Manual del Esquí Alpino

Manual del Esquí Alpino
Como ya podíamos imaginar, los artículos publicados por Justo Uslé terminaran agrupados con la forma de un manual que verá la luz la próxima temporada 2010 - 2011, que esperamos os interese, indicado tanto para aficionados como para profesionales del deporte blanco.
5754 Visitas
15 Fotos
Enviar a un amigo   Imprimir

MANUAL DEL ESQUÍ ALPINO: MECÁNICA DEL ESQUÍ Y BIOMECÁNICA DEL ESQUIADOR




por D. Justo Uslé Álvarez Técnico Deportivo Superior y Doctor Arquitecto

INDICE

INTRODUCCIÓN Breve Historia de la Técnica del Esquí Alpino
Capítulo 1. MECÁNICA DEL ESQUÍ ¿Por qué gira un esquí? Los movimientos del esquí El concepto de tensión Concepto de tensión-deformación La flexión La torsión El esfuerzo direccional
Capítulo 2. EL DISEÑO La forma La construcción La línea de cotas parabólica. El método de construcción
Capítulo 3. EL CONTACTO ESQUÍ-NIEVE El contacto esquí-nieve. La huella El concepto de apoyo, toma de cantos y radio de giro
Capitulo 4. LA MOTRICIDAD ANALISIS BIOMECANICO La percepción del contacto con la nieve. Los pies
Capítulo 5. EL EQUILIBRIO La capacidad de realizar ajustes corporales durante la bajada
Capítulo 6. POSTURA Actitud de Base del esquiador. Influencia de las botas.
Capítulo 7. ENERGÍA, FLUIDEZ Y ACELERACIÓN Energía potencial y energía cinética en las curvas de esquí alpino
Capítulo 8. LA FLUIDEZ
Capítulo 9. LA ACELERACIÓN
Capítulo 10. OPTIMIZACIÓN DE LA TÉCNICA O como sacar lo mejor de cada esquiador dependiendo de cada situación
Capítulo 11. LA LÍNEA Fases de la curva y anticipación.
Capítulo 12. FASE R1: EL DESENCADENAMIENTO DEL VIRAJE
Capítulo 13. FASE R2: LA CONDUCCIÓN DEL VIRAJE
Capítulo 14. LA INCLINACIÓN Y LA ANGULACIÓN
BIBLIOGRAFÍA Y AGRADECIMIENTOS


INTRODUCCIÓN

Breve historia de la técnica del esquí alpino
La historia de la técnica está estrechamente ligada a la de los mejores esquiadores del momento. Los técnicos lo que han hecho ha sido formalizar las soluciones que han observado en ellos. La gran masa de esquiadores que aparece por la civilización del ocio, no suele tener ninguna aptitud especial para el deporte ni buena forma física, así que, buena parte de los avances del material han estado orientados a facilitar técnicamente la práctica del esquí. Los tiempos en los que se practicaba sobre nieves sin tratar y profundas estaban reservados solo a los buenos esquiadores, cosa que hoy es posible para mucha más gente gracias a las excelencias del material actual. Pero no olvidemos que esto no siempre fue así y como veréis, podemos distinguir en la evolución de la técnica de esquí alpino varios periodos:

Periodo noruego
Periodo alpino
Periodo de l’Albergh
Periodo de esquís paralelos y competición
La guerra de los métodos
La época actual

Pionero en Telemark, hacia 18401.- Periodo noruego. Las primeras técnicas que han llegado a nuestro conocimiento son las que se extraen de ciudades como Telemark y Christianía. La técnica Telemark ha sido utilizada como viraje – parada, propio de la región que lleva su nombre, al sur de Noruega, con un terreno muy accidentado. Más tarde, hacia 1850, los esquís tienen un tallaje especial, con una ranura central en la suela. Los esquís, desde esa época, comienzan a sujetar la talonera con correas, llamándose paradójicamente técnica Telemark a la que se realiza con el talón libre. (Foto: Pionero en Telemark, hacia 1840)

En la técnica Christianía, (villa cercana a Oslo), el viraje se ejecuta casi con los esquís en paralelo, manteniendo únicamente la convergencia de los esquís a la entrada del viraje. La aparición del esquí en las regiones alpinas llega acompañada de los noruegos como consejeros técnicos, que comienzan a difundir su técnica : empleo de la cuña para frenar, las conversiones (cambio de sentido sin desplazamiento del esquiador), los pasos de marcha, el Telemark, la Christianía. Hay que tener en cuenta que esquiaban en lugares sin demasiada pendiente, utilizando los bastones a menudo para frenar, como algo parecido al piolet. Los noruegos de aquella época no tenían preocupaciones técnicas, puesto que se derivaba de la marcha con esquís. Tampoco se debe olvidar que el aprendizaje del esquí estaba integrado en la educación de los niños.

2, Zdarski, con su bastón y la cuña2.- Periodo alpino. Zdarski (1840) tiende a fundamentar una técnica enteramente nueva para el esquí alpino. Es un innovador del material, inventando una fijación, la Lillienfield, que evita el juego lateral del pie y los esquís se acortan de 3 metros a 1,80 metros. El giro se efectuaba mediante la rotación de todo el cuerpo en la dirección del viraje. Prácticamente se trataba de un viraje en cuña que utilizaba como pivote un bastón y donde se mantenía cierta posición atrasada. Zdarski realmente inventa el esquí alpino, aunque con anterioridad los noruegos habían inventado la cuña. Los ejércitos austriacos e italianos adoptan cada uno diferentes técnicas: mientras que los austríacos se quedan con la Lillienfield, los italianos optan por la Telemark. Entretanto, los franceses montan una escuela en Briançon, con un principio técnico para detenerse consistente en “caerse sobre la nieve de la forma más confortable posible”.



3.- Periodo de l’Albergh. Los años ’20 del siglo pasado ven aparecer las primeras técnicas con nombre y apellido: Hannes Schneider, considerado como un padre del esquí. Crea una técnica nueva específicamente alpina a base de stem cuña y esquís paralelos, repartiendo el peso entre las dos piernas al mismo tiempo que se mantiene un posición agrupada, con flexión de las articulaciones y una posición inclinada hacia el valle para dirigir el movimiento. El conocido como Stemmbogen es hito técnico, que inicia el giro en stem el esquí del monte, pasar a la cuña y terminar cuña o paralelo, según se quiera detenerse o avanzar. Schneider forma monitores capaces de enseñar su técnica y crea la escuela Albergh.

4

Hannes Schneider enseñando a un grupo de monitores, haciendo un virtuoso viraje por salto y en un retrato durante su estancia en USA.

4.- Periodo de esquís paralelos y competición. Las competiciones alpinas de la FIS en 1930 provocan la aparición de una serie de campeones: Seelos, Rominger, Cranz...... El primero, Seelos, presenta una adaptación del primer viraje Christianía con los esquís paralelos y revoluciona la técnica alpina. Hay grandes e importantes innovaciones en el material: los cantos metálicos, inventados por el alemán Lettner, la talonera incorporada al conjunto de la fijación y el esquí, aparecen las primeras fijaciones con muelles en diagonal, desapareciendo las correas, aunque estas se mantuvieron para el turismo en general hasta los años ’80 del siglo XX. La técnica francesa en este momento se reconoce por una posición muy avanzada, con los dos esquís prácticamente pegados, apareciendo el derrapaje como elemento del viraje y definiéndose como appel-rotation, esto es, un pivotamiento al que posteriormente se une un aligeramiento. En la primera fase, los esquís se mantienen en plano mediante una ligera flexión, que hace agachar el busto en contrarotación, para después facilitar el viraje mediante una rotación. Puesto que el sistema provocaba muchas lesiones por el bloqueo de piernas, se introduciría más adelante la flexión – extensión.


Descripción de la técnica Emille Allais


El análisis de la competición hecho por Emille Allais permite llegar a una serie de conclusiones en las que se observa pérdida de velocidad. Así: La técnica Albergh, frena y pierde eficacia, por lo que es insuficiente No se aprecian innovaciones claras Comienza a darse la relación campeón y material


Toni Seelos en acción


5.- La guerra de los métodos El principal cambio a partir de 1945 radicará en agrupar mas la posición y ejercer un mayor trabajo con los cantos. El material ha cambiado bastante: ahora se fabrica en varias capas de madera, confiriéndole un aspecto muy macizo pero siendo a la vez muy elástico, se mejora el deslizamiento con suelas plásticas y de celulosa, los esquís tienen ahora más flexión y rigidez de torsión lo que mejora la toma de cantos, la línea de cotas evoluciona y hace los esquís prácticamente rectos... A todo esto se debe añadir la mejora de las fijaciones y el empleo generalizado de medios mecánicos, lo que supone una gran revolución que permitirá aumentar la cantidad de bajadas que puede hacer el esquiador. En los años ’60 aparece la primera fijación de seguridad con frenos. El primer Congreso de “Interesquí” se organiza en Zürs, Austria, en 1951. En este congreso se presentó la dualidad entre la técnica francesa, que empleaban grandes campeones del momento, y el método de L’Arlberg, sistema más empleado por los montañeros. Así, Krückenhauser propone su “Cristianía puro al valle”, mientras que los franceses Joubert y Vuarnet muestran el “Cristianía moderno”. Los dos se realizan con posición convergente de las espátulas y ambos se emplean en competición, donde se conoce a este gesto como “vissage – angulation”. Los demás países, alpinos o no, se dejarán influenciar por una u otra tendencia.

La escuela austriaca, con Krückenhauser a la cabeza, aprovecha los éxitos en Competición de Toni Sailer y estudia como esquían los niños. El “wedeln” emplea una técnica de contrarotación que se opone directamente a la rotación francesa que se presentará en el congreso de Intereski de Val d’Isère de 1955.


Edi Haues, Eduardo Roldán y Stephan Kruckenhauser, tres pilares fundamentales en la enseñanza contemporánea del esquí alpino

En la escuela francesa, Emille Allais demuestra el “Cristianía por aligeramiento”, que se realiza mediante una proyección circular y una extensión flexión con apoyo en el bastón. Joubert, mas tarde y trabajando en la observación de corredores, adopta un gesto bajo y propone la “posición de huevo” y el movimiento “chassé – pivoté” con los esquís. Joubert desarrolla el análisis profundo de las técnicas de esquí, utilizando la mecánica, la fisiología, la biomecánica y la ingeniería del material. Su influencia es muy profunda en todos los países, y en Francia, para la racionalización del proceso se encarga a Girier, director del departamento de esquí de la ENSA y se destacó como principal redactor de los Mementos de la Técnica Francesa hasta el año 2000, ofreciendo grandes aportaciones a la didáctica del esquí con la implantación del concepto “mecanismo” que tanta importancia tendrá en el futuro.
Ángel Sanz alrededor de 1970

El “Cristianía leger” se actualiza sucesivamente en los diferentes mementos, con la denominación de “viraje – evasión”, el “viraje evasión”, “viraje gt” y el “viraje perfomance”. A partir del año 2000, en la técnica francesa se abandona el concepto de viraje y se sustituye por el de evolución. A partir de 1980 aparece la noción de mecanismo con seis acepciones. Se trata de utilizar lo mejor posible las características mecánicas y de diseño de los esquís. Los esquís se fabrican en aluminio y fibra de vidrio, con suela en “pex” que influye enormemente sobre el deslizamiento. Al mismo tiempo, los esquís son más rígidos en torsión, muy útiles para virajes cortos. Los esquís se hacen más resistentes, más ligeros y más manejables, iniciándose la técnica cortada sin derrapaje. Las escuelas de esquí elaboran sus propias técnicas, mientras que los austríacos continúan su influencia sobre el resto de países, implantándose también en España, pero curiosamente en competición se emplea el sistema francés en competición, dando como resultado la victoria de Francisco Fernández Ochoa (q.e.p.d.) en la olimpiada japonesa de Sapporo de 1972.



Paquito Fernández Ochoa en un Slalom Especial


Los esquís agarraran mejor en la nieve, la cortan cada vez más, ofreciendo un rendimiento máximo en la parte trasera del esquí. La extensión – flexión se emplea para aligerar el peso de los esquís en la entrada del viraje. Con materiales sintéticos se fabrican cotas de gran altura y rigidez, que permiten fuertes apoyos. En los años ’80 es notoria la separación general entre técnica de esquí de escuela y técnica de competición.


El autor en una prueba alpina en 1978


6.- La época actual Desde finales del siglo XX a nuestros días, estamos viviendo la revolución del material. La introducción de sistemas amortiguadores de vibraciones en el interior de la estructura de los esquís mejoran el esquí en general, con líneas de cotas y un nuevo diseño de reparto de tensiones en flexión y torsión. El corredor italiano Tomba vuelve a propiciar con su técnica, el acercamiento entre las escuelas nacionales de esquí que se reúnen en Interesquí. Al mismo tiempo, la aparición de botas mucho más duras, las placas “Derbiflex” y otras plataformas y placas elevadas, juegan un papel importante en la toma de cantos. Pero la verdadera revolución es la llegada de los esquís parabólicos, y a partir de aquí, el esquiador además de atleta se convierte en piloto. La trayectoria se vuelve más precisa, el cuerpo capta y emplea la energía. Los esquís apenas giran más que a la salida de los virajes, las curvas tienen “forma de coma”. Todo es precisión y fluidez, lográndose inclinaciones increíbles en las curvas, donde aparecen talentos en la aplicación de esta técnica, siendo los más conocidos, H. Maier, B. Miller o Janika Kostélic o más recientemente Raich o Svindal.


Corredora Juvenil italiana en una prueba de Copa de Europa

Es el momento en que los ingenieros han triunfado en el diseño del esquí y lo han hecho anticipándose a los esquiadores. Las aplicaciones informáticas de diseño, especialmente ciertas versiones del software Autocad, así como el desarrollo de la física experimental con nuevos materiales, han logrado crear lo que se conoce como “bombas deslizantes”, a la medida de las condiciones de cada esquiador. Las nuevas enseñanzas del esquí están muy relacionas con las del snowboard, teniendo una similitud cada vez mayor. No es raro por ello, que el conocido campeón Bode Miller haya sido practicante de snowboard durante muchos años.

Leer mas(obra completa)

5754 Visitas
15 Fotos
Enviar a un amigo   Imprimir




    Publicidad

    Galería de fotos

    Ver más »