Formalizada la oferta de compra de Candanchú

Formalizada la oferta de compra de Candanchú

Ivan M  Ivan M » Aragón » Publicado el 17/11/2015
El grupo empresarial Ibernieve Aragón acaba de formalizar su oferta de adquisición de la estación de Candanchú, lo que supone abrir una nueva etapa tras la crítica situación económica y financiera que viene padeciendo en los últimos años.





Su propuesta vinculante sobre el 100% del capital social de Explotaciones Turísticas de Candanchú (Etuksa) se hizo oficial el pasado jueves y asciende a 2,25 millones de euros, aunque ya cuenta con una opción de venta firmada con los principales accionistas que le garantiza ostentar la mayoría de la propiedad, concretamente el 52%.

Ibernieve Aragón se constituyó mediante escritura pública hace tan solo dos meses por los impulsores de la operación para rescatar el complejo invernal del valle del Aragón, que figuran a través de cuatro sociedades:
- Sassonger Snow (Yarza),
- Santa Cristina de Altaoja (Alierta),
- Sport Around the World (Forcén) y
- Ebrosol Inversiones (Soláns).

El consejo de administración de Etuksa dispone ahora de quince días para trasladar oficialmente la oferta vinculante incondicionada de compra a los accionistas. Estos a su vez dispondrán de un plazo máximo de 30 días para comunicar si venden en los términos fijados. A partir de ese momento, los que hayan mostrado su intención de mantener sus participaciones dispondrán de otros 30 días para ejercer el derecho de adquisición preferente que legalmente les asiste, tal y como les explicó por escrito a los socios hace tres semanas. De este modo, la compraventa de Explotaciones Turísticas de Candanchú será una realidad a finales de enero.

Auditoría superada
La oferta se planteó pasada primavera y se ha formalizado tras someterse Etuksa a una auditoría financiera, legal y fiscal (denominada técnicamente en el sector como ‘due diligence’) con el objetivo de comprobar el estado de la sociedad, tal y como pactaron las partes en el acuerdo marco inicial el pasado mes de julio. La propia estación ha comunicado a sus accionistas que en dicha revisión no se han puesto de manifiesto
"la existencia de pasivos no registrados que sean significativos y/o contingencias de tipo legal, fiscal y financiera que puedan afectar sustancialmente al precio fijado".
La oferta presentada pasa por la adquisición del 100% del capital social de Explotaciones Turísticas de Candanchú a cambio del pago de 1.750.000 euros en un plazo de siete años y la entrega de otros 500.000 euros en especie, a través de la entrega de forfaits a los titulares de las acciones en proporción a sus participaciones.

La propuesta económica formalizada por Ibernieve supone un 72,5% del capital social de Etuksa y tiene como principal condición la adquisición de un paquete de acciones que garantice el control de la sociedad, fijada en un mínimo del 55% del capital social, además de asegurar la mayoría de la representación en el consejo de administración. Igualmente, se establece la necesidad de que los socios que vendan sus acciones garanticen cualquier tipo de contingencia de Etuksa previa a la operación mediante la constitución de avales bancarios.

La primera condición está prácticamente asegurada, puesto que a finales de julio ya se comprometieron a vender los principales accionistas el 52% y existe un amplio apoyo entre el resto de socios a la entrada de empresarios aragoneses como para asegurar más del 55% del capital social.

Las otras dos cuestiones que estaban por despejar también se han aclarado. Por una parte, la actualización de libro de registro de acciones para poder inscribir la compraventa a favor de Ibernieve, aunque ya existía un listado detallado y actualizado de accionistas en el que se especifica el número que posee cada uno.

La otra cuestión tenía más repercusión y es la existencia de un procedimiento de ejecución hipotecaria iniciado por parte de Bantierra contra Etuksa, fruto del concurso de acreedores que presentó la propietaria de la estación de Candanchú hace tres años. De hecho, la deuda estaba calificada como crédito privilegiado y asciende en la actualidad a más de 800.000 euros. La entidad crediticia ha mostrado su voluntad de facilitar el futuro al complejo invernal, que pasaría por refinanciar para no incrementar aún más la losa económica. De hecho, la devolución de la deuda millonaria ya se pactó con los acreedores a diez años, pero el calendario de pagos es asfixiante para Etuksa y se buscó su venta.