial poro con supervisión y mucha calma.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

  • #12
    Fecha comentario:
    09/03/2014 13:26
    #12
    Magnífico artículo Mediloe, tal vez el mejor que te he leído, lo explicas de maravilla.
    He probado el ejercicio y me identifico totalmente con todo lo que detallas.

    Un ejercicio buenísimo, muy recomentdable y como bien dices, con prudencia y en pistas fáciles primero, pero realmente muy útil para experimentar y entender la función de los gestos de tobillos.

    Los pies y tobillos se mueven muuuuuuuucho dentro de esas botazas que nos ponemos :lol2:

    Muchas gracias, profe!!!!!! :) :) :)

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #13
    Fecha comentario:
    09/03/2014 18:10
    #13
    :) :+: :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #14
    Fecha comentario:
    09/03/2014 19:33
    #14
    Yo lo hago siempre cuando me las voy a quitar

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

  • #15
    Fecha comentario:
    09/03/2014 20:40
    #15
    El próximo día lo probare. :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #16
    Fecha comentario:
    10/03/2014 05:27
    #16
    Genial articulo gracias :+: :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #17
    Fecha comentario:
    10/03/2014 13:38
    #17
    Es algo que hice al comenzar el dia de esquí durante unos cuantos años y que siempre recomiendo a la gente con que está un poco atascada en su progresión, me parece genial.

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #18
    Fecha comentario:
    10/03/2014 19:22
    #18
    pero tan desabrochadas!!!...no será algo flojas.

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #19
    Fecha comentario:
    10/03/2014 20:33
    #19
    :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #20
    Fecha comentario:
    10/03/2014 21:12
    #20
    Sabeis qué me hace pensar?

    Que toda esa gente de hace 50-60 años que esquiaba con botas de cuero, con el material de hoy en día, se zumbaban al mismísimo Tomba (como representante de una bestia "moderna" :za!ar: , y con necesidad de jugar con los "espibillos carolianos", Ingemar Stenmark no vale, no era de este planeta)

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #21
    Fecha comentario:
    10/03/2014 23:06
    #21
    Hombre, es que tíos con años que lo hacen/hacían "bien" hay unos cuantos, o al menos cada uno tenemos nuestra leyenda.

    Ahí va otro explicando algo relacionado con este post

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #22
    Fecha comentario:
    11/03/2014 16:20
    #22
    Simplemente añadir ..que me acuerdo de un profesor en Formigal...Paco "el maestro" que nunca las llevaba sujetas y nos hacia practicar así...Ell resultado....una aprendizaje genial..De hecho con mis botas actuales...las sujeto lo justo!!!Eso si..para cuestiones normales..si apretamos ya se sabe...pero viene de maravilla.Deberia ser ejercicio inicilal antes de ..ir a por más..en la práctica diaria.. :+: :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #23
    Fecha comentario:
    11/03/2014 17:37
    #23
    Ejercicio excelente y bien explicado. :+: :+:

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #24
    Fecha comentario:
    20/03/2014 20:39
    #24
    Excelente artículo Mediloe!! Ya hace muchos años yo tuve como profesor, a la vez que amigo, a Paco Santaolaya y nos hacía este ejercicio de vez en cuando. La verdad es que no le encontrábamos el sentido, pero si notábamos al abrocharnos nuevamente la mejoría que se producía. Lo que ocurre es que aquí lo explicas muy bien dando las razones de su utilidadjavascript:InsertarSmiley(' :+: ');

    karma del mensaje: 18 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #25
    Fecha comentario:
    24/03/2014 20:26
    #25
    Acabo de leer este artículo y como se suele decir, nunca es tarde si la dicha es buena.
    :+: :+: :+:

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #26
    Fecha comentario:
    24/03/2014 20:49
    #26
    #25 ;)

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #27
    Fecha comentario:
    08/03/2015 12:24
    #27
    Yo todavía conservo mis viejas botas de cuero "mixtas" y muchas veces me he preguntado si sabría esquiar ahora con ellas (siempre me he respondido que no)... ¿Daría mucho el cante si me presento en las pistas con ellas con el fin de practicar este ejercicio?...

    karma del mensaje: 31 - Votos positivos: 2 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Aprendiendo a esquiar. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la Política de Cookies x